CONTAR HASTA 12

26 mayo, 2013 por triolalala Dejar una respuesta »

Con: nosolodoctor & luciérnaga & nuberosa

Ahora contaremos doce
y nos quedamos todos quietos.
Por una vez sobre la tierra
no hablemos en ningun idioma,
por un segundo detengamonos,
no movamos tanto los brazos.
Seria un minuto fragante,
sin prisa, sin locomotoras,
todos estariamos juntos
en una inquietud instantanea.
Los pescadores del mar frio
no harian danio a las ballenas
y el trabajador de la sal
miraria sus manos rotas.

Los que preparan guerras verdes,
guerras de gas, guerras de fuego,
victorias sin sobrevivientes,
se pondrian un traje puro
y andarian con sus hermanos
por la sombra, sin hacer nada.
No se confunda lo que quiero
con la inaccion definitiva:
la vida es solo lo que se hace,
no quiero nada con la muerte.
Si no pudimos ser unanimes
moviendo tanto nuestras vidas,
tal vez no hacer nada una vez,
tal vez un gran silencio pueda
interrumpir esta tristeza,
este no entendernos jamas
y amenazarnos con la muerte,
tal vez la tierra nos ensenie
cuando todo parece muerto
y luego todo estaba vivo.
Ahora contare hasta doce
y tu te callas y me voy.


A veces en la vida no hay que contar hasta diez… sino hasta 12 o 112… a veces quizás sería mejor estar callado sin protestar… y reflexionar en silencio…


Este pensamiento ha traído a mi memoria una historia, que alguien muy querido contó una vez …  pero mejor pasar el papel y el lápiz a su protagonista, para que con sus propias palabras pueda contárosla desde el fondo de su corazón.

La historia de un cottage…

Este post lo agradezco de todo corazón por muchas razones: la primera y principal porque soy de l@s que suponen continuamente

Recuerdo una anécdota de la que no me siento nada orgullosa, veréis… hace muchos años, en Londres, me fui a hacer un curso intensivo de inglés y antes de volver a casa me fui a unos almacenes muy famosos a comprar algún detalle para mi familia.

Vi unas casitas (cottage les llaman) muy bonitas y elegí una para mi madre.

Estaba expuesta en una mesa enorme con otras tantas, por lo que me acerqué al mostrador y le dije a la dependienta, por supuesto en un inglés británico cuasi perfecto (menuda estúpida yo..) que si podía cogerla de la exposición ó ella me la daba de otro sitio.

La chica hizo un ademán de “no te entiendo” y yo, mosqueada, se lo repetí, en el mismo inglés británico con acento londinense pero en un tono un poco más alto. La dependienta volvió a indicarme que no me entendía, por lo que me alcanzó un lápiz y me pidió que se lo escribiera en una hojita que allí tenía… para mí fue una verdadera ofensa, por lo que le tiré el lápiz en el mostrador y le repetí mi maravillosa pregunta con cara de muy pocos amigos y en un tono, esta vez, bastante más alto…

La chica asintió y sonrió, y me dijo (todavía puedo oirla) “discúlpeme por favor, soy sordomuda y no podía leerle los labios. Muchas gracias por repetírmelo. Yo le doy su cottage en una cajita de regalo”.

En ese momento quise morirme… me sentí la peor persona del mundo y pensé en que habría hecho yo de ser ella. Muy probablemente no le habría sonreído ni le habría dado las gracias. Muy probablemente le habría soltado alguno de los insultos británicos que no se aprenden en los libros, hasta le habría gritado lo de “Gibraltar Inglés”, pero no… ella no lo hizo…

A partir de entonces empecé a fijarme más en esos pequeños detalles… pero no puedo negar que todavía, muchos años después, algunas veces, casi sin poder evitarlo, juzgo a los demás… Esta tal vez sea una de las lecciones en las que más tengo que aplicarme: preguntarle a mi corazón… que es lo que verdaderamente alberga. Por qué ¿Quién soy yo realmente? ¿la que es capaz de contar unas veces hasta 1112 ó la que “salta como una gata” a la primera de cambio??? Tal vez un 50-50?? Ninguna de las dos?? Bueno.., tal vez intentar descifrarlo podría ser un buen pretexto para animarme a escribir una entrada…

Un proverbio chino dice así… “Hay 3 cosas que nunca vuelven atrás:  La flecha lanzada… La palabra pronunciada…  La oportunidad perdida” …   quizás alguna vez has actuado dejándote llevar, lanzaste una flecha que atravesó al que creías tu adversario, para darte cuenta poco después, que la injusticia no la sufrías, sino que eras tú quien la infringía… y la magia de este camino nuestro, es el sentir la herida como propia para de esa forma no perder la oportunidad de aprender… evolucionar… crecer,  y un día poder escuchar…

Regálame tu risa…  enséñame a soñar…

Haces que mi alma se despierte con tu luz…

Te escuchamos en:nosolodoctorylac@gmail.com


Publicidad

11 comentarios

  1. nuberosa dice:

    un maravilloso poema, este de neruda, que buscó nosolodoctor para esta entrada

    aquí os lo dejo recitado por ismael serrano…. es un regalo escucharlo

    http://www.youtube.com/watch?v=p8ieLGFIaTk

    mil bssss y feliz domingo para tod@s

  2. nuberosa dice:

    bekereka, como siempre… que maravilla de vídeo !!! igual que el de Patrick Watson que puse en esta entrada y que conocí gracias a ti 🙂

    cuanto me alegra verte por aquí…

  3. 1, 2, 3……1112….
    Gracias a los tres por esta reflexión dominical. Un abrazo chic@s!!!!

  4. AMSI BOMBIN dice:

    ¡¡¡Guau,Guau,Guau!!! Que maravilloso video!
    Pues…¿ quién soy yo? de lo que estoy seguro es de que si alguna frase ,palabra, gesto, si una mirada le sirve a alguien para ser felíz y encuentre su equilibrio por mi actitud sin duda hay está una parte de mí.
    Vamos a ver, sincéramente, a ¿quién no se le ha pasado,que hace una chica sordomuda en unos grandes y famosos almacenes?
    Y es que es lo que pasa que juzgamos sin leer el final así a «botepronto» 1………..2
    http://youtu.be/VOcHCx2_oF4
    Un ABRAZO para el trío lalala je.
    Os quiero.

  5. Bekereka dice:

    Una chica estaba esperando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto. Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete con galletas. Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Asiento de por medio se sentó un hombre que abrió una revista y empezó a leer. Entre ellos quedaron las galletas. Cuando ella cogió la primera, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Solo pensó: «¡Qué descarado; si yo fuera más valiente, hasta le daría una bofetada para que nunca lo olvide!». Cada vez que ella cogía una galleta, el hombre también tomaba una. Aquello le indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar. Cuando quedaba solo una galleta, pensó: «¿qué hará ahora este aprovechado?». Entonces, el hombre partió la última galleta y dejó media para ella. ¡Ah no!. ¡Aquello le pareció demasiado!. Se puso a resoplar de rabia. Cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sector del embarque. Cuando se sentó en el interior del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su paquete de galletas… intacto, cerrado. ¡Sintió tanta vergüenza!. Sólo entonces se dio cuenta de lo equivocada que estaba. ¡Había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolso!. El hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado. Y ya no estaba a tiempo ni tenia posibilidades para dar explicar o pedir disculpas. Pero sí para razonar: ¿cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor? ¿cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas?. Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan: Una piedra después de haber sido lanzada, una palabra después de haberla dicho, una oportunidad después de haberla perdido y el tiempo después de haber pasado…

  6. e.l.s dice:

    Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.

    Proverbio árabe

  7. nuberosa dice:

    http://www.youtube.com/watch?v=g8y0oqg96rA

    musica para ayudarnos a silenciar los pensamientos
    que geniales historias y frases… gracias a tod@s y gracias a los que nos leen

    dulces sueños

  8. Marife dice:

    Preciosa entrada compis, me ha llegado al alma y ver al amigo bekereka por aquí es como lo de la visa….no tiene precio. Un abrazo y feliz semana

  9. avefenix dice:

    Me ha gustado mucho, mucho 🙂

  10. salamandra13 dice:

    historias para no dormir

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.