MÁS CLARO, EL AGUA

23 abril, 2012 por angel7 Dejar una respuesta »

Hoy quiero hacer  una apología a la transparencia…. Bueno no, más que una apología, un homenaje. Para mí, y ya puedo decir que lo digo por experiencia,  es digna de reverencia.  No hay nada mejor que transparentarse con alguien….abrirse en canal desde lo honesto y verdadero llevamos dentro frente a otro ser humano. Pero obviamente no con cualquiera, ni de cualquier manera…no lo digo como receta comunicativa para andar por el mundo. (¿Os imagináis en un mundo así?…. nos iría mejor que ahora seguro…). Pero no es plan de pedir “peras” al “olmo”.

Aquí lo importante para poner en marcha la alarma de la conciencia, es tener delante a  personas con las que tenemos asuntos pendientes; seres que en su momento nos  generaron dolor, y en otros casos,  quienes se tomaron la libertad de criticar algo de nuestro comportamiento. Este sería el “campo base” de actuación donde hay que sacar los recursos de la bendita  transparencia. No es por gusto…no… es el truco, el camino de transmutar el dolor en aliado, en compañero de grandes aprendizajes que nos llevará a completarnos…a ver la “cara oculta de la luna” de nosotros mismos, ¿se acuerdan?. Pero cuidado….ser transparente tiene una particularidad, un “requisito imprescindible”: hablar honestamente desde lo que uno SIENTE, SABE y HA VISTO. Normalmente nos montamos en el tren emocional que hemos fabricado  por vivir en el futuro, por empezar a elucubrar, cual pitonis@, el por qué y/o para qué la otra persona ha hecho, dicho esto o aquello…y de repente, sin darnos cuenta, sin pasar por la oficina de ventas de billetes, nos montamos en ese tren de las emociones deseando desembucharle al otro todos nuestros descubrimientos acerca de su persona….. y oye, ya estamos todos en el mismo tren: en el subidón emocional que sobreviene del mundo de las expectativas, de cómo tendría que ser el otro y cómo tenía que haber hablado de mí. Resultado: clase de equitación con nuestro caballo emocional. ¿Alguien ha tenido un buen resultado después de montarse en este tren? Sean honestos… ahí lo dejo.

Hay varias recetas interesantes a la hora de comunicar “lo de uno” en este tipo de situaciones. Una es por ejemplo, hablar siempre en primera persona, así, tomamos la responsabilidad de lo dicho y no estamos adivinando el pensamiento de nadie. Sólo puedo saber lo que piensa una sola persona de este mundo con seguridad: yo, y solamente yo. La segunda receta es sacar lo que verdaderamente me ha hecho sentir lo que he visto u oído (pero sólo lo que he visto u oído, no lo que he interpretado)  de la otra persona. Hay que saber cómo nos sentimos ante las cosas….(hay que saber escucharse) y hay que entrenarse en esa escucha propia para poder expresarlo al otro. ¿Cómo os suena decirle a alguien “Te has pasado un huevo de pato, qué te has creído!, pero si tú también….etc…etc…” a decirle “Estoy  alucinando con lo que me acabas de decir, me da mucha pena que me digas eso….y qué es exactamente lo que quieres decir con esta frase o la otra”?

Esto no es otra cosa, que poner por encima de todo lo demás el vínculo, el amor y la comprensión de que el otro tiene un tanto de lo que yo tengo también…y que todos, toditos, necesitamos del espejo de los demás para emprender nuestro camino…es una buena oportunidad de que el otro vea que hay más formas de defenderse….podemos hablar de lo que nos pasa a nosotros con esa persona y comprobar que así se transmuta el dolor que alimenta nuestro ego…porque ya no cabría ego…porque nos estamos acompañando a nosotros mismos  mientras entablamos contacto con el otro y ahí el ego ya no se ve solito ni amenazado. Eso es honesto, sincero, humilde….porque coger la espada justiciera y el escudo de defensa para empezar a atacar donde más duele, ya sabemos que nos lleva a puertos oscuros de donde no es fácil regresar.

No vaya a ser que nos veamos dando tumbos cósmicos como la chica de la canción de Pastora…. Ahí os la dejo….

Publicidad

22 comentarios

  1. Rayo dice:

    Buena reflexion que me ha hecho recordar aquella frase de nosolodoctor parA los casos de falta de entendimiento enre dos persona: te comprendo pero no comparto lo que dices. Tambien me ha hecho refrescar la enorme capacidad que tiene el ego de autoengañarnos, nuestra falta de humildad. Lo que a mi me dice el post es lo importante de comunicarnos, de que saber no es suponer. Gran tema!

  2. olivia dice:

    me quedo con que todos, toditos, necesitamos del espejo de los demás para emprender nuestro camino…
    felicitaciones angel7

  3. guerrera de la luz dice:

    Es verdad que los sentimientos nos traicionan muchas veces y suponemos realidades, de las que no tenemos indicios (ver, oir..) que nos hacen reaccionar de manera desproporcionada e incluso innesaria puesto que no existía hostilidad. Nos podeos llegar a crear enemigos de “humo”.
    Así que, mensaje recibido.

    Gracias Angel7.

  4. Norah dice:

    Plas, plas, plas…la tranasparencia es fundamental, no hay otra vía para la comunicación. Llevo tanto tiempo sin más armarios generales que una vitrina, que me emociona tu post…no estaría de más una dosis mounumental de trasparencia en el mundo, a nivel macro y micro, lo que es arriba y abajo, dentro y fuera…cambio de actitud, de sistema económico, de mundo, de modelos sociales…de todo sin suterfugios, oscuridades, clandestinidades, malentendidos, …me gusta la idea de la claridad. Gracias Angel7. Muuuuuuuuuuuak

  5. almodovar dice:

    Pido disculpas de antemano a Ángel 1 y transcribo un párrafo de su post “Pon color y movimiento en tu vida (13 de marzo de 2012)”, pues como tú, Ángel 7, es cristalino:

    “Es la clave de mi propio proceso de maduración. Aceptar la pérdida, día a día ir aprendiendo a escucharme para amarme tal como soy, aceptar y aprender de mi vulnerabilidad. No es tarea fácil, pero os aseguro QUE VALE LA PENA”

    Saludos.

  6. nosolodoctor dice:

    el problema es de “reciclaje” de nuestra basura mental. Para mi;la opacifidad en la comunicacion (lo contrario a la transparencia) a parece cuano las personas “anteponemos” nuestras basuras mentales y las ponemos delante nuestras; bien para intimidad al otro; o bien para protegernos del otro. La otra opcion; que seria “guardarse la basura mental” y tragarsela es inviable; en tanto en cuanto que nos acabaria asfixiando…. ¿cual es la alternativa? probablemenente; “reciclar dicha basura” que permita reconvertirla en otra cosa y así ni tenemos que ponerla delante nuestra ni tampoco tragarnosla. Eso podria ser un primer paso “conciente” hacia la transparencia rea……
    Me ha gustado angel 7 ; la entrada.

  7. carla dice:

    no siempre es posible; es cosa de dos y a veces: “la otra parte” es una “pared” de hormigon…..

  8. Bekereka dice:

    Estoy con Carla. Cuando te encuentras a tergiversadores profesionales, demagogos de carrera, insufribles desmanteladores de la verdad, trileros que donde dije digo, digo diego, psicópatas que solo juegan a ganar y no cabe ni el empate… te cagas.

    http://www.youtube.com/watch?v=-dYHZhqD6g0&feature=related

  9. CdC dice:

    Queridos Bekereka y Carla…
    precisamente con “esos” es cuando sirven más estas armas. Qué bonito sería poder decirle a un manipulador abiertamente “Oye, siento que en me pides A cuando en realidad quieres B” …o a un trolero poder decirle “Me da la sensación de que eso que me cuentas es una trola…”
    Como dice nosolodoctor, tendemos a guardarnos y a tragarnos la “basura mental” ……hay que expresarla!! (que no, vomitarla). Besos a todos

  10. nosolodoctor dice:

    y porque no vomitarla en el sitio adecuado o permitido ?
    pidiendo permiso…… quizas todo sea posible…¿no?

  11. CdC dice:

    Querido nosolodoctor………
    no seré yo quien ponga normas a la hora de soltar…. aunque, si se trata de respetar al otro y cuidarlo para no ir haciendo “pupa”……no sé…..pero cada uno…..

  12. oraculo de qum ram dice:

    lo bueno (o lo malo) del “vómito” es que no se puede inhibir. a veces se vomita en el pasillo; otras veces en el rellano de la escalera… no siempre se puede reciclar….. que seria lo ideal (digo yo…). Buen post…..

  13. TELMA dice:

    Si todo el mundo fuese transparente, sería como ir desnudos por la vida, porque no caben subterfugios, y nadie podría esconderse un as en la manga, porque ¡cuchi qué cosas! (parafraseando a Contrapunto) no hay manga donde esconder nada. Y eso sería una UTOPÍA, término que la Real Academia define como: “plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación”, y aunque yo sigo pensando que las utopías son posibles de llevarse a cabo, porque de lo contrario habría tirado la toalla hace tiempo, y si bien creo que con la transparencia se llega a cualquier sitio, o al menos así me gusta pensarlo, entiendo que no puedes ser transparente con todo el mundo porque en ese ir a pecho descubierto, te la pueden clavar hasta el corvejón, y allá tú cómo, dónde y cuándo te lamas las heridas.

    Por eso, estoy de acuerdo con Ángel 7, “No hay nada mejor que transparentarse con alguien….abrirse en canal desde lo honesto y verdadero que llevamos dentro frente a otro ser humano. Pero obviamente no con cualquiera, ni de cualquier manera”

    La falta de transparencia, yo la asimilo a la falta de sinceridad, y eso conlleva a que lo no dicho, o lo pensado, o lo interpretado hace que se nos disparen nuestras peores sospechas hasta el infinito y más allá, porque hasta los silencios los podemos utilizar o tergiversar para el fin que más nos interese, –joder, qué complicado lo de hoy Ángel 7, y encima lunes—bueno… sigo… pero como yo entiendo que el fin nunca justifica los medios, a veces son necesarias, con las personas que queremos las “mentiras piadosas”, porque hay circunstancias en la vida en las que no puedes ser sincero, porque de lo contrario te cargas al de enfrente, y tu sincericidio (parafraseando a Bekereka), puede dejarte en vela uno, dos, tres o los días que sea, dependiendo de la magnitud del sincericidio.

    Así que hay que meterse la mano en el pecho, y aunque pienso que con la transparencia se evitarían muchas cosas, y al menos se resolvería la mitad del problema, y/o conflicto (y todo esto sin entrar en política ni en analizar el sistema que desde las altas esferas nos pretenden hacer creer, campo éste donde la transparencia los dejaría, nunca mejor dicho “en bragas”… o en calzoncillos (no se me vaya a rebotar Bekereka, jeje), el término medio es la mentira piadosa, siempre y cuando si lo que se pretende es resolver un problema “medio”, o “menor” porque si es “mayor”, la mentira piadosa, enmascara, y al final la úlcera sangra.
    Menudo fregao en el que me has metido Angel 7, ¿ves?, por hablar en primera persona… Llamando, llamando, 1,2,3, ¿Me ze escucha?, ¿Me ze entiende?. Mejor utilizo al Sabina, que aunque no estoy de acuerdo “en parte” con el mensaje que se extrae de la canción, al menos le quitamos jierro al temita de hoy.

    Cuando le dije que la pasión, por definición, no puede durar ¿Cómo iba yo a saber que ella se iba echar a llorar? “No seas absurdo -me regañó- esa definición nadie te la pidió, así que guárdatela, me pone enferma tanta sinceridad”. Y así fue como aprendí que historias de dos conviene a veces mentir que ciertos engaños son narcóticos contra el mal de amor. Yo le quería decir que el azar se parece al deseo, que un beso es sólo un asalto y la cama es ring de boxeo, que las caricias que mojan la piel y la sangre amotinan se marchitan cuando las toca la sucia rutina. Yo le quería decir la verdad por amarga que fuera, contarle que el universo era más alto que sus caderas, le dibujaba un mundo real no uno color de rosa, pero ella prefería escuchar mentiras piadosas. Y, cuando por la quinta cerveza, le hablé de esa chica que me hizo perder la cabeza estalló: “¿Vas a callarte de una vez, por favor?”

  14. almodovar dice:

    He tenido que releer el post después de ver la contundencia de algunas opiniones, aunque ya al principio me pareció que el “tono” de Ángel 7 no era el de siempre (lo que no excluye todo lo dicho en mi entrada anterior sobre él y Ángel 1)

    Reciclar:
    Someter materiales usados o desperdicios a un proceso de transformación o aprovechamiento para que puedan ser nuevamente utilizables.
    Ofrecer una nueva preparación o una formación complementaria a técnicos o a profesionales para que amplíen y pongan al día sus conocimientos
    Transformar o aprovechar una cosa para un nuevo uso o destino.
    Proporcionar una formación complementaria o nueva para mejorar o cambiar la situación [de alguien].
    Someter una sustancia a un tratamiento para usarla nuevamente
    Sinónimos:
    Aprovechar, regenerar, reutilizar.

    ¿A cual de esas definiciones se alude?
    ¿A personas concretas, profesionales concretos?
    ¿Quién decide qué o a quién hay que reciclar?
    Si nos referimos a personas:
    ¿Quién decide el que debe ser juez reciclador?
    ¿Están en poder de la verdad los recicladores?
    ¿Son reciclables los que reciclan?
    ¿Quién vela por la transparencia en el reciclaje?
    La disparidad en los métodos de los profesionales ¿es aceptable, tolerable, unificable, reciclable?

    Respecto a la transparencia, creo, incluso a riesgo de estar equivocado, que una persona sincera el mejor ejemplo y la mejor definición de transparencia.

    Por tanto, sea el medio que sea, quien miente, quien se salta las reglas éticas, quien utiliza “un título” como arma, como sinónimo de “verdad” es, sencilla y llanamente, un sinvergüenza o un delincuente. Pero ¿Está nuestra Sociedad preparada para juzgar a los delincuentes “profesionales”, hace la vista gorda, o, simplemente ampara sus tropelías?

    Shalom.

  15. TELMA dice:

    Si, almodovar, shalom, shalom, ¡pero ahí va eso! Silencio, reseteando… ¿reciclando?….

  16. andaluces de jaen dice:

    ay que gracia ! shalom shalom; pero ” ahí va eso “…..
    no creo que la trasparecencia sea una utopia…….

  17. Rosamary dice:

    Me ha gustado mucho lo que dices sobre la transparencia, más claro agua. Siempre ando cavilando sobre no pasarme sin quedarme corta, ser impecable con las palabras todo un reto. Gracias Angel7

  18. Marife dice:

    Preciosa entrada Angel7. Que díficil ser transparente…tanto por ti como por el que tienes enfrente. Creo que efectivamente la clave está en desvestirse del ego y que hable tu alma…también hay que tener cuidadin con no ser transparente con quién no quiere que lo seas, no?. Digo yo (en un ejemplo simple), si alguien me pregunta si esta guapa ? pués habrá que decirle lo que uno piensa, pero si no te lo preguntan pues no sé…igual no quiere saberlo y es también muy respetable. y luego está ese refrán que dice “no confundir sinceridad con poca verguenza”. Un abrazo y feliz tarde/noche de éste lunes

  19. Gaia dice:

    Hay que tener un buen autoapoyo para meterse en esa “clase de equitación con nuestro caballo emocional”. Nos resulta fácil ver la paja en el ojo ajeno y terriblemente difícil ver la viga en el propio, pero llegar a ver esa viga y admitir que podemos estar equivocados es un ejercicio de humildad que no todos estamos dispuestos a hacer…

    Me gustaría añadir también que creo que al contrario que alguien ha opinado más arriba, nos iría muchííísimo mejor con un poco más de transparencia y honestidad en el mundo, al menos en las relaciones personales.

  20. María Teresa dice:

    “Abrirse en canal desde lo honesto y verdadero que llevamos dentro frente a otro ser humano…”, pero no ante cualquiera, no, “ante áquel que en su momento nos generó dolor… es el truco, el camino de transmutar el dolor en aliado y en compañero de grandes aprendizajes que nos llevará a completarnos…”
    Esto es PERDONAR, que al fin y al cabo es la única manera de SANAR.
    Muchas gracias ángel7

  21. Bekereka dice:

    ¿Un sincericida en manos de un psicópata emocional? Mal asunto, la experiencia me dice que es mejor poner distancia…
    http://www.youtube.com/watch?v=9HvpIgHBSdo

  22. bandolero46 dice:

    Despues de leer la exposición de angel 7 y los comentarios personales, he llegado a vislumbrar que a todo lo dicho, le falta un poco de conocimiento religioso. Me explico:
    La forma de sincerarse con otra persona viene de muy antiguo. Jesucristo instituyó el sacramento de la confesión, por el cual abrimos nuestro corazón a una segunda persona, en este caso al sacerdote confesor y en la que estamos dispuestos a recibir la reprimenda por la actuación y a acatar la penitencia por nuestro error.
    Si partimos de esta premisa, nos confesamos con una persona que sabemos que lo que le digamos va a ser guardado entre las cuatro paredes del confesionario, mientras que si nos sinceramos con cualquier persona y le decimos en su cara lo que pensamos, no creo que lleguemos a la total transparencia porque no abemos cual va a ser su reacción.
    Por eso creo que llegar a la total transparencia, trae implicito la formación que hemos aprendido de pequeños, cuando nos han enseñado como debemos comportarnos con los demás, sin llegar a herir sus sentimientos.
    Empecemos por uno mismo y si somos capaces de decirle a nuestra imagen en el espejo las verdades del barquero.
    Creo que con esta reflexión tendremos andado buena parte del camino antes de comenzarlo.
    Un abrazo angel 7

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.