12. Cadena de favores

20 febrero, 2018 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

 

Génesis 25: 6:

“Y a los hijos de sus concubinas, Abraham les dio regalos, viviendo él aún, y los envió lejos de su hijo Isaac hacia el Este, a la tierra del Oriente”

A esta altura de nuestro crecimiento personal aún hay mucha gente que no tiene claro el concepto de  “espiritualidad”, y mucho menos aún el propósito de ella.

Encontré el pasado mes de Diciembre un concepto llamado Ikica Igai que se parece muy mucho al concepto de espiritualidad y a la utilidad de ésta en nuestro mundo, y que nos puede ayudar a poner en definitiva luz  sobre nuestros interrogantes.

El termino en cuestión recibe el nombre  de Ikica igai  que literalmente significa en japonés “aquello por lo que vale la pena vivir”.

El “Ikigai”, como se le conoce en el mundo occidental, para mayor  facilidad, es uno de los tres factores  que al parecer tienen en común los habitantes de una aldea de la isla de Okinawa donde  todos llegan a los 140 años de edad.

El Ikigai como concepto, “aquello por lo que merece la pena vivir”  incluye cuatro aspectos: la vocación que tenemos (lo que nos gusta hacer), nuestra misión en el mundo (su utilidad), nuestro objeto de amor (a quien lo damos), y nuestra pasión (la intensidad con la que lo damos  haciéndonos a veces  felices y a veces desgraciados).

Ikigai es uno de los secretos para una vida larga, joven y feliz que tienen los habitantes de Okinawa, la isla más longeva del planeta. Sin embargo, en los códigos secretos de la cábala, el ikigai no es nuevo y está relacionado con el famoso Árbol de la Vida.

La cábala sostiene que el texto bíblico que en hebreo se llama Torah está escrito por letras hebreas cada una de las cuales tiene un valor numérico que se llama guematría.

Si transcribimos la palabra  Ikigai  al hebreo obtenemos Ikigai (יכיגי). En hebreo cada letra hebrea tiene un valor numérico asignado llamado Guematría, y si calculamos la  guematría de la palabra ikigai vemos que es 53:

י = 10

כ = 20

י = 10

ג = 3

י = 10

———

53

 

Por otra parte leemos en el Zohar (III-89 b) que:

וכל מאן דאשתדל באורייתא כאילו אשתדל ביה בקב”ה דאורייתא כלא שמיה דקב”ה הוי. ובגין כך מאן דאתעסק באורייתא אתעסק ביה בשמיה ומאן דאתרחק מאורייתא רחיקא הוא מקב”ה.

“Y todo aquel que se ocupa de la Torah es como si se ocupara de Dios, ya que toda la Torah  es un nombre codificado de Dios. De este modo, aquel que se dedica al estudio de la Torah se ocupa de ese nombre, por lo que aquel que está lejos de la Torah, está lejos de Dios”.

La Torah en el código del zohar no es sólo “aquello que hay que estudiar y descifrar como motivo de vida para salir de la dualidad”, sino también el secreto de una vida sana y feliz fuera ya de las limitaciones del tiempo y del espacio, de la matrix ya que, como podemos leer en Proverbios (III-18):

עץ-חיים היא, למחזיקים בה; ותמכיה מ

“Ella (la Torah)  es un árbol de vida para los que se aferran a ella y quienes la sustentan son felices”.

Cuando calculamos la guematría ordinal de la palabra  Torah, nos encontramos con la sorpresa de que también  es 53, la misma que la de Ikigai (יכיגי): la letra T es la numero 22 del alfabeto hebreo, la Vav de O; es la sexta, la R la vigesima y la Hei la quinta del alfabeto hebreo

 

ת = 22

ו = 6

ר = 20

ה = 5

———

53

 

Sabemos por la cábala que dos letras que tienen la misma guematría son hermanas conceptualmente, por tanto podemos decir que el Ikigai japonés es conceptualmente similar al estudio o conocimiento de la Torah de la Cábala

La pregunta es: ¿qué puede tener en común el Ikigai y la Torah?…

El Ikigai representa la esencia (el extracto) de la vida, la Torah es la “fuente” de la Vida. El Ikigai nos ayuda a que los días de nuestras vida se alarguen dándonos longevidad, hasta 140 años; la Torah nos mantiene enchufados al Árbol de la vida alejados de la muerte haciéndonos “eternos”. Ikigai y Torah son “acciones dadoras”; Ikigai es hacer aquello que sabes que dominas de forma excelente, de forma anónima y  sin recibir nada a cambio, y La Torah te da el conocimiento de los mundos superiores y 32 senderos para poder salir de la dualidad. La cábala fue escrita por Abraham para su hijo Isaac el heredero, el Ikigai es el regalo que recibieron el resto de sus hijos que fueron enviados al lejano oriente (¿Japón?).

El cielo da, la Tierra recibe. El Alma da, el cuerpo recibe. La materia recibe, lo espiritual da. Es decir, la dualidad eN su más íntima expresión se reduce a un “Dar y/o recibir”. Y en esta dualidad solo existen 4 posibilidades:

  • Dar para Recibir: es un engaño
  • Recibir para Dar: es el altruismo
  • Recibir para recibir: es lo material
  • Dar para dar: es lo espiritual. Imposible para nosotros

Nuestra existencia es la mezcla de un alma espiritual en un cuerpo material, por tanto no podemos Dar para dar, y tampoco debemos engañar dando para luego recibir.

Solo nos queda la posibilidad de recibir pero con la intención de devolverlo para darlo, es decir “compartir”. No podemos dar algo que no tenemos. Esta posibilidad nos hace únicos en el Universo. Y eso es el ikigai: uno recibe un don, una cualidad de excelencia que dominamos y que debemos dar incondicionalmente a cambio de nada. No se cobra ni se agradece porque el otro no sabe lo que le estás dando. Uno solo recibe favores de la vida con la condición de incrementar una enorme cadena de favores que nos hace altruistas, fraternales y solidarios, o lo que es lo mismo: somos los arquitectos y constructores de una  muestra del Cielo, aquí, en la Tierra. Y ese sería en última instancia el propósito de nuestra vida aquí en este mundo…

 

Tag: compartir, espiritualidad.

Publicidad

7 comentarios

  1. David Torres dice:

    En eso estamos doc. En compartir ese don que se nos dio o en lo poco que sabemos y hemos trabajado con esfuerzo.
    Muy interesante, gracias. Feliz día

  2. María José dice:

    Creo que no es solo compartir un don, hay que perder también o sacrificar: visibilidad, protagonismo, emunumentos, tiempo, ocio…
    Este artículo es una piedra angular en el desarrollo personal.
    Hoy leí de un amigo en facebook que Educar es compartir algo…
    y recordé este artículo tan especial …
    Hay que ir soltando mientras volamos para tener los pies en el suelo del cielo.
    Solo se puede tomar tierra allí, aligerando aquí…

  3. David Torres dice:

    Pienso que si vemos algo como perdida o sacrificio ya es algo con connotaciones negativas, que puedo o no puedo hacer.
    Yo siempre intento ver las cosas como algo que es necesario hacerse.
    Si doy mi amor por alguien, mi tiempo o doy mi dinero, no pierdo nada sino que gano o equilibro algo que veo desequilibrado.
    Soy una persona simple y a lo mejor todavia estoy lejos de la espiritualidad pero siempre he buscado hacer el bien , quizas por egoísmo

  4. David Torres dice:

    Y gracias dr y a los que escriben por este blog ya que me da la oportunidad de aprender algo y confrontar mi forma de pensar o lo mal aprendido. Gracias de nuevo a todos.
    Siempre se agradece que alguien te ayude a caminar porveste sendero que hemos elegido. Feliz día

  5. Alicia dice:

    Comparto la idea de que no se sacrifica tiempo, protagonismo, etc… Puesto que esa perspectiva es un tanto subjetiva por parte de nuestra mente (Ego) y el Ikigai (como yo lo entiendo) corresponde a nuestra esencia, algo que ya forma parte de nosotros incluso antes de nacer. Por tanto si estas atent@ y escuchas qué te dicta tu corazón (tu esencia) haces lo que tienes que hacer con gusto y amabilidad sin tener la sensación de que estás sacrificando algo.

    Tampoco creo que se trate de equilibrar algo que se vea desequilibrado puesto… ¿Quién determina que lo esté? ¿es real ese desequilibrio? ¿ese desequilibrio está fuera o dentro de mi?

    Yo caigo en esas cuestiones a diario y también pienso, a veces, que sacrifico algo.

    Creo que en el deseo profundo de recibir con la intención de dar sin más está la virtud; sin más connotaciones at latere. Hacer lo que tienes que hacer, aportar nuestro granito de arena al mundo, seguir caminando y ya saldrá el sol por Antequera… o no.

    Gracias por los comentarios, hacen que reflexione, me replantee mi visión y siga aprendiendo de todos.

    Buenos dias.

  6. David Torres dice:

    Como dices Alicia. Que es equilibrar? Con respecto a que patrón?.
    Le corto el cuello a la jirafa porque está desproporcionada.
    Le quito el dinero a un trabajador y le doy la mitad a uno que no quiere trabajar?
    El equilibrio para mi solo se puede buscar en el interior de uno mismo. Lo otro ya es mas complejo.
    Yo tambien lo que quiero es caminar y poco a poco ser mas feliz y si puedo , ayudar a ser felices a los demás. Que en esencia son parte de mi mismo o yo parte de ellos.
    Ya la vida me irá poniendo en el lugar que debo estar.
    Que gustazo poder aprender con vosotros. Feliz dia.

  7. Kauany dice:

    Oh wauw, die cover van Ikigai! ♡ Goh, ik wil nog zo veel boeken lezen! 😀 Ik heb een to-readlijstje op Goodreads. Momenteel ben ik bezig in The Book Thief, The Life-Changing Magic of Not Giving a F**k en It.

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.