Compartir mesa

28 marzo, 2012 por Nosoloangel Dejar una respuesta »

Hay muchas maneras de comer y una de ellas podría ser alimentarse de forma consciente, es decir, sabiendo aproximadamente la composición de los ingredientes de los platos que vamos a degustar. Pero también está la posibilidad de comer  exclusivamente motivados por el deseo.

En el primer caso además de cubrir nuestras necesidades físicas también conoceremos el aporte nutricional que estamos recibiendo, nos referimos a saber cual es la cuota de proteínas, fibras, vitaminas, tipos de grasas, cantidad de carbohidratos, etc.…  que en cada ingesta introducimos en nuestro cuerpo. El objetivo sería tener una dieta rica y equilibrada que nos haría  sentir saludables.

En el segundo caso la necesidad exclusiva de saciar un bienestar  físico coagularía cualquier proceso reflexivo sobre el acto de comer y el placer sería el terrateniente absoluto de nuestra dieta diaria. Había una canción de La chiqui de Jerez que comenzaba diciendo:

“Me lo como too0o…me lo como to0…los garbanso der puchero… y la liebre con arró…x 2
Primo cuando me levanto lo primerito que  suelo ase Ee…x 2
e irme a la nevera… a vee que  pueo0o come…x 2
me  gustan los durse… me gusta er café… y siempre toy cabiland0 a ve que pueo0o come…”

Aunque de entrada y a simple vista parezca raro  el paralelismo, nuestra idea es hablar de la amistad, por eso como “entrante” hemos elegido la alimentación… Veamos por qué.

Bastante a menudo cuando aún no somos personas maduras solemos hacer amigos guiados  por las coincidencias en cuanto a gustos musicales, cinematográficos, literarios, ideológicos, moda, etc. Son,  estas,  premisas  que más bien vienen  a “reafirmarnos”  y  así vamos dando palos de ciego por la vida, alimentando nuestro espíritu “por la vista” e ingiriendo las vidas poco nutritivas de otras personas  seducidos por nuestro ego,  e  incluso, a veces, con resultados poco deseados como indigestiones, digestiones pesadas  y pobres para nuestra salud interior.

Como contrapartida para poder “compartir mesa”  en condiciones recomendamos  la “percepción espiritual”.

A pesar de que nos esforzamos en justificar mediante disquisiciones mentales las razones que nos hacen elegir a una persona como nuestro amigo, o seleccionar el mejor amigo entre los que tenemos, la amistad no tiene ninguna explicación intelectual, va más allá, ella pertenece al reino de lo intangible, lo sutil. El acceso a ese estadio, estado, percepción intangible o espiritual tiene su proceso de aprendizaje, aunque existen personas que ya vienen más predispuestas y otras que nos tenemos que esforzar y autoexigir un estudio constante.

Una de las primeras  grandes lecciones para entrar en esa realidad especial es la humildad y la modestia…, es decir,  la negación de nuestro yo para empastarnos con  la vida y fluir, simplemente fluir.  Todos somos imperfectos.

Si estamos anclados en el mar de la realidad material nuestras amistades serán seleccionadas por afinidades en cuanto a gustos, por admiración, idealización, intereses, status, autoafirmación personal.

Si estamos navegando en el plano oculto de la espiritualidad nos preocupará encontrar un sentido a la vida, es decir,  corregir nuestro entorno cercano ocupándonos de sus imperfecciones y estos hechos serán   un referente para saber  quiénes están en el mismo camino que nosotros, quienes son nuestros compañeros de viaje, nuestros amigos.

A menudo pensamos que tener una consciencia reflexiva sobre estas cuestiones es premisa imperativa para localizar a nuestros amigos o hermanos de alma…, nada más lejos de la verdad, pues en la realidad en la que vivimos  la acción es  el motor, es decir, de nada sirve tener buenas intenciones y no poner en práctica lo que estudiamos en este blog.  Por eso hemos hablado de percepción espiritual, porque hay muchas personas que actúan de forma  sutil, casi invisible pero en total  sintonía con la esencia aunque no lo parezca. Personas que se ocupan de otras, personas que no esperan nada a cambio, personas que ceden el paso, personas que dejan hacer, personas que confían, personas que están sencillamente  tranquilas y con ese “estar pausado” nos recorfontan el espíritu llenándonos de luz milagrosamente. Inocentes de sus dones o conscientes, no hay nada como un amigo del alma.

Hablando de sintonías,  el video que verán a continuación seguro que les emocionará. Nuestro especial agradecimiento a las personas que sincrónicamente nos lo recomendaron en su día. Una belleza.

Bibliografía consultada: El canto del alma. Autor: Rabí Lejiel Bar Lev. Edt.: Obelisco.

Tenemos una mesa reservada para ti en: nosolodoctorylac@gmail.com. Ven y comparte entre amig@s.

Publicidad

18 comentarios

  1. Rosamary dice:

    Ay Nosoloangel cuanto caldito del puchero para el ama has cocinado hoy. Que bien retratas a los amigos del alma que conectan con la esencia y saben, tan sutilmente , ayudarnos

  2. Rayo dice:

    La amistad es uno de los regalos mas hermosos de la vida. Gracias a los amigos hay dias que levantan vuelo a pesar de todo. Viva la amistad!

  3. Contrapunto dice:

    Ke bello post NoSoloAngel, ke metáfora tan bonita con la alimentación 😀 .

    Realmente los verdaderos amigos (los ke nos kieren por nuestras virtudes pero nos aman por nuestros defectos) nos honran con su amistad.

    Precioso 😀 😀

  4. María Teresa dice:

    “Inocentes de sus dones o conscientes, no hay nada como un amigo del alma.” ¡¡Me lo quedo!!!
    Gracias Nosoloangel.

  5. avefenix dice:

    ¡VIVA!

  6. Norah dice:

    ¡Brava Nosoloangel! A mí la vida me ha hecho varias cribas de amigos por razones diversas…después de lo vivído el único criterio que me sirve es la incondicionalidad…y esa no entiende de ideologías, músicas, pelis, nivel intelectual, juicios, libros…sólo entiende de amor…
    Muuuuuuuuuuuak

  7. Marife dice:

    De jovencilla usabamos mucho (cuando conociamos a alguien) la expresión éste/a está en la misma onda, creo que por ahí más o menos va el amigo. Estar en la misma onda para mi va más allá de ideologias, musicas, pelis, etc…, es la forma en que se siente y vive desde dentro la música, las ideológias, las pelis, libros…etc. Es ese comprender/entender con y, en el otro…no sé si me explico bien, es díficil con palabras.
    Habría mucha similitud en el amigo y el amor de pareja, al principio el amigo te gusta, te atrae conocerlo…etc, después amas al amigo, y amar al amigo creo que da lugar a esa incondicionalidad que comenta Norah, porque muchas veces nosotros los de ahora, ya no somos los de antes (cuando surgio esa amistad). Ay, amistad, divino tesoro!!!

  8. TELMA dice:

    Decir amiga es decir jugar al guiso, Nelly, calle y niñez.
    Super-pop en el barranco, coreografías de bailes en la piscina, como si viniera el rey.
    Decir amiga, me trae el recuerdo de nuestros sueños, nuestro club de detectives, nuestro centro de perros abandonados, Gandhi, la risa de tu hermana, y nuestra primera obra de teatro.
    Decir amiga me trae sabores de tomates, limones, sal y olor a césped recién cortado.
    Decir amiga, es el primer pitillo exhalando el humo después de decir, la mujer que sabe fumar echa el humo después de hablar.
    Decir amiga, es el primer concierto, el primer verano, la epilady y mi desmayo.
    Decir amiga es decir Whitney Houston, Footlose, recepción en el barco de italianos.
    Decir amiga, es decir vivaporup, ¡viva!, circuito 3, Agpiní y Juan “el lombriz”.
    Decir amiga, es decir biblioteca, universidad, constancia y estudiar en la entreplanta junto al vademécum.
    Decir amiga es pasear alrededor de la facultad, con tu manzana y tu barriga de embarazada.
    Decir amiga, es decir la casa roja, lágrimas de impotencia y frustración.
    Decir amiga, es decir chaparrón, compartir vino, dudas, desamparo y desazón.
    Decir amiga, es tu tesis premiada, a pesar de las turbulentas aguas.
    Decir amiga, es decir buen camino, cada una el suyo, pero recorriendo el mismo.
    Decir amiga, es decir cerca, y ayer y siempre, lo tuyo nuestro y lo mío de las dos.
    Decir amiga, es decir ternura, entrega incondicional, alegrías, silencios y escuchar.
    Para Elena, a quien quiero tanto, dedico esta canción “tuneada” de Serrat.

    Gracias a ti también Nosoloángel, tu entrada ha conseguido que “saldara esta deuda” con mi amiga del alma, pues cada vez que lo intentaba, cuando de verdad se quiere a una persona es muy difícil verbalizarlo en palabras y que a su vez éstas no suenen cursis o grandilocuentes.

  9. andres dice:

    espectacular

  10. oraculo de qum ram dice:

    Telma ; preciosa tu aportacion….

  11. andaluces de jaen dice:

    Ay amistad divino tesoro… (me gusta esa expresion)

  12. Marife dice:

    Telma jamia, estas que te sales!!! me ha encantado tu tuneado.

    Muaks

  13. Rosamary dice:

    Hola Bekereka, gracias por esa canción tan preciosa

  14. Marcia dice:

    Nosoloangel, precioso el post, el vídeo me ha encantado, con amor todo se calma y se llena a la vez. El amor verdadero todo lo puede. Este blog es una obra de Dios, para los que compartimos o leemos simplemente.
    Soy todos maravillosos, todos los días aprendo a amaros mas. Un abrazo grande.

  15. almodovar dice:

    TELMA, “Tuneo” de primera la canción de Serrat. Tu amiga debe haberse alegrado por la dedicatoria. Sin menoscabo de ello, ahí va la letra original dedicada a tod@s:

    “Decir amigo es decir juegos, escuela, calle y niñez.
    Gorriones presos de un mismo viento tras un olor de mujer.

    Decir amigo es decir vino, guitarra, trago y canción, furcias y broncas.
    Y en Los Tres Pinos una novia pa’ los dos.

    Decir amigo me trae del barrio luz de domingo
    y deja en los labios gusto a mistela y a natillas con canela.

    Decir amigo es decir aula, laboratorio y bedel.
    Billar y cine. Siesta en Las Ramblas y alemanas al clavel.

    Decir amigo es decir tienda, botas, charnaque y fusil.
    Y los domingos, a pelear hembras entre Salou y Cambrils.
    Decir amigo no se hace extraño cuando se tiene sed de veinte años y pocas “pelas”.
    Y el alma sin mediasuelas.

    Decir amigo es decir lejos y antes fue decir adiós.
    Y ayer y siempre lo tuyo nuestro y lo mío de los dos.

    Decir amigo se me figura que decir amigo es decir ternura.
    Dios y mi canto saben a quien nombro tanto.”

  16. Klarah dice:

    Qué maravilla, qué bonita forma de describir la amistad. Es cierto que todos los amigos no son iguales. Algunas personas dicen tener 500, 800, 3200 ¿amigos? en las redes sociales. Suerte que luego viene un blog como este y te enseña que algunos de los que llamamos amigos son como los atracones de la Chiqui de Jerez “indigestos”; y que los amigos de verdad son de una sutileza tal, que nos proporcionan alimento para el alma.
    Eres un cielo Nosoloangel, mil gracias.

  17. antares dice:

    bravo

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.