27. Un poco más de inspiración.

1 Septiembre, 2016 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

(De las 50 sombras de enGREYdos)

“No debe ser dicho todo lo que se piensa, ni debe ser escrito todo lo que se dice, y tampoco debería ser publicado todo lo que se escribe”.

R. Menajem Mendel de Kotzk

La vida (como internet) se parece a un infinito flujo de información.  Tweeter me dice exactamente en dónde almorzaron hoy mis “amigos”, Facebook me muestra fotos de quienes almorzaron con ellos, y Pinterest me dice si les gustó o no.

A veces pareciera ser un círculo lunático de “entra información, sale información”. ¿Qué pasó con la privacidad, la modestia y la discreción?

Lo que algunos guardan con celo como un derecho, la mayoría regala, lo que algunos consideran el único territorio intocable (su intimidad), la mayoría lo da en las redes sociales para la especulación de la gran máquina (google) que todo lo analiza, mide, contabiliza, estudia para convertir en dinero mediante anuncios estratégicamente ubicados en nuestras pantallas.

Por otra parte, ¿es que nos estamos objetivando hasta el punto de vender incluso nuestras vidas?

Todos utilizamos este flujo de información: para mostrar lo bien informados que estamos, para mostrar lo guapo que somos, para mostrar lo solidario que fuimos, para mostrar lo humano que nos sentimos por compartir frases trascendentes…

Algunos conscientes, otros autoengañándose, otros porque ellos lo valen, muchos arrastrados por la ola de información y curiosidad, muchos porque buscan amor…

Ahí es donde un poco de “libre albedrío” entraría en juego. Sólo porque tenemos las herramientas para compartir, compartir y compartir, no significa que tengamos que utilizarlas para todo y Siempre.

Realmente pienso que hemos vuelto  al lejano y salvaje oeste, donde las leyes aún no han sido acordadas, donde los buscadores de riquezas escarban en   las minas de oro de la información ansiosos de encontrar una veta, que ahora se llama “nicho” de posibles clientes, y donde todos estamos como enloquecidos en una tierra de nadie, escasa de moral y valores, donde sobre todo se roba canciones, fotos, ideas, películas, libros…, pero también el trabajo de otros, identidades, inocencia, juventud, seguridad,  tranquilidad, equilibrio, silencio,  paz.

Necesito saber cuándo es suficiente. Necesitamos prudencia, discreción intimidad y seguridad. De otra forma, es como vivir en un gran agujero negro que todo es consumido. ¿Y cuál es el producto final de aquello que es consumido? Deshechos o cenizas… En todo caso: basura. Basura que en términos reales se traducen en miedo, un miedo gigantesco a lo que comemos, a los médicos, a la medicina, a los extranjeros, a otras culturas, espiritualidades… Miedo del vecino.

Antes creíamos que lo más plus era tener información, hoy en lo que a mí respecta no quiero saber tanto en cantidad (a granel), personalmente  me gustaría algo más filtrado y encauzado para mi limitada mente.

Necesitamos menos información… y un poco más de inspiración.

Si no seremos como un canto rodando sin dirección… “Bob Dylan”.

Publicidad

3 comentarios

  1. María José dice:

    Compartir o no compartir, coger o no coger… Esta es otra gran cuestión…

  2. mariangeles dice:

    Un poco más de inspiración para vislumbrar la dirección en la que vamos a caminar, no podemos cogerlas todas
    Gastar nuestra energía en querer saberlo todo nos llevaría a no aprender bien nada… Otra forma de inmovilidad de no crecer
    Un poco de inspiración para elegir, y eso si, en lo elegido poner todo nuestro empeño en informarnos, para que eso a lo que vamos a dedicar nuestro esfuerzo lo hagamos lo mejor posible, y que de esa forma sirva para nosotros y por supuesto para todos, porque si no sirve para todos…de que vale?

  3. Peluqui dice:

    Miedo, miedo y mucho miedo… Que real es….

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.