Archivado en 25 diciembre 2014

El cambio que queremos…

25 diciembre, 2014

“Nosotros somos el cambio que queremos para el mundo. Al menos deberíamos intentarlo”.

Gandhi

“Cuanda vayas a un sitio y veas que no hay “hombres” significa que “tú” eres el Hombre”.

Tratado de  Ética de los Padres

Este es el verdadero y crucial objetivo último de cualquier terapia de crecimiento personal o estrategia de desarrollo personal “kosher”:

1) capacitarnos para poder llegar a decir la palabra adecuada en el momento adecuado.

2) Capacitarnos para poder llegar a hacer lo adecuado en el tiempo adecuado sin daños a “terceros”…, ni “a segundas personas”…, ni “a uno mismo”.

3) Que nos involucremos en el acto adecuado y a tiempo en cada cosa que tenemos delante de nosotros.

4) Que seamos solidarios de dentro a fuera: solidaridad de pensamiento, sentimiento y accion, para hacer un YO sano. Solidaridad entre nosotros y nuestro entorno mas íntimo, aceptando dónde ternina la frontera de nuestro yo y dónde empieza la frontera del Yo de nuestro entorno y, Solidaridad, con aquellos que estan fuera de nuestra esfera de influencia vinculándonos con ellos de la mejor y ecológica manera posible…

y por último…

5) Que estemos realmente presentes en cada momento sagrado que forman nuestras vidas permitiéndonos ser importantes para nuestros seres queridos y permitiéndonos a nosotros mismos celebrar la vida.

Y si todos y cada uno de nosotros arreglásemos de este modo “nuestro” pequeño mundo, entonces no haría falta cambiar el mundo…

Pues eso, Os deseo una Feliz Navidad y un Feliz año 2015 y os dejo mi villancico preferido cantado por “Nuestro Pequeño Mundo” . Je…

Nosolonavegante, nos volvemos a ver el día 10, después de las fiestas navideñas. Un abrazo .



Encuentros en la tercera fase.

10 diciembre, 2014

No alcanzamos el éxito, ni aprendemos o  sanamos por nuestro “esfuerzo”, sino por nuestras capacidades ocultas y… por un encuentro “clave”, pactado de antemano a nivel inconsciente con una persona o una entidad que te empodera, para que cumplas el propósito de tu vida…

No es lo mismo  respirar como un pájaro, a pleno pulmón, llevando la brisa  del atardecer a  cada rincón de tus alveolos, sintiendo calma profunda o, lo que es lo mismo: “vivir vivo”,  que tomar una pequeña porción de aire para cubrir las necesidades fisiológicas de un cuerpo… o, lo que es lo mismo, subsistir. Estas dos  alternativas  también se pueden extrapolar a  la dimensión social. Veamos.

Me gustaría afirmar que podemos tener una forma saludable de estar interactuando en las redes sociales, pero únicamente puedo afirmar  que siempre  que se guarde un equilibrio entre las conexiones on y off, el flujo  queda sellado, se estará vivo socialmente, pero hay algo más. Hay una forma de contactar con los demás que tiene como consecuencia una génesis en nuestra vida. Existe “el  encuentro”  definitivo.

Existe un encuentro cara a cara, de  forma cercana, no superficial, que se dará una o dos veces, como mucho,  en toda nuestra vida, y que estará desnuda de cualquier interés personal. Siempre se producirá fuera del entorno familiar o social, y siempre tendrá como consecuencia un reinicio instantáneo de la persona.  Será como encontrar la aplicación que nos habilita a recordar lo que ya habíamos decidido o pactado hacer con nuestra vida.

Una vez el “ENTER”  ha sido pulsado en la computadora, las dos personas actualizan todo el sistema y recuperan información blindada en el inconsciente debido a la razón. Es como si el código fuente del individuo se abriera exclusivamente para el otro.

Hay un antes y un después del “Encuentro”  y, además, se brinda a ambas partes un “te veo” al más genuino estilo  Na’vi (Avatar), que pone el foco en el centro de la dimensión más humana de ambos seres, quedando especialmente iluminado de forma bidireccional, surgiendo así el reconocimiento de la gran  humanidad del otro.

Existen tres tipos de encuentros, según la corriente filosófica existencialista: el primero se produce en el seno familiar, el segundo en el círculo social que alimenta nuestro ego y la fantasía de creer que no estamos solos, y también están “los encuentros en la tercera fase”,  los que  aportan elementos claves a la trayectoria  de ambas personas… Rollo May los llama encuentros terapéuticos o milagrosos…

“Si no expresas tus ideas originales, si no escuchas a tu propio ser, te habrás traicionado a ti mismo”

Rollo May

“La relación es la mercancía curativa, la causante de la germinación del verdadero  cambio, de la transformación en las personas.”

Irvin Yalom

Nosolonavegantes, gracias por elegir este blog para inspirar vuestras vidas. Vuestros comentarios y visitas le dan la energía necesaria para seguir adelante por el azaroso mar  de internet y  nos anima a devolveros vuestra atención y constancia con un ¡Felices Fiestas de todo corazón!  Volveremos puntualmente el 30 de dicimbre.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.