Falacia antropomórfica (Exodo 9:24)

29 abril, 2012 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

¿Escuchaste alguna vez esa expresión coloquial de “cómo está el patio” refiriéndose a como está la situación donde tú te encuentras? Esto me inspira una reflexión sobre el fenómeno por el cual la naturaleza tiene su modo de hacerse eco en nuestras propias emociones humanas. Este concepto, que se utiliza a menudo como un recurso literario es conocido ( estas cosas seguro que le gustan a Nosoloyoda….) con el nombre de “falacia antropomórfica”, un recurso narrativo (no sólo literario, ya que también se da en cine, en los juegos…) por el que le otorgamos a objetos inanimados o incluso a animales, cualidades humanas. Por ejemplo; las nubes “lloran”, el cielo se “entristece” o el mar “se abre”… y precisamente algo así se encuentra fuertemente expresado en el éxodo; concretamente en el capíttulo que describe siete de las diez plagas que sufrieron los egipcios. Curiosamente nos encontramos con que el número siete en la literatura cabalística representa a la naturaleza. En cierto sentido, se trata aqui una historia en la que Dios pone a la naturaleza “boca abajo” como una señal, no sólo de que sus caminos son sorprendentes, sino también como muestra de potestad divina sobre los actos atroces de los egipcios, quienes fueron más que cómplices del Faraón en el uso y abuso de las fuerzas de la naturaleza en aquella época. Es posible que como dice el Zohar con la expresion “de lo amargo puede venir algo dulce” quizas del núcleo de la destrucción pueda derivarse una experiencia que provea herramientas para un vivir mejor y así mejorar nuestra condición humana.

Consideremos que en el relato del éxodo existen dos figuras antagónicas que están unidas: Faraón y Moisés (quien lo iba a decir) crecieron en la misma casa bajo el mismo “padre” y “cultura” hasta que un acontecimiento fortuito (cómo no) revela la naturaleza intrínseca de cada una: Faraón: corazón duro, paganismo, egocentrismo y sometimiento… versus un Moises de “voluntad férrea” aunque humilde; el primer 007 al servicio de su Majestad; capacidad de liderazgo e instrumento de 10 plagas que impactaron sobre el firme rostro del Faraon que no dobló la rodilla hasta la última plaga. Pero nos paramos a modo de ejemplo en la séptima plaga, la del granizo. El Exodo dice textualmente “ Y hubo granizo y se encendía fuego en medio del…..granizo, muy gravemente, lo cual nunca había habido en toda la tierra de Egipto desde que fue nación.” (Exodo 9:24). Las palabras hebreas “ve’esh mitlakachat betoch habarad”, y se encendía fuego en medio del granizo, describe el comentarista Rashí que es la representación de un milagro dentro de un milagro “de que había fuego y el agua congelada mezclados entre sí” (esto se plasma magnificamente en la pelicula de Spielberg “el principe de Egipto” que les ponemos y seguimos )

De lo que no cabe duda es de que lo que en aquel entonces era granizo es lo que tambien llamos granizo en la actualidad. Y esto representa la sucesión de una mezcla inusual de elementos opuestos en la naturaleza. En youtube se puede observar un vídeo de una tormenta de granizo de gran magnitud, bolas congeladas de hielo caían sobre los automoviles con una ferocidad de fuego. Antónimos atmosféricos, que entonces y ahora, se manejan de alguna manera dentro del clima para coexistir. Y mientras que hay seguramente desesperación en medio de la devastación, aún puede haber en ello una lección moral para atesorar en este pasaje bíblico: el reto de crear en nuestro entorno, en medio de mejores y optimas circunstancias, alianzas poco probables, fomentando así asociaciones que contribuyan para el bien mayor de la humanidad en lugar de sembrar las semillas de la discordia y la aspereza.

Es triste que muchas veces la tragedia sea la única situación que pueda hacer que facciones contrarias estén juntas. Es lamentable que en la sociedad muy a menudo nos ocurra lo que algunos llaman “el síndrome del aceite de oliva.” en el sentido de que muchas veces brillamos mejor cuando se nos “exprime” mediante adversidades complicadas y es entonces cuando luce realmente nuestro interior. Quizás Dios en esta séptima plaga, pretenda exhortarnos, de manera similar, a lograr lo imposible e impensable de conseguir, una fusión de la calma y la preocupación ante la adversidad. De hecho ni el fuego ni el hielo perdieron sus propiedades naturales o sus identidades separadas en el suceso de la plaga del granizo, pero se las arreglaron en ese momento para causar el efecto de fusión mediante sus voluntades. ¿Cómo y cuándo dejar de lado nuestras concepcionesy en ocasiones nuestros intereses por el bien social? sigue siendo un reto formidable, dada la particularidad de personalidades y la intensidad de nuestros intereses individuales. Pero los beneficios para la sociedad cuando las oportunidades para el crecimiento y la elevacion de lo divino y de lo humano cobran tanta importancia en el horizonte, es lo que debe llamarnos a esforzarnos cada vez más y más. Y ser así un pedazo de hielo “estratégico” unido al fuego de nuestro temperamento que cae salpicando y “retumbando” en el patio donde nos encontremos….

De momento en el mundo audiovisual si que algunos consiguen la fusión, venga este vídeo de Abba:

Derrite tus temores y escríbenos a:nosolodoctorylac@gmail.com

Publicidad

7 comentarios

  1. Rayo dice:

    Uniones en prodel bien social a pesar de los antagonismo en esencia de las partes. Realmente un reto y una alternativa en tiempos como los actuales para ayudar a superar situaciones compljas. Ceder en contra de nosotros mismos para mejorar la realidad.
    Gran post!

  2. Rayo dice:

    Tanto en momentos duros como en momentos de calma estas alianzas son la expresion de haber podido doblegar nuestro temperamento y eso duele a unos mas que a otros. Mi pregunta es: cómo es posible que el que no cede reincide en cada oprtunidad y el que cede por un bien mayor siempre ceda. ?Una vez un amigo dijo a otro: es que siempre pueden. Pero el debil dijo : es por el bien de otras personas.

  3. antares dice:

    quepocoscomentarios…¿dondeestalagenteeeeee?

  4. Rayo dice:

    Antares, estoy releyendo el texto y acabo de darme cuenta que en realidad no se hablaba de superar antagonismos entre dos personas si no de unir nuestros antagonicos mente y alma. O habla de ambas aspectos?

  5. avefenix dice:

    Eso, eso ¿dónde se metió la peña?

  6. Uf dice:

    Practicando esto mismo…

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.