Archivado en 30 agosto 2017

18. Quítale la manta

30 agosto, 2017

“De 50 sombras de enGREYdos”

 (Pues septiembre está para un reggetton lento de esos que no se baila hace tiempo)

 

Concretamente la tarde del día 21 de agosto a las 18:30, hora solar y a 28º53’ del  signo de Leo, cambió la luna.

El grado planetario en el que se manifiesta esta   conjunción según la Cabalah es un grado Yesod-Luna y coincidió  con un eclipse total de Sol como antesala a Virgo.

La luna, Leo (representa el Sol) y un eclipse total de Sol originado al alinearse  el plano orbital de la Luna  respecto al plano orbital de la tierra girando alrededor del Sol y, en este caso, la Luna cubriendo totalmente el Sol…, desde la observación desde la Tierra. Eso solo puede ocurrir en la conjunción Sol-Luna.

Es un fenómeno importante desde el punto de vista simbólico porque representa que la energía femenina eclipsa la masculina y, al darse desde la Luna que es Yesod (conciencia, esencia), sus efectos van a ser realmente impactantes a lo largo del mes de septiembre desde el punto de vista de la conciencia interior.

El eclipse total de Sol nos sugiere que Dios se oculta ante la movilización de la conciencia (Lunas)  para proponernos una profunda reflexión y concienciación de nuestro día a día, que acerquemos el zoom de lo que pasa o de lo que nos pasa y ver si es casualidad o causalidad, y después de esta reflexión, ponerlo en la balanza del próximo ciclo lunar (libra) y tomar “decisiones”…

En este caso el Sol se deja estar a merced de la fuerza femenina, lunar, interna, representante del inconsciente colectivo y de la imaginación y    deja  que la  Luna le arrebate protagonismo al Sol.

Algo así como si el Sol le sugiriese a los Hombres: “…y seréis como Dioses…    o como Demonios”. Buena prueba de esto es la antesala del atentado ocurrido hace días en Barcelona y que será el primero de una larga lista que solo tendrá fin en función de la verdadera conciencia, compasión y empatía del Ser Humano con su entorno.

Una manera de darle la oportunidad a Yesod para que ilumine Maljut…. O de que  Yesod se suba  a la parra, -Tiphereth-,  y pretenda arrebatarle el trono de la verdad y entrar en el dominio de la Demagogia y la Manipulación.

Y si tienes dudas de qué puedes hacer tú solo con tu luz, piensa en esta reflexión:

Un individuo que vive y vibra en el alineamiento con la energía de iluminación, alegría, y paz infinita, contrapesará la negatividad de diez millones de personas que viven en niveles más bajos de energía
Doctor Wayne W. Dyers

Siempre que hay un eclipse de Sol (total), Kabaleb dice al respecto que es indicativo de que existe una lucha de poder entre el cielo y la Tierra, el Yang con el Yin, Consciencia contra esencia.

Algo así como que  si la consciencia se sintiera secuestrada por la fuerza emocional,  y/o  que los sentimientos y  los  deseos  se salen de madre (se salen de Maljut, se salen de “Bina” de Maljut) dando lugar a la hipersensibilidad  y esta alimentara emociones y sentimientos.  El descontrol.

Hace unos días tuve la ocasión de experimentar esto. En un grupo de terapia todos aparentemente altruistas, todos Santos y  generosos, de conducta y verbo aparentemente  intachable, que con  la aparición de un par de  opiniones sobre  el sufrimiento de Barcelona y Cataluña tras los atentados, dejó lugar  a una pelea  dialécticamente agresiva,  caótica y descontrolada  de la que no tuve más remedio que salirme.

No se vayan a creer que me echaron de menos o que me pidieron que volviese, y eso que la discusión no iba conmigo aunque ganas no me faltaron de “echar un poquito de gasolina al fuego diciendo palabras como “caca, culo, Israel, judíos, occidente, etece, etece,  etece….

Uno  de los grupos no hacía más que repetir como un poseso: que digan la verdad, hay que decir la verdad (tiferet). Y yo pensé. Ya hay uno de yesod que se ha subido a la parra de Tiferet…

Un cabalista sabe, o debería saber dos cosas: no hay nada perfecto en este mundo imperfecto, y este mundo es conocido en los Mundos superiores como “El Mundo de la Mentira”. Nada es lo que parece.  Su simbolismo es el Cerdo, animal que muestra su pezuña hendida como si fuese “rumiante” pero cuando lo abres en canal ves que no lo es.

Está muy bien abrir el corazón, pero si ello implica sacar a pasear la lengua no está tan bien. Igual que “Creer” en Dios, esta perfecto, pero “Matar” en nombre de Dios como que tampoco esta tan bien…

Todas estas situaciones obedecen a cuando Bina de Maljut  se desparrama y entonces en vez de “recibir” Maljut, Maljut “bulle” como el casillo de leche que mi madre calentaba cuando era pequeño. Y así Virgo (la esencia) se queda compuesta y sin “luz”.

La lección para este mes de septiembre es:

 “No hay que perder la razón por tener razón, ni vale la pena generar un enfrentamiento para demostrar a toda costa que estamos en lo cierto”.

Esto fue lo que pasó en agosto mientras duró la conjunción lunar de Leo. Por ello, el único consejo posible   es echar el freno de mano de nuestras emociones, temperamento,  emociones e improvisación, porque esas no serán las mejores opciones para que las cosas salgan bien.

Por tanto, esta sombra que hay que iluminar consiste en bajar los ciclos cerebrales y “deseclipsar” al Sol (¿te has fijado que un eclipse no es más que una “manta”, pues klipa tiene la misma fonética que eklipse a nivel cósmico?).   ¿ Y que a pesar de haber visto la humanidad  más de 4000 millones de veces los eclipses de sol seguimos sin saber comprender y nos quedamos solo con la parte folklórica: buscar un espejito ahumado para intentar ver al sol detrás de su manta…?.

Así que escrito lo escrito y leído lo leído, no queda otra que bailar unos  reguetones lentos.

 

 

 

19. Evita el “des” propósito

15 agosto, 2017

De 50 sombras de enGREYdos

El pasado 3 de abril del 2011 contaba en este mismo blog  la historia de mi “profe” de superación personal que un mal día enfermó, y próximo a morir  nos reunió y nos pidió que le acercáramos su propia “libreta de superación personal”.

Era una libreta donde cada uno escribía sus metas y objetivos semanales, su propósito de vida. Él, también tenía la suya. Fuímos a su estante y, tal cual como estaba,  se la entregamos. A continuación se levantó de la cama,  cogió una palangana,  roció con alcohol su libreta y le prendió fuego.

Estábamos en silencio,  mis compañeros de estudios y yo. Adivinando nuestra pregunta nos dijo muy bajito: “no quiero que cuando me vaya penséis que soy lo que no soy”.

Tardé años  en comprender aquella enseñanza. La “autenticidad”,  la “verdad” y la “honestidad”: su libreta de autosuperación personal planteaba objetivos y superaciones de tan alto nivel  que probablemente nosotros,  sus discípulos,  tras su muerte hubiésemos tenido la tendencia a sublimarlo como algo más que un ser humano cuando viéramos la envergadura de sus retos y logros.

Hasta ese punto puede un Maestro dar una lección: “cuando ya no permanece en el mundo físico”. Y la lección consistía en que debemos ponernos “metas y objetivos”, aunque sepamos que están fuera de nuestro alcance. Dichos objetivos y metas son para “nosotros mismos” y no un estandarte a enseñar para que los demás vean nuestra “dimensión” personal…

Toda acción requiere antes una “voluntad” que se traduce en un “propósito” que finalmente se convierte en la “acción final”. Cuando la acción es inconsciente y no tiene propósito, resulta difícil “encajar” a posteriori el propósito de la acción una vez manifestada esta. Y así es muy difícil encontrarle un sentido a nuestras acciones.

La sefira de “DAAT”  es la que surge de fusionar sabiduría (idea, propósito) con conocimiento, y la encargada de hacernos discernir entre los actos conscientes (y por tanto con responsabilidad y con sentido) de los que no lo son.  

 Al que discierne se le llama Tsadik (justo), y está  representado por el valor de la letra tsadik (צ), que vale 90 o lo que es lo mismo 10 veces 9 (el número de la maestría). Una por cada nivel sefirótico.

El Justo (tsadik) se diferencia del estado anterior (el del Maestro)  en que él sabe por qué está en el mundo.  Su misión y cuándo se va a “ir”.  Sabe que los que le rodean no son peores que él,  sino probablemente “mejores”, pero que no tienen conciencia de ello.

Llegar a este nivel no es fruto de la suerte,  ni de la casualidad,  es algo trabajado que denota haberse trazado una meta objetiva que hemos escrito en nuestro GPS mental.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.