24. Quitar la mentira

1 enero, 2017 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

“Si uno supiera y tuviera presente que se va a morir,
sería mejor persona”

Nuestra naturaleza EGOísta parece anestesiarnos y volvernos inconscientes  a nuestra condición de impermanencia, al hecho de que no vamos a estar aquí siempre, y de que nuestro cuerpo morirá… Es la ley natural.

Nada material nos llevaremos tras esta travesía de la vida, y sin embargo nos sobre-ocupamos por tener un coche mejor, una gran casa, éxito, reconocimiento social…, y en esa carrera por tener, y ser lo que se espera de nosotros, en algún momento nos olvidamos de lo que realmente somos y queremos de verdad, olvidamos que formamos parte de la humanidad, y que aunque miremos hacia otro lado, mientras más nos centremos en lo que solo es bueno para cada uno de nosotros, mayor será el sufrimientos de todos.

Dice la canción: “Parece mentira que pudiera confiarte mi alegría y mi desgracia para ver este final,  te agradezco que supieras sacar de mi tanta fuerza,  fallo mío regalarte mi vida en tu ausencia… “

Yendo un poco más allá del  reproche de pareja que sugiere su letra, puedo imaginar el momento, en el que ante la certeza de la muerte, esa compañera de toda la vida, ya sin máscaras, sin trampa ni cartón, quizás entonces nos demos cuenta de que nada es lo que parecía, y a solas con nuestro intelecto sintamos que algo habría que reprocharle.

Dice la canción… “…Y al volver encuentro nada, miro atrás y me arrepiento de entregar  a quien no debo todo lo que ya no tengo…”

Un momento en el que uno reconoce que ha sido engañado por la realidad aparente, lo superfluo que incorporamos para ser aceptados, y que termina confundiéndonos al punto que olvidamos nuestra verdadera esencia. Y si así ha sido, habría que reconocer que le hemos dado más al intelecto de lo que él nos ha dado a nosotros, y preguntar para qué sirvieron las apariencias, o cuántas cosas no haría ahora, o realmente en qué me gustaría haber invertido mi tiempo, o qué es lo que realmente tiene valor para mí.  Si imagino ese momento…  ¿qué respuesta daría a estas preguntas y muchas más?

https://youtu.be/ULMcdvmc3-Q

Esto es para que si quieres,  hagas un poco de terapia contigo mismo, para que  pongas todo,  lo que  si supieses lo que sabes ahora, no hubieras hecho, y todo en lo que tu intelecto te ha seducido  para hacer otras cosas, bien por miedo, por protegerte, por maldad, o por infinidad de otras causas que seguro que sabes mejor que nadie.

Y  la cuestión no es arrepentirse de lo vivido, ya que todo te hizo aprender y te ha traído a este momento. La cuestión es… ¿cambiaría algo el hecho de que nos concienciaríamos de que cada instante es el primero del resto de nuestra vida, pero que también  pudiera ser el último?

Concienciarnos de que estamos aquí, es ahora, somos este momento, y cuando pase no volverá.  Quizás cambiaría nuestra forma de vivir, si en lugar de actuar como si tuviéramos todo el tiempo del mundo, nos  planteáramos…  “ahora o nunca”. Si  mantuviéramos viva la sensación de impermanecia, de ser conscientes de que no siempre vamos a estar aquí, y de que aquellos a los que queremos tampoco estarán para siempre.

Tira de la manta, quita la mentira y lo que puedas hacer que sea bueno hazlo, no esperes el momento ideal,  porque a lo mejor es   “ahora… o nunca”

Nosolonavegante, volvemos en un mes.

Publicidad

1 comentario

  1. mariangeles dice:

    Ser consciente de nuestra impermanecia me hace pensar en cuánto tiempo dedicado a lo que no sentimos como nuestro de verdad, cuantas cosas hechas por lo que se espera de nosotros, y al final, en tu vida cuenta lo que has recibido, y le has puesto toda tu intención en darle lo mejor de ti mismo, para que aporte un pequeño granito de amor al mundo… mejor no dejarlo para mañana

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.