Archivado en 27 Septiembre 2013

Felicidad o Bendición

27 Septiembre, 2013

By Nosolodoctor

Que el rocío siempre esté sobre tu cabeza y que la lluvia llegue en su tiempo a tus campos.

Que la brisa te traiga el perfume de la intuición  y  el mar la determinación de llevarla a cabo.

Que los ríos corran para el lado que quieras navegar y que el oleaje, el temporal y la crecida nunca te sorprendan en tu viaje.


Que puedas encender el fuego que necesites y que no te falte agua para beber ni para mantenerte limpio.


Que tus necesidades sean pocas y bien delimitadas y que nunca, nunca, te falte capacidad de amar aunque no seas correspondido.

JSB, 1983.

Hay muchos que piensan que la vida es una escalera en la que intentamos alcanzar nuestro particular póker de la felicidad: lograr riqueza, poder, satisfacer  nuestros deseos, tener un trabajo digno y, finalmente, alcanzar cierta plenitud espiritual que mucha gente, dicho sea de paso, confunde con la llamada “realización personal”… Pero, y este es el objeto de la entrada de hoy, ¿es eso cierto?, ¿son estos cuatros objetivos “los” objetivos (valga la redundancia) de nuestra vida?, ¿tenemos asegurada la felicidad y el éxito en la vida con su consecución?

Respecto a la riqueza puede que sí porque cierta independencia económica no voy a negar que nos proporciona algo de pseudoseguridad, respecto al  trabajo digno tendríamos que ponernos de acuerdo sobre qué consideramos por “digno”, pero donde tengo más dudas es  en el tema de la satisfacción de los deseos y en “eso” de alcanzar la  ”plenitud espiritual”, entre otras razones porque estos dos objetivos son, según Maimonides y toda la mística en general,  incompatibles entre sí: la satisfacción de los deseos “carnales” son a priori  incompatibles con el pleno desarrollo espiritual pues en principio “cuerpo y espíritu” son dos fuerzas antagónicas que idealmente deberían, todo lo más, estar en equilibrio sin predominar una sobre otra .En palabras de Oscar Wilde existe la paradoja sobre el deseo :

En este mundo yo sólo sé de dos desgracias: la primera es no conseguir lo que uno desea, y la otra es conseguirlo; ¡esta última es una verdadera tragedia!

¿Por qué? Porque la satisfacción del deseo es por definición “fugaz” o en el mejor de los casos temporal como el hambre, la sed, el sexo… Lamentablemente, a veces confundimos “deseo con necesidad”  de la misma manera que un niño puede confundir una “chuche”  con una “comida”. En última instancia también el dinero, sin darnos cuenta,  tiende a ocupar el puesto principal y objetivo de nuestras vidas. Si bien la mayoría de las horas que estamos despiertos durante el día las dedicamos a conseguir seguridad económica, afectiva y “carnal”, más o menos en ese orden,  a veces se nos olvida (algunos es que no lo saben) que el objetivo de todo debe ser: “ser algo sublime y espiritual”.

El objetivo principal de todo lo que hacemos debería ser hacer del mundo un recipiente mejor de lo que encontramos, para que el “helicóptero de lo divino” se pose entre nosotros y nos proporcione bendición, lo cual no es felicidad pero tampoco es moco de pavo…

Así que hoy te pedimos que nos digas: ¿cómo llevas esto de la riqueza,  trabajo, los deseos y eso de  la plenitud espiritual…?

Música a parte, lean la letra de la canción de Romina y Albano sobre la felicidad entendida por ellos y la de Maná y Juan Luis Guerra acerca de la Bendición de la sincronicidad… y “hagan juego señores”…

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada quedará activada desde hoy hasta el  30.

Para compartir temas o preguntas: consultadrjosesalama@gmail.com



Nadar y guardar la ropa

13 Septiembre, 2013

By Nosolodoctor

Aunque la producción literaria y pseudoprofesional de los últimos dos años ha sido predominantemente de orientación Gestáltica (pronto escribiré sobre la Gestalt), muchas veces olvido mis orígenes psicoanalíticos fundamentalmente de mi maestro Freud, y sobre todo C.G. Jung. Precisamente llevo unos días preparando una charla para el mes de Marzo-Abril del 2014 acerca del Arquetipo de las Religiones y para ello tengo que releer a Horacio Grecco, al propio Jung, a Pepón Jover y a Carol Pearson, además de a mi admirado Irvin Yalom, en todo aquello que tenga que ver con psicología y religión. Y también me puse a repasar bibliografía y notas mías de este último septenio (2005-2012) acerca de la búsqueda espiritual y el sentido de la vida, destacando entre todo el Alquimista de Paulo Coelho y “El Héroe Interior” de Person, además de andar inscrito en el taller de Francisco Peñarubia: “Las cuatro caras del Héroe” que ya una vez me perdí hace dos años.

Ya sé que hay mucha gente que esta línea editorial bloguera del último año con entradas que hablan de la NBA y/o élites espirituales  no les van y, créanme que me frustra porque (y lo reconozco ahora) realmente el propósito real del blog desde el minuto cero era crear esa masa crítica para poder transmitir estas ñoñerías y ver qué pasa. Os lo intento explicar…

Leí hace unos días que en un estudio de campo en EEUU sobre 5000 conversaciones telefónicas la palabra más repetida en ellas fue… “YO” (116.123) seguida del “MI” (98.345) y del “ME” (88.561): Yo pienso…, yo creo…, me parece…, etc. Lo cual me hace recordar aquello de que una de las muchas dualidades en las que estamos inmerso es en la del “YO”-“NO YO” o Antagonismo estructural que decía Jung. Para Jung nuestro psiquismo es una estructura integrada por instancias antagónicas de las cuales nos valemos los humanos para cumplir con los requerimientos de descarga y anticipación que le impone la doble dirección energética de la libido: la del Eros…, pero también la del Tánatos, o en lenguaje del pueblo” la vida o la muerte”. En este punto están todos los terapeutas de acuerdo: la libido no solo entra y sale (je…)…, sino también avanza y nos hace acercarnos y fusionarnos con el mundo (empatía) y retrocede, y nos hace querer volvernos otra vez para la Tierra, para el útero materno… ¿Se acuerdan de esa entrada de la pasada noche de San Juan acerca de Freddy Mercury titulada “Mama quiero volver dentro”?

En este sentido lo que más y mejor me ha aportado la Gestalt en esta última incursión mía ha sido eso: la de comprender, sentir y relativizar todo un mundo de polaridades que viajan con nosotros. Yo-No Yo, introversión-extroversión etc….Y también individuo-colectividad…, justo en esta última polaridad ees donde pone el énfasis este post al intentar esa mejora continua en la calidad humana: frente a la Autenticidad como individuo (nadar) está la obligación de “guardar la ropa”. Es decir, la Admirabilidad de ejercer una función específica dentro del universo y ser fiel al propósito de mi vida que, evidentemente, no es llegar a los 500.00 visitas en el blog, ni de pasar a la historia por un buen o mal médico, ni sentirme querido y aceptado siempre, ni llevar siempre la razón o no equivocarme nunca…, ni aún siquiera ser Director Médico de una Residencia de ancianos o propietario de una plaza de Medicina de Atención Primaria en el Servicio Andaluz de Salud…

En este punto de la polaridad individualidad/colectivo es donde se me antoja que la aportación de Jung es excepcional. Jung llega a decir que para esa mejora continua de calidad humana llevamos incorporados en nuestro disco duro (inconsciente) un programilla con una serie de imagos que contienen residuos históricos de nuestros ancestros que influyen de modo inconsciente en nuestra visión de la vida, marcando un poco el “sentido que le damos a esta existencia” y al que le dio el nombre de “arquetipos”. Como decía ya Freud: el niño va echando mano de estos arquetipos toda vez que su propia experiencia vital no le basta para contestar todos sus interrogantes y por eso va llenando (vamos llenando) las lagunas de nuestra verdad individual con una verdad arquetípica prehistórica, ancestral, poniendo las experiencias de sus ancestros entremezclada como puede entre la experiencia vital propia… Y por eso no es lo mismo tener de ancestro un primate y ser nosotros los evolucionados que ser nosotros un eslabón más de una cadena humana más o menos sabia…, no es lo mismo ser hijo de Dios que ser hijo del Hombre o ser un Hijo de Pu… ,vamos, digo yo….

En serio, el mundo de los arquetipos es nuestro pasado vivo y nuestro futuro posible. En su trama se encuentra lo que la especie acumuló como experiencia de evolución y las posibilidades o caminos aun por recorrer. Existe entre los arquetipos un grupo a los que Jung denominó  “instancias psíquicas colectivas” cuyas afirmaciones elementales son:

1. Lo que YO soy pero ignoro que soy y que veo reflejado en el otro: La sombra. Su arquetipo: la muerte.

2. Lo que yo soy en función de los otros: La máscara. Su arquetipo el Payaso, el Arlequín.

3. Lo que yo soy como consciencia: El EGO. Su arquetipo: el Huérfano.

4. Lo que yo soy cuando estoy animado y lo que yo soy cuando estoy hundido: se llama El Ánima, su arquetipo es Circe.

5. Lo que yo soy con mis introyectos, mis códigos y mis opiniones: El Animus. Su arquetipo es el Maestro

6. Lo que yo soy cuando aún no me he realizado: se llama Plenitud. Su arquetipo es el Mago

7. Lo que yo soy como aspiración al final de mis días: se llama El Self. Su arquetipo es el árbol de la vida.

Y hasta aquí puedo leer… El ejercicio de esta semana consiste en mirar para dentro de cada uno y repasarte el estado de cada uno de tus “Yoes”: ¿qué es lo contrario de lo que tú crees que eres ?, ¿ quién han hecho los demás que seas?, ¿quién eres tú, realmente tú?, ¿qué diferencia hay entre cuando estas animado, en la luz, y en la tristeza para tus “yoes”, o en tus miedos del cuarto oscuro?, ¿qué piensas tú de la vida, que piensas tú de la muerte, que piensas tú de después de la muerte, o, que piensas tú de dónde venimos, que piensas tú de la Humanidad?, ¿a qué aspira realmente tu alma si es que crees en ella y sino, a qué aspira tu intelecto?

Para los jungnianos cada arquetipo está presente en nuestras vidas, en algunas áreas predominan más que otros, pero de algún modo se hacen presentes y viven a través nuestro. La manifestación de cada uno de ellos hace que vivamos las circunstancias de una determinada manera, por tanto, ante una misma situación, podemos percibirla y actuar de modos diferentes en función de qué arquetipo predomina en nosotros en ese momento. Precisamente la existencia del blog ha hecho posible crear un espacio virtual creíble donde nos podemos retratar y vernos a través de los comentarios y de la entrada en sí misma a nosotros mismo proyectándonos en el otro. En este sentido creo que toda esta temática está, particularmente, en relación con los movimientos sociales, la política y la religión y con todo ese gran movimiento global de vivir en un mundo mejor, en un mundo nuevo…, como dice Pepón Jover: “una cosa es creer que uno va a ascender por arte de magia, por efecto de alguna influencia externa (acuérdense de la profecía Maya del final del 2012, el Sol, etc.) y otra es que estemos preparados para hacer algo parecido a eso, querer que ocurra y que…, “ocurra” . Que hay que aprender a nadar y a guardar la ropa porque algún día hay que salir del agua y no puedes salir en pelotas. Si, ya sé que más de uno saldría en bolas…, pero créanme, la ropa sirve…, más de lo que nos creemos. Y tampoco podemos no entrar al agua (sumergirnos en nuestro mundo) por miedo a desnudarnos… Hay que estudiar más de lo que uno se cree y currárselo para purificarse, o transformarse, o metamorfosearse en los planos mental, emocional, físico, energético y espiritual, cada uno en su nivel, en su creencia, en su necesidad, en su prioridad…, en su arquetipo…

Por eso este “caminando juntos hacia la trascendencia” para un cambio global a mejor, es un trabajo arduo, doloroso y no es nada popular…, pues hay que saber poner la otra mejilla, echar de menos a personas que se quedan por el camino porque no les va…, porque se enfadaron, porque no les interesa, porque cambiaron…, porque cambié yo.

Mientras tanto solo podemos sugerir disminuir el número de “Yoes” en nuestra conversación” y seguir cada uno el camino que su GPS ancestral le vaya indicando para conseguir su Self. Y el que piense que es una pérdida de tiempo pues… puede quedarse en casa viendo “aquí no hay quien viva”…

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada quedará activada hasta el día 22 de septiembre.

Si quieres formar parte de nuestra masa crítica colaborando estamos en: consultadrjosesalama@gmail.com

NUEVE SEMANAS Y MEDIA (5): EL ARTE DE LA APRECIACION

2 Septiembre, 2013

By: Nosolodoctor

Esta es la tercera vez en la historia del blog que insertamos el video del circo de las mariposas. En las dos ocasiones anteriores fue el soporte para la motivación y el esfuerzo pero esta semana el tema va de “apreciar” lo que tenemos. Y para ello les voy a contar la historia real de un paciente de 36 años que tenía una predisposición inusual hacia el optimismo y la felicidad, así que cuando una vez coincidí con él en la consulta  le pregunté sobre el origen de su secreto, y me contestó:

“Tenía 11 años y  estaba andando en mi bicicleta cuando de repente un fuerte viento me tiró al suelo mientras un camión venía en camino. El camión pasó por encima mío y me cortó la pierna. “Mientras estaba en el hospital allí acostado sangrando, me di cuenta de que tendría que vivir el resto de mi vida sin una pierna… y era realmente deprimente”.  Pero luego me di cuenta de que el estar deprimido no me devolvería mi pierna. En ese momento  decidí no perder mi vida, además de la pierna, viviendo sin esperanza. O lo que suele decir usted estar muerto en vida”

“Cuando mis padres llegaron al hospital para verme estaban impactados. Entonces les dije:

“Yo ya me he hecho a la idea. Ahora les toca a ustedes”.

“Desde ese momento, veo a mis amigos enojarse por cosas insignificantes: el autobús llegó tarde, tuvieron una mala calificación en la escuela, alguien los insultó. Mas yo, sólo disfruto de la vida, del aire que respiro, de las miradas con las que me encuentro, de una canción… hay muchas cosas de las que disfrutar”.

Me quedé en silencio. Realmente a la edad de 11, esta línea de pensamiento no es habitual; tener tanta la claridad para entender que enfocarse en lo que uno no tiene en vez de en lo que uno tiene es una pérdida de energía. La clave de la felicidad es disfrutar lo que uno ya tiene. Suena simple…. Entonces ¿por qué hay tanta gente infeliz? la respuesta es: porque carecemos de las herramientas adecuadas. La sociedad occidental comúnmente percibe la felicidad como el resultado de lo que logras y adquieres.  Toda mi vida mejoraría si tuviera un coche nuevo”.  “Sólo necesito un mejor trabajo y entonces podré relajarme y ser feliz”. “Si conociera a la mujer indicada…”. “ Obtienes el coche y ¿qué pasa?; durante toda una semana te sientes en las nubes. Después regresas a tu infelicidad. “Si Pepito saliese conmigo….si me correspondiera…. si me escribiese…..

¿Suena familiar?

La felicidad no es una ocurrencia. La felicidad es un estado mental. Puedes tenerlo todo en el mundo y seguir siendo miserable. O puedes tener relativamente poco y sentir una felicidad ilimitada. O como dice el Tratado de Ética de los padres capitulo  4;1 cuando El Talmud dice: “¿Quién es rico? Aquel que aprecia lo que tiene”.  Es por eso que te proponemos durante esta semana: to-da-la-semana el siguiente ejercicio:

1)  escuchar una vez al día esta canción que os ponemos al final de esta entrada y

2)  que nos escribas en los comentarios de hoy cual es tu patrimonio: qué es lo que tienes. No nos interesa para nada conocer lo que te falta.  Una vez que manejes el arte de la apreciación, es decir, valorar y conscientemente disfrutar de lo que ya tienes, entonces la felicidad  vivirá instalada en ti. Prueba.

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada permanecerá hasta el día seis de septiembre

¿estás content@ con todo lo que tienes? : consultadrjosesalama@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.