Archivado en 31 enero 2012

El hombre que susurra al oído de tu caballo

31 enero, 2012

(By Nosolodoctor y Angel 1)

Dedicado a todas aquellas personas que perdieron una pierna, pero aún les queda : un caballo, o un hijo, o un amante, o un peluche, o un recuerdo, o un padre, o una madre o un hermano que les susurre amor.

http://www.youtube.com/watch?v=V7yb-cc0LlQ

¿Recuerdan ustedes aquel ejemplo que pusimos en los inicios del blog, en el que citando al Arizal deciamos que el ser humano puede asemejarse a una carroza tirada por seis caballos,conducida por un cochero y en el que viajaba un pasajero oculto;en el que la carroza simboliza nuestro organismo, los caballos las emociones, el cochero la mente y el pasajero oculto el alma ?
Bien, hoy vamos a poner el énfasis en los caballos de esta carroza y más concretamente, en uno de esos seis caballos, una emoción que normalmente es contenida pero que muy a menudo se desboca: Nos referimos a la IRA y a su primo hermano el resentimiento.

A veces no es posible olvidar alguna ofensa, algún desplante, alguna tragedia o alguna grave negligencia que implicó a su vez una pérdida que denominamos “absurda” por la forma y por el cómo se produjo…

Queremos pasar página, nos dicen que hay que perdonar pero el problema surge cuando consideramos lo ocurrido como inaceptable, entonces somos incapaces de perdonar.
A veces consideramos inaceptables ciertas situaciones vividas que se dan porque se han traicionado unos acuerdos, unos principios, no se han cumplido nuestras expectativas o no se han respetado ciertos valores. “Alguien o algo no estuvo a la altura de lo esperado y ello trajo graves consecuencias”. No aferramos a esa “inaceptabilidad”, y nos aferrarnos a ella para anclarnos en aquel momento.

Con los caballos desbocados que tiran de nosotros haciéndonos muy difícil el manejo de la carroza, incluso con riesgo de que esta carroza vuelque y que se acabe nuestra historia personal.

En el mundo hay mucho caballo desbocado, que babea rabia en contra de las injusticias y no nos damos cuenta que esa rabia que nos babea no sólo no soluciona las injusticias, sino que crea más dolor e incluso más injusticias, enfermedad y muerte.
El profesor Robert Enright, de la Universidad de Wisconsin, es considerado unos de esos terapeutas capaces de susurrar al oido de ese caballo encabritado, sosegarlo, hacerle entender, hacerle aceptar y volver a coger el paso y ser un “buen”, caballo si no el mejor, y dejar de nutrir el resentimiento con el pensamiento del intelecto y el galope de su corazón…

En la película (peliculón) que les mostramos hoy, nos sirve para parafrasear el título de nuestro post. Robert Redford interpretamdo el papel de un entrenador (podría ser un terapeuta) con un gran talento para adiestrar a caballos (podría ser un alma “herida”) que es contratado para recobrar la normalidad en el caballo (en la emoción) de una adolescente (interpretada por Scarlett Johansson) que sufre junto a su mejor amiga Judith, un grave accidente equino en el cual sus dos caballos resbalan debido al hielo que cubría el pavimento forestal y ello desencadena el fatal desenlace en el cual Judith y su caballo mueren.
Pilgrim (el caballo de Scarett Johansson) recibe heridas casi mortales, y a ella misma le tienen que amputar una pierna. Como consecuencia de las heridas del caballo, la madre de Grace decide llevarlo al “Susurrador de Caballos” Tom Booker (Robert Redford), el cual poco a poco, irá devolviendo un aspecto física y psicológicamente corriente en Pilgrim. Paralelamente , Annie la madre de Scarlett (una mujer exitosa; rígida e intelectualmente perfecta) tendrá un romance con Robert Redford ( Hombreeeeeee! ) del cual sólo se libra cuando le dan el alta al caballo.
Es decir en nuestro paralelismo : cuando la emoción ya puede ser conducida, manejada, adecuadamente .

http://www.youtube.com/watch?v=XiUdK_v9QqE&feature=related

No les vamos a revelar lo que nuestro amigo Robert Redford le decía al oído de Pilgrim en las varias sesiones (bastantes) que estuvo en el rancho terapéutico… pero si les vamos a dar, aprovechando que el Ebro pasa por Zaragoza (je, je) una pequeña guía practica de susurros para superar el encabritamiento de nuestro caballo y que son los siguientes:

http://www.youtube.com/watch?v=LVmAMbV_f-0&feature=related

1. Susúrrale a tu caballo mientras lo acaricias (escuchar música por ejemplo) que busque un momento de serenidad para que pueda tomar conciencia de que existen otras personas que le han ocurrido situaciones similares o aún más graves; que tu dolor no es el único… que busque en su mente alguien a quien la vida le haya tirado del caballo y aún así consiguieron volver a “ensillarlo” y seguir viajando…modélalo, interésate por las herramientas y como las usó para poder levantarse tan dignamente. Susúrrale a tu caballo acerca de cuál sería el consejo que le daría si tu mejor amigo o la persona mas querida tuviese el mismo problema…

http://www.youtube.com/watch?v=0pBP7rx5VyU&feature=related

2. Susúrrale a tu caballo al oído, que se mire al espejo y que vea el efecto de su sufrimiento sobre su rostro. A veces una imagen vale más que mil palabras y más que 10.000 pensamientos circulares que nos “rayan” la mente. Susúrrale a tu caballo que se imagine que es transparente y que todo el mundo está accediendo a las vergüenzas de su amargura; que podría ser grabado por una cámara y días después,meses después, años después, o incluso vidas después, se va a ver en la película y probablemente no estuviese muy orgulloso de su reacción y/o del enfoque que le dio a aquel accidente…Susúrrale al oído del caballo que exprese en voz alta y clara su frustración sin confrontación. No por gritar más fuerte, no por encabritarse va a convencer más o a tener “razón”. “Tienes razón pero estás perdiendo la razón”. Nadie se alegra de tu sufrimiento, todos queremos sufrir contigo pero lo tienes que pasar tú; no sabes por qué pero tampoco sabes qué puerta se abre cuando esta se ha cerrado…

3.Susúrrale al oído de tu caballo que salga de la habitación, que salga de la cueva,la actividad física puede ofrecer una salida a las emociones, especialmente si estamos a punto de estallar. Salir a caminar o a correr, nadar, levantar pesas o simplemente subir y bajar las escaleras varias veces permitirá sacar la adrenalina de la ira sin confrontaciones. Y si vas con compañía mejor, hay mucha gente que te quiere ayudar, eres querido por mucha gente, no estás sol@…

http://www.youtube.com/watch?v=g6ZXiq_xaMk

4. Susúrrale al oído de tu caballo que piense antes de decir cualquier burrada pues de lo contrario, es muy probable que digamos algo de lo que nos arrepentiremos después. La vida y la muerte dependen de la boca . Susúrrale que puede ser muy útil escribir lo que quisieramos decir para ceñirnos al tema o problema central de su sufrimiento; y que en lugar de centrarnos en lo que nos hizo estallar, trabajar a solas con tu YO y aquello que te agredió o te hizo sufrir, lo cual supone que también debes estar dispuesto a escuchar la versión de “los otros” . No se puede llegar a la paz sin antes comprender (no compartir) el argumento de “los otros”…. Además susúrrale que hable en primera persona al describir el problema: que no diga “ me hicieron…” sino “ Sentí como ellos….bla bla…) esto nos ayudará a evitar culpar a otro o al mundo, cosa que podría a su vez hacer que sintiera resentimiento, aumentando la tensión. Hay que evitar que la otra persona se sienta acusada o criticada . Ayúdale a decir “Me siento mal porque he tenido que hacer tod@s esto y aquello mientras tú no estabas…” en vez de “Deberías haber estado aquí para ayudarme ” o “Eres un vago y nunca estás cuando se te necesita “.

5. Susúrrale al oído un chiste o algo cómico, para que pueda reirse.Reírse puede ayudar a disipar la amargura. La risa (no el sarcasmo) probablemente sea la única medicina del alma científicamente demostrada . Si reir te parece imposible, intentar al menos sonreir. Sonrisas y lágrimas se complementan a la perfección.

6. Susúrrale al oído simplemente que lo acepte, que lo acepte humildemente,que perdone al mundo, a Dios, al Universo, a sí mismo y que piense que si aun esta vivo es por algo que escapa a su compresión. No eres tú el que necesitas a Dios, al universo o a la vida…Es al contrario, Dios es quien da y quita la vida. Si sigues vivo es porque “Dios te necesita ….vivo”. Busca el motivo…y cuando haya un silencio…y el caballo te mire incrédulo, le besas, lo ensillas…le haces caminar….trotar; lo montas…y le conviertes en el mejor caballo de tu carroza y mientras corréis al galope susúrrenle esta preciosa canción :

Cuentas con nosotros, escribe a nosolodoctorylac@gmail.com

Lo que la verdad esconde

30 enero, 2012

Existe un “aria” preciosa que trata de una princesa llamada Turandot que despreciaba a todos los hombres por el maltrato que recibió una de sus antecesoras. Así que decidió que ningún hombre la poseería jamás y tomaría venganza de ellos matando a sus pretendientes que no lograsen descifrar tres acertijos propuestos por ella . Un extranjero llamado Calaf, lo logró. Pero como él no quería forzarla decidió darle la oportunidad de librarse del compromiso si averiguaba cuál era su nombre antes del amanecer. La princesa ordenó, bajo pena de muerte, que nadie en Pekín podría dormir hasta que se conociera el nombre del extranjero. En mi pueblo esto sería algo así como “toma del frasco, Carrasco”: acertijos contra acertijos y es que… y aquí viene la introducción con calzador de este post, hay retos en la vida en los que uno no tiene más remedio que cruzar “la delgada  línea roja” sí o sí.

Como sé que cada vez hay más cinéfilos que musicólogos en la ACW, el presente post va intentar filosofar, en parte, sobre lo que existe en la trastienda del éxito en una “misión”. En este caso, pondremos el ejemplo de una terapia pero podríamos extrapolarlo a cualquiera de las profesiones en las que nos batimos el cobre con nuestros semejantes. Para ello vamos a arrancar basándonos en una película recién estrenada, titulada  ‘Un método peligroso’, de David Cronenberg, y que trata de las relaciones de mi Maestro Freud; del disidente más espectacular y vigente hasta nuestros días en materia de psicoanálisis del que soy un más que ferviente admirador,  y de una psicóloga de aquellos tiempos que era guapa, lista y “cañón” (¿ustedes me entienden a que me refiero con “cañón”: pues “eso”) y  que acabó “liándose” con el ya no tan joven Jung configurando uno de los triángulos más misteriosos de la historia de la parapsicología, después del de las Bermudas. En la historia “peliculada”  de Freud, Jung y Sabina Spielrein,  se muestra, entre otras, una de las cosas en las que más hizo hincapié Freud como “padre” del psicoanálisis, cosas que hoy día se dan por hechas, y también mal hechas y otras veces “al revés de hechas”; nos referimos a ¿dónde está el limite? ( y quién lo pone y cuándo) en la relación terapeuta- paciente.

Y está muy bien el retrato que hace la película  de Sabina, que  ha sido injustamente olvidada por la Historia  (será por ser mujer porque no encuentro otra razon…), cuando además de ser “cañón” en realidad  era una psicóloga muy influyente que trató a pacientes importantísimos…”de hecho fue ella  quien introdujo a Jung en los conceptos de los arquetipos y a Freud en los de transferencia y contratransferencia y en una idea que me apasiona que es la llamada “pulsión de muerte” (el ser humano camina entre la polaridad del Eros (amor) y Tanatos (muerte)…. pero de eso hablaremos en otro post con alguna colaboracion de por medio…).

Si además nos metemos en temas de “salsa rosa”…  sé de buena tinta  que precisamente una de las diferencias de Jung con su maestro Freud, era que Jung le quiso restar peso a la sexualidad en la teoría del psicoanálisis pero, aunque esto es así y yo coincido con él, hay que reconocer que, lo que la verdad esconde es que, a partir  del momento en que Jung se lió con Sabina, su vida sexual se volvió tan… caótica que el pobre Jung perdió “parte” de su objetivad… y empezó a “flaquear”. Freud, su maestro,  se lo dijo y ahí precisamente Jung en vez de poner tierra de por medio… “va el tío” y modifica la teoría del psicoanálisis    que hablaba de la importancia de la sexualidad… ojo, que Freud… tenía su miga…era cocainómano por un tumor de mandíbula que le hacia sufrir terriblemente, su situación afectiva con su mujer no era precisamente buena, y como padre…. preguntadle a Ana Freud que se tuvo que meter también a psicoanalista para curarse ella misma de los traumas paternos… (je, je…). Total, para Freud, Jung era “un ángel caído”, es decir, alguien que cae en el encanto-embrujo de un/una paciente… yo creo que después del charco en el que se metió Jung; fue cuando optó por atender no sólo al pasado de las personas, sino también a las motivaciones y aspiraciones de nuestras almas. Y en vez de lidiar “cuerpo a cuerpo” (nunca mejor dicho) con el inconsciente individual de los pacientes, se fue adentrando en un campo “más seguro” para él: la idea del inconsciente colectivo, los arquetipos heredados culturalmente… y encima va y añade elementos “místicos”.

Llegados a este punto, la película me sirve como pequeña excusa para hablar del psicoanálisis, disciplina que, a los que les gusta, les gusta muchísimo, y a los que no, no les gusta en absoluto. Reconozco que yo vengo del psicoanálisis freudiano y que suelo emplear términos freudianos y lacanianos  en mi manera de trabajar. Ejemplo: mujer que tiene un perrito chico… cuanto más chico sea… menos “folla”. Eso es así, ¿soez? Yo respondo: freudiano. Ahora, reconozco que en los últimos cinco años me he vuelto más existencialista, menos “soez”, y me he dejado contaminar por la PNL;  la psicología cognitivo conductual, la gestalt… pero en el fondo, en el fondo, admiro a… Jung; de hecho estoy escribiendo un libro que tiene más del 50%  de los conceptos ligados a él… que mal lo tuvo que pasar siendo médico psiquiatra en una época  en la que la represión sexual era un problema grave y tres de cada tres  mujeres llegaban a la consulta del psiquiatra con el diagnóstico de histeria o de neurosis; palpitaciones o “suspirosis”  cuando, en realidad, estaban severamente reprimidas a nivel sexual. Esto, ahora, ya no es así… afortunadamente para los terapeutas. Y ahora tenemos muchos pacientes (hombres y mujeres) con unos “pedazo” de mastines, San Bernardos, pastores alemanes… cuyo “significado” oculto no me atrevo a interpretar… y no os digo nada del paciente dueño de un Pitbull. Servidor no les abre ni la puerta, by if the flies

Pero, y aquí desarrollamos y concluimos en un plis plas el post, la película que trata realmente el tema de “hasta dónde, cómo, cuándo y en qué forma” hay que implicarse (si es que hay que implicarse ) en la vida de un paciente para sacarlo a flote es, sin duda, El príncipe de las mareas en la que “mi” Barbra Streisand cruza la delgada línea roja con tal de ayudar a la hermana de un paciente (Nick Nolte) que padece una “catatonia” y es necesario averiguar qué “le pasó” y qué esconde una persona que ni come, ni habla y sólo tiene la mirada perdida en un horizonte que no es ni pasado ni presente ni futuro. Así que para investigar es necesario  “tratar” al hermano de la susodicha paciente, que también tenía su “pedazito” de bloqueo mental…  y que no les cuento porque la pelicula merece la pena verla. La pregunta es por tanto : ¿todo vale para ayudar a un paciente ?

Conclusión: no trabajamos con tornillos. Dice el Talmud: quien salva o arregla una vida, está arreglando todo un mundo si el terapeuta es honesto y se “protege bien” ¿por qué no va a ser él quien llegue “hasta la cocina” de su mente y desactive la bomba que está por destruirlo todo…? ¿no hacen lo mismo los bomberos? Sí, es arriesgado y sí, es extralimitarse; pero lo otro es dedicarse a escuchar problemas de la gente como el que ve un culebrón. Es posible que no sea posible hacerlo con todos. Pero también es verdad que sólo unos pocos lo necesitan. Muchas veces, en mitad de la monotonía de nuestro trabajo, de pronto, uno de cada cien -calculo que en mis veintisiete años de ejercicio profesional y más de 7000 pacientes, no llegan a 30 los que es necesario cruzar esa delgada línea roja… y créanme, merece tanto la pena… sentir esa satisfacción de ver caminando a ese paciente aunque una pequeña “parte” de uno se vaya con ese paciente… ¿no lo hacen los toreros, los policías, los guardaespaldas; no lo hace un padre o una madre? ¿Entonces? Eso sí, honestidad, preparación, recursos, guantes, escudo… pero que hay que meterse en faena, no lo dudo… al menos por ahora. Les quiero mucho.

¡Ah! lo de la princesa Turandot (se me olvidaba): muchas veces las razones de nuestra resistencia a hacer lo que tenemos que hacer son “ancestrales” y se han copiado y transmitido de generación en generación; a los terapeutas “especiales” es normal que de vez en cuando le vengan “paciente especiales” y ellos te exigen (con otro acertijo como el caso de Calaf) algo que también necesita el terapeuta, una cosa en la que nadie repara pero de la que ya hemos hablado aunque de pasada en este blog: la motivacion

Motívanos en nosolodoctorylac@gmail.com

Estado de Gracia y Poder (2da.Parte)

29 enero, 2012

DEDICADA A UF, PRESIDENTA DE LA ACW

http://www.youtube.com/watch?v=Ti-wloa6HTo

Sabemos que el Diluvio ocurrió en un día del mes de Noviembre y que Noé sin ser un “santo” sólo por el hecho de ser “el menos malo” de su generación tuvo el premio de “currárselo” con su “arca” y salvarse de la “borrasquilla”… La Biblia en el Génesis relata cómo, inmediatamente después de concluído el diluvio, salió Noé del arca y plantó una viña.

La cabalah se regunta por qué pudiendo haber hecho algo más constructivo, Noé optó por plantar una viña, y milagrosamente en ese día creció, en ese día la cosechó, en ese día tomó de su vino, y en ese día se emborrachó, acarreándole trágicas consecuencias (se quedó dormido borracho semi desnudo dejando ver sus partes “nobles” y cuando uno de sus hijos lo vio en ese estado… cogió unas grandes tenazas y…lo castró !……. ¿A que no sabían eso de la historia de Noé? Pues si…

Además llama la atención el hecho de que Noé haya encontrado “gracias a los ojos del cielo” siendo como se le ha descrito . La explicación podremos tenerla a través de una parábola:
Un hombre que andaba por el camino, divisa a lo lejos un Maestro, conocido por sus bendiciones infalibles, todo lo que sale de la boca del Sabio este se cumple. Se acerca y le pide una Bendición . El Maestro le coloca sus manos sobre su cabeza y le dice:
– Que lo primero que hagas al llegar a tu casa, se multiplique durante todo este año.
El hombre, entusiasmado, mientras está corriendo hacia su casa, al llegar lo primero comienza a llamar a su esposa.
-¡Pronto, pronto! – gritaba – ¡Dame mi bolsa de las monedas ahora mismo!
La mujer lo miró extrañada y pensó que ya había perdido la razón, debido a tantos problemas económicos que lo aquejaban.
– No. No te la voy a dar. Quién sabe qué te traes entre mano
– Tú dame esa bolsa, no te preocupes.
– Sí me preocupo. Seguramente querrás jugártelo…
– ¡No me lo voy a jugar! ¡Sólo dámelo y…!
– ¡A mí no me grites! ¡Qué te crees…!
– ¡Yo te voy a gritar todo lo que quiera! ; Porque tú eres…!

Y la discusión se hizo pelea. Y la pelea un conflicto… Y así estuvieron todo el año, cumpliéndose la ‘bendición” del aquel Sabio , de que lo primero que haga al llegar a su hogar se reproducirá con creces…

Hay bendiciones que no parecen tales pero no es culpa del cielo, es que son mal gestionadas por nosotros.

Según el libro HAMAOR”; Tomo 2; de Ediciones HAMAOR-MÉXICO,esto fue lo que pasó con Noé: Cuando acabó el Diluvio. Dios se disponía a reconstruir el mundo desolado. Ése era un instante de Voluntad muy especial por parte del Creador. Todo lo que le pidiera Noé se lo concedería, porque Dios estaba “predispuesto” a compensar a la humanidad con algún acto o gesto de “bondad” hasta cambiaría las leyes de la naturaleza si hiciese falta para complacerlo. Por eso la planta de la vid creció y dio frutos en el mismo día y en el mismo dia tuvo una “copa” en la mano el bueno de Noé.

Desear, decir y tener… pero Noé desaprovechó la oportunidad. En lugar de dedicarse a lo espiritual y productivo, plantó una viña. El éxito y la abundancia fueron desperdiciados en una trivialidad, y las trágicas consecuencias no se hicieron esperar.

Aquel episodio de Noé se repite cada semana con cada uno de nosotros. En el libro del Zóhar figura que todos los días de la semana recibimos en algún momento la influencia de ese “estado de gracia y poder” que hace que todo “te salga”, pero luego hace falta que tengas la inteligencia de utilizar y beneficiarte de esa bendición recibida .

Así Noé se comportó un poco “frívolamente”. Sale del Arca y ve la tierra desolada y que sólo quedan ellos (quizás penso en su suegra que ya no estaba; …no sabemos que pasó por su mente) pero ese estado de gracia y poder lo utilizo para brindar con Dios con un chin chin por los favores recibidos y se olvido……de que Dios no bebe…

Se me ocurre haciendo parangón con las canciones, Bendición es senso estricto lo que refleja la canción de Juan Luis Guerra con la que encabezamos el post mientras que el estado de gracia y poder es: esto (también de Juan Luis Guerra …. pero con Mana !) escuchamos y concluimos.

http://www.youtube.com/watch?v=OejvooXy4gI

CONCLUSION : El auténtico estado de gracia y poder es el hecho de saber optimizar y ser consciente y tener la certeza de que se están dando todas las condiciones y sincronismo para que “nosolo ocurra” sino que ocurra para “bien” y beneficio del que la pidió.

Recibimos tus aportes y sugerencias en nosolodoctorylac@gmail.com

Aserejé

28 enero, 2012

By Mariquilla y el Fantástico (Nosóloyoda y Nosólodoctor)

Va a ser difícil que ustedes por el título de este post adivinen “de qué va”. No va de la importancia del Ketchup en la dieta mediterránea, aunque algún día hablaremos del “tomate”… Les daremos una pista: la primera vez que me preguntaron si tenía “guasa”, no supe qué contestar… cada cual entiende el humor a su manera… Luego me replantearon la pregunta: “¿Que si tienes el “WhatsApp” instalado en el móvil?” Al parecer es una aplicación para enviar mensajes de forma gratuita.

¿Han tenido alguna vez la sensación de estar en una conversación de besugos? Esas en las que parece que cada cual habla de una cosa distinta…  del tipo que aparece en el siguiente vídeo

Y la cosa no es para reírse, resulta que el 50 % de los conflictos que ocurren entre parejas y/o entre amigos son debidos a una disfunción en el lenguaje “verbal” (lo del WhatsApp) o por errores en la interpretación del lenguaje no verbal (suponer que una atractiva señorita en paños menores y chupándose un dedo tiene unas intenciones memorables cuando lo que ha pasado es que se ha roto una uña cuando se disponía a ducharse).

Cuando estaba escribiendo mi Tesis Doctoral, me encontré con un concepto psicodinámico que muy pocos de mis compañeros manejan; me refiero al de la “congruencia y la consistencia  psíquica”, dos variables que había que detectar en una serie de pacientes y determinar los posibles patrones en base su combinación (congruente-consistente; congruente-inconsistente; incongruente- consistente…). Yo leí la tesis en 1992… ¿quieren creer que hasta que no escuché el “Aserejé” no “vi” la trascendencia de mi propia obra…

Existen tantas “psicoterapias” en el mercado como “canales” de comunicación paciente-terapeuta se puedan encontrar. Verán, hace poco, cuando le estaba explicando a una joven psicóloga, la estrategia a seguir para integrase en mi consultorio, me di cuenta de que si no fuera porque sé idiomas y porque tengo la capacidad de adivinar lo que la palabra esconde, muchas de las entrevistas serían un completo fracaso. Lo bueno (o lo malo) de ser un “descubridor” de enigmas es que te quedas sin misterio por deformación profesional. A grandes rasgos, le quería trasmitir que no existe terapia ni paradigma que no quiera resolver conflictos, superar miedos y sentimientos de inferioridad, completar los duelos  pendientes, encontrar la paz con uno mismo, desarrollar capacidades inhibidas, promover el crecimiento mental y  percibir   los mensajes del cuerpo  antes de que aparezcan como enfermedad orgánica. Todas las “terapias” piensan que su paradigma, su técnica sirve y puede con todo.  ¿Por qué? Pues porque todas hablan en “Aserejé”: yo suelto mi rollo; si tú no te enteras, es culpa tuya; porque yo lo he dicho perfectamente claro.

Todas las terapias  (menos la mía, je je…) plantean sus prioridades y vías específicas, claro  está, pero  incluso las que no se quieren reconocer como terapias, por ejemplo el psicoanálisis y la programación neurolingüística (la primera porque se considera otra cosa y la segunda porque sólo dice  consistir en la articulación pragmática de los factores intrínsecos extractadas de “grandes triunfadores”), todas encontrarían, a grandes rasgos, sus objetivos en la lista anterior.

He llegado a tener el caso de un paciente que maltrataba a sus padres (rompía puertas y ventanas si no le daban 50 €) y cuando lo llevaron a un psiquiatra (por cierto, uno bueno y afamado) les dijo que era normal porque su hijo también montaba “pollos” por estas cosas… “así que negocien” les dijo.

Hace poco un paciente brillante, un artista, un “cómico” de estos que hacen monólogos, en su primera visita rompió a llorar diciendo “estoy harto de terapias y terapeutas, psicoanalistas (uno), gestálticos (tres), “intensivos” (dos), cognitivo conductuales…. Cinco años así… y siento que voy a peor… siento que ponen su vida personal como referente para mí y que me inducen a que yo sea como ellos…”.

Los malentendidos no suelen traer nada bueno en ningún terreno, así que, salvando la graciosa excepción de algunos gags humorísticos sobre el escenario o tras la cámara, lo mejor es prevenirlos y no dejarse llevar por la pereza comunicativa. Tratar de hacerse entender e intentar comprender son dos actitudes que nos acercan a la excelencia y refuerzan un vínculo “mágico” entre las personas, buscar el canal común no es tan difícil.

Tienes un buzón donde expresarte: nosolodoctorylac@gmail.com

Sin ánimo de juzgar

27 enero, 2012

En el Juicio de las Almas del Antiguo Egipto, el CORAZÓN del difunto debía ser tan LIGERO COMO UNA PLUMA en el platillo de la balanza (la pluma  representaba a Maat, encarnación de la verdad y la justicia). Con las fauces entreabiertas, AMMIT LA COMEDORA, estaba al acecho para devorar al difunto si el corazón era demasiado pesado (si sus pecados prevalecían sobre sus buenas obras). En este caso, el fallecido perdía toda esperanza de VIDA ETERNA y alcanzaba la SEGUNDA MUERTE.

Sé que hay temas que están archirrequetetocadísimos en este blog y uno de ellos hace referencia al dar y recibir, a las expectativas, a las dos varas de medir…

Me gustaría, para comenzar, que cada uno de nosotros tratásemos de ser sinceros al máximo para preguntarnos si conocemos la diferencia entre obtener beneficio  y sacar tajada de algo… No sé si os habrá pasado alguna vez, pero a mí,  en muchísimas ocasiones, me surgen planteamientos para los que es muy importante tener en cuenta la frontera entre ambas a la hora de posicionarme  y actuar.

Hasta ahora, el ser humano ha ido agotando todas y cada una de las fuentes energéticas que ha utilizado. Lo mismo ha ocurrido con multitud de especies animales y vegetales que han sido exterminadas a manos del hombre. Civilización ha llegado a ser antónimo de mesura y hasta de sentido común y ya se escuchan réplicas tan esperpénticas como conspiratorias para tratar de justificar lo injustificable.

¿Para qué voy a reciclar? Así genero empleo ¿Para qué voy a reducir mi consumo eléctrico? Me lo puedo permitir y además, que más gasta la industria, mi aportación sería imperceptible ¿Por qué no voy a comer paté de oca? Si el bicho no sabe lo que es la libertad tampoco sabe lo que se pierde ¿Para qué quiere el Ayuntamiento tantas zonas verdes? Lo que tienen que hacer los políticos es generar empleo y dejar de robar

Todos nos sentimos escandalizados cuando leemos los mails que circulan poniéndonos al tanto de los sueldazos de los políticos, de la cantidad de coches oficiales que utilizan o de las pensiones vitalicias de vértigo que se adjudican por consenso, cuando ni siquiera son capaces de llegar a acuerdos que garanticen la paz. Sin embargo ¿quién no ha maquillado nunca sus finanzas para la declaración de la renta, para obtener una subvención, para esquivar un impuesto, para optar a una beca…? ¿Quién no ha usado el teléfono de la empresa para una llamada o para leer un mail personal en horario laboral? Lógicamente estamos hablando de dos posiciones de una escala totalmente desfasadas la una de la otra, pero hay que tener en cuenta que de ahí precisamente partimos, de que cada cual intenta sacar tajada  según las posibilidades de su propia situación.

Todos nos consideramos buenas personas con pecadillos sin importancia pues, según nos convenga, nos comparamos con el que está en el mismo nivel o en el de por encima o por debajo. Todos nos preguntamos “Dios mío ¿por qué a mí?” cuando las cosas no van como deseábamos. A todos nos encanta que nos refuercen lo que hacemos bien y nos obvien o perdonen lo que hacemos mal; adoramos esos Power Point que nos animan a que nos valoremos, nos amemos y valoremos y amemos a los demás.

Nos consideramos grandes dadores, pero lo cierto es que no dejamos de esperar. Consideramos que nos hemos esforzado al máximo o al menos lo suficiente, y sacamos al juez interior para dictaminar que merecemos ver los resultados: no nos conformamos con los beneficios obtenidos, siempre que damos es para recibir algo a cambio: para que me consideren bueno, para vivir mejor o ser más feliz.

No estoy hablando de renuncia, sino de aparcar la insatisfacción. Está claro que hemos de tomar, recibir, pues la vida es flujo, intercambio y tan necesario es, por tanto, el dar como el recibir. Estoy hablando de tratar de no establecer y cuantificar los méritos propios y los ajenos, de  agradecer todo aquello que llegue y todo aquello que nos aportó lo que ya se ha ido para dar paso a lo que tenga que venir.

Todos tenemos género para ambos lados de la balanza.

Estaba deseando abordar un tema de forma que me permitiese poner este temazo…

Normalmente os pongo la fuente de mi inspiración al principio, pero al ser tan extensa, os la dejo aquí, al final:

Capítulo 125 del Libro de los muertos egipcio:
Declaración de inocencia ante los cuarenta y dos dioses del tribunal

“¡Oh (tú), El que camina a grandes zancadas, que sales de Heliópolis! No cometí iniquidad.
¡Oh (tú), El que oprime la llama 10, que sales de Kheraha! No robé con violencia.
¡Oh Nariz divina, que sales de Hermópolis! No fui codicioso.
¡Oh Devorador de sombras, que sales de la caverna! No robé.
¡Oh El de rostro terrible, que sales de Re-stau! No maté a ninguna persona.
¡Oh Ruty, que sales del cielo! No disminuí las medidas (de áridos).
¡Oh El de los ojos de fuego, que sales de Letópolis! No cometí prevaricación.
iOh Incandescente, que sales de Khetkhet!. No robé los bienes de ningún dios.
¡Oh Triturador de huesos, que sales de Heracleópolis! No dije mentiras.
¡Oh Espabilador de la llama, que sales de Menfis! No robé comida.
¡Oh El de la caverna, que sales del Occidente! No estuve de mal humor.
¡Oh El de los dientes blancos, que sales de El Fayum! No transgredí nada.
¡Oh El que se nutre de sangre, que sales de la sala de sacrificio! No maté ningún animal sagrado.
¡Oh Devorador de entrañas, que sales de la Casa de los Treinta”? No fui acaparador de granos.
iOh Señor de Justicia, que sales de Maaty! No robé pan.
iOh Errante, que sales de Bubastis! No me entrometí en cosas ajenas.
¡Oh Pálido, que sales de Heliópolis! No fui hablador.
iOh Doblemente malvado, que sales de Andjty! No disputé nada más que por mis propios asuntos.
¡Oh Uarnernty, que sales de la sala del juicio! No tuve comercio (carnal) con una mujer casada.
¡Oh El que mira lo que trae, que sales del templo de Min! No forniqué.
iOh Jefe de los Grandes (dioses), que sales de Imu! No inspiré temor.
¡Oh Demoledor, que sales de Huy! No transgredí nada.
¡Oh El confidente de disturbios, que sales del Lugar santo! No me dejé arrastrar por las palabras.
¡Oh El Niño, que sales de Heqa-andj! No fui sordo a las palabras de la Verdad.
iOh El que anuncia la decisión, que sales de Unsy! No fui insolente.
iOh Basty , que sales de la Urna! No guiñé el ojo.
¡Oh El de rostro vuelto, que sales de la Tumba! No fui depravado ni pederasta.
¡Oh El de pierna ígnea, que sales de las regiones crepusculares! No fui falso.
¡Oh Tenebroso, que sales de las Tinieblas! No insulté a nadie.
¡Oh El que aporta su ofrenda, que sale de Sais! No fui violento.
¡Oh Poseedor de varios rostros, que sales de Nedjefet! No juzgué precipitadamente.
iOh Acusador, originario de Utjenet! No transgredí mi condición (hasta el extremo) de encolerizarme contra dios.
iOh Señor de los dos cuernos, que sales de Assiut! No fui hablador.
¡Oh Nefertum, que sales de Menfis! Estoy sin pecados, no hice el mal.
iOh Tem-sep, que sales de Busiris! No insulté al rey.
¡Oh El que actúa según su corazón, que sales de Tjebu! No he pisado el agua.
¡Oh Fluido, que sales de Nun! No hablé con soberbia.
¡Oh Regidor de los hombres, que sales de tu Residencia! No blasfemé contra dios.
¡Oh Procurador del bien, que sales de Huy! No me comporté con insolencia.
¡Oh Neheb-kau, que sales de la Ciudad! No hice excepciones en mi favor.
¡Oh El de Cabeza prestigiosa”, que sales de la Tumba! No acrecenté mi riqueza, sino con lo que me pertenecía en justicia.
¡Oh In-dief, que sales de la Necrópolis! No calumnié a dios en mi ciudad.”

Sé que hay algo más

26 enero, 2012

No falla.
Si me quedaba alguna duda, ahí estuvo enero con “su cuesta” para recordármelo.
Como Aquiles con su talón, todos poseemos una “zona” vulnerable que nos podría dejar devastados.

Las flechas envenenadas van siempre dirigidas a nuestro ego, por eso la vulnerabilidad debería funcionar más como un incentivo que como una autolimitación. Allí y no en otro lugar, es donde están escondidas las pautas para nuestra superación.

Lo más fácil, sabemos, es recostarnos en la queja y la comodidad de no puedo… ni podré… con el consiguiente estancamiento.
Cuando suceden los obstáculos estamos siempre en presencia de un nuevo desafío/oportunidad. Eso trae implícito que ya poseemos las herramientas para salir del embrollo en cuestión (por eso se presentan).

Ahora, si no reconocemos cuán capacitados estamos, ¿cómo esperamos hacer una diferencia en el mundo?

Arremangarse hasta donde haga falta y sacar la lupa “para verle mejor”.
Ante todo reafirmarnos en nuestro verdadero valor, que como un baluarte nos respalda. Luego, enfilar y perfilar el objetivo.

Os dejo con Nick Vujicic, nuestro actor estrella de los comienzos de este blog en el Circo de las mariposas.

Gracias por estar “ahí”, nosotros seguimos en nosolodoctorylac@gmail.com

Congelados a cálidas temperaturas

25 enero, 2012

Dedicado a ACW por inspirarnos con sus “excelentes” recomendaciones cinematográficas.

El proceso de congelación es algo habitual en el mundo físico.  Las personas que solemos cocinar estamos en contacto con la congelación , descongelación, caducidad, el  deterioro de alimentos, etc…  Una regla de oro en este arte es saber que cuando deseamos descongelar un alimento debemos respetar las 24 horas de protocolo en la parte baja de la nevera:  precipitar, forzar, acelerar, romper la “cadena” del frío e ingerir el alimento, en cuestión,  no es bueno para nuestra salud…

La estrella, sin embargo, en este estado es “el frío”, pero eso solo si hablamos del plano físico, pues si nos desplazamos al plano metafísico… se puede estar congelado a cálidas temperaturas como las mediterráneas o las tropicales. Miren detenidamente a su alrededor y podrán ver:  personas “enjauladas”  en pesquisas paralizantes durante años, como nuestro amigo Blue de la película Río…

Enter para ver vídeo

… Matrimonios o parejas viviendo una situación de deterioro durante años, jóvenes , y no tanto,  incomunicados bajo el hechizo de internet, ancianos , y no tanto, enclaustrados en sus rutinas diarias ajenos al mundo, pueblos atrapados en rencillas que confrontan hermanos por décadas …

Pero, ¿qué puerta del congelador  son las que abrimos para acceder a este reino frío y durmiente? La de la  seguridad, el control, la del poder…, la del “confort”… y nuestras palabras mágicas o, mejor dicho,  nuestros “mecanismo” son los siguientes:

– Nos “enfriamos”, empezamos a vivir sin emoción. Dejamos de ponernos en la piel de los demás… Nos distanciamos.
-Sentimos miedo a “ser responsables” de otras personas.
-Nos escondemos en la “negación” o especie de amnesia defensiva
-Nos apoderamos de “la verdad “para no cuestionarnos nada.
-Nos dejamos “distraer” con cualquier cosa para no enterarnos de lo que realmente pasa.
-Autojustificamos nuestros actos por muy injustos que sean…
-Difuminamos cualquier dato que  cuadre con lo que deseamos creer aunque sea “mentira”.
-Tendemos a creer que la mayoría piensa como nosotros.
-Creemos “egocéntricamente” que nuestra aportación a un proyecto colectivo ha sido ¿esencial?
-Caemos en la “pasividad” mirando a otro lado, delegando responsabilidades,  no atendiendo

“La certeza, la distracción, la mentira, la pasividad y la frialdad son raseros de seguridad del cerebro que sigilosamente colonizan y dictan muchas vidas. ” Elsa Punset, La Inocencia Radical, Edit.: Aguilar.

No hace falta meter la cabeza en un congelador para sufrir  “congelación permanentemente”, de hecho, solo hay que  cerrar  las puertas a: la improvisación, al desorden, a la complejidad, a los retos, a las posibilidades, a la diversidad,  al entusiasmo, a la adversidad, a la multiplicidad, a la ambigüedad… para perdernos esto:

Entre para ver vídeo

Si deseas descongelar la realidad,  enviánnos  recomendaciones cinematográficas, canciones, un parráfo de un libro, una pregunta, propon temas o envía un texto a nosolodoctorylac@gamil.com

Empieza por ti

24 enero, 2012

(By Nosolodoctor y Angel1)

Vivimos en un mundo lleno de frustración. Damos y esperamos algo a cambio: las gracias, reconocimiento, quizás un premio del “cielo”…algo.
Lo hemos dicho varias veces en los cotidianos post de nuestro blog: el problema de nuestras vidas suele ser la “no-correspondencia”. Solemos amar si nos aman o si nos sentimos o creemos sentirnos correspondidos pero… Si no es así…Se nos va la “pinza”, o se nos cruzan “los cables”, o nos volvemos “oscuros”…

Yehuda Berg en una de sus afirmaciones semanales nos recuerda que la mayoría de nosotros, en algún punto hemos tenido dificultades en temas de amores. Puede ser que nos hayan roto el corazón, o que nos hayamos vuelto dependientes de alguien o “enamoradizos” (enamorados del amor) o simplemente adictos al sexo-amor, o simplemente no hemos sentido nunca “amor.txt” (¿se acuerdadn de aquel post?).
Como dice Berg no importa lo duro que nuestro corazón se vuelva, a veces lo cierto es que necesitamos amor y necesitamos darlo. Así que este año 2012 no permitas que la aparente simplicidad del amor te impida ver su importancia “vital”.

Ama aunque no te amen pero “ama”. De esta forma no sólo incrementarás la cantidad y la calidad del amor que tienes en tu vida, sino también la cantidad de amor que es revelada en el mundo.

Un secreto del amor es que cada uno de nosotros influye en su entorno.cuanto más nos abrimos los canales de amor que nos interconectan con el mundo. Cuando no amamos o cuando reconvertimos nuestro amor para manipular o castigar, estamos disminuyendo el amor que hay en el mundo y el mundo (nuestro habitat) languidece…

Tus acciones importan. Todo está conectado. Así que EMPIEZA POR TI, aprecia y valora tu enorme poder y no te subestimes. Alguien ahí fuera necesita de tu amor aunque no sea capaz de amarte…¿y qué? Ya hemos hablado de cómo los efectos de nuestras acciones en este mundo físico penetran en los mundos espirituales y los revitalizan. A medida que nuestras acciones reverberan por los Mundos Celestiales, su resonancia e vuelve cada vez más fuerte, de forma similar al Efecto Mariposa ¿se acuerdan? El asombroso fenómeno de que el acto más pequeño en un lugar puede tener un efecto enorme en el otro lado del mundo (su ejemplo era el de una mariposa que bate sus alas en Brasil y causa un tornado en Texas).

Los kabbalistas han conocido este fenómeno desde hace más de 4000 años. Pero ellos lo llevan aún más lejos: una acción espiritual aparentemente pequeña, un simple acto de compartir, puede hacer que se revele una cantidad tremenda de Luz en el mundo. Lamentablemente, debido a que nuestros sentidos están limitados a ver sólo en esta dimensión física, subestimamos enormemente el efecto positivo de nuestras acciones y especialmente de las acciones aparentemente pequeñas.

Necesitamos recordarnos constantemente que nuestro poder es mucho mayor de lo que nos permitimos creer y que el efecto positivo de nuestras acciones –sean grandes o pequeñas– es mucho mayor que lo que podemos imaginar.

Lo cierto y evidente es que no se comparte suficiente amor entre las suficientes personas, y todos debemos asumir la responsabilidad y reconocer que participamos en esto. Asi que, repetimos : EMPIEZA POR TI.

Cuando iniciamos hace dos años el blog editamos un post en el que resaltabamos el adagio cabalístico “arriba es abajo como abajo es arriba”, en el sentido que aquellas cosas que generamos en nuestro mundo tienen una repercusión en el mundo “paralelo” de arriba, de lo cual se infiere que las frustaciones y resentimientos que se generan aqui, en nuestro mundo, producen el mismo efecto en otros planos más “sutiles” sobre nuestro otro “YO”, ese “YO” al que llamaremos para entendernos “YO SUPERIOR” en contraposición a nuestro “YO” normal,terrenal o cotidiano .

Así que nuestro ejercicio de autosuperación para este 2012 consistirá en reconocer cómo a menudo nosotros mismos castigamos a muchas personas en el presente por cosas que ocurrieron en el pasado. Y eso no es justo porque provoca “guerras” en los mundos superiores que luego a su vez nos afectan a nosotros creándonos “conflictos” y problemas.

Por eso cuando sintamos que surge en nuestro interior la crueldad o la “frialdad” de hacer pagar a alguien por nuestras frustraciones, reflexionemos un instante no vaya a ser que, aunque la persona que tenemos delante nuestro tal vez esté actuando como un idiota, ésta en verdad, no sea la causa de nuestra desproporcionada reacción y quizás responda a alguna frustración guardada de nuestra pasado.

Tomemos pues, como escribimos hace dos años, responsabilidad por nuestras acciones del aquí y del ahora y no les adjudiquemos la culpa al mundo exterior. Pidamos en nuestras oraciones o en nuestras meditaciones o simplemente en nuestras reflexiones, serenidad y orientación para ver con “claridad” entre nuestras propias sombras.
Así obtendremos paz en nuestro mundo y por extensión ondeará la bandera blanca allá en otros planos superiores. ¿Dentro vídeo? Bandera Blanca……pero no es Battiato……¿Quién?

Empieza por tí y cuéntanoslo en nosolodoctorylac@gmail.com

¿Qué te voy a decir?

23 enero, 2012

Desde que me dieron esa cálida bienvenida en el blog, (me muero por conocerte se titulaba la entrada….¿no es para morirse de gusto?) no he hecho más que plantearme el tema de mi próximo post. Haciendo gala a lo prometido, sentí que  debía centrarme en lo que me toca ahora: seguir indagando, aprendiendo, observando desde el escalón bajito de la humildad…. con lo que, si me permiten, y siguiendo con esta idea, voy a empezar poniendo a Fito y Fitipaldis, que desde hace unos años cada vez que necesitaba escuchar algo, ahí estaban ellos  para cantármelo:

Citaré (más o menos)  una frase de nuestro Nosolodoctor que en un principio sólo vi por encimilla:

” tu mente no puede encontrar la respuesta si tu esencia previamente no se lo ha cuestionado o preguntado”

Fue la respuesta a una pregunta que le hacía Uf en los comentarios  del magnífico post de mi “super madrina” Nosoloyoda titulado  ¿Darlo todo? y que me hizo reflexionar lo siguiente: Puede que el hecho de  encontrarme aquí, en este momento, con lo que soy ahora y con lo que tengo, fuese obra mía…….. que durante mi proceso de búsqueda de lo esencial estuviera  implícito el hecho de que en mi caminar,  este sendero estaba hecho para mí. Y que dejandome llevar, fluyendo de alguna manera con la vida, sin oponer mucha resistencia y atravesando circunstancias difíciles que me sacaron de la zona de confort en alguna media, hoy me veo aquí por y para mí. Es como asumir, que no había otra que estar aquí, de esta forma…..

Y ahora me pongo un poco más “técnica”:

Es común decir que “El ahora es la única realidad que existe”. Mientras tanto, los de a pie, vamos por el mundo desde nuestra computadora personal  con el disco duro lleno de programas anticuados, algunos pirateados de “amados seres” que nos los “encasquetaron” a cambio de no dejar de querernos  y otros de fabricación propia tipo “caseros” que nos inventamos para que no dejaran de mirarnos o quizá para escabullirnos y que no se nos viera por ningún sitio, convirtiéndose así en los motores que hacen que interpretemos el mundo desde esta computadora saturada de programas que es nuestra mente. Con este bagaje, nos vemos en el famoso “ahora”  moviéndonos desde la cabecita de dos maneras fundamentalmente: una es desde la comparación, “mi coche es más grande que el tuyo” o “mi miseria es más grande que la tuya”  y la otra es desde el juego del “encajar” que puede jugarse en dos direcciones: miro la realidad y veo en que parcela puedo adaptar  mis teorías, hipótesis, fantasías y ahí me moldeo y me encajo, o bien puedo tener fe en algún concepto, escuela o directriz (o en como veía la vida mamá o papá)  e ir modelando  mi realidad para que se vaya adecuando a éstos; como el hermoso Procusto,  el hijo de Poseidón, que para que sus invitados cupiesen en la cama les alargaba cruelmente los miembros si eran pequeños y se los cortaba los pies eran muy grandes….(es lo que tiene la mitología griega…son un poco bestias…) y así nos mantenemos en la famosa zona de confort. Todo está como nuestra cabecita tenía previsto y ya tengo aseguradas las consecuencias (o eso se cree nuestra mente, claro) y nos surge en nuestro interior la increible e impresionante falacia de que ya no corro peligro y la bola crece y crece sin parar, convirtiendo nuestra vida en una póliza de seguros constante.

Por contra, está lo que nos planteaba la frase que os ponía arriba: estar atento o presentes a lo que va ocurriendo desde la esencia, que por supuesto no está en la mente sino en nuestro interior.  Es el momento en que decidimos salir de esa falsa seguridad y nos atrevemos en el proceso de búsqueda, planteándonos cosas profundamente  como por ejemplo ” ¿habrá algo más aparte de lo que estoy acostumbrado a ver, hacer o teorizar?

Y así se empieza a ponerse de manifiesto en uno mismo que cuando pongo atención simplemente a lo que es, a lo que ocurre en toda su expresión sin modificar nada, ocurren cosas muy diferentes y casi mágicas,  y ahí, desde creerme de verdad que yo no soy lo que hago, lo que elijo o lo que pienso, sino que soy TODAS LAS POSIBILIDADES A LA VEZ,  puedo aprender a determinar desde fuera qué he abstraído de lo que mis sentidos han podido percibir y en qué contexto lo he hecho y así ver, cómo lo que acabo de descubrir,  estaba ahí esperando a ser encontrado por mí, una vez que fui capaz de salirme de la “computadora”.  Sólo tengo que dejar “el mundo correr” a ver qué pasa desde el testigo.  Con esto concluyo que siento cada día más que somos los artífices de lo que nos pasa en esta vida, los buscadores que se encuentran a sí mismos cuando se dejan fluir por lo que va ocurriendo a su alrededor, y respirar esta certeza……llamadme idealista si queréis……pero a mí me llena de esperanza y de sostén.

Os dejo con Jorge Drexler al que le subrayo las primeras palabras con las que empieza esta canción: “Me siento muy honrad@”. Y fluyendo, fluyendo, una cosa lleva a la otra…..dentro video!

El elixir de la vida

22 enero, 2012

DEDICADO A MARIA JOSE CORONADO LUQUE, A ANDREINA MARTIN Y A TODAS LAS MUJERES QUE ELIJAN “LA VIDA”

“Esta es la ley del leproso…”
(Levítico 14,2)

Está escrito en el salmo Nº34 del Rey David, la siguiente frase:

“¿Quién es el hombre que quiere la vida…?”

Sobre su respuesta existe un cuento que leí en Internet y que relata la llegada de un vendedor ambulante a un pueblo y que se paró en medio de la plaza del mercado a pregonar:

– ¡El elixir de la vida! La persona que quiera comprar el elixir de la vida, que venga… El que tenga problemas de salud, que se acerque y compre este fabuloso medicamento!

Cuenta la leyenda que un Maestro Cabalista llamado Ianai estaba sentado, estudiando en su casa y escuchó que alguien vendía un elixir de la vida.
Se asomó a la ventana y le dijo al vendedor:
-“Véndeme también a mí”.
El vendedor le dijo: -“Esta medicina no es para usted ni para la gente que se conduce como usted ya que usted es un Maestro…
Pero tanto insistió el Maestro que el vendedor, a su pesar se acercó a Ianai y le mostró el Salmo 34, en uno de cuyos versículos rezaba lo siguiente:

“¿Quién es la persona que quiere la vida…?”, y a continuación prosigue: “…que aleje su lengua del mal… que se aparte del mal y que haga el bien”.

Entonces contestó el Maestro: También el Rey Salomón propone lo mismo en Proverbios 21: “El que cuida su boca y su lengua, se protege contra los sufrimientos del alma”.

Continuó diciendo el Maestro: “-Toda mi vida leí éstos versículos y nunca entendí una cosa tan simple como ésta, hasta que apareció este “vendedor” y me hizo saber quién es el hombre que quiere la vida, por eso la Biblia en el Levítico 14,2 advierte al Hombre y le dice: Esta es la ley del leproso, la ley del que saca un mal nombre de su boca (es decir; aquel que se queja; o “mal-dice”) .

Moraleja: Nos resulta difícil entender cómo un vendedor (un blog al uso como el nuestro) se para en el medio del mercado (pongamos, la sociedad, Internet, nuestro espacio virtual) pregonando la venta de la medicina para la vida y toda la gente del mercado, no solamente gente que está de compras (pacientes, amigos, nuestro círculo inmediato) sino también otros vendedores (quizas otros médicos, terapeutas, profesionales exitosos y brillantes); hacen un pequeño kit kat y se amontonan a su alrededor para comprar “vida”.

¿Acaso la gente no sabe que no se puede comprar vida?

Más todavía, después de darnos cuenta que la intención “real” del vendedor (nuestro blog) es espiritual, que no vende ningún producto “físico”, lo menos que hubieran podido hacer es tirarle piedras por “sentirse” engañados… sencillamente les hicimos perder el tiempo.

Pero hay personas (como los lectores de este blog) que intuyen que detrás de la “cursilería espiritualoide de un blog de tres al cuarto quizás haya un doble lenguaje y que el Elixir de la vida realmente exista.
¿Y ahora que videoclip pongo? Fácil- venga. Pìsta; concierto; 1984 : grupo; “vascos” y “cantan como “los angeles”. Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Seguimos escuchándote en nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.