Los ángeles no tienen hélices

21 abril, 2012 por El Angelus por un día Dejar una respuesta »

by Telma

En mis ratos de ocio me gusta escribir y escuchar música, y en ocasiones, una cosa me lleva a la otra. En el disco (¡qué mayor que soy ya!) de El Último de la Fila, “Enemigo de lo ajeno”, hay una canción que lleva por título “Los ángeles no tienen hélices”, título que fue el que me inspiró para hacer el relato que os expondré a continuación.

Casi al mismo tiempo, y por mi participación cada vez más activa en esta nuestra aldea bloguera, me di cuenta de que estaba rodeada de ángeles, y que esos ángeles son personas-corcho, porque diariamente estáis ahí y aunque no vivamos en un mundo perfecto, con vuestra constancia diaria, con una frase, con un empujón virtual, hacéis que flotemos y nos impulsáis a que salgamos a la superficie.

Hasta ahora, cuando pensaba en un ángel, lo que acudía a mi imaginario era la figurita del Belén, y sin entrar en consideraciones más profundas, allá cada cual lo que esa palabra le evoque, esta que suscribe le da las gracias a sus ángeles de corcho, que me hacen huir de los pensamientos de plomo.

Sirva este relatillo para poneros en antecedentes de la cuestión que me gustaría compartir con vosotros.

Antes de salir de la habitación, ella besaba sus cuatro paredes.

Se había convertido en un ritual en el que yo no participaba. Me limitaba a mirarla extasiado desde el quicio de la puerta, sintiendo cada uno de esos besos como los más profundos que me habían dado jamás.

La primera vez que la sorprendí haciéndolo, con esa mezcla de ironía y ternura tan natural en ella y que tanto me gustaba, me dijo que desde que estábamos juntos siempre lo hacía: “En Roma, echan una moneda a la Fontana de Trevi para volver, ¿no?, pues yo beso las cuatro paredes para volver a ti.”

La última vez que estuve con ella no lo hizo. No le pregunté, no hizo falta. Nunca más volvimos a estar juntos.

Hoy, después de casi diez años la he visto. Iba acompañada de dos niños pequeños.

Ha sido tan sólo un instante, pero su mirada me ha devuelto a aquellos maravillosos medios días en hoteles baratos, a sus dedos clavándose en mi piel, y a su risa que yo devoraba con mis besos.

En aquellas destartaladas habitaciones, en las que con devoción me entregaba a su cuerpo, dejábamos impregnado el olor de nuestros sexos, nuestros sueños y miserias y el vértigo de aquél año que vivimos peligrosamente juntos.

Los otros, aparecían al cerrar la puerta; la angustia y el miedo se apoderaba de ella, haciendo que no quedara rastro alguno de la mujer que minutos antes se había aferrado desesperadamente a     mi. Esa puerta nos llevaba al limbo de aquellos vivos, donde ninguno de los dos existíamos, y donde transitábamos como zombis hasta el siguiente encuentro en el que resucitábamos el uno en el otro.

Nunca he dejado de amarla. Me sigo atando a aquellos momentos. Lo nuestro no es un amor perfecto, pero tampoco los ángeles tienen hélices.

Todos tenemos sueños, ilusiones, proyectos… y cuando toca hacer balance, ya sea por la edad, por una enfermedad, por una pérdida inesperada, por una desilusión o frustración del tipo que sea, o sin que exista un detonante concreto, en el momento más inesperado, se desencadena un tsunami en tu interior, que sin pedir permiso entra en tu vida, arrasando todo lo que encuentra a su paso, y te deja desnudo y sin opción a réplica, porque sin quererlo te hace tomar conciencia de que tus sueños ya no están, que esa vida con la que soñabas la está viviendo otro, y es entonces, cuando tu vida hace inventario:

– Saber lo que tienes,

– Saber lo que necesitas,

– Saber lo que quieres,

– Saber de lo que puedes prescindir….

Y en ese punto, es cuando aparece la disquisición entre lo que puedes y debes hacer y si debes o no prescindir de hacerlo, porque depende de la opción que elijas, el curso de tu vida tomará rumbos distintos.

En la película “Revolutionary Road” (Leonardo DiCaprio y Kate Winslet interpretan a una pareja, desde que se conocen hasta que acaban casándose), se aprecian dos momentos bien diferenciados: el inicio de la relación de una pareja, donde todo es ilusión, pasión, y donde los personajes te contagian esa sensación de vértigo, esa fuerza motora sin explicación científica alguna que te eleva y te da fuerzas para creer que todo es posible y que te vas a comer el mundo, y en el segundo momento de la película, esas mismas personas se dan cuenta de que están inmersas en lo cotidiano, en lo anodino, en lo que se espera “debe de ser”, y es entonces cuando el marido (DiCaprio) hace, y así se refleja en la película “control de existencias”:

–         Lo que soñaron ser y lo que son.

–         De cómo planearon que sería su vida, y cómo es en realidad.

–         De cuándo aparece la oportunidad de romper con todo, y por qué o no la dejaron escapar…

Y si no vas bien preparado para ver esa película, te deja completamente noqueado, porque en definitiva, lo que trasciende, es que hace falta tener mucho valor para llevar la vida que uno quiere, y no la que te imponen los demás o sus circunstancias, porque cuando te quieres dar cuenta, tomas conciencia de que al final, ese mundo que te ibas a comer se te ha merendado de un bocado, sin ni siquiera dejar migas o rastro alguno de lo que soñabas o aspirabas ser.

Hay un  momento en la película, que uno de los actores le dice al marido (DiCaprio): “la vida sólo te brinda un par de oportunidades, no tardarás mucho en empezar a preguntarte cómo acabaste siendo alguien mediocre”

Con un enfoque distinto, en la película de Los Puentes de Madison, (a quienes no la hayan visto os invito a que la disfrutéis) Meryl Streep, interpreta el papel de un ama de casa que abandonó sus sueños por cuidar de su marido y sus hijos, cuando sin esperarlo, coincidiendo que su familia está fuera, llega ÉL, (Clint Eastwood), y le abre los ojos, dándose cuenta de que en todos esos años de rutina doméstica, su corazón ha estado dormido en la comodidad de su pacífica vida bien inventariada.

Y es magistral la escena en la que la cámara enfoca la mano de Meryl Strepp, que duda entre abrir o no la puerta de su coche, entre empezar una nueva vida, la que ella quiere, o la de seguir con la vida en la que desde luego ella no es la protagonista. En la película no hay acción, hablan los silencios, y la pasión de los protagonistas, sus deseos y frustraciones, te desarma y derrumba sin necesidad del 3-D.

Hacer click aquí para ver la esena

A los que ya hayan hecho control de existencias, les deseo que su opción haya sido la que más felicidad le haya proporcionado, y a los que no, si con esta entrada les hago coger papel y lápiz, me doy por satisfecha.

Perdonadme este batiburrillo de ideas de este ángel por un día “en solitario” sin acompañamiento de ningún nosolo o ángel de reconocido prestigio, eso sí, cuento con la inestimable ayuda del “backstage” que pone estos vídeos y la música de fondo. Feliz día a tod@s.

Ya sabéis, nosolodoctorylac@hotmail.com

Publicidad

28 comentarios

  1. antares dice:

    Me ha encantado. Por fin un “solo” de Telma. Enhorabuena….

  2. olivia dice:

    magistral

  3. guerrera de la luz dice:

    Me has animado mucho a hacer ese control de existencias…, aunque ya llevo algún tiempo revolviendo cajones…, y el blog me enseña y me anima a poner cada día algo en su sitio. Hoy me estas dando hoy un gran empujón.

    Precioso trabajo. Gracias Telma.

  4. Contrapunto dice:

    Muy bueno Telma 😀 :D, me ha gustado mucho el post y no creo ke sea un batiburrillo, más bien un hilo conductor ke nos va llevando por una ruta 😀

    Y las cuestiones cuando haces inventario de tu vida son geniales. ¡Venga, hagamos un poco de inventario de nuestra vida! (aprovechando ke Telma ha abierto esa caja…)
    – Lo ke tienes: Muchas suerte (o buen karma, o una legión de ángeles de la guarda haciendo turnos dobles… déjemoslo en “suerte”)
    – Lo ke necesitas: certezas
    – Lo ke kieres: certezas (La certeza de ke algún día llegará algo sublime y maravilloso ke me haga comprender ke toda la dicha y el sufrimiento tenían un motivo y ke nada se perderá como lagrimas en la lluvia)
    – Saber de lo ke puedes prescindir: Pues de muchisimas cosas (ke no de todas); envejecer es hacer limpieza…

    Enhorabuena Telma, a ver si te prodigas más y te nos haces una habitual 😀 😀

  5. Rosamary dice:

    Hola Telma, que bonita toda tu historia, me ha gustado mucho tu post al completo y lo que llamas tu “batiburrillo de ideas”
    Que genialidad lo de personas-corcho, t´ú ya eres una de ellas, una parte de esa plata-forma en la que podemos flotar juntos construyendo un mundo mejor.
    Gracias

  6. Norah dice:

    ¡Brava Telma! Ya era hora…me ha encantado este post, sólo hay una cosa en la que difiero: la vida no te da una o dos oportunidades, te da cada día una de crearte como estimes oportuno, de hecho cada día es una oportunidad…es más incluso cuando crees que lo has perdido todo, resulta que es que acabas de abrir la puerta de todo lo demás que no creías merecer, tener y disfrutar.
    Un abrazo

  7. Norah dice:

    Por cierto (y esto no es publicidad encubierta) la película “Revolutionary Road” estará mañana en los kioskos junto con el diario de más tirada nacional (después de los deportivos, claro). Ni planteo lo de la casualidad ¿pa qué? Lo digo por si alguien no la vió. Muak

  8. Louise dice:

    Yo hice balance hace ya algunos años, empujada por una situacion q se desencadeno en mi vida y q jamas pense q me ocurriría, la revolvi por completo y empece de nuevo. en este tiempo he aprendido que de nada sirve plantearse un esquema de quien quieres ser y si sirve de mucho disfrutar cada dia con todo lo que se nos pone delante y que con las prisas, las metas y los ideales no somos capaces de apreciar. En esa ocasion mi angel fue Telma, me apoyó, me agarré a ella y salí a flote. Gracias por TODO Telma

    Me encanta tu historia, podría ser la de cualquiera de nosotros. Aunque sería un error q alguien 10 años después siguiera anclado al pasado.

    Besos

  9. Uf dice:

    El tema de las oportunidades es lo que hablábamos ayer… si las dejamos pasar contínuamente es un poco como se dice en mi pueblo, que “el que tiene un tío en Graná, ni tiene tío ni tiene ná”
    Yo creo que por eso siempre me ha dejado ese mal sabor de boca esa película de Los puentes de Madison, que cada vez que la veo me dan ganas de decirle “so tonta ¿qué haces? y ¿por qué le haces eso a un hombre bueno (o mejor dicho, a dos)?” Dejar pasar a uno de los hombres que te aman y hacerle creer a alguien que lo amas es una cabronada triple… es pura soberbia pensar que lo que le puedas dar tú a alguien será mejor que lo que le pueda dar quien lo ame realmente, es obligar a ese alguien a que se conforme con limosna, es un acallar la conciencia propia y pensar que con ese sacrificio ya “te mereces” el cielo cuando en realidad estás sacrificando al otro.
    Igual sí, igual dejarlo le hubiese dolido y lo hubiese pasado mal. Igual nunca habría logrado reponerse y volver a encontrar el amor. Igual ya nunca más te volvería a mirar con amor y respeto… pero es que igualmente podría darse que le estés haciendo el favor de su vida mostrándole el digno respeto que merece un hombre y no tratarlo como a un pelele sobre el cual decidir y dictaminar lo que es mejor o peor para él.
    Para mí, esa protagonista es el ejemplo perfecto que ya describió el magnífico Lope de Vega en El perro del hortelano: ni come ni deja.
    Como no es capaz de enfrentarse a sus propias necesidades y deseos y entregarse a un amor real, priva de él también a su esposo… y a su amado/amante. Ojo, no la considero “mala”, ni mucho menos, porque además es seguro que su intención era buena… y que actuaba desde el autoengaño, pero me da mucha pena que esto sea el pan nuestro de cada día… que la zona de confort de alguien sea la cadena limitante de aquellos que le rodean.
    También existe una frase para eso del autoengaño y convencerse de que las proyecciones de nuestro ego son justamente verdades irrevocables, o lo que es lo mismo “mezclar las preñadas con las paridas”…
    Buenísima entrada, Telma, has entrado por la puerta grande

  10. Norah dice:

    Jamía Uf, que contundencia…

  11. Contrapunto dice:

    Vaya Uf, en lo referente a la decisión que toma la protagonista de los “puentes de Madison” si ke difiero de tu perspectiva. No creo ke sea una cuestión de cobardía o autoengaño.Para mí la grandiosidad del personaje está en que ella acepta sus compromisos; es leal a akello a lo ke se comprometió, y aunke paga un gran precio mantiene el compromiso que acepto con su marido, sus hijos y su vida. Como humana ke es, tiene sus dudas hasta el último momento, pero acaba actuando en consecuencia a sus compromisos
    ¿Qué clase de persona sería si no es consecuente con los compromisos que adquirió a lo largo de su vida?
    No creo ke hubiera podido irse con el amor de su vida, la infidelidad a si misma no le hubiera dejado disfrutar de ese amor (creo ke ella siemrpe lo supo)…

    Repito, Muy Bueno Telma 😀

  12. Uf dice:

    Comprendo, Contrapunto; lo que pasa es que yo soy más partidaria de ser responsable que de ser cumplida… ya sabes, hija, el patoísmo… jajaja lo mejor de la vida es la diversidad y me alegra…
    Pero, como yo lo veo, lo más probable es que jurase “amarlo y respetarlo” y de todos modos no está cumpliendo con ninguna de las dos… no digo que no lo quisiera (a su marido), pero no estaba enamorada de él y por supuesto, y al menos para mí, el respeto no es sinónimo de compasión ni de engaño
    ¿Es mejor la mentira/engaño y el fingimiento…? Hay a quien parece que le “funciona”, no voy a decir que no… pero lo cierto es que así va el mundo…
    A veces nos equivocamos y rectificar es de sabios y apechugar (que no tragar) es de evolucionados. Si cada vez que cometiésemos un error nos sentásemos a contemplar/sufrir las consecuencias o huyésemos de ellas en lugar de intentar deshacer el entuerto y buscar alternativas… no sé yo hasta dónde habríamos llegado la humanidad…
    Para mí, un compromiso (y mucho menos uno tan estandarizado) no son unas orejeras de burro.
    Y sí, pienso que finalmente no fue leal ni a su marido (pues le fue infiel), ni a su amante (pues si tanto lo amaba…) ni a sí misma, pues en la práctica, no cumplió ninguno de sus compromisos ni fue consecuente con sus sentimientos.
    Y romper una relación no significa romper con tus hijos, y seguir unidos por los hijos no los hará más felices ni los convertirá en mejores personas… pero ni de lejos…
    De todos modos, insisto, no la veo “mala”, ni desconsiderada… sólo inconsciente.
    Yo, y hablo por mí, a día de hoy estoy enamoradísima de mi marido, no lo cambiaría por nadie y siento que es recíproco. Así que no sé cómo me sentiría si por hache o por be algún día me enterase de que está conmigo sólo por no hacerme pasar un mal trago… no quiero ni pensarlo… y precisamente porque lo amo, quiero lo mejor para él y si no soy yo parte de ese “lo mejor”… me vería como un lastre en su vida, como la culpable de que no experimente la plenitud… ¿está un “compromiso” por encima de la vida humana? Para mí NO, pero entiendo que cada cual decide y que yo soy demasiado idealista… y eso a veces me pierde.
    ¿Qué habría pasado…? Eso no lo sabremos… por eso las oportunidades son únicas, aunque haya muchas…
    Mirad, el otro día me dieron el segundo “sí, quiero” más bonito y especial para mí de toda mi vida. El primero fue el que me dio mi marido el día que nos casamos y el segundo en un contexto que para nada tenía que ver con el amor romántico, pero que se le podría aplicar:
    “Si, quiero. Hasta que te canses; permitete volar (contigo) hasta donde te permitas y yo te lo voy a permitir”
    ¿no es precioso…?

  13. almodovar dice:

    Qué mejor, ante un brote de sinceridad tan espontánea, incluida lección y moraleja, sino proponer una secuencia con tú música:

    Así nacen y/o renacen las cosas:

    “Él probó: “sólo falta que me quede a dormir”
    y ella también probó: “¿y por qué no te quedas?”
    y él sin mirarla: “no, no me lo digas dos veces”
    y ella en voz baja: “bueno, ¿y por qué no te quedas?”
    Y sus labios, los de él, se quedaron gustosos a besar sin usura.
    Sus pies fríos, los de ella, eran sólo el comienzo de la noche desnuda.
    Fueron investigando, deshojando, nombrando,
    proponiéndose metas, preguntando a los cuerpos.
    Mientras la madrugada y los temas candentes
    conciliaban el sueño que no durmieron ellos.
    ¿Quién hubiera previsto aquella tarde que el amor,
    ese célebre informal, se dedicara a ellos tan formales? “

    Así terminan:

    “Mientras él inmóvil se quedó sentado ella muy despacio llegó hasta la puerta
    abriéndose paso entre horas muertas y la diferencia de los parroquianos
    y tras el cristal de la cafetería calle abajo la siguió con la mirada
    impotente, viendo como se alejaba sin volver la cara el ultimo tranvía.
    Ay desamor, desamor… ciego desamor…turbio desamor…
    Qué tristes se ven, qué lejos están, tanto que olvidar y nada que decirse.
    Quien diría que un día también se quisieron y tal vez fueron felices.
    Y en la mañana la mujer de la limpieza junto a las colillas barrerá el suelo
    unos besos mustios y un mechón de pelo algo pisoteados por la clientela.

    Así quedan el alma:

    “Dicen en el pueblo que el caminante volvió.
    La encontró en su banco de pino verde.
    La llamó: “Penélope mi amante fiel, mi paz,
    deja ya de tejer sueños en tu mente,
    mírame, soy tu amor, regresé”.
    Le sonrió con los ojos llenitos de ayer,
    no era así su cara ni su piel.
    “Tú no eres quien yo espero”.
    Y se quedó con el bolso de piel marrón
    y sus zapatitos de tacón sentada en la estación.”

    Y, no obstante, siempre se suceden “mensajes de amor de curso legal.”

    Enhorabuena Telma.
    Saludos.

  14. nosolodoctor dice:

    Vaya vaya vaya tela……vaya con “la” Telma …¿pues no parece que ha nacido un estrella”? sabia que escribias muy bien pero este “reality” aporta mucho (y bueno) al blog…ya lo creo que si…. aporta el concepto de que estamos en permanente cambio; en un cambio continuo del que no nos damos cuenta; continuamente disponemos de “ventanas” de oportunidades que nos permiten escribir nuestro guion interactivo…. Enhorabuena Telma. tendre que ponerme en plan “el padrino” (que por cierto no me pega para nada ese papel pero en fin…. siganme el rollo please…) y escribir un escueto e-mail a la plana mayor del campamento base que ponga: “Esta tia es buena.fichadla”…….je…… En serio. Nos viene muy bien tu aportacion……….

  15. Pimpinela Escarlata dice:

    Telma, qué bonita tu entrada, qué romántica, qué idealista, me gusta mucho tu forma de escribir. Yo siempre apoyaré a los “raros”, a los que deciden salirse del marco, a los que apuestan por lo “extravagante” del corazón… todos en este mundo tenemos un sitio. Sólo tenemos que encontrarlo o crearlo… Gracias, Telma, por tu entrada: ha buscado a la poetisa que hay dentro de mí… 🙂

  16. Pimpinela Escarlata dice:

    Pues yo creo que sí le pega lo de “El Padrino”… (qué buen-rollo)… pero con barba…

  17. nosolodoctor dice:

    pero…bueno ! ¿ donde está Telma ?

  18. TELMA dice:

    Esta mañana, aún siendo sábado, me he despertado antes de lo habitual, y he de confesar que me he ido directa al cuarto donde tengo el ordenador porque nosolobackstage me dijo que mi entrada saldría hoy, y tenía muchas ganas de ver cómo había quedado con los vídeos y la música, y cuando he entrado en el blog, ha sido como abrir una preciosa caja con un enorme lazo rojo, porque al destaparla, ahí estabais; porque sois tod@s un regalo. En ese paseíllo, he sentido lo mismo que sentía cada noche de reyes, cuando iba de mi dormitorio al salón de casa de mis padres para ver qué me habían dejado; Así que hoy, 21 de abril y a pesar de mis 39 años, he vuelto a creer en los reyes magos.

    Hoy he estado en el campo, en un perol de los de cuchará y paso atrás, y os he sentido muy cerca, y en la casa donde se ha hecho el perol, había una frase pintada en una de las paredes que ponía: “PODRÁN CORTAR LAS FLORES, PERO NO DETENDRÁN LA PRIMAVERA”, y como de un tiempo a esta parte ando como vaca sin cencerro buscando señales, me he quedado inmóvil leyendo una y otra vez esa frase. ¿Casualidad, como dice Norah?…..ahí lo dejo; pero ahora cuando he llegado a casa, nosolodoctor, que no da puntada sin hilo, suelta su nosolodoctorada: “continuamente disponemos de “ventanas” de oportunidades que nos permiten escribir nuestro guión interactivo” y es que está ahí, sólo depende de nosotros… La verdad es que me emociono, porque he encontrado un blog-oasis y la travesía ya no parece tan dura, así que a marchar en tierra de osos.
    Gracias antares y olivia. Guerrera de la luz, no revuelvas cajones, sácalos y vuélcalos sobre la cama y recicla. Contrapunto, ¿5 caritas?, qué lujo de hotel. Rosamary, os siento como personas-corcho, cada cual a su forma y manera, pero detrás de cada uno la intención de ofrecer lo mejor de vosotros. Norah, es verdad, cada día hay una ventana-oportunidad.
    Louise, mi Louise, cuánto te quiero, y qué valiente has sido hoy al enviar tu comentario. A ti, gracias siempre a ti, porque tienes la habilidad de hacerme ver lo bueno que hay detrás de cada cosa, circunstancia o hecho. Seguimos en el camino…, buen camino.
    Uf, si he entrado por la puerta grande o no es lo de menos, lo importante es lo que me habéis hecho sentir a mi desde el tendido. Menuda escarlatada, oh pimpinela: “todos en este mundo tenemos un sitio. Sólo tenemos que encontrarlo o crearlo”.
    Nosolodoctor, has sacado lo mejor que hay en mi, capichi?
    Y alomodovar…, menuda banda sonora, qué fin de fiesta. Como los formales y el frío es también un poema de Mario Benedetti, y es tal el chute de energía que me habéis dado, que os devuelvo todo lo entregado con otro poema del maestro Benedetti:

    No te rindas, aun estas a tiempo
    de alcanzar y comenzar de nuevo,
    aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
    liberar el lastre, retomar el vuelo.

    No te rindas que la vida es eso,
    continuar el viaje,
    perseguir tus sueños,
    destrabar el tiempo,
    correr los escombros y destapar el cielo.

    No te rindas, por favor no cedas,
    aunque el frío queme,
    aunque el miedo muerda,
    aunque el sol se esconda y se calle el viento,
    aún hay fuego en tu alma,
    aún hay vida en tus sueños,
    porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
    porque lo has querido y porque te quiero.

    Porque existe el vino y el amor, es cierto,
    porque no hay heridas que no cure el tiempo,
    abrir las puertas quitar los cerrojos,
    abandonar las murallas que te protegieron.

    Vivir la vida y aceptar el reto,
    recuperar la risa, ensayar el canto,
    bajar la guardia y extender las manos,
    desplegar las alas e intentar de nuevo,
    celebrar la vida y retomar los cielos,

    No te rindas por favor no cedas,
    aunque el frío queme,
    aunque el miedo muerda,
    aunque el sol se ponga y se calle el viento,
    aún hay fuego en tu alma,
    aún hay vida en tus sueños,
    porque cada día es un comienzo,
    porque esta es la hora y el mejor momento,
    porque no estas sola,
    porque yo te quiero.

  19. Bekereka dice:

    Y para darte las gracias, una canción…

    http://www.youtube.com/watch?v=lt-NQLv7cT4

  20. TELMA dice:

    Broche de oro, Bekereka. Cuánta música me queda por conocer y disfrutar. Graciassssssssss

  21. penelope dice:

    Muy bonito el relato Telma, yo lo hubiese ilustrado con la canción de Serrat “poco antes de que den las diaz”
    Estoy contigo cuando dices que cuando la vida nos para y hacemos balance, todos tenemos sueños que no se han cumplido, pero creo que si tenemos suerte y como tu describes muy bien,se desencadena el tsunami que te deja desnudo y que te hace tomar conciencia de quien eres tu en realidad, con tus luces y tus sombras,y te aceptas, entonces te das cuenta que la mayoria de esos sueños no eran tuyos sino fruto de un sistema de creencias inventado por otros y que tiene muy poco que ver con tu yo auténtico y hasta puedes descubrir que verdaderamente tienes todo lo que necesitas y no te habias dado cuenta, y empiezas a saber lo que tienes, lo que necesitas, lo que quieres y de lo que puedes prescindir…….y entoces empieza el espectáculo y tiene final feliz
    Y para espectáculo, estas dos maravillosas peílculas, cine clásico del bueno tanto en dirección ,guión como interpretación, y ambas con tan triste final(?) Los puentes…. la he visto cien veces, algunas pelis no me canso de verlas, y siempre lloro en la secuencia del la manilla del coche, me emociona como esa actriz única que es Merryl S:, me contagia del el inmenso dolor que Anabella esta sintiendo, se le esta partiendo en dos el corazón y es conciente de ello, pero es una mujer ( no olvidemos, media vida en un pueblo italiano, sur , religión años 30 y 40,otra mitad en una granja en Madison C. donde llego enamorada de un apuesto soldado americano, como los de las películas) que en cuatro dias ha conocido el amor-pasión y ha vivido la película que habia soñado de joven y se ha desencadenado su tsunami.y, después de hacer las maletas para irse con él, sentada en su cocina, en esa otra escena memorable, homenaje a esa joya del cine que es “Breve encuentro”, ella se siente la protagonista de esa peli que es su familia, su hogar y su vida y acepta su responsabilidad, cumple con lo que está convencida es su obligación y ademas sabe que los remordimientos y la culpa podria destruir su amor y opta preservarlo intacto en su memoria y mantener su hogar, pero ella ya no es la misma que era cuatro dias antes ni lo volverá a ser, ahora es conciente de quien es y de lo que siente y no le importa que sus hijos y su marido se sientan en silencio a comer, lo agradece, ya no depende de nadie, ella es completa, es dueña de su vida, escena final y fundido en negro.
    En cuanto a “Revoutionary Road”, me parece una obra de arte con una gran lección, pero no he sido capaz de verla dos veces porque me dejo hecha polvo,y para mi es lo contrario a Los puentes de Madison…..yo creo que la tragedia final es la consecuencia de que dos seres que han hecho balance de sus vidas, de sus sueños pero han tenido miedo de llegar al fondo, de abrazar su totalidad, y culpan a otro de sus fracasos(?) en lugar de asumir la resposabilidad de sus actos, de sus vidas.
    me producen una enorme compasión, yo creo como Norah que la vida ofrece oportunidades cada dia solo hay que estar despierto y aprovecharla.

  22. TELMA dice:

    Qué bonito lo que dices y como lo cuentas. Yo tampoco he sido capaz de ver Revolutionary Road más de una vez. Y la peli de los Puentes de Madison me transmitió cosas muy parecidas a las que describes… Pero me hubiera encantado q tuviera la fuerza d la Winslet y hubiera abierto la puerta. Me apunto la peli q mencionas Breve encuentro para verla. Qué bello es el cine… Qué bello es vivir

  23. CdC dice:

    Mi enhorabuena TELMA. La pillo tarde, pero muy cierta. Acabo de oir en una peli mala una buena reflexión….
    El le dice a ella……
    “estoy pensando que querría hacer otras cosas en el trabajo”
    Ella le responde….
    “Eres agotador….acabo de darme cuenta de que siempre quieres algo distinto a lo que tienes”
    El replica con retintín…”Pero ésto que tenemos ahora tampoco entraba en tu lista de planes”
    A lo que ella contesta…..”Es verdad, pero ésto es aún mejor” A lo que yo añado…………. “porque esto es lo que nos ha tocado vivir”.
    A la mega propuesta de luchar por lo q uno quiere en la vida, le uno una dosis de aceptación de lo que nos está tocando vivir….creo que sin ese ingrediente el peligro de caer en la “búsqueda constante” que finalmente lleva a una escondida y profunda insatisfacción, puede que sea menor.
    De verdad Telma..gracias por tus relatos, tus canciones y tus pelis…….una gozada que hayas aparecido por aquí, por este micro-mega-mundo nosolobloguero.

  24. María Teresa dice:

    Madre del amor hermoso!!!!!! esto de leer el post un día después con el complemento de toooooodos los comentarios tiene hasta ventajas…
    Bravo Telma y bravísimo los comentarios. Este post trae muchos deberes para mi…ver las películas, releerlo todo y ….
    Gracias, muchas gracias a todos.

  25. penelope dice:

    No sé que pudo pasar pero cambie el nombre de la protagonista de los puentes… Francesca,perdón
    No se si tien algo que ver el hecho de que mientras escribia, nuestro precioso perro Capitan Kirk, nos estaba diciendo adios, con la misma dulzura, elegancia y tranquilidad con la que nos ha acompañado y alegrado la vida los ultimos 12 años
    gracias por enseñarnos lo que es de verdad el AMOR INCONDICIONAL, adios mi Capitan de toda la tripulación de la nave Itaca.

  26. Marynna0_0 dice:

    fantástica telma fantástica.

  27. luz dice:

    Gracias Telma por el blog, me ha gustado mucho. Es muy realista.

  28. Marife dice:

    Ay Telma llego con retraso pero que disfrute de entrada…una pasada y me deja un montón de deberes que junto a otros que tengo me voy a tener poner sin parar si quiero pasar de curso. Un beso y espero no tardes en protagonizar otra entrada

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.