Archivado en 30 Abril 2011

El invento del progreso.

30 Abril, 2011

Una de las historias que más le gusta   contar a mi contrario sobre su infancia es que cuando le preguntaban que  qué quería ser de mayor, el siempre contestaba: ¡Ladrón sin destino!

“Ladrón sin destino” era una serie de tv, cuyo protagonista había sido injustamente acusado y se veía forzado a ser siempre perseguido por la ley… El tipo, a pesar de sus circunstancias,  conocía  gente interesante que le iba ayudando y vivía aventuras constantemente… Yo por el “contrario” hacía menos gracia  pues les soltaba la parrafada de que quería ser astronauta, cosa que a mis progenitores ni fu, ni fa… pues ellos eran personas prácticas preocupados por subsistir. Me miraban raro y tema zanjado…

Antonio Galván, el creador del fantástico proyecto musical PARADE, también muestra su interés por el Universo en: Astrónomo Melancólico. Disfruten de esta estrella caída en los suelos levantinos para gloria de sus oyentes poperos. Como ven, aquí una fan rendida…

Bueno, pues después de ceder mi asiento, como Antonio, a un intrépido/a aventurero espacial, seguí mirando los cuerpos celestes  gracias a  series  y libros de ficción,  y extasiándome con las enciclopedias juveniles donde podía ver con detalle los planetas…, las estrellas, las galaxias… El Universo siempre ha llamado al hombre…., y nosotros siempre hemos buscado la manera de penetrar en su interior, de conocerlo, de desentrañarlo… mediante los progresos tecnológicos.

A lo que iba, la tecnología ha ido avanzando para satisfacer esta ancestral necesidad  en el ser humano y, a la vez , la sociedad  se ha nutrido de la tecnología generada en esa búsqueda…  adaptando los avances a la vida cotidiana. El sueño de la conquista del espacio  culmina pequeñas grandes necesidades como por ejemplo: las operaciones de miopía o retina con rayo laser… ¡Fantástico!.  Desde un punto de vista espiritual el axioma es perfecto: la carrera espacial sigue adelante porque a la vez estamos procurando que los descubrimientos vayan siendo aplicados a la medicina, a optimizar los recursos energéticos , pero también, ojo,  a cosas que no nos gustan tanto como la tecnología que se ha utilizado para crear armas, centrales nucleares…

Hay una canción de Roberto Carlos “El Progreso” que lo dice perfectamente: “errores no corrigen otros, eso es lo que pienso”.

La tecnología nos hace evolucionar, nos hace más inteligentes, pero no podemos pensar que la tecnología solucionará los problemas esenciales de la humanidad,  como hace unos días comentaba el filósofo Gilles Lipovetsky en una entrevista para la prensa:

¿Usted se siente escuchado?

No lo sé. Cada uno debe decir lo que cree y aportar cosas al debate colectivo para que la gente no vaya en malas direcciones. Eso es política. Yo no soy pesimista porque creo en la inteligencia de los hombres. Y la única cosa que cambia nuestras vidas no es ya la política, sino las nuevas tecnologías. “

A su paso por Madrid, G. Lipovetsky también arremetió contra los ecologistas por ser una de las corrientes ideológicas más poderosas en la actualidad y porque están pidiendo un control, o receso en el esquilmamiento del planeta. Copio su respuesta.

“¿Qué alternativa tenemos?

Las alternativas son, por un lado, las corrientes ecologistas que nos dicen que nos vamos al precipicio porque el planeta no podrá aguantar nuestro ritmo cuando tengamos un millón más de consumidores. Pero esta es la lectura pesimista. Son los que llaman al decrecimiento, a la reducción del consumo. Yo, sin embargo, no creo en esto. “

Esto suena a confiar en exceso en la inteligencia.  A no dar un paso  atrás ni para coger carrerilla… Era como aquella historia de los Medianitas de dejar todo en las manos de los guerreros…, salvando distancias, porque aquí de lo que se trata es de dar pábulo a la tecnología en contra de  fomentar  los valores imprescindible que nos hacen mejores personas. Pensar erróneamnete que nuestro intelecto es omnipotente.

Personalmentem creo que , y espero que si me equivoco me ayuden a rectificar, el espacio de los valores está ocupado por el lejano rumor de la religión…, rumor que antaño vertebró la sociedad de forma ortopédica, pero que en la actualidad ha dado un paso atrás, dejando un espacio libre para el pujante activismo social  y la paulatina toma de consciencia por parte de la sociedad, por un lado,  y por otro, se  ha abierto un hueco al más extremo nihilismo consumista.

Cerraré con las recientes palabras del filósofo  José Luis Sanpedro, pues nos sirven para analizar otras  posturas y para que ustedes reflexionen sobre el tema planteado…: tecnología. ¿hasta qué punto?

“¿Nos hemos creído más de lo que somos?

Nos creemos dioses y hacemos lo que no podemos hacer, y que si fuésemos racionales no necesitaríamos hacer. Desde los tiempos de Grecia la humanidad ha progresado técnicamente de una manera fabulosa, pero no hemos aprendido a vivir en paz, a convivir, a no matar al vecino. Las palabras favoritas de esta cultura son productividad, innovación y competitividad. Somos muy poderosos en técnica y muy ignorantes y faltos de sabiduría. El exceso de ciencia no está compensado por la manera de usarla.”

Como ven,  Sanpedro, pensador de izquierdas, está en la línea de pensamiento de G. Lipovetsky en cuanto a centrar el poder del hombre en el intelecto,  sin tomar partido en ningún momento por el poder interior o espiritual de las personas. Pero su postura es más humilde, pues da un paso atrás para reclamar un lugar destacado en la sociedad para los valores... Y eso  hace sustancialmente más rica su propuesta.

Que la fuerza te acompañe para seguir mejorando tu técnica de analizarte para ser mejor persona por el bien de la sociedad.

No doy para más

29 Abril, 2011

Requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis

(Concédeles el descanso eterno, Señor, y que brille para ellos la luz perpetua)

Una de mis espintas más profundas es, si duda, el desapego. Me cuesta desprenderme de lo que un día consideré mío o parte de mí, aunque ya no me haga ningún bien. Supongo que, en definitiva, es rechazo al cambio o simplemente esa primera fase de negación ante la pérdida.

Hay una película (un dramón, que diría mi madre) que se me viene a la cabeza a modo de ejemplo de lo que no quisiera y que me ayuda a entender lo que significa o lo que conlleva no ser capaz de cerrar puertas

Esta película, basada en la novela homónima Requiem por un sueño de Hubert Shelby, Jr. (recomiendo seguir el enlace), nos muestra la espiral de (auto)destrucción en la que nos adentramos cuando nos negamos a decir “hasta aquí”, cuando nos empecinamos en no soltar amarras a pesar de que el barco a penas es ya un punto en el horizonte.

Toda pérdida implica un duelo, ya sea algo, alguien o una parte de nosotros mismos. Pero no tiene que ser un drama, como la película anterior, no tiene por qué ser forzosamente negativo. Alguien a quien conozco repite sin cesar el título de este post “No doy para más”, una y otra vez, tal vez así logre autoconvencerse de ello; a pesar de que las señales no paran de gritarle lo contrario.

No hace mucho que descubrí realmente que la única forma de amarse a uno mismo, es amar a Dios. Pero también funciona a la inversa: la única forma de amarlo a Él, empieza por amarse a uno mismo ¿Cómo amar sin renconocer que hay algo tan grandioso y cómo hacerlo sin admitir que, en el fondo, cuando nos quitamos las máscaras y los velos todos somos o portamos a Dios? Por ende, no seremos capaces de respetarlo a Él sin respetarnos a nosotros mismos, no podremos encomendarnos a Él sin confiar en nosotros mismos. Al menos así entiendo yo que es la forma en que estamos hechos a su imagen y semejanza, así cobra sentido para mí amarlo sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo.

Negar el poder que habita en cada cual equivale a rechazarlo a Él. Se me viene a la cabeza, ahora, Mario Alonso Puig. Este carismático coach defiende que no existe una inteligencia única, sino diferentes tipos y que hay que ejercitarla de forma personalizada teniendo siempre en cuenta el fin, es decir, cuidando la forma y el fondo. Que todos tenemos potencial no lo niega ni la Ciencia… ¿por qué entonces nos empeñamos en el “no puedo” o en el “no seré capaz”?

Durante mi reconciliación con Disney (y los finales felices), descubrí El Aprendiz de Brujo. Vereis, yo tengo una teoría (recientemente me enteré de que la comparto con otros cinéfilos) sobre la calidad de las películas en las que aparece Nicolas Cage: depende de lo estrambótico de su peinado. Ésta trata de la eterna lucha entre el bien y el mal (como no) y de cómo un joven es el elegido para evitar que la balanza se incline categóricamente hacia el lado oscuro. Cuenta con todas las pruebas, multitud de señales le indican que es poseedor de un gran poder que le ayudará a vencer; ha dado con su maestro y sin embargo, sigue empecinado en que sólo cuenta con su intelecto y éste le dice que no tiene nada que hacer…

Supongo que es difícil desterrar la autoimagen de chico indefenso o débil (llámalo Daniel San, David Stutler o como sea…) o de rebelde con aires de superioridad que tapa sus complejos a base de resaltar los de los demás, pero os aseguro que enterrar ese autoconcepto ayuda a pasar el duelo y a gozar de la Luz en una danza mágica perfectamente sincronizada que convierte el camino largo en el corto; que te hace ver que lo que duele no es el amor, sino la falta de él hacia uno mismo y hacia los demás; y que evidencia que, efectivamente, nada es lo que parece… por cierto, ¿alguien sabe cómo se llama el Mago del próximo vídeo y qué secreto oculta su nombre…?

¿Quieres escribir el epitafio de tus viejos temores? Estaremos encantados de publicarlo si nos lo envías a nosolodoctorylac@gmail.com

Corazón espinado

28 Abril, 2011

Estaba pensando en editar una serie de post sobre personas que “han influido” en mí. Podría empezar por algún intelectual al uso,  o por un Maestro de mi infancia o por mi padre, pero he decidido empezar por una persona llamada  Carlos Augusto Santana Alves. Guitarrista mexicano (1947) que sin cantar y sin “textos” consiguió mi admiración,  no por una canción,  sino por ser considerado el 15º mejor guitarrista de todos los tiempos.

Estando aún vivo, y por lo solidario que es con sus compañeros los cuales le veneran y admiran,  y que raras veces se  escucha nada sobre su vida privada o declaraciones de principios.

Detras de un “don” de esas características tiene que estar una herencia ancestral y un espíritu de perfeccionamiento de una técnica depurada . De padre violinista en una banda de mariachis en Jalisco, de joven, Carlos empezó con el violín pero lo cambió por la guitarra cuando tenia 8 años y desde entonces este niño “sólo” se dedicó a la guitarra, estudió y emuló los sonidos de BB King y John Lee Hooker bajo la tutela de su maestro Javier Bátiz.

Mientras tanto tocaba con conjuntos locales como Los T.J.’s del cual era bajista, donde añadió su propio toque y sentido original a las canciones populares de rock ‘n roll de la década de los cincuenta. Cuando su familia en 1961 se mudó a California se encontró aprendiendo inglés y sumergido en el ambiente pintoresco de San Francisco, con sus diversas influencias culturales y estilos musicales.

Aún a pesar de que yo con diecisiete podria pensar que fue el introductor de los “porros” en España,  pronto me di cuenta que a pesar de la pinta hippilonga habia un tío genial; comprometido con la sociedad: es un gran benefactor de varias causas notables, tales como “Blues for Salvador”, “California Earthquake Relief”, huérfanos de Tijuana, los derechos de Gente Indígena, y educación para la juventud latina en sociedad con Hispanic Media & Education Group (HEMG, por sus siglas en inglés). ; devoto de la virgen de Guadalupe y celoso de su intimidad y…fiel a su mujer; tremendamente fiel aún a pesar de llevar en la cresta del éxito (con el vértigo que eso da) más de treinta años y sigue…

En 1972  se “apegó” a otro gran guitarrista llamado  John McLaughlin y se enfocó en una dirección espiritual, de jazz / fusión y desde 1976 se estiró instrumentalmente aún más incluyendo rock convencional y elementos de baile, una combinación que ha mantenido. En 1976 realizó la composición de uno de sus más grandes éxitos conocido como  “Europa” y aunque  sus conciertos en vivo tenían una reputación para la excelencia, sin embargo no es hasta 1999 cuando empezó colaboraciones con Rob Thomas, Eric Clapton, Lauryn Hill, Wyclef Jean, Dave Matthews, y el grupo mexicano Maná cuando “trasciende mas allá” de ser un “guitarrista”. La intervención de Maná en el disco acompañando a la guitarra se debió a su buena relación con Fher Olvera. El CD que editó en aquel año titulado  Supernatural fue platino 25 veces y es hasta la fecha el álbum de Santana de mayor venta, alcanzando número uno en la lista Billboard y manteniendo esa posición  12 meses ganando nueve Premios Grammy.

Desde entonces; escalera hasta el cielo donde ya no actúa solo sino comparte actuaciones con otros grandes,  a saber : en 2001 trabajó con Michael Jackson en la canción “Whatever Happens” del álbum Invincible.  En 2002, sacó al mercado Shaman, revisitando el formato de artistas invitados, incluyendo P.O.D., Seal y Michelle Branch.  En 2006, colaboró con la cantante colombiana Shakira en la canción Illegal del álbum Oral Fixation Vol. 2 En 2007 colabora en la canción “Into the Night” de Chad Kroeger, vocalista de Nickelback y en el 2010 sacó al mercado el albúm Guitar Heaven con canciones como Back in Black de AC/DC y Whole Lotta Love de Led Zeppelin.

Fernando Taragano, de la Asociación Argentina de Psiquiatras, afirmó en el último  Congreso que tuvo lugar en Buenos Aires : “Me gusta muchísimo lo que se dice que dijo Epicteto 55 años después de Cristo. El se preguntó si acaso sería imposible modificar aquello que se cree controlar. Los psiquiatras y los psicólogos escuchamos a cada rato: “Yo, si quiero, mañana dejo de fumar”, “Mañana empiezo a hacer gimnasia” o “La cocaína a mí no me controla; la dejo cuando quiero”.

Si uno cree que controla algo, difícilmente pueda modificarlo.

¿Quién no se ha clavado una espina alguna vez? Por no estar atento, por andar descalzo,  por… El impacto del pinchazo nos hace dar un repingo, pero no siempre disponemos en el momento  de los “medios” (conciencia)  para quitarla y ahí se queda. Otras veces intentas quitarla y se hunde aún más. Total! No molesta si no se toca.

Muchas veces adquirimos,  incorporamos o nos apegamos a algunos hábitos, comportamientos o  relaciones que nos hacen desviar o nos distraen de  nuestro verdadero rumbo o propósito en  la  vida.

Cuando quieres acordar no sabes cómo has llegado ahí y hasta te desconoces. La fuerza de atracción o dependencia pueden ser tan grandes que hasta se corre el riesgo de “quemarse” si te acercas demasiado, pues te engulle.

El pasajero oculto suele manifestarse a través del dolor, insatisfacción  o el sufrimiento, y empieza el proceso de “mudar la piel” para que la espina salga a la superficie. Alguna veces para  ser expulsada “por sí sola”, o en en el mejor de los casos el propio “afectado” cogerá “las pinzas” y retirará la espina de su propio corazón.

Probablemente Santana merezca su inclusión en la famosa lista de “algunos hombres buenos (código rojo) que se colgó en una entrada anterior.  Fusión de lo opuesto: un cabalista que no sabe que lo es: ¡ dentro  video!

http://www.youtube.com/watch?v=hFO0Nrr5z-U&feature=fvsr

En nosolodoctorylac@gmail.com tienes un espacio para contar lo que otros necesitan saber.

El problema y la solución de abril, 2011.

27 Abril, 2011

El problema: ¿Qué hace una persona cuando tiene un problema?

Lo usual es que la persona que tiene un problema en principio se siente a pensar en soluciones, consulta con otras personas, prueba las soluciones y si no dan resultado entonces busca otra opción y así hasta que agota todas las posibilidades,  hasta que se da por vencido. Esta persona quizás le rece a Dios, pero no pensando que esa puede ser la solución acertada, sino como una solución alterna (fe o creencia,  teoría o hipótesis…) mientras  intenta otras.  En realidad,  no sabemos  la fuerza que tiene la Oración,  quizás porque no sabemos cómo funciona.

Existe un relato bíblico en el que   leemos que se enviaron mil personas de cada tribu para hacerle la guerra al pueblo de Midian, y el Midrash explica que en realidad eran tres mil de cada tribu,  solo que el párrafo está hablando de los que iban destinados específicamente para guerrear. En total, los que iban a luchar eran 12.000, pero habían otros 24.000 para otra función.

¿Y cuáles eran las funciones? Doce mil para salir a la guerra, doce mil para cuidar los utensilios de guerra y doce mil para rezar. (Midrash Raba 23,2) Deducción: Vemos de aquí que se necesitaban la misma cantidad de personas que salgan a la guerra, como los que debían ocuparse de rezar  como “apoyo”. Ahora viene la pregunta: ¿si en este caso del relato bíblico fue el mismo Dios el que le ordena al pueblo ir a la guerra contra los Medianitas y,  por tanto,  si esa guerra era por orden de Dios  de seguro,  entonces,  que iban a tener éxito sin hacer mucho esfuerzo así que….? ¿Para qué era necesario el rezo?

La solución: Explica el comentario cabalista al libro de EZEQUIEL que sin las personas dedicadas  a rezar se podría llegar  a pensar que ellos “solo” con su fuerza eran los que lograban vencer a los Midianitas, entonces era indispensable tener a personas rezando en el mismo campo de batalla para que en ningún momento perder la certeza y se les olvide que es Dios el que les está causando la victoria sobre el enemigo. Vemos de aquí la importancia que tiene la Oración. Dios pidió que la misma cantidad de personas que salieran a la guerra a luchar, sean la cantidad de personas que debían rezar.

Y, ya que estamos en este tema…, estoy pensando que no tiene ningún sentido rezar porque…. ¿Acaso Dios no sabe lo que queremos o necesitamos?,   ¿para qué rezar?   Aún más,  suponiendo que entendiéramos que la Oración es muy importante, ¿por qué a veces vemos que rezamos y rezamos  y no se nos contesta?

Comenta el libro Abodat Penim sobre el párrafo que dice: “Dios está cerca de todos los que le claman, de todos los que Lo llaman de verdad“. Que toda persona que le ruega a Dios desde el fondo de su corazón, su rezo debe ser recibido por Él.  Pero existen dos razones por las que las oraciones no son contestadas.

Veamos:

1. Si el rezo es por cosas espirituales, existe la probabilidad que la persona no está realmente interesada en recibir lo que pide y Dios que conoce los pensamientos de las personas sabe que los deseos de la persona no son sinceros. Por eso no le concede sus deseos hasta que no lo pida con total sinceridad.

2. Cuando los rezos son por cosas materiales como salud, manutención y otras, que es seguro que lo pide de todo corazón,  entonces el problema es que quizás exista una duda en el corazón de la persona si en verdad es Dios el que puede ayudar y resolver su problema por completo y está rezando “por si las moscas”  (eso “no” es certeza,  sería “fe”).

Dios esperaría entonces hasta que la persona esté realmente convencida  que el único que lo puede ayudar y sacar de su problema es Él, ahí es cuando sus rezos pueden ser recibidos. Por eso dice el párrafo que Dios está cerca del que le clama (es un matiz superior a “rezar”).

En conclusión, es importante que nos fijemos bien en la importancia que le estamos dando a nuestro rezo, que a veces confundimos con la meditación. La diferencia entre ambas es que en la meditación intentamos aquietar la mente (“dormir” al cochero) para escuchar al pasajero oculto,  mientras que en la oración: pedimos (clamamos) cuando vemos que el pasajero está en peligro para que el “cielo” le provisione un éxito que no pueda ser achacado ni a la suerte,  ni a la inteligencia,  sino que ese YO (Superior)  sea provisto  con algo así como las espinacas de Popeye  (“certeza”) del superhombre-pasajero oculto.

Dice el Rey Salomón (Eclesiastes 9, 11): “Volvíme, y observé que debajo del sol (la victoria en) la carrera no es de los ligeros ni (la victoria en) la batalla de los fuertes,  ni tampoco de los sabios el pan, ni de los entendidos la riqueza, ni de los inteligen­tes la gracia; sino que el tiempo y la casualidad les tocan a todos ellos”.

Asimismo dijo Jeremías (9, 22-23): “Así dice el Señor: No se vanaglorie el sabio en su sabiduría, ni se vanaglorie el poderoso en su poder, ni se vanaglorie el rico en su riqueza,  mas el que se vanaglorie que lo haga en esto: en que Me entiende y Me conoce a Mí, que Yo soy el Señor, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra (maljut),  porque en estas cosas Me complazco, dice el Señor”. Y estos presentes cuando no vienen de Dios, tarde o temprano quedarán interrum­pidos pero cuando vienen de Él perduran para siempre.

Nejama Leibowitz, la mujer más erudita del siglo XX en  Cabalah recientemente fallecida a los 92 años,  profesora en la Universidad de Tel Aviv en una de sus lecciones recordaba:

“Dos sabios hubo en el mundo, uno del lado de Dios y el otro no: Aji­tofel y Bilam, y los dos se perdieron. De la misma forma dos hombres fuertes hubo en el mundo, uno del lado de Dios y el otro no: Sanson y Goliat, y los dos se perdieron. De la misma forma, dos hombres ricos hubo en el mundo, uno del lado de Dios y el otro no: Koraj y Hamán, y los dos se perdieron.

¿Por qué? Porque su “don” no provenía de Dios, sino que fue arrebatado por el “intelecto”  de ellos. “. Esto es lo que el versí­culo 7 del Salmo 75 dice: “Pues ni del oriente, ni del occidente, ni del desierto, ni de las montañas, sino que Dios es el juez, a éste abate y a aquel ensalza”.

¿Cuál es el significado (decía Nejama) de la ex­presión “Pues ni del oriente ni del occidente“? quizás quiera decir  “ni de la “meditación” (oriente),  ni del trabajo (occidente),  refiriéndose a que la fuente de la riqueza o del éxito no reside en lo que el hombre sale (trabaja) y se ocupa (medita o piensa) en su co­mercio, viaje de oriente a occidente. Aún cuando navegase en su barca y fuese de oriente a occidente y recorriese los desiertos y las montañas, no por ello enriquecerá.

¿Y qué significa “ni del desierto, ni de las montañas”‘? Dijo un Maestro de Cabala  llamado Rab Aba de Rumania: Todo lugar en la Biblia donde aparece el vocablo montaña, se refiere realmente a montañas, con excepción de éste que significan “ele­vaciones”, pues el hombre no se eleva de estas cosas.   ¿Qué es lo que hace el Todopoderoso? ¡Toma los bienes de éste que aún cree que lo que tiene es “por su “esfuerzo” y se lo da a aquel que le pide a D_os y “sabe” que “solo”  Él se lo puede conceder.

Eso es lo que quiere decir  la frase (ibid.) “sino que Dios es juez, a éste abate (el que tiene hipótesis, fe o creencia)  y a aquél ensalza (el que tiene certeza)”.

El videoclip esta vez está requete fácil: ¡deeeeeeeentro!

En nosolodoctorylac@gmail.com tienes un espacio para contar lo que necesitan saber otros.

La segunda naturaleza.

26 Abril, 2011

Si las personas acuden a terapia, es porque necesitan modificar ciertos aspectos de su conducta y de su personalidad. En un plano consciente quiere cambiar, pero al mismo tiempo tiene resistencia al cambio, resistencia que deriva en gran parte de su deseo de controlar el proceso de cambio. Someterse al proceso terapéutico implica renunciar a ese control . Esto suele originar sentimientos de vulnerabilidad, así como la idea de que será mal interpretado y tal-vez “maltratado”, como lo fue de niño en la situación familiar donde estaba importente.

La idea de entregarse asusta a la mayoría. Soltarse o ceder al cuerpo suena más aceptable, pero las personas no saben lo que significa, en el práctica resulta no menos atemorizarte. Las  pautas neuróticas de comportamiento  surgieron como un medio de supervivencia, y aunque en la vida adulta prueban ser contraproducentes, la persona se aferra a ellas como a su vida. Por otro lado , están tan incorporadas que las experimenta como parte de su naturaleza – la primera fue la del niño inocente y abierto, pero esa primera naturaleza se perdió y parece irrecuperable- El adulto ya ha convivido tanto tiempo con su segunda naturaleza que la siente cómoda, como un viejo par de zapatos. No obstante, cuando una persona viene a terapia, admite que su segunda naturaleza le falló en aspectos importantes.

El cambio que busca consiste en lograr el éxito con esa segunda naturaleza o carácter. Está preparado a aprender mejores maneras de actuar y hacer frente al medio, pero no a renunciar a su estrategia de supervivencia.

Esta actitud se conoce como resistencia. A veces aparece en las primeras etapas de la terapia, cuando la persona expresa su desconfianza .

Las defensas del ego no son puramente psicológicas , si lo fueran, será más sencillo abandonarlas. La mayoría de las personas reconocen que sus defensas son inconscientes, que la situación que les dio origen ya no existe. Lo que requiere es una entrega al cuerpo . Sin embargo la dificulta dad radica en que las defensas están estructuradas en el cuerpo, donde cumplen la función de suprimir el sufrimiento. Son muros que contienen y controlan impulsos atemorizan tes. Si a una persona se lo priva del gozo de vivir, siente una furia asesina. ¿cómo se maneja un impulso tal en una sociedad civilizada? No se tiran abajo las paredes de una prisión que alberga a criminales peligrosos si antes no se consiguió de alguna manera disminuir su agresividad. Pero también erigimos paredes para ocultarnos, para escondernos y protegernos de ser heridos, para contener nuestro mar de tristeza. Por desgracia, estas paredes se convierten en nuestra prisión.

Muchas personas no se permiten llorar porque tienen miedo de la profundidad de su tristeza, que en la mayoría de los casos es equivalente a la desesperación o está próxima a ésta. Como se suele decir: “Si me largo a llorar, ya no podré parar”.

Es comprensible y de verdad que lo entiendo , y lo comprendo personalmente mostrarse ” renuentes” a descender hasta este infierno , como dijo Lowen, pero negar esto , anestesia los anhelos y dolores del alma.

Si uno se adormece de este modo, tal vez sobreviva, pero no eliminará el dolor. De tanto en tanto saldrá a la superficie como dolor puramente físico, bajo la forma de una tensión crónica en algún sector del cuerpo. Si es un dolor emocional, se puede reducir a través del llanto y de la entrega. La diferencia entre un dolor puramente físico y un emocional es que el primero está localizado y afecta a una zona restringida del cuerpo, el dolor emocional también está en el cuerpo, pero es generalizado, por ejemplo el dolor de la soledad se siente en todo el cuerpo. El dolor emocional proviene de contracción del cuerpo como respuesta a la pérdida o un vínculo amoroso.

Las personas entran en pugna con su propia naturaleza, vale decir, con su cuerpo y sus sentimientos. En rigor, la lucha es entre el ego, con su defensa contra el rechazo y la traición y el cuerpo , con su corazón aprisionado.

Aquí va un rayo de luz y de esperanza: SI UNO SE ENTREGA A SU PROPIA NATURALEZA Y AGREGARÍA AL PROPÓSITO DEL ALMA,  Y SE PERMITE QUE EL IMPULSO ALCANCE PLENA Y LIBRE EXPRESIÓN, DE INMEDIATO EL DOLOR SE REDUCE Y DEVIENE UN SENTIMIENTO PLACENTERO DE PLENITUD Y LIBERTAD.

Hay algunas partes del cuerpo, que me  resultan  familiares en mi propio proceso . Uno es la tensión en las mandíbulas, según los estudios realizado en bioenergética, la tensión en la mandíbula está asociado con una retracción más que con una proyección hacia delante en actitud agresiva. Ambas obstaculizan la entrega al inmovilizar o limitar su libre movimiento . Si la mandíbula proyectada hacia adelante expresa ” NO QUIERO SOLTAR-ME”, la retraída dice ” NO PUEDO SOLTARME”. 

A la mandíbula contraída la acompaña siempre una garganta contraída, que constriñe la capacidad de la persona para dar voz a sus sentimientos. Una garganta contraída vuelve extremadamente difícil llorar o gritar. (¿ quien no ha gritado alguna vez en el coche para soltar tensión?).

La entrega del yo exige asimismo ablandar los músculos de la nuca, en particular los que conectan la cabeza con el cuello. La tensión en estos músculos es muy corriente en nuestra cultura porque estamos operando todo el tiempo desde nuestra cabeza y tenemos un enorme temor a perder la. “NO PERDER LA CABEZA” . Es uno de los mandatos básicos de nuestra sociedad, pero si no aflojamos el control del ego, ¿cómo podemos entregarnos al cuerpo , a la vida y a nuestra alma?, ¿cómo enamorarnos sin perder la cabeza? Las personas que viven permanentemente en sus cabezas no pueden “caer enamorados” ni “caer dormidos”. La tensión en los músculos de la base del cráneo, donde la cabeza se articula con el cuello, es la causante de todas las cefaleas así como de muchos problemas oculares, ya que se produce un anillo de tensión en la parte posterior de los ojos, el que se difunde por los músculos de la nuca, dificultando la rotación de la cabeza. Esta rigidez en la nuca representa una actitud obstinada , tozuda.  Con los años crea una artritis en las vertebras que puede llegar a ser muy dolorosa…..:)

Dijo una vez Albert Einstein . ” El ser humano es parte de un todo al que llamamos “universo”, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se vive a si mismo, experimenta sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto, una especie de ilusión óptica de la consciencia. Esta ilusión es para nosotros una especie de prisión que nos circunscribe  a nuestros deseos personales y a sentir afecto por unas pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser liberarnos de esa prisión, de modo que abarque a todas las criaturas vivientes y a la naturaleza toda en su belleza”.

 feliz y luminoso día!


A brazo partido.

25 Abril, 2011

La ciencia ha confirmado  que las emociones positivas potencian nuestro sistema inmune,  fortalece el sistema cardíaco, enriquecen el sistema óseo, equilibran el sistema nervioso,  liberan contracturas musculares y muchísimo más…

Dice Drexler que: ¡Un abrazo vale más que un sol,  vale!.

(Clickeando sobre el siguiente texto azul abrirás un pps.)

A BRAZO PARTIDO

Por la factoría Nosolodoctor y Los Ángeles de Charly.


Compartiendo este Pps podemos hacer  que muchas personas empiecen este lunes abrazándose…

Me gusta Concha Velasco.

24 Abril, 2011

Solemos tocar en este blog de forma tangencial temas como el de la sincronicidad, el del propósito en la vida,  el de la afinidad con la luz y el de las señales como brújula subliminal que nos indica cuánto más o menos nos desenfocamos cotidianamente de la meta trazada o de la realidad que tenemos delante.

Hace un año escribí un post titulado “No quiero ser como Beckamp” que creo que no llegó a ver la luz en internet  porque pensamos que podría ser malinterpretado por nuestros lectores (lo mismo si se “colgó” y no lo recuerdo…).

El presente post trata de esas señales que a veces recibimos pero “no queremos ver”. Sé que es un tema que a la gente le preocupa mucho.  Por ejemplo,  si uno pierde unas gafas,  quizás la vida nos esté diciendo que “no podemos ver algo manifiesto”,  si alguien  no encuentra sus llaves, probablemente tiene una situación que no controla,  y así… podríamos poner muchos ejemplo.

La mayoría de las veces ni por esas que somos capaces de “darnos por aludidos”. Muchas veces “no nos queremos enterar”  de lo que tenemos frente a nosotros. Nuestro YO  está tan entrenado para ponérselo difícil a nuestra alma  que “el ti@” es capaz de vendernos “cubitos de hielo en pleno polo norte”.

Se preguntarán por el título. Del mismo modo que hace un año me reafirmé en que no quería ser como David Beckhamp (existe una película titulada “quiero ser como DB”), esta primavera reconozco que “Me gusta Concha Velasco”. Y me gusta  por dos razones: una porque en su momento, cuando contaba yo con 4 años, me impactó su canción “Chica ye-ye”,  cuya letra trata precisamente de eso: “no te quieres enterar…”,  y la segunda porque una mujer que a sus setenta años tiene mejor físico y es mejor persona que a sus  treinta,  merece “mi atención”.

Hace 2012 años la Cabala judía enseñó a los seguidores de Jesús (los auténticos “jesuitas”) el secreto de realizar determinados rituales con “vino” (cáliz) y le trasmitieron el secreto de que el vino es de las pocas cosas materiales que al mismo tiempo que se pueden “interiorizar”,  te pueden además  “transformar el interior” y  transmitir el mensaje de que “cumplir años es una bendición y no un castigo como muchos ahora creen”. Más años tenga el vino,  mejor es.  Aunque parezca mentira,  los “espirituales” no desdeñamos  para nada  las cosas materiales,  al revés  bebemos, comemos  y amamos como los demás… solo que la diferencia está en la intención y el objetivo que persigue dicha bebida, comida y acto de amor. Se trata de alcanzar un corazón “alegre”  que permita la afinidad con la  “luz”.

Una maestra  afín a mi,  comentaba que empezaba a comprender que lo “espiritual no es lo anti-material” sino lo que “retroalimenta la materia”. Parece lo mismo pero no es igual. Me preguntaba:  ¿Podemos con nuestra energía trascendental purificar alimentos como sal común y/o  Yodada!!!!?   Podemos,  sin duda que podemos.

Contaba ella, acerca del tema de las señales,  que a un amigo suyo  le propusieron colaborar en un libro para hablar sobre un “mito del mundo del espectáculo”. Fulanito de tal. A este amigo que es un experto  en arte,  la obra de este fulanito  no le gusta especialmente,   pero sí le gusta la parte de mito que conlleva (es decir,  no le gusta su esencia pero si le atrae su “máscara o apariencia” y lo que proyecta).

Me contaba ella que en la reunión con él para encuadrar la colaboración artística habían señales que le  gustaron…,  pero que vio como  la comida que le ofrecieron al mito era  pobre…, y  le dio pena… Esa señal le dio a entender  que los que rodeaban al “mito” quizás no lo valoraban.

Total,  que su amigo  al ir a hacer su parte de la entrevista compró una pobre botella de vino fino como regalo y alegó que eso era lo que “fulanito de tal hubiese querido”,   dando a entender que el  mito (apariciencia o leyenda aparente de algo)  no puede  alimentarse bien porque solo puede alimentarse de sí mismo  y no de su esencia: lo externo (el mito) antes que lo interno (la esencia).  Y lo “clavó”.

Es decir,  acertó plenamente. Otra cosa hubiese sido alimentar el mito desde  la esencia del personaje real,  que se puede,  sólo que es más difícil y requiere más arte y preparación y no que,  finalmente,  nuestro EGO nos hace comulgar con ruedas de molino y,  al final,  cogemos el camino fácil de hablar con el  “mito”. O como dice mi maestro,  al final, “el camino largo es el camino corto y el camino corto es el camino largo”.

No sé si se me ha entendido esta vez,  porque es difícil explicar el tema de las señales. Las señales están para que se “vea lo que tienes que ver“,  aunque luego, si quieres, tu propio “yo” te vuelva a colocar suavemente la venda en los ojos y te susurre al oído: no pasa nada,  no tienes por qué enterarte,  esto no va contigo…

Aquí pues,  está la versión original, la  de mis “cinco añitos” de Una Chica ye-ye.

Sigo.  No siempre las señales son de alerta o de prevención; también puede traer  una buena nueva. He comentado en alguna que otra charla una experiencia propia. Llevábamos 8 años de casados y no teníamos hijos, aunque todo el mundo daba por supuesto que “no queríamos tener niños” (la máscara, la aparente realidad),  esto no era así,  sino todo lo contrario (esencia).

En mi círculo interno nadie entendía mi postura de no iniciar algún tipo de estudio o terapia para tener hijos y, la verdad, me resistía. Me limitaba a contestar que cuando pasaran “diez años” quizás entonces me plantearía pasar por el  aro de la medicina. Era entonces una época de gran certeza,  autodisciplina y estudio, mucho más incluso que el que empleo  ahora.

En mi casa,  en el minúsculo jardín,  dos metros por dos metros,  no se vayan a creer,  había plantado desde su estreno un ciruelo que nunca daba ni hojas ni  frutas en todos esos años,  al parecer tenía una enfermedad que se llama “goma” que le daba esterilidad…

Normalmente mi rutina es levantarme temprano,  escribir, meditar, rezar, etc…,   hasta irme al trabajo. Un día (un buen día de Marzo) por la mañana,  ahí estaba,  al salir de mi casa camino del Centro de Salud y  pasar por delante del ciruelo como cada mañana,  ahí  estaba todo el árbol pelado y una florecita blanca pequeñísima en una de sus ramas… Sabía lo que significaba,  y de hecho,  nuestro primer hijo nació nueve meses después y siempre estaré agradecido a Dios por escuchar mis rezos y por la forma de ponerse en contacto conmigo para contestarme.

La conclusión es la siguiente: las señales siempre son para bien,  directa o indirectamente,  pues como hemos dicho al principio,  tenemos una brújula subliminal que nos llevará a nuestro destino. Aunque les anticipo que cuando termine de escribir “Destino o libre albedrío”   va a ver polémica (os lo aseguro). Así que,  un abrazo pero antes,  quisiera dedicar esta entrada a   Ángel1, Angel2, Ángel4, Angel5, Angel6, Nosolocontrapunto,  Nosolosuerte, Nosoloángel, Los Ángeles por un Día y la ACW  porque hoy veo por varias señales que todos ell@s,  al igual que Concha Velasco “,  son hoy  mejores física , mental y espiritualmente y que me siento muy afortunado de haber tenido algo que ver en su “maduración”,  como “buen” y sagrado  vino que son,  y que  nunca es tarde  (“nunca es de noche” para este tipo de cosas)  para decirles lo mucho que l@s quiero.  Y ahora  les dejo con la versión moderna de Marta Sánchez que también está muy bien (me refiero a la canción… no crean)

Cada vez que sientas la necesidad de compartir unas palabras, un deseo, una idea…puedes hacerlo en: nosolodoctorylac@gmail.com

El domador de soles.

23 Abril, 2011

Jhon Denver dice en esta letra que le gustaría hacer una canción para que otros sintieran como él, que un simple rayo de sol te puede levantar el ánimo… Con este mensaje  nos lleva conmoviendo décadas.  En este post os contamos por qué, pero antes disfruten…

Y hablando de rayos de sol…, Steve Cowley es un científico que sabe hacer soles pequeños, pero cuando los crea no puede meterlos en su jaula. Estamos hablando de la fusión nuclear,  de esa  que  permitirá al hombre abastecerse de energía limpia e inagotable.

“Es joven, pero lleva ya muchos años intentando conectar directamente con la energía que el Sol produce a raudales en su seno. Gratis. O casi. Sin ocupar mucho espacio. Sin que se acabe nunca por mucho que se utilice. Sin lanzar al aire sustancias venenosas o radioactivas. Es perfectamente previsible visualizar un futuro en el que junto a las energías solar, eólica y de fisión nuclear ocupará un lugar preferente la llamada de fusión.”  (Muy Interesante. Eduardo Punset)

Parece ser que Steve ya sabe cómo nuestra estrella dorada fabrica su energía inacabable. Dice que es mediante la fuerza electromagnética, la que hace que  los electrones se repelan al acercarse. Seguro que habrán escuchado hablar de que en realidad andamos flotando sobre nubes de electrones, que nuestros zapatos nunca tocan el suelo. Justo lo contrario de lo que ocurre  en el sol…  Allí los electrones juegan a los coches choque generando una brutal cantidad de energía.

Steve y su equipo saben cómo crear miles de pequeños soles, saben hacer  chocar los electrones en el planeta Tierra, pero no saben cómo contener la energía que producirían… No pueden domar sus pequeños leones o águilas doradas nucleares. En ello están concentrados, en meterlos en sus jaulas.

A mí me parece esto una bella metáfora astrofísica que nos explica muy bien nuestra constante lucha por controlar nuestros instintos básicos de supervivencia, nuestro YO, EGO.

Nuestros EGO es la energía que nos hace  pervivir, la espuela que nos procura alimento, refugio, relaciones empáticas… , y a la vez,  es la que nos vende cubitos de hielo en el polo norte, como diría Nosolodoctor,  para que solo pensemos en nosotros mismos, para que no tengamos en cuenta los daños colaterales que nuestras decisiones y acciones producen.

Steve lleva toda su vida tratando de meter en cintura  una fuente de vida como el sol, o, mejor dicho,  los hijos en la Tierra del sol, sus pequeños leones salvajes,  para que sea posible canalizar sus  bondades (fuente energética) por el bien de la humanidad.

Toda una vida alentado por el deseo de convertir la fusión nuclear en algo provechoso para los hombres. De la misma manera, la toma de consciencia nos ayuda a entender que el EGO se puede reutilizar (la dirección de la flecha no cambia, cambia la INTENCIÓN) en beneficio personal de forma satisfactoria si en nuestros deseos incluímos a los demás… ¿Recuerdan el Post del domingo 17 de abril sobre la “audacia divina”? Era aquel en el que el aguador pedía agua a Dios para pagar la deuda contraída por conseguir  agua para todo su pueblo.

Por lo tanto, al igual que Steve Cowley, todos somos científicos de nuestro sol interior (instintos básicos para sobrevivir) y toda nuestra vida estaremos aprendiendo a hacer provechosa su energía.

En una reciente serie de la afamada HBO, “Treme”,  descubrí un personaje que me viene como anillo al dedo porque había conseguido el objetivo de  sobrevivir emocionalmente a una catástrofe como  la del  Katrina,   haciendo que los demás miembros de Las Águilas Doradas volvieran a recuperar la ilusión por desfilar en los carnavales de New Orleans. Aquí está la impresionante imagen del personaje en sus ensayos…

Treme. HBO

Vía. Treme. HBO

Por eso,  cerramos este post sugiriéndote que la fuerza te acompañe para comprender que: lo que deseas para los demás es lo que recibirás. Fíjate que para Jhon Denver fué animarse con un rayo de sol… Lo consiguió de tal manera que solo su voz es ya un rayo de sol para quien lo escuchaba hace 20 años y en la actualidad.

Recuerda que puedes enviarnos, un texto significativo, proponer un tema, escribir una carta, hacer una pregunta en: Angel por un Día. Nosolodoctorylac@gmail.com

Operación Talento

22 Abril, 2011

Comos ustedes ya saben la dinámica de nuestro blog es trasmitir reflexiones que nos hagan “despertar” de nuestra somnolencia espiritual; hace unas semanas escribimos un dueto firmado “Richi & Povery”.

Este post, basado en un video que nos ha enviado Graciela Waen para que escribamos sobre él, nos recuerda aquel debut que tuvimos con “El circo de las Mariposas” y que tanta repercusión tuvo y sigue teniendo. El protagonista de aquel video era un chico que nació sin extremidades por culpa de la Talidomida (un medicamento que, tomado durante el embarazo, produce focomelia; que es la ausencia de extremidades y obliga a la persona a caminar como una “foca” de ahí su nombre) Pero ¿qué pasa cuando esto ocurre de mayor; por ejemplo, con 10 años? ¿se puede reeducar, reaprender y triunfar? es más ¿qué es triunfar? El programa chino “Talent” (el alter ego de “Operación Triunfo” español) tiene un nuevo ganador: se llama Liu y recuerda un poco al protagonista de nuestro primer video.

Las palabras del jurado son “elocuentes”; sin lágrimas ni estridencias: se “ve” el respeto hacia la dignidad. ¿quién ha dicho que se come con la boca? Liu dice: “PIENSO QUE EN MI VIDA SOLO TENGO 2 CAMINOS: UNO ME LLEVARIA A MORIR RAPIDAMENTE Y EL OTRO A LLEVAR UNA VIDA MARAVILLOSA”.

Después de ver a Liu creo que callar cuando alguien dice que la humanidad es un desastre es enterrar el esfuerzo titánico de miles de personas que en la historia de la construcción de la humanidad han entregado su tiempo y, muchos, sus vidas de forma ejemplar. ¿Cómo es posible que solo se vea un lado de este mundo dual? ¿Por qué caemos en esa trampa de dejar que la sombra siga tomándonos terreno? Todos tenemos un Liu dentro esperando ser despertado. Alrededor nuestro hay muchos Liu ofreciendo su talento.

En estos momentos todos estamos observando el esfuerzo que desde oriente se está haciendo por volver a tocar la música de la dignidad… Pueblos con los brazos amarrados por dictadores que deciden empezar a vivir su vida en libertad. Como Liu han despertando. Escribir este blog como, diría el filósofo J.A Marina, es una labor fácil gracias a las “plumas prestadas” de personas como Liu. Pero si algún valor podemos añadir podría ser mirar con detalle todos los destellos de su Luz.

Cuando alguien tan ejemplar se planta en un escenario a derrochar tantísimo entusiasmo por la vida, caemos en el vicio de comportarnos como jueces, pero ya no de quien se expone, sino de nosotros mismos. Las actitudes de los miembros del jurado del programa nos dicen mucho acerca de ésto. Pensar que no tenemos derecho a quejarnos de la vida o a sentirnos mal por la sencilla razón de que siempre habrá alguien que esté peor que tú no es la cuestión. La razón de evitar la queja, para mí, es muchísimo más evidente, práctica y menos competitiva: no sirve para nada bueno, sólo te conduce a la autocompasión y eso te aleja de la vida, te convierte en una especie de zombi que necesita engullir otras vidas o arrastrarlas a su propio infierno. El hombre no es capaz de volar con los medios con los que cuenta al nacer, tal y como lo hacen muchos otros seres, sin embargo, creció y aprendió a surcar los cielos.

También, uno de ellos se limita a felicitarlo no por el mérito de hacer lo que poquísimos en este mundo harán, sino por la ejecución en sí, es decir obvia cualquier diferencia y se queda con la esencia: sólo ve a un chico tocando el piano. ¿Con qué? Cada cual que lo toque con lo que quiera o pueda… lo que importa es que lo hace y lo hace bien.

Pero quizás el mensaje más positivo y simbólico de este vídeo, o al menos el que más me ha impactado, es “haré que mi hijo vea tu actuación”, es decir, no se lo voy a contar, dejaré que él mismo vea y saque sus conclusiones desde la convicción de que nada malo puede sacar de tan memorable ejemplo; querer compartir no un espectáculo, no un entretenimiento, no un fenómeno, sino toda una enseñanza: somos lo que nosotros mismos creamos. Una madre le dará a su hijo la herramienta y dejará que él haga lo que tenga que hacer.

Un cuento (no recuerdo su autor): Unos canteros trabajaban en una catedral y alguien que pasaba preguntó al primero…

– ¿Qué hacen?

– Aquí, picando piedra.

A otro preguntó lo mismo pero este contestó:

– Picando piedra para un muro.

Y el tercero respondió entusiasmado:

– ¡Estamos haciendo una catedral!

Podemos elegir:

1-Vivir dormidos y quejándonos por todo, es decir, picar piedras o

2-¡Vivir como Liu! Alcanzar el triunfo siendo conscientes de que construimos la catedral de la humanidad.

Los Tres Tenores

Despliega tus alas por un día, escríbenos a nosolodoctorylac@gmail.com

Escúchame, ¡te estoy hablando! (1ra. parte)

21 Abril, 2011

Lo queramos o no, nuestro cuerpo  transmite mensajes permanentemente, y a menudo contradice lo que están diciendo nuestras palabras.

Todos somos capaces  de interpretar el lenguaje corporal más evidente. No hace falta ser  experto en comunicación no verbal para comprender el significado de ciertas miradas y gestos.

Pero el lenguaje corporal es mucho más complejo, porque todo nuestro cuerpo habla en todo momento. Habla y se comunica por medio de signos y síntomas, dando a luz lo que está profundo en nuestro ser.

Así muchas veces ante la incapacidad de expresar ciertos sentimientos o la vivencia de situaciones traumáticas,  es nuestro organismo el que toma la palabra y la exterioriza en el doloroso lenguaje de la enfermedad.

En el libro  LA ENFERMEDAD COMO CAMINO (Thorwald  DETHLEFSEN y Rüdiger DAHLKE), mencionan que enfermedad y salud son conceptos singulares, por cuanto que se refieren a un estado del ser humano y no a órganos o partes del cuerpo, como parece querer indicar el lenguaje habitual.

El cuerpo nunca está enfermo ni sano ya que en él sólo se manifiestan las informaciones de la mente.

El cuerpo no hace nada por sí mismo. Para comprobarlo, basta ver un cadáver. El cuerpo de una persona viva debe su funcionamiento precisamente a estas dos instancias inmateriales que solemos llamar conciencia (alma) y vida (espíritu). La conciencia emite la información que se manifiesta y se hace visible en el cuerpo. La conciencia es al cuerpo lo que un programa de radio al receptor. Dado que la conciencia representa una cualidad inmaterial y propia, naturalmente, no es producto del cuerpo ni depende de la existencia de éste.

Enfermedad significa, pues, la pérdida de una armonía o, también, el trastorno de un orden hasta ahora equilibrado (luego  la enfermedad sirve de puente para la re- instauración de ese equilibrio).

Ahora bien, la pérdida de armonía se produce en la conciencia, en el plano de la información, y en el cuerpo sólo se muestra. Por consiguiente, el cuerpo es vehículo de la manifestación o realización de todos los procesos y cambios que se producen en la conciencia.

Por lo tanto, si una persona sufre un desequilibrio en su conciencia  se manifestará en su cuerpo en forma de síntoma  Aquello que en nuestro cuerpo se manifiesta como síntoma es la expresión visible de un proceso invisible y con su señal pretende interrumpir nuestro proceder habitual, avisarnos de una anomalía y obligarnos a hacer una indagación.

Lo que debemos eliminar no es el síntoma, sino la causa. Por consiguiente, si queremos descubrir qué es lo que nos señala el síntoma, tenemos que apartar la mirada de él y buscar más allá.

Entonces se  descubre  al síntoma como un gran  a un aliado que puede ayudar a encontrar lo que está  faltando; como un  maestro que nos ayuda a atender a nuestro desarrollo y conocimiento. La enfermedad no tiene más que un fin: ayudarnos a subsanar nuestras «faltas» y hacernos sanos.

¿Y tus dolores callados? ¿Cómo hablan en tu cuerpo?

Recuerda que puedes colaborar en este blog con tus palabras en una reflexión personal, dando las gracias, transmitiendo una idea, compartiendo un texto de un libro…etc… contacta: nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.