28. Búscate un maestro

1 agosto, 2016 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

(de 50 sombras de enGREYdos)

No pretendas saber más que nadie. El problema de la individualidad es que si te equivocas no hay nadie que te haga ver el error. Y si todos los que te rodean son tus discípulos ¿quién te va a corregir?, ¿y cómo?, ¿y cómo buscar un buen maestro?

Toma nota.

Receta para reconocer un verdadero maestro

Ingredientes:

1 Taza de Compromiso
1 Vaso de predicar con el ejemplo
2 Ramitas de creatividad
1 Taza de grandes expectativas
1 Pizca de seguridad

Condimentos:
Confianza, paciencia y motivación.

Nota del Chef:
Un buen maestro siembra el deseo de aprender en sus alumnos.

Modo de Preparación:

1.- El verdadero maestro es capaz de cambiar el destino de sus alumnos. Percibe a sus discípulos no como botellas vacías que se tienen que llenar, sino como recetas únicas que deben desarrollarse y perfeccionarse. Y les trasmite la verdad de sus luces aunque estas no se vean por el espesor de las mantas que se llevan encima.

2.- Es importante que los maestros crean genuinamente en las habilidades de sus estudiantes. El verdadero Maestro es aquel que logra motivar y hacer creer que cada estudiante vale su valor intrínseco en función de lo que es y no de su status. El Valor recae sobre su nombre, sobre el propósito de su vida y sobre su Tikun. Regala confianza, despierta el interés por aprender y ayuda a desarrollar las habilidades de cada estudiante de forma individual.

3.- Un Estudiante que se destaca lleva el sello de un maestro ejemplar. Y es considerado por el Zohar un hijo espiritual de su Maestro. Por esta razón personas que no han podido tener hijos físicos aún tienen la posibilidad de tener “verdadera” descendencia… El Maestro es un ser humano que tiene la nobleza de enseñar (Tiferet), la bondad de escuchar (Jesed), la inteligencia para guiar (Jojma), el talento para motivar (Netzah) y la pasión para comprometerse (Hod)

“Y habló Dios a Moisés en el desierto de Sinaí en la Tienda del Campamento, en el desierto, en el día primero del mes segundo, cuando salieron de la tierra de Egipto…” De esta forma comienza el cuarto de los cinco libros del Antiguo Testamento, “Números” que narra las peripecias de Israel durante los cuarenta años que estuvieron dando vueltas por el desierto….

Lee y entiende esto con detenimiento: toda persona puede llegar a alcanzar la estatura espiritual de Moisés. ¿Cómo? Considerándose como “un desierto” al que todos pisan. Donde no hay Televisión, ni Internet. Donde no puedes contaminarte con la opinión de una inmensa mayoría que puede (o no) estar equivocada o caminar por otros derroteros. También, el “Sinaí” era el monte más bajito de todos….

Cuando uno enseña de verdad, el objetivo no es simplemente que acumules información, sino procurar la percepción de cómo el Creador del Universo se relaciona con sus criaturas y de que pienses de una forma…. Divina.

Publicidad

4 comentarios

  1. mariangeles dice:

    Magnífica receta y magnífica película!!! Mil gracias

  2. Peluqui dice:

    Creo que esa receta la tengo elaborada y tengo el resultado…… Gracias maestro.
    Que me gusta este riconcito…. Muack

  3. Pepa dice:

    No conocía esta película, tiene unos diálogos y reflexiones buenísimos. Me he sentido muy identificada con el alumno, y algún día, aunque con bastantes roturas en mi mente, llegaré a poder eliminar toda la basura que me impide ser yo, y quien sabe, incluso poder conseguir el triple salto mortal. Mil gracias

  4. Isabel dice:

    Bonita entrada y bonita y compleja la relación discípulo/maestro. Yo aparte de la buena receta que nos ha elaborado, me guío y fío de lo que me dice el corazón cuando estoy delante de la persona que puede ser El Maestro.

    Gran responsabilidad la de ser Maestro!

    Mil besos compis

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.