Entre el determinismo animal y la suerte biológica…

28 julio, 2012 por Teón & Hipatia Dejar una respuesta »

¿Está el hombre “sobre” los animales? Una respuesta positiva daría a algunos la sensación de autocolocarnos en una peana de superioridad catastrófica para el resto de seres vivos… Pero una respuesta negativa  vendría a anular el libre albedrío y con ello la posibilidad de la moralidad: si el hombre no posee la libertad de elegir, no es más ni menos culpable de sus actos que un león por comerse a su presa… A fin de cuentas, si es sólo “otro animal” cuyas acciones están determinadas por sus instintos, qué más da lo que haga… no existiría culpa ni responsabilidad… sólo lo irremediable.

En un artículo reciente en el periódico  The New York Times, Dennis Overbye pasa de su incapacidad para resistirse a las tortas de chocolate en el menú de postres a considerar un “grupo de experimentos en años recientes que sugieren que la mente consciente es como un mono cabalgando sobre un tigre de decisiones subconscientes… inventando frenéticamente historias sobre tener el control”. Mark Hallet, un investigador neurológico, le informa a Overbye que el libre albedrío no es nada más que una ilusión, una sensación que tiene la gente. El profesor de filosofía Michael Silberstein señala, por su parte, que todos los sistemas físicos que han sido investigados resultan ser o deterministas o aleatorios (o punto pelota o potra). Ambas alternativas son igualmente incompatibles con el libre albedrío por razones obvias: la una no deja lugar a la elección y la otra tampoco…

Hallet tiene razón en que nadie experimenta la vida como una existencia carente de toda decisión – incluso Overbye podría resistir la torta de chocolate si la recompensa fuese lo suficientemente grande o el castigo lo suficientemente inmediato. Sin embargo, de vez en cuando, muchas personas encuentran conveniente utilizar la compulsión como defensa para evitar la censura moral de su propia consciencia o de la de los demás (“El corazón quiere lo que quiere”, dice Woody Allen de su romance con la hija adoptiva de 17 años de su amante). La vida sin la sensación “de que las cosas están realmente siendo decididas de un momento a otro, y que no es la tonta recitación de una cadena que fue forjada innumerables generaciones antes”, escribió William James, perdería toda su “gracia y excitación”.

La biblioteca alejandrina sólo resaltaba de la biblia la cita donde identifica el acto de la elección moral con la vida misma:  “Mira que He puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición, y elegirás la vida” (Deuteronomio 30:19). La vida de verdad es poder elegir la bendición sobre la maldición. Isaac Bashevis Singer (premio nobel de literatura) lo dijo bien cuando le dijo a un entrevistador que el libre albedrío es el “mejor regalo” de la vida, un regalo que por sí mismo hace que valga la pena vivir. Seria como “jugar” al parchis de la vida. Alguien saca un seis cuenta y me comen. Ahora toca. No jugar mas o esperar a sacar un “5” y empezar de nuevo…

Moot the Hoople y el juego de la vida.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Andy Kaufman en el combate de lucha libre.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
El monopolio, el veinte y uno, las damas y el ajedrez.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
El señor Fred Blassie en un almuerzo extraño.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Juguemos al twister y al riesgo.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Te veré en el cielo si haces la lista.
Yeah, yeah, yeah, yeah.

Ahora, ¿Andy has oído acerca de esto?
Dime, ¿Estas en pleno combate?
Andy, estas burlándote de Elvis?
Hey, Nena, ¿Estamos perdiendo el contacto?

Si creíste que pusieron un hombre en la luna,
“Hombre en la luna”
Si crees que no hay nada en mi manga, entonces nada está bien

Moisés se fue caminando con un bastón de madera.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Newton fue golpeado en la cabeza por una buena manzana,
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Egipto estuvo en problemas por la horrible cobra.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
El señor Charles Darwin tuvo el descaro de preguntar.
Yeah, yeah, yeah, yeah.

Hey, ¿Andy has oído acerca de esto?
Dime, ¿Estas en pleno combate?
Andy, estas burlándote de Elvis?
Hey, Nena, ¿Estas divirtiéndote?

Si creíste que pusieron un hombre en la luna,
“Hombre en la luna”
Si crees que no hay nada en mi manga, entonces nada está bien.

Aquí esta un pequeño manifiesto para los descreídos.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Aquí esta un pequeño fantasma para el sacrificio.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
Hay una Gasolinera en lugar de la iglesia de San Pedro.
Yeah, yeah, yeah, yeah.
El señor Andy Kaufman tiene un combate.
(Combate de osos). Yeah, yeah, yeah, yeah.

Hey, Ahora, ¿Andy has oído acerca de esto?
Dime, ¿Estas en pleno combate?
Andy, estas burlándote de Elvis?
Hey, Nena, ¿Estamos perdiendo el contacto?

Si creíste que pusieron un hombre en la luna,
“Hombre en la luna”
Si crees que no hay nada en mi manga, entonces nada está bien…(x3)

Publicidad

17 comentarios

  1. antares dice:

    el parchis de la vida……

  2. nosolodoctor dice:

    siempre ha sido un tema que me has fascinado. De hecho estoy preparando una conferencia para el Ateneo que se titula asi: “Destino o libre albedrio” y la verdad que la conclusion a la que llego despues de cavar, cavar y cavar en el conocimiento y en la mistica…. me asusta

    El corazon quiere lo que que quiere… si pero… ¿debe agarrar todo lo que quiere ? ¿debe filtrar? ¿ es eso la trascendencia ? sabiais que nos pasamos toda la vida preparandonos para un minuto existencial trascendente donde de pronto la vida tiene una encrucijada: a la derecha camino hacia A; hacia la izquierda camino hacia B..

    y luego el destino o libre albedrio de nuestros seres queridos..¿ nos arrastra tambien a nosotros ? si un hermano tioma la decision A que creo yo equivocada; ¿ me arrastra a mi por efecto rebote ? si… igualmente los “amigos”… es tan dificil la “incondicionalidad”…. la “asepsia”… mantenerse en el sitio; no desubicarse…. ¿como puede ser, por ejemplo; que un error mio con mi padre; suponga la decepcion de mi mejor amigo y éste “corte” para lo restos su relacion conmigo… ¿es eso destino o libre albedrio? la (mi) solucion intentare darla en un post. Aunque me gustaria escribirla conjuntamente con nuestro nosolosuerte. Ya me toca escribir con el……

  3. avefenix dice:

    La vida de verdad es poder elegir la bendición sobre la maldición…

  4. Nosoloyoda dice:

    “El corazon quiere lo que quiere… si pero… ¿debe agarrar todo lo que quiere?”
    muy buena pregunta, Nosólodoctor… me recuerda a esta entrada:
    http://www.drsalama.net/blog/?p=10049

  5. nosolosuerte dice:

    Buen tema .doctor…el libre albedrio…

  6. Mariluz dice:

    Si…., apasionante entrada la de hoy… muy difícil para mí intentar explicar con palabras lo que siento ó cómo hago cuando estoy en medio en una encrucijada (muchas veces la preparación te la saltas a la torera porque en el último minuto el entorno “cambia”…). Habrá que esperar esa (tu) solución Nosolodoctor.

    Un abrazo y feliz día para tod@s.

  7. TELMA dice:

    Me FASCINA este blog. Tras una noche intensa de amigos, charlas y copas hasta altas horas de la madrugada, asomo por aquí esperando ver algo “relajado” en consideración a “la caló” de ahí fuera, y flaka, EL LIBRE ALBEDRÍO.

    Me habéis transportado a mi último año de facultad, donde gracias a una asignatura, “Filosofía del derecho” y al sistema del catedrático, que daba la opción de examinarse al final de curso de teoría o hacer periódicos trabajos sobre libros que nos mandaba leer, (lo cual era más difícil e implicaba más esfuerzo y dedicación) gracias a mi “libre albedrío”, 🙂 escogí la segunda opción y me bebí a morro cada libro y fue una de las asignaturas en donde más disfruté, a pesar de que todos mis compañeros blasfemaran, porque ¿para qué le va a servir a un abogad@ estudiar filosofía? ¿Por qué tiene que ser una asignatura del último curso, donde hay que sacar las más difíciles, las “verdaderamente jurídicas”?… y yo mientras alucinando en colores con el mundo que se abría ante mi y maldiciendo por no haber llegado a ese mundo antes (mi expediente académico “jurídico” es bastante friki, el único sobresaliente fue en la asignatura de Derecho Internacional–la ONU, el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, el derecho de veto–todo muy práctico 🙂 y la única matrícula de honor, en Filosofía del Derecho, todo lo demás aprobado y punto y pelota)

    No sé quién escribe detrás de Teón & Hipatia… “ni falta que me importa” como diría aquél, simplemente gracias por pegarme un cogotazo y “tele-transportarme” a lo que tenía guardado en el olvido y que tanto me hacía disfrutar.

    Kant: “…el cielo estrellado encima de mi y la ley moral dentro de mí..” y el giro copernicano fraguándose…

    “-Imagínate un gato tumbado en el suelo. Imagínate que una pelota entra en la habitación. ¿Qué haría el gato en ese caso?
    -Lo he visto muchas veces. El gato correría detrás de la pelota.
    -De acuerdo. Imagínate luego que eres tú la que estás sentada en una habitación y que de pronto entra una pelota rodando. ¿Tú también te irías corriendo detrás de la pelota?
    -Antes de hacer algo giraría la cabeza para ver de dónde viene la pelota.
    -Sí, porque eres una persona, y buscarás indefectiblemente la causa de cualquier suceso. ¿La ley causal forma parte, pues de tu propia constitución?
    -¿Es eso verdad?
    -Hume había señalado que no podemos percibir ni probar las leyes de la naturaleza. Esto inquietaba a Kant, pero pensaba que sería capaz de señalar la absoluta validez de las leyes de la naturaleza mostrando que en realidad estamos hablando de las leyes para el conocimiento humano.
    -¿Un niño pequeño daría la vuelta para averiguar quién ha tirado la pelota?
    -Tal vez no, pero Kant señala que la razón en un niño no se desarrolla totalmente hasta que no tiene material de los sentidos con los que trabajar
    …Según Kant hay dos cosas que contribuyen a cómo las personas perciben el mundo. Una son las condiciones exteriores, de las cuales no podemos saber nada hasta que las percibimos. A esto lo podemos llamar material del conocimiento. La segunda son las condiciones internas del mismo ser humano, por ejemplo, el que todo lo percibimos como sucede en el tiempo y en el espacio y además como procesos que siguen una ley causal inquebrantable. Esto lo podríamos llamar la forma del conocimiento… para Kant hay dos elementos que contribuyen a nuestro conocimiento del mundo: la percepción y la razón.
    …pero una cualidad de la razón humana siempre será el preguntar de dónde viene la pelota. Por eso preguntamos constantemente, esforzándonos al máximo por encontrar respuestas a las cuestiones últimas. Pero nunca obtenemos respuestas seguras porque la razón no tiene material para contestar….No podemos esperar entender lo que somos. Quizás podamos llegar a entender plenamente una flor o un insecto, pero jamás entendemos del todo a nosotros mismos. Y aún menos debemos esperar que vayamos a entender todo el universo.
    …Kant partía ya del punto de vista de que la diferencia entre el bien y el mal es algo verdaderamente real. En eso estaba de acuerdo con los racionalistas, quienes habían señalado que es inherente a la razón del hombre el saber distinguir entre el bien y el mal. Todos los seres humanos sabemos lo que está bien y lo que está mal, y lo sabemos no sólo porque lo hemos aprendido, si no porque es inherente a nuestra mente. Según Kant todos los seres humanos tenemos una “razón práctica”, es decir una capacidad de razonar que en cada momento nos dirá lo que es bueno y lo que es malo moralmente.
    -¿Entonces es algo innato?
    -La capacidad de distinguir entre el bien y el mal es tan innata como las demás cualidades de la razón. De la misma manera que todos los seres humanos tienen las mismas formas de razón, por ejemplo, todos tenemos también acceso a la misma “ley moral universal”. Esta ley moral tiene la misma validez absoluta que las leyes físicas de la naturaleza. Tan fundamental es para nuestra vida moral que 7+5=12.
    -¿Y qué dice esa ley moral?
    -Dado que es anterior a cualquier experiencia, es “formal”, es decir, no está relacionada con determinadas situaciones de elección moral. Es válida para todas las personas en todas las sociedades y en cualquier época. No te dice, por tanto, que no debes hacer esto o aquello si te encuentras en esta o aquella situación. Te dice cómo debes actuar en “todas” las situaciones.
    -¿Pero de qué nos sirve tener dentro una “ley moral” si no nos dice nada sobre cómo debemos actuar en situaciones determinadas?
    -Kant formuló la ley moral como imperativo categórico, con lo cual quiso decir que la ley moral es categórica, es decir, válida en todas las situaciones. Además es un imperativo, es decir, es preceptiva o, en otras palabras, completamente ineludible.
    -Vale…
    -No obstante, Kant formula este imperativo categórico de varias maneras. En primer lugar dice que “siempre debes actuar de modo que al mismo tiempo desees que la regla según la cual actúas pueda convertirse en una ley general”.
    -Quiere decir que cuando yo hago algo tengo que asegurarme de que desearía que todos los demás hicieran lo mismo si se encontrasen en la misma situación. ¿Es eso?
    -Exactamente. Sólo así actúas de acuerdo con la ley moral que tienes dentro. Kant también formuló el imperativo categórico diciendo que “siempre debes tratar a las personas como si fueran una finalidad en sí y no sólo un medio para otra cosa”.
    -¿No debemos “utilizar” a otras personas con el fin de conseguir ventajas para nosotros mismos?
    -Eso es. Pues toda persona es una finalidad en sí. Pero no sólo se refiere a los demás, también es válido para uno mismo. Tampoco tienes derecho a usarte a ti mismo como un mero medio para conseguir algo.
    -Esto recuerda un poco a la regla de oro que dice que debes hacer a los demás lo que quieres que los demás te hagan a ti.
    -También puedes decir que esa regla de oro expresa lo que Kant llama “ley moral”…. Cuando Kant describe la ley moral, es la conciencia del hombre lo que describe. No podemos probar lo que dice la conciencia, pero de todos modos lo sabemos.
    -Algunas veces a lo mejor sólo soy buena con los demás porque me merece la pena. Puede ser una manera de hacerse popular, por ejemplo.
    -Pero si compartes algo con los demás sólo con el fin de hacerte popular, entonces no actúas por respeto a la ley moral. A lo mejor actúas de acuerdo con ella, y eso está bien, pero para que algo pueda llamarse “acto moral”, tiene que ser el resultado de una superación personal. Si haces algo sólo porque piensas que es tu obligación cumplir con la ley moral, se puede hablar de un acto moral. Por eso la ética de Kant se suele denominar “ética de la obligación”.
    -Yo puedo sentir que es mi obligación recoger dinero para Cáritas o Manos Unidas.
    -Si, y lo decisivo es que lo harías porque opinas que es lo correcto. Aunque el dinero recogido desapareciera en el camino….y según Kant es la actitud lo que es decisivo para poder determinar si se trata o no de un acto moral. No son las consecuencias del acto las que sin decisivas. Por ello también llamamos a la ética de Kant “ética de la intención”.
    -¿Por qué era tan importante para él saber si actuamos respetando la ley moral? ¿Lo más importante no es que lo que hagamos sirva a los demás?
    -Pues sí, Kant no estaría en desacuerdo con eso. Pero sólo cuando sabemos que actuamos respetando la ley moral actuamos en LIBERTAD.
    -¿Sólo cumpliendo una ley actuamos en libertad? ¿No suena eso un poco extraño?
    -Según Kant no lo es. Recordarás que tuvo que “postular” que el hombre TIENE LIBRE ALBEDRÍO. Éste es un punto importante porque Kant también pensaba que todo sigue la ley causal. ¿Entonces cómo podemos tener libre albedrío?
    …Como seres con sentidos estamos totalmente expuestos a las inquebrantables leyes causales, pensaba Kant. Nosotros no decidimos lo que percibimos, las percepciones nos llegan necesariamente y nos caracterizan, lo queramos o no. Pero los seres humanos no somos únicamente seres con sentidos, si no que también somos seres con razón.
    -¡Explícate!
    -Como seres que percibimos pertenecemos plenamente a la naturaleza. Por lo tanto también estamos sometidos a la ley causal. Y en este sentido no tenemos libre albedrío. Pero como seres de la razón formamos parte de lo que Kant llama “das Ding an sich”, es decir del mundo tal como es en sí, independientemente de nuestras percepciones. Únicamente cuando cumplimos nuestra “razón práctica”, que hace que podamos realizar las elecciones morales, TENEMOS LIBRE ALBEDRÍO. Porque cuando nos doblegamos ante la ley moral somos nosotros mismos los que creamos la ley por la que nos guiamos.
    -Sí, eso es de alguna manera verdad. Soy yo, o algo dentro de mí, la que dice que no debo comportarme mal con los demás.
    -Cuando eliges no comportarte mal, aun cuando pueda perjudicar a tus propios intereses, entonces ACTÚAS ESN LIBERTAD.
    -Lo que está claro es que no se es libre ni independiente cuando uno simplemente SE DEJA GUIAR POR SUS DESEOS.
    -Se puede uno volver esclavo de muchas cosas. Incluso de su propio egoísmo. Pues se requiere independencia y libertad para elevarse por encima de los deseos de uno.
    -¿Y los ANIMALES, qué? Ellos sí siguen sus deseos y sus necesidades. ¿No tienen ninguna libertad para cumplir una ley moral?
    -No, precisamente esa libertad es la que nos convierte en SERES HUMANOS.

    “Si el cerebro del ser humano fuera tan sencillo que lo pudiéramos entender, entonces seríamos tan estúpidos que tampoco lo entenderíamos”.

    ¡Qué pasada de sábado que me habéis regalado! GRACIAS.

  8. nosolodoctor dice:

    Telma… eres consciente que tu “comentario” es una “entrada” dentro de otra entrada. Es decir que tenemos la primera entrada “embarazada”.

    Hija mia ¿ que haces que no estas en la playa ?
    ¿en que quedamos ? esta todo predestinado o tenemos libre albedrio ? no estoy hablando de los animales; me refiero a nosotros; los humanos….aunque si te digo la verdad el titulo que proponen Teon e Hipatia ya es sugerente: “Entre el determinismo ANIMAL y la SUERTE (¿azar?) en vez de poner “biologica” yo hubiese pueso HUMANA y tendriamos “temazo” y debate todo lo que resta del 2012……¿no?

  9. Nosoloyoda dice:

    Toma ya… Telma… eso no es una guinda… eso es… todo un guindo (del que se nota que no te acabas de caer…)

  10. Un Pez llamado Wanda dice:

    Vaya lio que me montais en algunas entraditas! Se supone que tenemos Libre Albedrio, entonces ¿por que se hablaba en otra entrada sobre un supuesto pacto o acuerdo que hacemos incluso antes de nacer en el cual acordamos lo que va a ocurrirnos?
    Yo, de este tema no tengo ni idea, pero creo un poco como Overbye, que el libre albedrío no es nada más que una ilusión, una sensación que tiene la gente y que todo esta ya acordado antes de nacer, que estamos predestinados y entonces, ¿por que tanto sufrimiento? ¡por que preocuparnos tanto? si lo que tenga que ser, sera.

    El Universo nos pone a prueba continuamente, pero ¿tenemos nuestro destino ya marcado?

    No se.

  11. Rayo dice:

    Me ha gustado muuucho la entrada y el mensaje. Nuevamente el auto-engaño o ¿ falta de honestidad? es la explicacion que justifica nuestra compulsiòn y falta de libre albedrio.

    Enhorabuena! Temazo el que plateáis
    Ojalá veamos pronto el dueto.

  12. Un Pez llamado Wanda dice:

    MLuz he dejado un mensaje para ti en la entrada de ayer preguntandote por Jean Shinoda Bolen. Realmente es si hay alguna forma de tener ese video con la letra legible, pues con los colores no se ve y lo he intentado buscar en youtube y no lo encuentro.

    Muchos besos

  13. Un Pez llamado Wanda dice:

    Reinvindicando mi condicion de mujer que “me la ha sacado” al igual que a MLuz nosolodoctor, quiza os interese algunos de mis comentarios hechos en la entrada de ayer de Nosoloyoda.

    Es que llevo los deberes atrasados…

    Besos

  14. TELMA dice:

    Nosolodoctor, el debate podría durar hasta el 2014, porque mi perra, tiene libre albedrío, take del frasco carrasco.

  15. antares dice:

    esta Telma es la hostia…..

  16. nuberosa dice:

    Tras un día genial aterrizo aquí y …..vaya!!!!!…… leyendo libre albedrío he visto a mi perrita revolotear uno de sus juguetes que acababa de quedarse sin nariz…. ¿libre albedrio?……y en el mismo momento que yo lo he visto ella dejando caer el muñeco ha puesto cara de …ha pasado algo?….. Pos yo no he sido………… y yo me he tronchado de risa….

    he seguido leyendo….. y bueno…. después de un buen rato lee que te lee…. esto ha resultado una entrada embarazada de trillizos….

    Por una parte el comentario de nosolodoctor que termina en una invitación para una entrada conjunta con nosolosuerte … y me dije……. La entrada “hermetismo” era de noslosuerte???……… esa que me tuvo estudiando hasta echar humillo???????? …y si!!!! … así que la entradita conjunta promete

    luego llegó la tesis doctoral del telma… telmita de mis entretelas ……. Jo lo que he disfrutado leyéndote

    y vaya…….. el tercer bebe de esta embarazada entrada ha sido la referencia a la entrada “Qué bonito” que me ha llegado de manos de Nosoloyoda….. yo no la conocía y mira hoy era su momento

    Asi que en esta entrada llena de inspiración solo se me ocurre decir…. Gracias me encanta!!!!!

    Pececillo mira a ver si es esto lo que has pedido
    http://caringcaring-erizainabat.blogspot.com.es/2011/03/entrevista-jean-shinoda-bolen.html

    Mil besooossssssssssssss y dulces sueños

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.