Archivado en 30 Abril 2015

48. Crea armonía

30 Abril, 2015

(De la serie 50 sombras de engreídos)


Armonía es aquella cualidad que combina los dos aspectos del amor: el de Dar y el de Limitar.

No se puede dar lo que no se tiene. Hay que amar cualitativamente en vez de cuantitativamente.  Eso es la Armonía del amor. El amor armonizado incluye en su pack empatía y compasión.  El amor compasivo es dado desinteresadamente, sin esperar nada a cambio, incluso cuando el otro no merece (¿?)  Amor.

Armonía es dar también a aquellos que te han herido quizás porque  ellos a su vez fueron heridos.  Ante tantos, tantos heridos, pues en el campo de batalla, no queda otra que… convocar al  Amor.

Así que el ejercicio para los próximos siete días es muyyyyy facilito: Échale una mano a un extraño.  Te paras ante un extraño en apuros y le preguntas: ¿necesita ayuda?

Y así quitamos la sombra de la insolidaridad… Esto no puede ser malo ¿verdad?

Paul McCartney también “ayuda” a Rihanna. Je….

Nosolonavegante, ya queda menos… Nos vemos la próxima semana.

49. No olvides a la familia

23 Abril, 2015

(De la serie 50 sombras de enGREÍdos)

El Amor tiene sus Sombras como lo tiene el Sol.  Todo lo que tiene Luz proyecta en potencia una sombra.  Una de las principales (y más obscuras) sombras del Amor es la de la injusticia y el reconocimiento. Muchas veces, casi siempre, otorgamos el Amor desmedidamente fuera de nuestro círculo olvidando aquellas personas que incuestionablemente nos dieron, con o sin calidad, pero nos dieron y nos nutrieron.

Es posible que no les demos a ellos, a la familia, lo que damos fuera, quizás por miedo a la reacción, miedo al ridículo…, por la creencia de que no es necesario; pero cada vez que usamos dos varas de medir en el amor es como poner una manta a tu sol interior en un intento de disimular tu Luz. También ellos quizás hayan tapado con una manta sus expectativas de recibir su lugar en tu corazón…

Si no le das tú a ellos, que llegaron primero, entonces…: ¿qué uso haces de esa luz? La luz primordial es jerárquica y graduada de más a menos, quizás deberíamos hacer nosotros lo mismo.  ¿No te parece?

El ejercicio para estos siete días es simple: permítete ofrendar un acto de amor a uno de los tuyos, una oda a la familia: cónyuge, pareja, hijo, cuñado, hermano, primo, suegro, que por la razón que sea lleves tiempo sin demostrar.  No-se-lo-di-gasssss…  “Solo” haz un acto demostrativo, un regalo, un beso, una carta, un préstamo, una sonrisa, un guiño, un WhatsApp, una canción, un dibujo, unas palabras, reenvíale este mismo post…  Lo que prefieras, pero ha de ser un “gesto” porque en el Amor las palabras se quedan cortas… Ha de cumplir las dos condiciones del Amor.  La primera: sin echar en cara nada y, segunda, porque sí. Es decir, libremente.

Da igual que te lo reconozca, da igual que no se lo merezca, da igual que se ría, da igual que ya lo sepa.

50 sombras de enGREídos

16 Abril, 2015

Nada existe bajo el Sol que no disponga de su pequeña chispa de luz primordial.

Recientemente explicaba en una charla sobre temas existenciales  que todo lo que existe en nuestra realidad dispone de una luz que lo alimenta.  Cuando no somos capaces de distinguir esa chispa la única explicación posible es la existencia de algo que oculte su luz. Yo me lo suelo imaginar como una especie de manta que oculta la bombilla encendida de la existencia pero la cabala lo denomina Klipá, cuya traducccion literal es la de “cascara”.

Durante toda nuestra vida, nosotros, los que nos rodean y las cosas que nos rodean, sufrimos procesos de enklipatizacion, es decir, opacificacion de la luz interior que sustenta la existencia.  Es precisamente la opcificacion de nuestra luz la que nos enfria y dificulta tanto que nuestro sol interno transmita “calor” a nuestro entorno (influyamos “para-bien”), como que seamos capaces de ser influidos por los soles internos – el plexo solar – de las personas y decorado que integran el escenario que llamamos “vida”.

Cuando estamos en estados de opacificacion, no podemos transmitir y nos replegamos sobre nosotros mismos, solo queremos recibir y rellenar como sea el estado de carencia de… luz.  Nos volvemos engreídos, mirándonos nuestra tripita, eclipsados totalmente de amor. Eclipsados porque algo o alguien , o incluso nuestros propios pensamientos, sentimientos o acciones, ha dejado caer esa manta opacificadora, cascara o klipa, que impide a la luz asomar. Pero esa luz esta ahí….

Las próximas entradas de este blog se han dedicado al desarrollo de una metodología de trabajo que permita en poco mas de un año mediante el ascenso de la escalera de Jacob el total desmantelamiento de esas klipot o cáscaras de luz.

Desde Hoy hasta el próximo dia 10 de junio del 2016, iremos mostrando esas cincuenta sombras y su descodificación. Pasar del estado de engreimiento (en-grey y miento…) personal a otro mas evolucionado y abierto que permita escuchar, detenerse, comprender y luego hablar. Atravesar los dictados de la vida y pasar de un estado de “desnudez”  espiritual al de investirse con el ropaje de la dignidad humana.  Todo es cuestión de tirar de la manta adecuada….

La primera sombra a desmantelar  es la del miedo a la muerte. Con miedo no podemos movernos libremente…..

Continuamente vivimos pequeñas muertes cada día. Mueren células de nuestro cuerpo para dar lugar a otras, continuas historias que van quedando atrás, incluso prioridades; lo que ayer era fundamental hoy parece prescindible; lo que ayer era amor eterno; hoy….

Todo debe morir para que lo nuevo resurja. Si no murieran células de nuestro cuerpo, enfermaríamos. Si no murieran nuestras creencias y sentimientos, nuestra vida sería  inmovilista y no habría  evolución ni propósito en la vida. Si no murieran personas no existirá esa sensación de que el tiempo de acaba… ¿y?

No podemos dejar de aterrorizarnos ante la idea. Es lógico, no sabemos qué hay “después” o al otro lado. Mejor llamarlo reseteo, metamorfosis….

El primer ejercicio de esta larga escalera consiste en identificar una situación pasada en la que nos resistíamos a que finalizara, muriese o desapareciese y que, sin embargo, el tiempo nos ha dictado algo bueno, al menos mejor que lo que habíamos temido o esperado…, a la vuelta de la esquina.

Nosolonavegante, en breve nuevas pistas para quitar la manta y reiniciarte…



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.