Archivado en 31 Mayo 2013

UNA REFLEXION DE AMOR Y UNA CANCION DE ESPERANZA

31 Mayo, 2013

By: Andaluces de  Jaén

Todos los días escuchamos que vienen huracanes  tornados y Tsunamis nos sentimos compungidos (algunos) por no saber el motivo, pero si mirásemos hacia dentro veríamos lo evidente, lo sutil, lo alejados que estamos de la verdad. Si mirásemos hacia dentro nos daríamos cuenta de que yo no soy mejor que el otro y de que el otro no es mejor que yo; y que a menudo no sabemos del otro ese detalle sutil que lo hace único y que de conseguirlo podríamos ver que el corazón del otro me lleva  al corazón del Universo, a escuchar el latido de Dios, a sentir que soy su creación para mal o para bien. Para bien, siempre para bien.

En: nosolodoctorylac@gmail.com nos gustaría conocer las letras de  tus canciones favoritas, por ejemplo.

Es@ era yo

30 Mayo, 2013

“En nuestra infancia está la clave para entender por qué somos como somos, qué nos hace pensar, sentir y actuar de determinada manera y no de otra”. (Victoria Cadarso)

Dejando aclarado el gran matiz : no es lo mismo actuar como un niño que ser infantil…
Ya bien sabemos lo difícil ( sino imposible) que es  crecer  de forma saludable y evolucionar,  si ahogamos con “cosas de mayores” a nuestr@ niñ@ interior!
Da igual la edad  que tengamos hoy!  Seguro que necesita “salir a estirar las piernas”.

Te propongo encontrar el espacio y el momento ¿una vez a la semana  para empezar?

Nuestr@ niñ@ está conectad@ con la luz, la belleza, la fuente del alma.

Estamos a tu lado en :  nosolodoctoryla@gmail.com

NBA: SIN CHAPAPOTE EN EL CORAZON

29 Mayo, 2013

By: Noolodoctor

Basado en un articulo de Antonio Félix para El mundo

Hay gente que no es mala pero que tienen una capa de chapapote en su corazón; tienen un ego que fuma en pipa y el humo les entra en sus ojos sufriendo su ceguera los que le rodeamos. Y eso no esta reñido con la cualificación del interfecto. Te voy a contar la historia de un tal Johan Cruyff y un portero holandés un tal Jan van Beveren. Van Beveren era el cerrojo de la selección holandesa que se forjó en los años 70: La Naranja Mecánica. Muchos lo consideran el mejor equipo de fútbol que han visto los tiempos y casi todos el más desdichado. A ambas cosas contribuyó Van Beveren -a la segunda muy a su pesar-, catalogado sin discusión como el portero con más talento de la historia de Holanda, el portentoso guardameta del PSV Eindhoven. Por ahí comenzó su desgracia. Van Beveren no jugaba en el Ajax, el reino de Johan Cruyff, un genio con un ego sin parangón. Tampoco se quedaba atrás en personalidad Jan, que un día cometió la herejía de denunciar los privilegios que gozaba el poderoso clan de Cruyff: retrasos en los entrenamientos para rodar anuncios, permiso para fumar en el vestuario, ausencias en partidos incómodos… Fue su certificado de defunción. Cruyff, que ya como futbolista tenía un entrenador en la cabeza y cuya influencia no conocía límites, impuso la exclusión del delator. Incluso un tipo tan sesudo como Rinus Michels pasó por el aro. Cruyff nunca tuvo problemas con sus entrenadores: en caso de conflicto eran ellos o él. En el Barcelona es muy recordado el despido de Hennes Weisweiler horas después de negar la titularidad a Johann en un partido contra el Sevilla.  Pero Cruyff no se detuvo en apartar a Van Beveren, al que no le sirvió recuperarse en un tiempo récord de una inoportuna lesión. Holanda tenía a algunos guardametas de nivel en la reserva,  Schrijvers, Graafland, Henk Stuy. Pero Cruyff eligió a su amigo Jan Jongbloed, un guardameta que, a sus 33 años, vivía plácidamente en el modesto DWS Amsterdam y que hasta entonces había disfrutado de cuatro minutos en un partido internacional que la mayoría consideraba que también sería el último. Encima y para mas inri y queda como curiosidad histórica, ha quedado que Jongbloed era miope. Y  ademas no usaba guantes.  El resto de la historia es más conocido. Holanda avanzó como una apisonadora por el Mundial de Alemania 74. En la final, contra los anfitriones, se adelantaron con una inolvidable sinfonía de 16 pases, tras sacar de centro, que acabó en el gol de penalti de Neeskens. Van ustedes a ver como era la mejor selección de la historia hasta que llego la de España de Del bosque (sin problemas de Ego como saben) nunca ganó el mundial

Se llevaba jugado un minuto y medio y no sólo el triunfo, sino la goleada, parecía inevitable. Pero ocurrió otra cosa. Alemania, afianzada en su fantástico portero, Maier, fue creyendo y creciendo, hasta acabar imponiendose por 2-1 . Jongbloed el portero de Holanda hizo la estatua en el  remate de Gerd Müller que significó el triunfo de Alemania. Cuatro años mas tarde, idem de aparatosa fue su participación en la final del siguiente Mundial con Argentina gracias a la lesión del guardameta titular, Schrijvers, y el veto que llevó a Van Beveren a retirarse de la selección en la plenitud de sus facultades, 1977, con apenas 29 años. Nadie puede saber lo que hubiera sucedido si Van Beveren no hubiera caído en desgracia frente a Cruyff y Holanda hubiera contado en esos partidos con su gran portero. Probablemente dos títulos mundiales engalanarían el historial de Holanda. Esa fue la factura que pagó el deporte de un país por la genuflexión permanente ante el descomunal ego de genial delantero. Lo dicho: no basta ser bueno hay que ser Admirable. Y para ser admirable al menos para mi hay que hurgar en los corazones (el asiento del ego) para ver si encontramos o no esa cápita tenue de chapapote. No tiene nada que ver con la maldad…no….

Cuentanos como está tu corazón: nosolodoctoryla@gmail.com

EVA AL DESNUDO

22 Mayo, 2013

By: Nosolodoctor

A Vicente M. una referencia de ser humano y terapeuta

Mientras hacíamos tiempo para quedarnos dormidos mi compañero de habitación y yo estábamos hablando de nuestras experiencias terapéuticas. Vicente es un joven terapeuta de 40 años que se ha dedicado a invertir formación con lo mejorcito de cada escuela. Me hizo una pregunta :

¿En qué estado de ánimo se hallaban nuestros padres durante nuestra concepción y qué ocurrió  en el seno de nuestra familia durante los nueve meses de nuestra gestación?   —   yo ya sabia por la cábala que 40 días antes de la concepción ya estaba “todo el pescado vendido” pero me asombró que este chico tan joven y tan callado supiese lo que yo sabía. Me dijo que le habían enseñado que la intención (el proyecto mental) mediante el cual somos concebidos puede determinar de una forma profunda y fundamental,  incluso en nuestras profesiones y hacernos vivir una vida que no es la nuestra. ¿Un ejemplo?: el niño que viene al mundo después de que un hermano anterior haya muerto e incluso sus padres le ponen el mismo nombre que al difunto antecesor; ustedes ya me entienden y conocerán algún caso.  Con esta introducción planteamos un tema apasionante que hay que tener muy en cuenta en la biografía de un paciente: el concepto de “proyecto vital/sentido de nuestras vidas” y que hasta hoy lo hemos pasado de puntillas hasta mi conversación con Vicente. Para comprender esta historia del proyecto/sentido vamos a tomar un ejemplo: Thomas Alba Edison, el inventor de la bombilla eléctrica, al principio solo tenía un proyecto “pensado” . La bombilla  existía primero como una idea, en una fase inmaterial y después de múltiples experiencias, Thomas materializó la idea hasta conseguir la bombilla que en ese momento pasó a “existir” de verdad. Otras vez la secuencia de la que hemos hablado antes: pensar—-sentir—-hacer (ser)…, porque si Edison tenía la idea de bombilla, es porque tenía un sentido. Si en aquella época las lámparas de gas hubieran sido eficaces, Thomas Edison no hubiera tenido la idea de utilizar una nueva cosa llamada “bombilla”. Su bombilla fue concebida para dar luz y cuando ya está en el mercado  solo puede expresar el sentido del proyecto por el cual fue concebido por la mente de su creador. Su bombilla no puede hacer luz y además servir para escuchar música. Porque si quieres cambiar el sentido de la bombilla, tendrás que cambiar el proyecto, (la idea) y necesito hacer un nuevo montaje, que me permita elaborar un nuevo proyecto, que exprese un sentido diferente.  Lo que es válido para el ejemplo de la bombilla eléctrica lo es para cualquier creación. En toda creación partimos de un proyecto, que existe en una fase inmaterial, en estado de concepto. Luego pasará a la fase material y, cuando existe solo puede expresar el sentido del proyecto por el cual ha sido concebido. Esto es equiparable a nosotros mismos: un niño no es un sujeto, sino un objeto cargado de proyecto paterno. Y cuando venga al mundo solo podrá expresar el sentido del proyecto por el cual ha sido concebido. Veamos un caso de la vida cotidiana:

En un lugar de la mancha de cuyo nombre no puedo acordarme una paciente cuya madre la llamó Eva acudió a la consulta de su terapeuta por un problema de metástasis cerebrales. Ya de por si el nombre de la paciente implica o recuerda al de la primera mujer del mundo; su feminidad y la tentación de la manzana y con eso el terapeuta en cuestión ya pudo intuir una cruel historia vital. Estudiando su biografía oculta se encontró un bloqueo en su proyecto/sentido vital. La madre se autoprogramó que, a los 30 años, tenía que tener un hijo si o si . Así que a los 30 años al no tener pareja, escogió alguien que le “hiciera un favor” (la tía estaba de rechupete…)  para quedarse embarazadada, tener a Eva  y luego educarla.  El proyecto de Eva era pues que su madre necesitaba una niña. Eva fue concebida para ser la niña de mamá, y no estaba concebida para ser mujer  con todas las implicaciones del nombre de la primera mujer y hacer la vida de una “autentica mujer” por lo que no pudo acceder a su escencia femenina y se condenó a  vivir siempre como una niña en un cuerpo y en un nombre totalmente de “mujer”.  ¿Ustedes creen que Eva tuvo una vida feliz?   No hay que ser Freud ni Jung ni  Psiquiatra para dudarlo. Hace 5 años que Eva vive con un hombre que tiene 20 años más que ella, la trata como una princesa que además hace rol de padre. Hasta los 27 años ha estado expresando el proyecto por el cual ha sido concebida. Obviamente su sexualidad era un poco complicada, porque las niñas no tienen sexualidad… tienen “inocencia”. Ejem…. Así que Eva empezó a vivir el conflicto de la sirena: era seductora como mujer pero nunca pensaba-sentía-actuaba  como tal bloqueada por esa fase “edipica” de niña. A los cuatro años de casarse se le detectó un “cáncer de ovarios”… los médicos le dieron fármacos antihormona femenina ya que el cáncer era receptor positivo. Fue peor el remedio que la enfermedad: metástasis en el cerebro. Al día de hoy no podemos decir que por llamarse Eva y tener una madre que se bastara ella misma para invertir en una “hija” sea razón para tener un cáncer ginecológico pero no me negarán ustedes que leyendo de forma global la historia de la niña arrancando desde la de su propia madre; que aparece la sombra de una duda razonable acerca del origen de las enfermedades.

En: nosolodoctorylac@gmail.com nos gustaría conocer tu opnión

EL “OTRO” PRINCIPITO

14 Mayo, 2013

By: Nosolodoctor

Antes de continuar, les ruego que visualicen el primer capítulo de la famosa serie de Irwin Shaw. Siempre hay un gili en nuestras vidas que da la nota. Lo había en clase cuando éramos pequeños. Lo había en el recreo cuando todos estábamos de buen rollo y zas! lo había en el cine…en la facultad…Y a nivel “macro”, siempre está el iluminado de turno que ve enemigos debajo de la cama y hace la guerra en vez del amor…entre otras cosas porque no tiene amor que dar y sí mucho resentimiento o prejuicios. Siempre hay alguien que cuando estás leyendo en una terraza con una brisa perfecta y una temperatura maravillosa y realmente te sientes en comunión con el mundo,  se le cae una silla o se quiere sentar en tu mesa a darte “rollo”. Pero peor es cuando esa gente tiene  “poder” y peor aun cuando el poder es heredado.

Si personas que han llegado a él por méritos propios no es raro que acaben perdiendo los papeles,  imaginaros qué puede suceder cuando la batuta está en manos de un gili, cuyo principal título para sacudirla en el aire  (la batuta), es que su papá se la dio.

Hace muchos años,  los monarcas prudentes, solían imponer a sus hijos pruebas de madurez, para que el día en que se les hiciera entrega del cetro, tuvieran alguna posibilidad de no hacer el ridículo cuando la historia los juzgase.

Que algo se ha descuidado gravemente en la educación de un principito coreano, que últimamente ha elevado la voz y el tono, amenazando al mundo con una guerra está a la vista. Sólo ese descuido en la educación desde la cuna,  puede explicar que haya llegado a desentenderse una vez en el poder, de la suerte que corran sus súbditos y que sea tan insensible a sus penalidades y que mantenga como prioridad absoluta, un pulso que nadie quiere y que no conduce a ninguna parte.

Los norcoreanos están muertos de hambre y ahora por mor de su “jefe” en estado de guerra desde este fin de semana;  y en todo Corea del norte, desde Pyongyang hasta la última letrina de la última estación de tren, parece no haber nadie capaz de abofetear al  KJ (Kim Jon-un), la versión asiática del JR americano. Solo que JR era un personaje de película y teníamos la opción de encender o apagar la tv para verle con la madre que le pario Ángela Chaning; la mala, más mala, de todas las malas ricachonas. ¿Se acuerdan?

A donde conduzca el jueguecito que acaba de iniciar esta versión del principito  solo lo sabe Dios, y de momento sólo cabe rezar  para que no salpique a demasiados inocentes.

Qué necesaria es una correcta educación desde la cuna; desde cualquier cuna. Al pobre, para que sepa y asuma su pobreza, pero también para que sepa salir de ella. Al rico, para que sepa gestionar tanto poder y patrimonio. Ya lo dice la cabalá: “A quien Dios quiere poner a prueba lo hace millonario”. Verdad. Y de la buena

Tú como te consideras ¿ric@ o pobre?: nosolodoctoryla@gmail.com

SI FALTA EL AIRE

11 Mayo, 2013

By: Nosolodoctor

A menudo escuchamos que la vida es un teatro. Y….lo es. Mi yo real , el autentico YO (mi alma) es el actor. Un  actor que nunca se confunde con el personaje que interpreta. Que sabe que es sólo un papel a interpretar. Y que todas las actividades e interacciones que llevamos a cabo a través de nuestro organismo físico (es decir del cuerpo) forman parte del personaje que toque interpretar.  Sin embargo el actor no está todo el tiempo sobre el escenario sino que , cuando no “actúa” se relaja entre bastidores y se va preparando para su nueva salida a escena. Ese es el punto: no es que sea malo “actuar” lo malo es sentirse tan esclavo de tu propio rol que hemos perdido el equilibrio entre actuar-interpretar y desconectar del personaje, para entre bastidores, conectar con la conciencia verdadera de quién soy, el actor, el alma que anima este cuerpo. De lo contrario “falta el aire” y aparece la saturación, el hartazgo, la desmotivación, la insatisfacción y finalmente la infelicidad.  Para que eso no ocurra no hay mejor vacuna cuando falta “aire” que el silencio, la meditación y la contemplación. Con esta práctica podemos desarrollar una habilidad maravillosa que se denomina distancia emocional o implicación desapegada. Y ahí, en ese silencio contemplativo veo que la vida es como una obra, y que todos somos actores interpretando sus diferentes papeles (sean o no conscientes de ello) y que en ultima instancia todos somos responsables de la realidad que tenemos y que si no queremos tener más de lo mismo lo mas lógico es interpretar ese papel y pedir otro. Quizás te lo den… mientras tanto: si falta el aire … ya sabes.  ¿te apuntas? ¡ venga !

Te esperamos, puedes escribirnos a:  nosolodoctoryla@gmail.com

PSICOTERAPIA INTENSIVA: DEMASIADO HUMANO

10 Mayo, 2013

Por: Nosolodoctor, basado en una monografía de Elena Benítez

Existe un libro  titulado “El día que Nietzsche lloró”, escrito por Irvin D. Yalom,  que Elena Benítez ha estudiado de forma más que brillante. Se trata de una historia ficticia  enmarcada a finales de noviembre y diciembre de 1882, la historia está ambientada en la cultura vienesa de confort y estabilidad económica, donde sus habitantes viven regidos por las normas de una sociedad rígidamente estructurada, donde la voluntad de decisión es ya algo secundario. “El día que Nietzsche lloró” es una de las novelas más bella  que se puede leer. El título, en sí, nos presenta el atractivo contraste entre un hombre supuestamente duro y fuerte, y un sentimiento erróneamente asociado por todos con la debilidad: el llanto. Es en el final del capítulo donde aprendemos que todos, en el fondo, tenemos una debilidad. Todos, en el fondo, reprimimos aquellos sentimientos por los cuales tememos que nos rechacen. Y, lo que es más importante, todos, en el fondo, necesitamos de compañía.

“El día que Nietzsche lloró” es una novela que incita a descubrir que, no importa cuán mezquina nos parezca la gente, siempre, en el fondo, son tan débiles y tan necesitados de compañía como nosotros. Nos enseña que la desesperación  puede atacar incluso al menos esperado, como sir Josef Breuer – médico exitoso y rico, de vida envidiada por todos – y Friedrich Nietzsche – en apariencia reacio a todo contacto humano.

Todos como Breuer y Nietzsche, construimos una muralla de aparente estabilidad para ocultar lo que sentimos, algo que tarde o temprano nos llevará, como a ambos personajes, a la desesperación más insoportable.

He de suponer, ya desde un punto de vista mucho más personal, que uno de los principales factores que llevó a Nietzsche a la demencia, fue sin duda su aislamiento total de todo ser humano.

Destacan en la obra personajes de gran relevancia histórica, como Freud en el campo del psicoanálisis, Josef Breuer en el psicoanálisis y la medicina, y Friedrich Nietzsche en el existencialismo filosófico. Toman parte también personajes históricos como Richard Wagner, gran compositor alemán, el filósofo Paul Reé, y Lou Andreas-Salomé, escritora alemana de origen ruso que cumple con un gran protagonismo dentro de la historia.

“El día que Nietzsche lloró” es, en sí, un vistazo al comienzo del psicoanálisis, haciendo hincapié en hechos reales, como  el caso Ana O. llevado a cabo por Josef Breuer, y la ayuda que regularmente presta, en esos tiempos, al aún joven y brillante Sigmund Freud.   La historia comienza cuando el afamado médico vienés, Josef Breuer, acude a un inesperado encuentro con la joven e imponente Lou Salomé, hermosa tanto en belleza como en ideas, quien dice acudir en su ayuda con intención de ayudar a un desconocido amigo suyo de claras tendencias suicidas. Si bien éste no es de carácter famoso, ella le augura un glorioso futuro, un sujeto “bajo cuyas reflexiones está el futuro de la filosofía alemana”, según sus propias palabras. Si bien al principio se muestra indispuesto, se encuentra a sí mismo aceptando al final la propuesta seducido por los encantos de la joven. Sin embargo, hay otro problema: Nietzsche (como es su nombre) se muestra reluctante a todo tipo de ayuda y no admite su problema psicológico. Breuer deberá cumplir con la difícil misión de curar su mente sin que éste lo sepa, para lo cual será necesario tender la farsa de una serie de enfermedades físicas que acosaban al filósofo. Pronto acude Nietzsche a su consultorio, tan educado y calmo que contrasta, según Breuer, con el escandaloso tono plasmado en sus libros (cedidos a él en primera instancia por Lou Salomé y posteriormente por el mismo Nietzsche). Así empieza a tratarse el filósofo con el doctor Breuer. De esta forma se desarrolla la trama de la historia, donde cada intento por parte del médico con intención de que Nietzsche revele algo de sí mismo se ve fuertemente frustrado debido a su agudeza mental, que siempre parece ubicarse un paso más adelante que la suya. La historia cambia su curso cuando Breuer termina transformándose de médico a paciente, y Nietzsche, ya casi en el final de la historia, brinda a Breuer su confianza.

El libro comienza cuando el doctor Josef Breuer recibe en medio de sus vacaciones una extraña solicitud, hecha por una joven a la cual no conoce, citándolo para un encuentro que ella declara de gran importancia. Si bien en un principio se encuentra irritado ante el tono atrevido con el que se dirige a él la joven en la carta, decide finalmente concurrir al lugar propuesto por ella. Y ahí es donde empieza toda la historia.  Ensimismado en sus pensamientos, molesto aún por la impertinencia de Lou Salomé (como se llamaba la joven), simplemente se limita a esperarla en el lugar acordado. Finalmente, cuando la ve dirigirse hacia él a través del café, no puede más que sentirse admirado por la apariencia de la joven que, si bien representaba ser de poca edad, tenía una elegancia tan cautivadora que no pudo dejar de mirarla. Desde el primer momento en que intercambian palabras, ella demuestra ser poseedora de una gran independencia.  Afirma que el hombre a quien quiere que trate, llamado Friedrich Nietzsche, se encuentra al borde del suicidio. Sin embargo, lo que más sorprende, es que la joven insiste en que su pérdida sería de gran importancia para todo el mundo, puesto que en él reside el futuro de la filosofía. Acto seguido le extiende una carta escrita por el compositor Richard Wagner, a quien Breuer admiraba, dirigida a Nietzsche con grandes elogios pero también con profundas preocupaciones por su estado de ánimo. A continuación Lou Salomé le explica su elaborado plan para curar la enfermedad del filósofo. Le aclara, a su vez, que éste no está al tanto de su visita y que, además, no debe saber que está siendo ayudado. De lo contrario, todo se vendría abajo.  Le informa que el problema de Nietzsche es la desesperación y, ante la negativa de Breuer, que afirma no tener remedio alguno para la cura de dicha enfermedad, ella hace referencia al caso Ana O., recientemente llevado a cabo por el médico y concluido con el éxito de una cura para la histeria. Si bien Breuer insiste en que el caso Ana O. y el de Nietzsche presentan diferencias tan grandes que sería casi imposible curar la desesperación del filósofo, más aún si éste presentaba una negativa a aceptar ayuda, termina accediendo, influenciado por la convicción de la joven. Se va viendo como Breuer medita sobre la cura de sus enfermedades y cómo éstas afectan su personalidad.

Otro importante dato a tomar en cuenta en este capítulo es la desesperación que sufrió Nietzsche como consecuencia del desencanto amoroso sufrido a manos de Lou Salomé, escribiendo a veces cartas plasmadas de odio, otras veces de desesperación suicida, y algunas incluso ilógicas.  En el capítulo V  se relata la primera conversación que tienen Nietzsche y Breuer, éste último analizando cada palabra dicha con gran libertad por el filósofo. Su análisis está basado en pasos definidos, mediante los cuales llega siempre a un diagnóstico exacto de la enfermedad del paciente. Al llevar a cabo el último paso de su análisis, el que consistía en un exhaustivo suceso de preguntas sobre la vida de Nietzsche, Breuer se muestra sorprendido por la indiferencia que presenta el filósofo ante este tema, ya que por experiencia propia sabía que a la mayoría de los pacientes les entusiasmaba hablar sobre su vida.

También le sorprende a Breuer la cantidad de males que afectaban a Nietzsche, tal como sucedió en su vida real. Al hacer mención a los períodos negros en el humor de Nietzsche, según sus propias palabras: “no forman parte de mi enfermedad, sino de mi ser. Podría decirse que tengo la valentía de padecerlos”, hace referencia a una de las grandes ideas del filósofo. Toda su vida sostuvo que era necesario para el nacimiento del Superhombre el padecimiento de ciertos males, los cuales lo fortalecerían. “Lo que no nos mata, nos hace más fuertes”, como es una de sus frases más famosas.  Otro dato importante, que hace referencia a aspectos de su vida personal, es la vida casi nómada en busca del clima perfecto, ya que su salud, en especial sus fuertes jaquecas, se veían afectadas por los cambios climáticos. La abundancia de datos sobre su enfermedad, lleva a Breuer a pensar que Nietzsche bien podría ser un hipocondríaco. Sin embargo, concluye convenciéndose de lo contrario, al notar que el filósofo no describe su enfermedad en busca de compasión, sino por el mero hecho de hacerlo con plena libertad. Irvin D. Yalom nos da a entender, a continuación, que Nietzsche poseía un carisma especial, capaz de despertar interés inmediato en las demás personas.

El libro finaliza con un Breuer animado, feliz y rebosante  que entra al consultorio de Nietzsche, anunciando con una amplia sonrisa que está ya curado. Y es aquí que todo cobra mayor sentido. La razón por la que Nietzsche se había empeñado tan arduamente en encontrar una cura para la obsesión de Breuer, era porque él mismo la necesitaba. Concluye en una emotiva escena donde, liberando por fin las lágrimas contenidas por tanto tiempo, Nietzsche se alegra de haber obtenido la tan deseada amistad. “Siempre estaré solo, pero qué diferencia, qué diferencia maravillosa, poder elegirlo”, como son sus palabras finales y con las que concluye su tratamiento con Breuer.

Nietzsche  es considerado como uno de los más radicales, ricos y sugerentes filósofos  del siglo XX.  Además de la influencia de la cultura helénica, en particular de las filosofías de Sócrates, Platón y Aristóteles, Nietzsche estuvo influenciado por el filósofo alemán Arthur Schopenhauer, por la teoría de la evolución y por su amistad con el compositor alemán Richard Wagner. Escribió varias obras importantes, entre ellas El origen de la tragedia (1872), Así habló Zaratustra (1883-1885), Más allá del bien y del mal (1886), La genealogía de la moral (1887), El crepúsculo de los dioses (1888), El Anticristo (1888), Ecce Homo (1889) y La voluntad de poder (1901). Uno de los argumentos fundamentales de Nietzsche era que los valores tradicionales (representados en esencia por el cristianismo) habían perdido su poder en las vidas de las personas, lo que llamaba nihilismo pasivo. Lo expresó en su tajante proclamación “Dios ha muerto”. Estaba convencido de que los valores tradicionales representaban una “moralidad esclava”, una moralidad creada por personas débiles y resentidas que fomentaban comportamientos como la sumisión y el conformismo porque los valores implícitos en tales conductas servían a sus intereses.

Nietzsche afirmó el imperativo ético de crear valores nuevos que debían reemplazar los tradicionales, y su discusión sobre esta posibilidad evolucionó hasta configurar su retrato del hombre por venir, el ‘superhombre’. De acuerdo con Nietzsche, las masas (a quien denominaba “rebaño”, “manada” o “muchedumbre”) se adaptan a la tradición, mientras su superhombre utópico es seguro, independiente y muy individualista. El superhombre siente con intensidad, pero sus pasiones están frenadas y reprimidas por la razón. Centrándose en el mundo real, más que en las recompensas del mundo futuro prometidas por las religiones en general, el superhombre afirma la vida, incluso el sufrimiento y el dolor que conlleva la existencia humana.

Su superhombre es un creador de valores, un ejemplo activo de “eticidad maestra” que refleja la fuerza e independencia de alguien que está emancipado de las ataduras de lo humano “envilecido” por la docilidad cristiana, excepto de aquéllas que él juzga vitales.

Nietzsche sostenía que todo acto o proyecto humano está motivado por la “voluntad de poder”. La voluntad de poder no es tan sólo el poder sobre otros, sino el poder sobre uno mismo, algo que es necesario para la creatividad. Tal capacidad se manifiesta en la autonomía del superhombre, en su creatividad y coraje. Aunque Nietzsche negó en multitud de oportunidades que ningún superhombre haya surgido todavía, cita a algunas personas que podrían servir como modelos: Sócrates, Jesucristo, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Shakespeare, Goethe, Julio César y Napoleón.

Al concepto de superhombre se le reprochó a menudo ser el fruto de un intelectual que se desenvuelve en una sociedad de amos y esclavos y ha sido identificado con las filosofías autoritarias. Muchos eruditos niegan esta lectura ideológica y lo atribuyen a una mala interpretación de la obra de Nietzsche. Aclamado poeta, Nietzsche ejerció mucha influencia sobre la literatura alemana, así como sobre la literatura europea y la teología. Sus conceptos han sido discutidos y ampliados por personalidades como los filósofos alemanes Karl Jaspers y Martin Heidegger, el filósofo judío alemán Martin Buber, el teólogo germano-estadounidense Paul Tillich, y los escritores franceses Albert Camus y Jean-Paul Sartre. La proclama de Nietzsche “Dios ha muerto” fue utilizada por teólogos radicales posteriores a la II Guerra Mundial (en especial por los estadounidenses Thomas J. J. Altizer y Paul van Buren) en sus intentos por adecuar el cristianismo a las décadas de 1960 y posteriores.

Por su parte Breuer  en el año de 1880 observó por primera vez el desarrollo de una enfermedad mental severa en una de sus pacientes, “Anna O.”, cuyo nombre verdadero era en realidad Bertha Pappenheim. Breuer notó que podía reducir la severidad de los síntomas de Anna animándola a describir sus fantasías y alucinaciones. Comenzó a utilizar la hipnosis como medio para facilitar dichas sesiones. Se dio cuenta de que cuando ella rememoraba una serie de recuerdos de vuelta a la memoria traumática, uno de aquellos síntomas desaparecía, proceso que Breuer denominó “catártico”. Pronto, Breuer comenzó a tratar a Anna mediante hipnosis dos veces al día y eventualmente todos sus síntomas acabaron por desaparecer. Breuer sacó dos conclusiones importantes de su trabajo con Anna: que sus síntomas eran resultado de pensamientos enterrados en su inconsciente y que al exteriorizar dichos pensamientos y hacerlos conscientes dichos síntomas desaparecían. El tratamiento de Anna O. es el primer ejemplo de “psicoterapia intensiva” llevado a cabo durante un extenso período de tiempo.  Breuer no publicó los resultados sobre el tratamiento de Anna. Sin embargo, enseñó estos métodos a Sigmund Freud y juntos comenzaron a desarrollar esta nueva forma de psicoterapia.

Breuer no volvió a tratar pacientes tales como Anna. Aunque él declaraba que las demandas de su ocupada carrera médica le impedían continuar con la psicoterapia, Freud creía que estaba decepcionado por el fuerte afecto que Anna desarrolló hacia Breuer hacia el final de su tratamiento, un fenómeno que pasó a ser conocido como “transferencia”. Cuando Freud comenzó a usar los métodos de psicoanálisis de Breuer, ambos comenzaron a discutir acerca de los pacientes de Freud y las técnicas y resultados de sus tratamientos. En 1893 publicaron un artículo en su trabajo y, dos años después, el libro que marcó el comienzo de la teoría del psicoanálisis, Studien ubre Hysterie. Aproximadamente durante aquel tiempo, su colaboración – y su amistad – tocó fin. Aparentemente fue la ambivalencia de Breuer lo que alimentó la desavenencia entre ambos. Breuer abandonó su estudio del psicoanálisis, mientras Freud continuó desarrollando sus teorías de manera independiente. Sin embargo, se atribuye usualmente a Breuer el haber sido el primero en sugerir, entre otras ideas, que la percepción y la memoria son procesos psíquicos diferentes, y de haber desarrollado una teoría acerca de las alucinaciones. Breuer influyó muchísimo en el desarrollo de las teorías sobre la psicología, y está claro que su influencia en el trabajo de Sigmund Freud ha sido subestimada. Algunos psicólogos, los “breuerianos”, continuaron utilizando el método catártico original sin adoptar las modificaciones y amplificaciones de Freud.

En 1886 Freud se estableció como médico privado en Viena, especializándose en los trastornos nerviosos. Sufrió una fuerte oposición de la clase médica vienesa por su defensa del punto de vista de Charcot sobre la histeria y el uso de la hipnosis, entonces considerados como enfoques poco ortodoxos. El enfrentamiento resultante retrasó la aceptación de sus hallazgos posteriores sobre el origen de las neurosis.

Lou Andreas-Salomé (1861-1937), escritora alemana de origen ruso, una de las primeras defensoras del psicoanálisis de su tiempo.  Nació en San Petersburgo en el seno de una familia aristocrática. A los 19 años viajó a Zúrich, allí asistió a la universidad y empezó a escribir poesía. En 1882 visitó Roma, donde conoció al filósofo Paul Rée y, a través de él, a Friedrich Nietzsche. Andreas-Salomé vivió un idilio platónico con Rée hasta 1887, cuando se casó con Friedrich Carl Andreas, un profesor de universidad. Esto no impidió que siguiera viajando, escribiendo y teniendo amantes, entre ellos el poeta Rainer Maria Rilke. En 1911 conoció a Sigmund Freud y se convirtió en su confidente y discípula. En las últimas décadas de su vida permaneció al lado de Andreas y ejerció como psicoanalista. Fue una autora prolífica, pero no le apasionaba tanto la literatura en sí como la religión, el sexo y la psicología de la mujer. Sus ocho novelas resultan interesantes por el tratamiento que hace de estos temas, pero es conocida sobre todo por sus ensayos. Los dos primeros estudios de Andreas-Salomé, Las heroínas de Ibsen (1892) y Friedrich Nietzsche en sus obras (1894), recibieron críticas entusiastas. Escribió la parte más importante de su obra durante sus últimos años; a ella pertenecen la obra teatral El diablo y su abuela (1922), Mi agradecimiento a Freud (1931) y Mirada retrospectiva (1951).

Aunque pueda parecer que la vida de Andreas-Salomé estuvo dominada por los hombres que conoció y amó, su obra tiene una importancia propia que deriva de la manera en que hace de las experiencias de la mujer un asunto central. En su juventud escribió: “Lo que desde luego haré es construir mi vida de acuerdo conmigo misma”.

Aunque Wagner prácticamente sólo compuso para la escena, su influencia en la música es un hecho incuestionable.  Hasta el estreno, en 1843, de El holandés errante, no encontró el compositor su voz personal y propia, aún deudora de algunas convenciones formales que en posteriores trabajos fueron desapareciendo. Su gran aspiración no era otra que la de lograr la «obra de arte total» en la que se sintetizaran todos los lenguajes artísticos. Sus ideas tuvieron tantos partidarios como detractores. Uno de sus más entusiastas seguidores fue el rey Luis II de Baviera, gracias a cuya ayuda económica el músico pudo construir el Festspielhaus de Bayreuth, un teatro destinado exclusivamente a la representación de sus dramas musicales, cuya complejidad superaba con mucho la capacidad técnica de las salas de ópera convencionales. En 1876 se procedió a su solemne inauguración, con el estreno del ciclo completo de El anillo de los nibelungos.

Os dejo ahora con la peli de los hechos. Espero que os guste la historia de este triángulo de personas demasiado…humanas. Dentro video

¿Demasiados humanos?, cuéntanoslo en : nosolodoctoryla@gmail.com

A SOLAS CONMIGO MISM@

6 Mayo, 2013

Dedicado a ti… que nos lees

nosolodoctor & nuberosa

Hay personas que en el momento en que entran en tu vida hay un “antes” y un “despues” .Son como ángeles o demonios cuyo único propósito parece ser alegrarte o amargarte la existencia aunque siempre en el fondo del asunto nos conectan con nuestra esencia y dotan de sentido nuestra vida.

Hoy queremos dar las gracias a los pacientes; colegas; medicos y nosolocolaboradores que han tirado de este blog haciendolo nosolomejor. Muchas veces cuando estoy desanimado; entro en el blog; selecciono una fecha al azar y leo la entrada y sus comentarios. Hoy me gustaria saber algo mas de ti. ¿ que sueles hacer cuando te da el bajon ? ¿donde te refugias?…

Dinos hoy quien ha sido un ángel en tu vida y quien tu demonio, dinos quiénes son tus ángeles particulares… esos que cuando se cruzan en nuestro camino hacen que nos sintamos afortunados…

Quizás aparezcan en nuestra vida porque el universo en su hacer equilibrado, ha querido compensar la aparición de otros seres que han representado el papel de demonios… demonios también particulares, porque quien sabe si para otros son una bendición…

Quién sabe si los que nos llevan al límite de la extinción, pueden ser la salvación de otros…

Ángeles para unos…demonios para otros

A veces me invade la melancolía y me sorprendo pensando en aquel al que amé y ya se fue… me sorprendo imaginando historias que nunca se harán realidad,  echando de menos el amor que creí tener pero nunca existió, y me doy cuenta que siempre me ha sucedido igual… que he repetido una y otra vez los mismos errores… Maldita ceguera la mía!!!

Pero algo ha cambiado… ahora lucho codo con codo conmigo misma… lucho para no olvidar que aquí y ahora, es el mejor momento del que disponemos para vivir, y que dentro de una hora… un día… un mes, el momento presente, sea bueno o malo, seguirá siendo el mejor de nuestras vidas para vivirlo  plenamente… ayer ya pasó… y el mañana aun  no llegó.

Algo ha cambiado porque a veces siento que le puedo al miedo, y hasta llego a acariciar la idea de que un día podré ser un ángel para mí…  quien mejor que yo, que he sido, soy  y seré, la única que ha estado y estará, en cada uno de los instantes de mi vida.

En el silencio de la noche solo interrumpido por el suave teclear que está dando forma a este escrito, mis pensamientos vuelven a nosolounblog… a este espacio donde día a día, a fuerza de compartir… se va creciendo, donde conceptos como la autenticidad, adquieren un nuevo significado que va mas allá de la palabra…. donde con esfuerzo, intentas deshojar las mil capas que has ido acumulando en tu mascara protectora…

y así rescatar a tu yo verdadero sepultado bajo años de miedo…

y así despertar tu conciencia dormida…

y así re-encontrar a tu niñ@ interior, que con paciencia infinita espera a que asomes un día para darte un cálido abrazo.

Dinos… cuando te da el bajón ¿ en quien sueles pensar o echar de menos?  ¿de que te arrepientes? ¿ a quien maldices?

Dinos… ¿¿¿ con que sueñas ????

En: nosolodoctorylac@gmail.com nos gustaría saber lo que te gusta

Los que tiran del carro. Videotip 2.

1 Mayo, 2013

By  Nosolocoach.

Un facilitador es la persona que ayuda a su entorno a entender los objetivos comunes de una misión y contribuye a crear un plan u hoja de ruta para alcanzarlos sin tomar mucho partido, creando  herramientas que permitan al grupo alcanzar un estilo, una “marca blanca” respecto a un objetivo. En el video de hoy les contamos las características básicas que reúnen este tipo de personas “que tiran del carro” para que puedan reconocerlos.  Espero que os sea útil.

¡Hasta el mes que viene amigos!.

Anotación a pie de página para navegantes: esta entrada permanecerá activada hasta el 4 de mayo por la noche.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.