50 sombras de enGREídos

16 abril, 2015 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

Nada existe bajo el Sol que no disponga de su pequeña chispa de luz primordial.

Recientemente explicaba en una charla sobre temas existenciales  que todo lo que existe en nuestra realidad dispone de una luz que lo alimenta.  Cuando no somos capaces de distinguir esa chispa la única explicación posible es la existencia de algo que oculte su luz. Yo me lo suelo imaginar como una especie de manta que oculta la bombilla encendida de la existencia pero la cabala lo denomina Klipá, cuya traducccion literal es la de “cascara”.

Durante toda nuestra vida, nosotros, los que nos rodean y las cosas que nos rodean, sufrimos procesos de enklipatizacion, es decir, opacificacion de la luz interior que sustenta la existencia.  Es precisamente la opcificacion de nuestra luz la que nos enfria y dificulta tanto que nuestro sol interno transmita “calor” a nuestro entorno (influyamos “para-bien”), como que seamos capaces de ser influidos por los soles internos – el plexo solar – de las personas y decorado que integran el escenario que llamamos “vida”.

Cuando estamos en estados de opacificacion, no podemos transmitir y nos replegamos sobre nosotros mismos, solo queremos recibir y rellenar como sea el estado de carencia de… luz.  Nos volvemos engreídos, mirándonos nuestra tripita, eclipsados totalmente de amor. Eclipsados porque algo o alguien , o incluso nuestros propios pensamientos, sentimientos o acciones, ha dejado caer esa manta opacificadora, cascara o klipa, que impide a la luz asomar. Pero esa luz esta ahí….

Las próximas entradas de este blog se han dedicado al desarrollo de una metodología de trabajo que permita en poco mas de un año mediante el ascenso de la escalera de Jacob el total desmantelamiento de esas klipot o cáscaras de luz.

Desde Hoy hasta el próximo dia 10 de junio del 2016, iremos mostrando esas cincuenta sombras y su descodificación. Pasar del estado de engreimiento (en-grey y miento…) personal a otro mas evolucionado y abierto que permita escuchar, detenerse, comprender y luego hablar. Atravesar los dictados de la vida y pasar de un estado de “desnudez”  espiritual al de investirse con el ropaje de la dignidad humana.  Todo es cuestión de tirar de la manta adecuada….

La primera sombra a desmantelar  es la del miedo a la muerte. Con miedo no podemos movernos libremente…..

Continuamente vivimos pequeñas muertes cada día. Mueren células de nuestro cuerpo para dar lugar a otras, continuas historias que van quedando atrás, incluso prioridades; lo que ayer era fundamental hoy parece prescindible; lo que ayer era amor eterno; hoy….

Todo debe morir para que lo nuevo resurja. Si no murieran células de nuestro cuerpo, enfermaríamos. Si no murieran nuestras creencias y sentimientos, nuestra vida sería  inmovilista y no habría  evolución ni propósito en la vida. Si no murieran personas no existirá esa sensación de que el tiempo de acaba… ¿y?

No podemos dejar de aterrorizarnos ante la idea. Es lógico, no sabemos qué hay “después” o al otro lado. Mejor llamarlo reseteo, metamorfosis….

El primer ejercicio de esta larga escalera consiste en identificar una situación pasada en la que nos resistíamos a que finalizara, muriese o desapareciese y que, sin embargo, el tiempo nos ha dictado algo bueno, al menos mejor que lo que habíamos temido o esperado…, a la vuelta de la esquina.

Nosolonavegante, en breve nuevas pistas para quitar la manta y reiniciarte…

Publicidad

5 comentarios

  1. jose dice:

    quedate con esto: Durante toda nuestra vida, nosotros, los que nos rodean y las cosas que nos rodean, sufrimos procesos de opacificacion de la luz interior que sustenta la existencia.

    Es precisamente este fenomeno lo que nos enfria y nos “nubla” nuestro sol interno que dejamos de transmitir “calor” a nuestro entorno, al mismo tiempo que nos resistimos a de ser “calentados” por los otros de las personas y decorado que integran el escenario de nuestras vidas.

    Por mi parte; quiero deciros que este sol ha recibido mucho muchisimo; de calorcito; de calor; de amor y de todo lo bueno…

    Gracias. Ya solo quedan 49 sombras que disipar…

  2. Rayo dice:

    Excelente curso para solear nuestras vidas !

  3. peluqui dice:

    La verdad que algunas veces ese miedo nos paraliza, sin llegar a saberlo, que estamos en ese estado, pero cuando das el paso a enfrentar ese miedo, te das cuenta que es mejor, por duro que se haga muchos momentos, por muchas dudas y miedos que aparecen nuevos, pasando ese paso todo vuelve a brillar, todo es mejor y lo mejor de todo es la sensación de lo bueno que esta por llegar…….. Mil gracias por este espacio tan lindo, Muack

  4. Ali Mac Bil dice:

    El miedo a perderte, a entrar en un vórtice donde “piensas” que no encontrarás o habrá salida, el apego a la frase “más vale malo conocido que bueno por conocer”.

    Dias atrás llevo en mí una frase, y me la repito mucho… muchísimo: “Deberia de dejar de creer que soy lo que pienso para comenzar a pensar lo que soy”.

    Incrédulos hasta la “muerte” (reseteo, metamorfosis)… y después ¿qué? Inevitablemente la vida te muestra de que SÍ hay algo más y… estaba a la vuelta de la esquina.

  5. mariangeles dice:

    Todo debe morir para que lo nuevo resurja… y ya he identificado esa situación… si que aterroriza la idea

    es como quitar los ruedines a una bici… ese momento de dar la primera pedalada ummm que cosquilleo que incertidumbre que pasará ???

    trato hecho lo llamaré reseteo, etamorfosis….partiendo de algo bueno llegará algo mejor… cuestion de tiempo 🙂
    o como dice nuestro querido nosolodoctor… algo bueno, al menos mejor que lo que habíamos temido o esperado…, a la vuelta de la esquina.

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.