Archivado en 27 septiembre 2013

Felicidad o Bendición

27 septiembre, 2013

By Nosolodoctor

Que el rocío siempre esté sobre tu cabeza y que la lluvia llegue en su tiempo a tus campos.

Que la brisa te traiga el perfume de la intuición  y  el mar la determinación de llevarla a cabo.

Que los ríos corran para el lado que quieras navegar y que el oleaje, el temporal y la crecida nunca te sorprendan en tu viaje.


Que puedas encender el fuego que necesites y que no te falte agua para beber ni para mantenerte limpio.


Que tus necesidades sean pocas y bien delimitadas y que nunca, nunca, te falte capacidad de amar aunque no seas correspondido.

JSB, 1983.

Hay muchos que piensan que la vida es una escalera en la que intentamos alcanzar nuestro particular póker de la felicidad: lograr riqueza, poder, satisfacer  nuestros deseos, tener un trabajo digno y, finalmente, alcanzar cierta plenitud espiritual que mucha gente, dicho sea de paso, confunde con la llamada “realización personal”… Pero, y este es el objeto de la entrada de hoy, ¿es eso cierto?, ¿son estos cuatros objetivos “los” objetivos (valga la redundancia) de nuestra vida?, ¿tenemos asegurada la felicidad y el éxito en la vida con su consecución?

Respecto a la riqueza puede que sí porque cierta independencia económica no voy a negar que nos proporciona algo de pseudoseguridad, respecto al  trabajo digno tendríamos que ponernos de acuerdo sobre qué consideramos por “digno”, pero donde tengo más dudas es  en el tema de la satisfacción de los deseos y en “eso” de alcanzar la  ”plenitud espiritual”, entre otras razones porque estos dos objetivos son, según Maimonides y toda la mística en general,  incompatibles entre sí: la satisfacción de los deseos “carnales” son a priori  incompatibles con el pleno desarrollo espiritual pues en principio “cuerpo y espíritu” son dos fuerzas antagónicas que idealmente deberían, todo lo más, estar en equilibrio sin predominar una sobre otra .En palabras de Oscar Wilde existe la paradoja sobre el deseo :

En este mundo yo sólo sé de dos desgracias: la primera es no conseguir lo que uno desea, y la otra es conseguirlo; ¡esta última es una verdadera tragedia!

¿Por qué? Porque la satisfacción del deseo es por definición “fugaz” o en el mejor de los casos temporal como el hambre, la sed, el sexo… Lamentablemente, a veces confundimos “deseo con necesidad”  de la misma manera que un niño puede confundir una “chuche”  con una “comida”. En última instancia también el dinero, sin darnos cuenta,  tiende a ocupar el puesto principal y objetivo de nuestras vidas. Si bien la mayoría de las horas que estamos despiertos durante el día las dedicamos a conseguir seguridad económica, afectiva y “carnal”, más o menos en ese orden,  a veces se nos olvida (algunos es que no lo saben) que el objetivo de todo debe ser: “ser algo sublime y espiritual”.

El objetivo principal de todo lo que hacemos debería ser hacer del mundo un recipiente mejor de lo que encontramos, para que el “helicóptero de lo divino” se pose entre nosotros y nos proporcione bendición, lo cual no es felicidad pero tampoco es moco de pavo…

Así que hoy te pedimos que nos digas: ¿cómo llevas esto de la riqueza,  trabajo, los deseos y eso de  la plenitud espiritual…?

Música a parte, lean la letra de la canción de Romina y Albano sobre la felicidad entendida por ellos y la de Maná y Juan Luis Guerra acerca de la Bendición de la sincronicidad… y “hagan juego señores”…

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada quedará activada desde hoy hasta el  30.

Para compartir temas o preguntas: consultadrjosesalama@gmail.com



El bolero de Ravel

24 septiembre, 2013

By Nosolodoctor & Nosoloángel

Hay muchas razones por las que vamos a terapia, pero solo dos maneras de entrar en una consuta…: la primera es dominados por sentimientos que nos subyugan a situaciones equivocadas o, por el contrario, en posición “on” (conscientes-despiertos), es decir, como observadores de nuestra situación y con un problema sin resolución aparentemente,  a la espera de que nuestro terapéuta alumbre ese escenario obscuro, para poder pasar a la siguiente escena de nuestra vida y avanzar en la trama…

Llegar a controlar el enfado o la emoción que nos desplaza de nuestro centro, para poder iniciar una terapia limpios de “polvo y paja”, según la Gestalt, es viable gracias a una técnica tan sencilla como la “meditación”.

Muchos se preguntan qué se consigue al meditar y cómo se hace… La primera respuesta ya está desvelada, la segunda la podréis responder en unos segundos…

Adelante… Video tip Sexto!!!

Aviso para Nosolonavegantes: Esta entrada quedará activada hasta el 26 de septiembre.

Plantea un tema en consulatadrjosesalama@gmail.com

Constelación de libra

23 septiembre, 2013

By Nosolodoctor

Feliz cumpleaños a Maria Rayo y a Norah y a mí mismo (je…)

El propósito de la astrología Kabalística es brindar herramientas a la persona sobre cómo aprovechar la energía disponible en cada mes para caminar por la vida manteniendo cierto control de su propia vida, partiendo de transformar su deseo de recibir para sí mismo (egoísmo) en Altruismo (deseo de compartir con los demás). Ya que cada constelación zodiacal trae consigo una energía muy particular, la Kabbalah, en su sección astrológica, nos enseña que cada uno de nosotros está influenciado por esa energía que encierra y dispone cada uno de los meses de la rueda zodiacal, incluso aún si no hemos nacido bajo ese signo en particular. En este sentido, aunque seamos un Sagitario o un Escorpio o un Géminis, seremos influenciados de forma directa por la energía del mes en curso, ya que todos nosotros tenemos algo de cada uno de los doce signos del zodiaco, del mismo modo que tenemos algo de todos los eneatipos, y, por otra parte, porque la energía del mes en curso es la que se encuentra disponible en el universo como soporte o menú de ayuda para ayudarnos a conseguir nuestro propósito de vida y nuestra autorrealización. El Libro de La Formación, Sefer Yetzirah (1ra fuente de La kabbalah), atribuÍdo al Patriarca Abraham, indica que cada mes del año tiene una letra del alfabeto hebreo, un signo del zodiaco, una de las 12 tribus, un sentido, y un órgano controlador del cuerpo humano que le corresponde. Septiembre que significa (séptimo mes) está regido por el signo de Libra y representado por la balanza que en hebreo recibe el nombre de moznaim. La Balanza viene a representar el balance del universo. El equilibrio global cósmico. En la antigüedad fue usada para colocar los objetos a ser pesado en un lado y piedras en unidades de medida, por el otro. La idea de la balanza es que toma dos cosas opuestas y diferentes para así comprobar la diferencia entre ellos. En el primer día del mes de libra esta acción metafísica se lleva a cabo cuando todas nuestras acciones están siendo pesadas, las buenas acciones y las no tan buenas. La raíz etimológica de la palabra “Moznaim”, en lenguaje bíblico, viene de la palabra oznaim (oídos), lo que implica equilibrio y balance (el sentido interior de los oídos). De hecho, en medicina el “vértigo” radica casi siempre en una alteración a nivel auditivo. La clave para el equilibrio está en escuchar, oznaim =moznaim, siempre analizar las 2 partes. Libra es el 7mo mes de los 12 meses del calendario. Por eso es que la cultura greco-romana le colocó septiembre, que viene de séptimo. Y como 7mo mes del año astrológico, Libra es el más “querido” de los meses, como está dicho:” Todos los séptimos son queridos”. Con libra se inicia el “período” del Otoño, en la que muchos aspectos ya se han señalado en las entradas de años anteriores sobre septiembre y octubre.

Libra es llamado en la Biblia Yeraj Haeitanim, “el mes de la fuerza” o “el mes de los ancianos” porque puede ser comienzo o final… Pero es que para comenzar hay que terminar…algo. Es por ello que este mes de Libra es un buen momento para comenzar o iniciar cosas, que pueden ir desde un negocio hasta un cambio en nuestra conducta o comportamiento.

La Energía de este mes de Libra empuja al hombre a ponerse en su centro, ya que muchos eruditos sostienen que fue en septiembre cuando se creó nuestro planeta Tierra. Por lo tanto la energía de este mes nos ayuda a dilucidar dónde está nuestro centro de gravedad en nosotros mismo y en nuestro Universo…

Todos en algún momento de nuestras vidas le hemos hecho daño a otros, bien sea consciente o inconscientemente, y también hemos sido dañados, pero en realidad nunca nada llegó a tocar jamás nuestra alma, sólo lo más superficial, el ego es el que en realidad se siente de alguna manera herido, ya que lo esencial siempre permanece intacto. Perdonar, pedir perdón y perdonarnos es una tarea que está íntimamente ligada con la energía de este mes, que nos lo hace más accesible y reales.

El Perdón es esa acción que nos permite “romper con todas las leyes naturales” para así elevarnos por encima de ellas y poder realmente ejercer nuestro libre albedrío de una manera absoluta, con lo cual podemos convertirnos en los arquitectos de nuestros destinos y dejar de ser, de una vez y para siempre, la víctima de los eventos o las circunstancias que ocurrieron en nuestras vidas. El Perdón permite cambiar nuestro destino emocional rompiendo las cadenas programativas que nos mantienen atados al pasado y sanar verticalmente (nuestros ancestros) y horizontalmente (nuestras acciones). Con el perdón podemos erradicar el mal de nuestro mundo ya que la única forma de terminar con el mal es devolviendo bien por mal.

Libra está representado por el color Burdeos, símbolo de la aspiración existencial del hombre por retornar a su fuente última y absoluta en la esencia del Espíritu. Libra rige sobre el sentido del Tacto (contacto) que a su vez tiene mucho que ver con las relaciones matrimoniales. En La Kabbalah, el equilibrio es el estado requerido para la unión marital, “cara a cara”. Este es el estado espiritual que se consigue en el mes de septiembre. En este mes existe un gran caudal de energía Creadora disponible. ¿Y como podemos disfrutar de las bondades de esta potente energía? El secreto está en La conexión sexual.

Por último Libra rige la vesícula biliar. La Kabbalah enseña que en El “humor verde”, que es la bilis, reside en la vesícula biliar, la cual es la fuente de todo despertar sexual. A través del intenso sentido espiritual del mes de Libra, el humor verde de la vesícula biliar se activa para controlar y permear todas las actividades del hombre a lo largo del resto del año con energía Creativa, la cual puede utilizar para crear lo que siempre ha querido manifestar en su vida. La bilis acumulada en la vesícula biliar es extremadamente amarga, pero esta misma amargura es precisamente uno de los más significativos “digestivos” que puedan encontrarse en el cuerpo a la hora de hacer las digestiones. Producida en el hígado, la bilis neutraliza la acidez y quiebra las grasas. Luego de cumplir con su tarea, parte de su fluído retorna a su fuente, “pacificando y enfriando” el hígado, luego del intenso trabajo de limpieza de la sangre. Esto se encuentra aludido en la afirmación de nuestros sabios del talmud y la kabbalah donde señalan que: “El hígado se enoja y la vesícula biliar (que es su pareja matrimonial) emite bilis para pacificar esa ira” (El Talmud de Berajot 61b). Así, de la misma materia con la que se produce nuestra ira, también se crea un pacificador para aplacar. Una prueba más de la existencia bipolar de todas las cosas en nuestro mundo. De la misma manera, es desde nuestra amargura que el reconocimiento de nuestro error ocasiona nuestra elevación [Rabí Najmán de Breslov].

El Zohar (Fuente Máxima de La Kabbalah) señala que: “Nuestras emociones negativas, especialmente la ira y la impaciencia, se manifiestan en nuestro hígado”. En el siguiente texto del Zohar aparece un entendimiento notable: “Del hígado y su apéndice emerge la hiel, que es la espada del Ángel de la Muerte, de donde surgen gotas amargas para matar a los seres humanos”. El Zohar luego dice que: “la hiel se adueña de las arterias del corazón y de todas las arterias en los miembros del cuerpo…” ¿Qué es la bilis? De forma interesante, la hiel se define como “bilis” y como “amargura del espíritu” o “resentimiento o rencor.” Esta definición refuerza el punto de vista Kabalístico de que existe una conexión vital entre el comportamiento humano y la salud física. Más aún, es el hígado el que segrega hiel (bilis) y ¿adivinen qué?, el componente primario de la bilis es el colesterol. Los altos niveles de colesterol son una de las causas principales de la arteriosclerosis, el endurecimiento y bloqueo de las arterias, una de las causas más frecuentes de las enfermedades cardíacas y de la muerte. En otras palabras, el Zohar dice que la ira o rabia va al hígado, que luego crea colesterol malo, el cual “se adueña de las arterias del corazón…” y eventualmente trae la muerte.

¿Cómo se conecta este entendimiento médico con este mes de Libra (Tishrei)? Toda la ira y las emociones negativas que la persona ha expresado a lo largo del año aparece durante los primeros días del mes de Libra, vuelven como un boomerang hostil. En otras palabras, según la Kabbalah, toda la energía negativa que hemos generado a través de nuestra ira se manifiesta o somatizan como las enfermedades relacionadas con el corazón causadas por el hígado. Está allí, lista para penetrar, la semilla de lo que brotará el próximo años, el próximo Enero. En Septiembre se siembra, en enero brota, en Abril “florece”…. Sin embargo, la introspección, el arrepentimiento y la toma de nuevas decisiones acompañadas de una buena alimentación sirven como purificación, para eliminar estas fuerzas negativas de las arterias y del sistema cardiovascular. A través del cambio de conducta y hábitos (como resultado de la introspección y el arrepentimiento), los niveles del colesterol bueno aumentan mientras que los niveles del colesterol malo disminuyen. Nuestra sangre es limpiada de toxinas. Las arterias se limpian de depósitos mortales y de grasa. Todo porque plantamos una semilla libre de energía negativa. Además, ese “endurecimiento de las arterias” – que significa en realidad bloqueos que evitan que la sangre (o la Luz espiritual) fluya, puede suceder también en las áreas de negocios, matrimonio y todas nuestras relaciones. En otras palabras, estas áreas de nuestras vidas también tienen “arterias” que pueden evitar que la felicidad y el éxito fluyan. Obsérvalo de esta manera – cualquier caos manifestado en nuestras vida es causado por un bloqueo que evita que la Luz del Creador fluya libremente hacia nuestras vidas. ¡Podemos experimentar esto como un ataque cardíaco, sufrimientos financieros o la muerte de un matrimonio! ¡Pero la causa raíz es una y es la misma!

Las personas nacidas bajo el signo de Libra cuando están sanas y bien aspectadas tienden a ser personas analíticas pero dubitativas con tendencia a complacer a todo el mundo, y en algún momento pierden el equilibrio, porque dan demasiado. Los Libras son buenas personas de negocios. Los Libras son los que más necesitan dar caridad, donaciones y diezmos, a fin de infundir al dinero con positividad y dar al dinero el equilibrio adecuado ya que el dinero del mundo está contaminado…

Y ahora la tarea para hacer durante el periodo de libra (el que quiera, el que quiera…)

1) Comprende, Acepta, Perdona y Ama Incondicionalmente a todas las personas que conforman tu mundo y en especial a tu pareja.

2) Evita la confrontación y el conflicto, busca en todo momento el equilibrio, el balance y la equidad.

3) No temas en tomar decisiones, recuerda que no existen ni buenas ni malas decisiones, solo existen Decisiones.

4) No cuestiones decisiones pasadas. Ten siempre en cuenta que siempre tomaste la mejor decisión (Perdónate). Repásalas (sana lo que debas sanar) y sigue adelante toma sin temor nuevos retos (Arriésgate). Toma una nueva decisión que te apoye en tu realización. Sin miedo…, y habras encontrado así para este nuevo curso que pronto va a empezar tu centro de gravedad permanente…

Plateanos un tema que te llame la atención en: consultadrjosesalama@gmail.com

Nadar y guardar la ropa

13 septiembre, 2013

By Nosolodoctor

Aunque la producción literaria y pseudoprofesional de los últimos dos años ha sido predominantemente de orientación Gestáltica (pronto escribiré sobre la Gestalt), muchas veces olvido mis orígenes psicoanalíticos fundamentalmente de mi maestro Freud, y sobre todo C.G. Jung. Precisamente llevo unos días preparando una charla para el mes de Marzo-Abril del 2014 acerca del Arquetipo de las Religiones y para ello tengo que releer a Horacio Grecco, al propio Jung, a Pepón Jover y a Carol Pearson, además de a mi admirado Irvin Yalom, en todo aquello que tenga que ver con psicología y religión. Y también me puse a repasar bibliografía y notas mías de este último septenio (2005-2012) acerca de la búsqueda espiritual y el sentido de la vida, destacando entre todo el Alquimista de Paulo Coelho y “El Héroe Interior” de Person, además de andar inscrito en el taller de Francisco Peñarubia: “Las cuatro caras del Héroe” que ya una vez me perdí hace dos años.

Ya sé que hay mucha gente que esta línea editorial bloguera del último año con entradas que hablan de la NBA y/o élites espirituales  no les van y, créanme que me frustra porque (y lo reconozco ahora) realmente el propósito real del blog desde el minuto cero era crear esa masa crítica para poder transmitir estas ñoñerías y ver qué pasa. Os lo intento explicar…

Leí hace unos días que en un estudio de campo en EEUU sobre 5000 conversaciones telefónicas la palabra más repetida en ellas fue… “YO” (116.123) seguida del “MI” (98.345) y del “ME” (88.561): Yo pienso…, yo creo…, me parece…, etc. Lo cual me hace recordar aquello de que una de las muchas dualidades en las que estamos inmerso es en la del “YO”-“NO YO” o Antagonismo estructural que decía Jung. Para Jung nuestro psiquismo es una estructura integrada por instancias antagónicas de las cuales nos valemos los humanos para cumplir con los requerimientos de descarga y anticipación que le impone la doble dirección energética de la libido: la del Eros…, pero también la del Tánatos, o en lenguaje del pueblo” la vida o la muerte”. En este punto están todos los terapeutas de acuerdo: la libido no solo entra y sale (je…)…, sino también avanza y nos hace acercarnos y fusionarnos con el mundo (empatía) y retrocede, y nos hace querer volvernos otra vez para la Tierra, para el útero materno… ¿Se acuerdan de esa entrada de la pasada noche de San Juan acerca de Freddy Mercury titulada “Mama quiero volver dentro”?

En este sentido lo que más y mejor me ha aportado la Gestalt en esta última incursión mía ha sido eso: la de comprender, sentir y relativizar todo un mundo de polaridades que viajan con nosotros. Yo-No Yo, introversión-extroversión etc….Y también individuo-colectividad…, justo en esta última polaridad ees donde pone el énfasis este post al intentar esa mejora continua en la calidad humana: frente a la Autenticidad como individuo (nadar) está la obligación de “guardar la ropa”. Es decir, la Admirabilidad de ejercer una función específica dentro del universo y ser fiel al propósito de mi vida que, evidentemente, no es llegar a los 500.00 visitas en el blog, ni de pasar a la historia por un buen o mal médico, ni sentirme querido y aceptado siempre, ni llevar siempre la razón o no equivocarme nunca…, ni aún siquiera ser Director Médico de una Residencia de ancianos o propietario de una plaza de Medicina de Atención Primaria en el Servicio Andaluz de Salud…

En este punto de la polaridad individualidad/colectivo es donde se me antoja que la aportación de Jung es excepcional. Jung llega a decir que para esa mejora continua de calidad humana llevamos incorporados en nuestro disco duro (inconsciente) un programilla con una serie de imagos que contienen residuos históricos de nuestros ancestros que influyen de modo inconsciente en nuestra visión de la vida, marcando un poco el “sentido que le damos a esta existencia” y al que le dio el nombre de “arquetipos”. Como decía ya Freud: el niño va echando mano de estos arquetipos toda vez que su propia experiencia vital no le basta para contestar todos sus interrogantes y por eso va llenando (vamos llenando) las lagunas de nuestra verdad individual con una verdad arquetípica prehistórica, ancestral, poniendo las experiencias de sus ancestros entremezclada como puede entre la experiencia vital propia… Y por eso no es lo mismo tener de ancestro un primate y ser nosotros los evolucionados que ser nosotros un eslabón más de una cadena humana más o menos sabia…, no es lo mismo ser hijo de Dios que ser hijo del Hombre o ser un Hijo de Pu… ,vamos, digo yo….

En serio, el mundo de los arquetipos es nuestro pasado vivo y nuestro futuro posible. En su trama se encuentra lo que la especie acumuló como experiencia de evolución y las posibilidades o caminos aun por recorrer. Existe entre los arquetipos un grupo a los que Jung denominó  “instancias psíquicas colectivas” cuyas afirmaciones elementales son:

1. Lo que YO soy pero ignoro que soy y que veo reflejado en el otro: La sombra. Su arquetipo: la muerte.

2. Lo que yo soy en función de los otros: La máscara. Su arquetipo el Payaso, el Arlequín.

3. Lo que yo soy como consciencia: El EGO. Su arquetipo: el Huérfano.

4. Lo que yo soy cuando estoy animado y lo que yo soy cuando estoy hundido: se llama El Ánima, su arquetipo es Circe.

5. Lo que yo soy con mis introyectos, mis códigos y mis opiniones: El Animus. Su arquetipo es el Maestro

6. Lo que yo soy cuando aún no me he realizado: se llama Plenitud. Su arquetipo es el Mago

7. Lo que yo soy como aspiración al final de mis días: se llama El Self. Su arquetipo es el árbol de la vida.

Y hasta aquí puedo leer… El ejercicio de esta semana consiste en mirar para dentro de cada uno y repasarte el estado de cada uno de tus “Yoes”: ¿qué es lo contrario de lo que tú crees que eres ?, ¿ quién han hecho los demás que seas?, ¿quién eres tú, realmente tú?, ¿qué diferencia hay entre cuando estas animado, en la luz, y en la tristeza para tus “yoes”, o en tus miedos del cuarto oscuro?, ¿qué piensas tú de la vida, que piensas tú de la muerte, que piensas tú de después de la muerte, o, que piensas tú de dónde venimos, que piensas tú de la Humanidad?, ¿a qué aspira realmente tu alma si es que crees en ella y sino, a qué aspira tu intelecto?

Para los jungnianos cada arquetipo está presente en nuestras vidas, en algunas áreas predominan más que otros, pero de algún modo se hacen presentes y viven a través nuestro. La manifestación de cada uno de ellos hace que vivamos las circunstancias de una determinada manera, por tanto, ante una misma situación, podemos percibirla y actuar de modos diferentes en función de qué arquetipo predomina en nosotros en ese momento. Precisamente la existencia del blog ha hecho posible crear un espacio virtual creíble donde nos podemos retratar y vernos a través de los comentarios y de la entrada en sí misma a nosotros mismo proyectándonos en el otro. En este sentido creo que toda esta temática está, particularmente, en relación con los movimientos sociales, la política y la religión y con todo ese gran movimiento global de vivir en un mundo mejor, en un mundo nuevo…, como dice Pepón Jover: “una cosa es creer que uno va a ascender por arte de magia, por efecto de alguna influencia externa (acuérdense de la profecía Maya del final del 2012, el Sol, etc.) y otra es que estemos preparados para hacer algo parecido a eso, querer que ocurra y que…, “ocurra” . Que hay que aprender a nadar y a guardar la ropa porque algún día hay que salir del agua y no puedes salir en pelotas. Si, ya sé que más de uno saldría en bolas…, pero créanme, la ropa sirve…, más de lo que nos creemos. Y tampoco podemos no entrar al agua (sumergirnos en nuestro mundo) por miedo a desnudarnos… Hay que estudiar más de lo que uno se cree y currárselo para purificarse, o transformarse, o metamorfosearse en los planos mental, emocional, físico, energético y espiritual, cada uno en su nivel, en su creencia, en su necesidad, en su prioridad…, en su arquetipo…

Por eso este “caminando juntos hacia la trascendencia” para un cambio global a mejor, es un trabajo arduo, doloroso y no es nada popular…, pues hay que saber poner la otra mejilla, echar de menos a personas que se quedan por el camino porque no les va…, porque se enfadaron, porque no les interesa, porque cambiaron…, porque cambié yo.

Mientras tanto solo podemos sugerir disminuir el número de “Yoes” en nuestra conversación” y seguir cada uno el camino que su GPS ancestral le vaya indicando para conseguir su Self. Y el que piense que es una pérdida de tiempo pues… puede quedarse en casa viendo “aquí no hay quien viva”…

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada quedará activada hasta el día 22 de septiembre.

Si quieres formar parte de nuestra masa crítica colaborando estamos en: consultadrjosesalama@gmail.com

El Dios de los Laícos

9 septiembre, 2013

By Nosolodoctor

SONETO A BARUJ SPINOZA DE J. L.  BORGES

Bruma de oro, el Occidente alumbra
la ventana. El asiduo manuscrito
aguarda, ya cargado de infinito.
Alguien construye a Dios en la penumbra.

Un hombre engendra a Dios. Es un judío
de tristes ojos y de piel cetrina.
Lo lleva el tiempo como lleva el río
una hoja en el agua que declina.

No importa. El hechicero insiste y labra
a Dios con geometría delicada,
desde su enfermedad, desde su nada,
sigue erigiendo a Dios con la palabra,
el más pródigo amor le fue otorgado,
el amor que no espera ser amado.

Lo reconozco, si hay un concepto a priori incompatible con la salud mental es el de Dios. Hasta hace poco creía que era la “religión”  entendida como institución de los hombres que hablan por boca de Dios y que erige en “ministros” del cielo, pero hace unos siete meses mientras me preparaba una conferencia sobre “neuroticismo y religión” me sorprendí a mí mismo reconociendo que no era ya el concepto de religión lo que se interponía entre cierta insatisfacción organísmica, que nos hace suspirar, y ese concepto de ética y moral del que muchas veces me habéis leído abogar en el blog. Así que empecé a darle vueltas a estas cosas y me acordé de un filósofo judío español de amplia raigambre en el pensamiento occidental y al que yo siempre admiré y que sufrió ¡a los 24 años de edad ! un “herem”, es decir, una excomulgación dura por parte del tribunal rabínico de Holanda y censurado por el mundo cristiano allá por el año  1656 aún a pesar de todo un trabajo filosófico que consiguió cambiar el mundo, preparando el camino para ese periodo tan fructífero que fue denominado la “ilustración”. Me refiero a Baruj (Bendito) Spinoza.  Cuantas ganas tenia de dedicarle una entrada a este valiente pensador del siglo XVIII, tan valiente y al mismo tan solo (sin comunidad y sin familia). Un edicto irreversible obligaba a todo judío, incluída su familia, a no acercarse a menos de cuatro metros de su presencia física, leer sus escritos, relacionarse con él…, hablarle…

Baruj (o Benedictus, como él firmaba, o Bento, como lo llamaban sus ex-amigos) fue dos veces maldito: en vida, por los judíos, y después de su muerte, por los cristianos, a pesar de haber sido un hombre bueno, honesto, sabio y profundamente religioso cuya vida fue la de un sabio que para poder pensar con libertad, decidió vivir del trabajo manual, y dedicó una parte de su tiempo a pulir lentes para instrumentos ópticos. Sabemos por sus biógrafos que era sencillo y bueno, que vivía austeramente y que, a pesar de su mala salud, era feliz.  Como buscaba los principios de la Religión verdadera y pretendía reemplazar la revolución por las luces naturales de la razón, fue acusado de ateísmo. Practicaba, como prueba de su Religión, una vida sencilla y frugal, indiferente a todo lo que no fuera la Verdad. La salvación estaba, pues, en la búsqueda del espíritu de Dios en nosotros. La salvación estaba en la filosofía. La filosofía es la verdad de toda religión. Y ya…, así…, casi sin querer, estamos instalados en el laicismo. Además, mi admiración por Spinoza es doble desde el momento que mi admirado Albert Einstein era un físico “pitagórico” Spinoziano recalcitrante. Ese Dios de la frase Einsteniana “Dios no juega a los dados”, ese Dios que a veces hemos mencionado en este blog cuando hablábamos de la sincronicidad etc…, era… el Dios de Spinoza. Un Dios equivalente del Todo en la naturaleza, que se basa en la naturaleza y que se sirve de las leyes de las naturaleza para actuar y dirigir el mundo.

¿Ustedes que opinan?  Yo…, por mi parte, me pregunté  ¿Por qué Einstein, alguien que vino del futuro, admiró y respetó tanto a Baruch Spinoza?  Así que decidí  buscar sobre  él y para ello  me tuve que volver a encerrar en mi torre a leer, pensar, reflexionar, sentir y experimentar su filosofía. Fruto de ese recorrido metafísico desde junio del 2012 al Febrero del 2013 es esta entrada, je….,    y ¿qué tiene que ver Spinoza con la psicoterapia?

Pues que esa identificación de Dios con la naturaleza llevó al extremo los principios del racionalismo, y dedujo  que Dios y el universo constituyen una totalidad esencial, una unidad. Para Spinoza, Dios está presente en cada una de las manifestaciones materiales, en cada objeto que puebla el Universo por más pequeño que sea. En cada mota de polvo, en cada átomo, en cada partícula subatómica está Dios.  Aplicado a nosotros, Spinoza destacó tres géneros de conocimiento humano: en el primero el hombre es esclavo de las pasiones y sólo percibe los efectos o signos e ignora las causas, en el segundo, la razón elabora ideas generales o nociones comunes que permiten a la conciencia acercarse al conocimiento de las causas, y aprende a controlar las pasiones, en el tercer género, el hombre accede a una intuición totalmente desinteresada, pues conoce desde el punto de vista de Dios ajeno a sí mismo como individuo y, por tanto, sin que le perturben las pasiones individuales.

La verdad que no veo nada que justificase una censura tan dura…, salvo esta frasecita…, que por otra parte la llevo oyendo en todos los habitáculos psicoterapéutico de enfoque humanístico  por donde transite desde Febrero del 2012 hasta… ayer. ¿A ver qué opinan ustedes?:

“El alma humana tiene un conocimiento adecuado de la eterna e infinita esencia de Dios. No hay en el alma ninguna voluntad absoluta o libre, sino que el alma está determinada a querer esto o aquello por una causa, que también es determinada por otra, y ésta a su vez por otra, y así hasta el infinito.  El amor por una cosa eterna e infinita alimenta el alma de pura alegría y la libra de toda tristeza, lo que es muy de desear y digno de ser buscado con todas nuestras fuerzas….


El deseo es la verdadera esencia del hombre…, lo que un alma quiere es un “cuerpo”… donde expresarse.

El pecado no puede ser concebido en un estado natural, sino sólo en un estado civil, donde es decretado por común consentimiento qué es bueno o qué es malo…

…Si los hombres nacieran libres, no formarían, en tanto que siguieran siendo libres, concepto alguno del bien y del mal.

Por lo que toca a los milagros, estoy persuadido de que la certeza de la divina revelación solamente se puede fundar sobre la sabiduría de la doctrina y no sobre los milagros, es decir, sobre la ignorancia.

Resumiendo, y a donde quería llegar, existen básicamente  4 formas de encarar de fondo el proceso terapéutico de un ser humano; lo psicodinámico (Freud y compañía), lo Existencial (Víctor Frankl, Irvin Yalom….), lo Humanístico (Gestalt, Karl Roger y Análisis Transaccional) y los Sistémicos  y un paso más allá de la concepción sistémica mezclada con el análisis transaccional y AQUIIIII con su puntito psicodinámico siendo el último grito en psicoterapia: Las Constelaciones familiares.

De todos estos paradigmas tanto el psicodinámico como los humanísticos están instalados en el laicismo e intentarán ese contacto mente-cuerpo, esta toma de conexión con el deseo y obviamente con la responsabilidad de gestionarlo, mientras que el enfoque existencial (de la logoterapia de Víctor Frankl, para los resilentes) siempre ha dado gran importancia a las limitaciones humanas y a las dimensiones trágicas de la existencia. (…) El existencialismo de los logoterapeuticos se concentra casi siempre en los límites   que tenemos los humanos (quien los tenga, claro) y en la necesidad de enfrentarse a la angustia derivada de la incertidumbre ante la vida  y todo lo relacionado con el no-ser. Los psicólogos humanistas, por su lado, se refieren menos a nuestros límites y se centran en el desarrollo de nuestro potencial, hablando menos de aceptación y más de “conciencia”, menos de angustia y más de experiencias culminantes y de integraciones globales, a los humanistas  les interesa menos el significado de la vida (el sentido y el propósito de la vida) porque para ellos lo más importante es el darse cuenta, el desarrollo potencial y la capacidad de autorrealización… (Yalom, 1984). También Schneider (2008) comenta que la visión humanista enfatiza el optimismo, el potencial y el crecimiento individual, mientras que la visión existencial acentúa los dilemas,  la tensión que nuestro medio ambiente imprime sobre nosotros, el propósito de la vida  y el crecimiento filosófico y social.

Y ahora… los deberes… a tenor de lo leído y de tu experiencia previa: ¿qué tipo de psicoterapéuta buscarías para ti?, ¿laico?, ¿místico?, ¿te da igual sus convicciones espirituales?, ¿ apostarías por un psicoanálisis?,  ¿por la Gestalt? ¿por un Análisis Bioenergética Analítico?, ¿ por la Logoterapia de Víctor Frankl ?, ¿una constelación Familiar?, ¿un enfoque Sistémico?.

Ya sabes que este blog esta precisamente para fomentar la mirada interna, y hacerte ¿pensar?, ¿sentir?, ¿ actuar?.

Mientras contestas a estas preguntas te pongo a la única cantante en la que coincidirían todos los terapeutas del mundo para poner de fondo en su sala espera. ¿Quién?  ¡SIIII! ¡Enya!   The Very Best of Enya es un disco recopilatorio lanzado en el 2009 que reúne los más grandes éxitos de la dulce, genial, discreta, espiritual, bella, elegante cantante irlandesa. . Ains…

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada quedará activada hasta el día trece.

Si quieres actuar en este blog envía un mail a: consultadrjosesalama@gmail.com


CULTO AL CUERPO

7 septiembre, 2013
By: Nosolocontrapunto


Desde hace un tiempo vengo fijándome en el culto al cuerpo y la estética que rodea a nuestra sociedad, especialmente en el ámbito masculino. No es que antes no me hubiera fijado, es que no le prestaba atención y me pasaba bastante desapercibido, y la verdad, me he quedado un poco sorprendida.
Me siento en una zona snob del paseo marítimo, magnífica pasarela donde las haya del juego más antiguo del mundo (¡Mírame, mírame!), y veo pasar a hombres con biceps abultados y unas tabletas en el abdomen que parecen esculpidas a cincel; estéticamente a la vista resulta muy armonioso, sin embargo, cuando se suben al coche o han de mirar hacía atrás, vuelven todo el cuerpo por que la rigidez que tienen en la zona del cuello y trapecio les impide girar la cabeza con soltura. Y si a eso añadimos que una gran parte de ellos se musculan principalmente del ombligo para arriba, resulta que cuando tu vista llega a la cadera, cintura y piernas hay un desfase terrible de volumen.
Esos torax de estatuas grecolatinas, cuando saltan de la playa a la terraza nocturna, suelen ir acompañados de un esmerado atuendo moderno, un depilado cuidadoso, y unos movimientos entre altaneros y confiados que no acaban de convencer del todo, y que hace que de vez en cuando se toquen o acaricien el bíceps, aún no tengo claro si se lo tocan para asegurarse de que sigue ahí y que por tanto aún son guapos, o forma parte del extraño ritual del pavo real que busca aparearse, pero el caso es que se lo acarician continuamente, y el gesto suele ir acompañado de un vistazo en derredor para catalogar al personal y localizar a las féminas (quizás ese gesto sea la versión civilizada de golpearse el pecho de nuestros antepasados homínidos masculinos; tengo que investigarlo)
El caso es que por más que intento encontrar algún atractivo en ese tipo de cuerpos de dibujadas líneas, no logro ir más allá de un puro equilibrio estético, si, son bonitos, bonitos como un fondo de pantalla bonito, bonitos como la cenefa de un azulejo bonito, pero sólo eso, bonitos, casi podría decir que son muy monos.
Esos cuerpos esculturales no me cuentan nada, no tienen la espalda encorvada de ir echándose especias de alegrías y sacos de decepciones al hombro, desconocen lo que es levantar peso por convencimiento tensando hasta el último nervio de su cuerpo y seguir sujetando la mancuerna de la vida cuando ya no queda nada excepto la voluntad de resistir*. Esos cuerpos que tanta admiración causan en su perfección, no saben de cuantas capas de grasa está hecha la frustración, el dolor y la impotencia, cuanto te puede secar la ansiedad, son ciegos a la belleza de un inmenso y rollizo estómago que se desborda para protegerse de las puñaladas traperas de la vida y las hambres insatisfechas.
Los cuerpos reales van escribiendo su historia en la carne, cada marca, cada imperfección, cada exceso, es una batalla naval, una mutación, un nuevo capítulo que te hace diferente, y esa diferencia muta la estructura de tu pensamiento, y por supuesto de tu cuerpo. Si a lo largo del tiempo nuestra mente y espíritu cambia ¿Por qué nos resulta tan negativo que nuestro cuerpo cambie? ¿Por qué le reprochamos los cambios con tanta amargura?
Y todos esos cuerpos imperfectos llenos de historias que me rodean, esos cuerpos cotidianos y de diario que a mí me resultan tan bellos en su humanidad, se sienten frustrados porque están muy gordos, muy flacos, muy anchos, muy estrechos, blandos, con cicatrices, enjutos, arrugados y yo qué sé cuantas chorradas más. Se miran en el espejo y le hacen reproches a su cuerpo, le recriminan que no se parezca a tal o cual personaje, no ser más carnoso, más esbelto, más suave, más terso…, pocas son las veces que le agradecemos los placeres que nos proporciona, las alegrías con las que nos recompensa, la cantidad de emociones que puede llegar a transmitir, o lo sensible y resistente que se puede tornar.
Quiero que me abracen cuerpos de verdad, cuerpos con historia, con batallas, con decepciones, con ausencias… Quiero que me abracen cuerpos que me cuentan su historia, porque al fin y al cabo, soy una enamorada de la historia y sé que la belleza tiene muchas formas, y algunas son bastante brutales.
*Esta frase es una versión de una estrofa del poema “If” de Keats
Por una vez, y sin que sirva de precedente “¡Qué se mueran los guapos!” ¡Dentro video!

Aviso para nosolonavegantes, esta entrada permanecerá hoy y mañana

Cuéntanos como te va en: consultadrjosesalama@gmail.com

NUEVE SEMANAS Y MEDIA (5): EL ARTE DE LA APRECIACION

2 septiembre, 2013

By: Nosolodoctor

Esta es la tercera vez en la historia del blog que insertamos el video del circo de las mariposas. En las dos ocasiones anteriores fue el soporte para la motivación y el esfuerzo pero esta semana el tema va de “apreciar” lo que tenemos. Y para ello les voy a contar la historia real de un paciente de 36 años que tenía una predisposición inusual hacia el optimismo y la felicidad, así que cuando una vez coincidí con él en la consulta  le pregunté sobre el origen de su secreto, y me contestó:

“Tenía 11 años y  estaba andando en mi bicicleta cuando de repente un fuerte viento me tiró al suelo mientras un camión venía en camino. El camión pasó por encima mío y me cortó la pierna. “Mientras estaba en el hospital allí acostado sangrando, me di cuenta de que tendría que vivir el resto de mi vida sin una pierna… y era realmente deprimente”.  Pero luego me di cuenta de que el estar deprimido no me devolvería mi pierna. En ese momento  decidí no perder mi vida, además de la pierna, viviendo sin esperanza. O lo que suele decir usted estar muerto en vida”

“Cuando mis padres llegaron al hospital para verme estaban impactados. Entonces les dije:

“Yo ya me he hecho a la idea. Ahora les toca a ustedes”.

“Desde ese momento, veo a mis amigos enojarse por cosas insignificantes: el autobús llegó tarde, tuvieron una mala calificación en la escuela, alguien los insultó. Mas yo, sólo disfruto de la vida, del aire que respiro, de las miradas con las que me encuentro, de una canción… hay muchas cosas de las que disfrutar”.

Me quedé en silencio. Realmente a la edad de 11, esta línea de pensamiento no es habitual; tener tanta la claridad para entender que enfocarse en lo que uno no tiene en vez de en lo que uno tiene es una pérdida de energía. La clave de la felicidad es disfrutar lo que uno ya tiene. Suena simple…. Entonces ¿por qué hay tanta gente infeliz? la respuesta es: porque carecemos de las herramientas adecuadas. La sociedad occidental comúnmente percibe la felicidad como el resultado de lo que logras y adquieres.  Toda mi vida mejoraría si tuviera un coche nuevo”.  “Sólo necesito un mejor trabajo y entonces podré relajarme y ser feliz”. “Si conociera a la mujer indicada…”. “ Obtienes el coche y ¿qué pasa?; durante toda una semana te sientes en las nubes. Después regresas a tu infelicidad. “Si Pepito saliese conmigo….si me correspondiera…. si me escribiese…..

¿Suena familiar?

La felicidad no es una ocurrencia. La felicidad es un estado mental. Puedes tenerlo todo en el mundo y seguir siendo miserable. O puedes tener relativamente poco y sentir una felicidad ilimitada. O como dice el Tratado de Ética de los padres capitulo  4;1 cuando El Talmud dice: “¿Quién es rico? Aquel que aprecia lo que tiene”.  Es por eso que te proponemos durante esta semana: to-da-la-semana el siguiente ejercicio:

1)  escuchar una vez al día esta canción que os ponemos al final de esta entrada y

2)  que nos escribas en los comentarios de hoy cual es tu patrimonio: qué es lo que tienes. No nos interesa para nada conocer lo que te falta.  Una vez que manejes el arte de la apreciación, es decir, valorar y conscientemente disfrutar de lo que ya tienes, entonces la felicidad  vivirá instalada en ti. Prueba.

Aviso para Nosolonavegantes: esta entrada permanecerá hasta el día seis de septiembre

¿estás content@ con todo lo que tienes? : consultadrjosesalama@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.