LA TABERNA DEL BUDA.-

9 marzo, 2020 por Nosoloangel Dejar una respuesta »

By Nosolodoctor

“La luz no cambia, lo que cambia es el receptor en función de como recibe la luz”. Zuckerwag

 

Imagina que vives en un Complejo Residencial que se llama “La Taberna del Buda”, integrado por Tres Torres que comparten una piscina, un gimnasio y una serie de locales comerciales. Total, un volumen de 1820 residentes entre fijos, temporales y arrendatarios de los locales: peluquería, clínica veterinaria, una agencia de viaje, un Pub, un supermercado, un consultorio médico privado, una herboristería, una tienda de informática con un anexo para arreglos de móviles y PC. Quedan dos locales vacíos pendientes por arrendar, y luego están las plazas de garajes que tienen los propietarios, y unas 7 o 8 plazas más que se arrendan por algún  que otro propietario que invirtió en ello.

Ahora imagina que vives en el quinto piso letra A de la Torre III, y que un un buen o mal día te dicen que te toca “por ley” ser el Presidente de la Mancomunidad del Complejo. Hasta ahora has podido mantenerte al margen de la vida social y política de la Mancomunidad. Salias por la mañana a tu trabajo, volvías por la tarde, paseabas al perro, saludabas a los vecinos que te encontrabas en el ascensor…  Pero ahora todo va a cambiar.

Cuando te toca gestionar una colectividad, lo mínimo que se supone que tienes que hacer es decidir entre dos situaciones:

1.- Dejarlo todo como está, y que pase el tiempo para que venga otro y punto

2.- Ejercer en la medida de nuestras posibilidades nuestra propia esfera de influencia; no por lo que decimos (eso sería ejercer el “poder”) sino por lo que hacemos. Un mundo mejor se refiere a una sociedad mejor, y una  sociedad mejor sólo puede estar integrada, según escribimos el 28 de Noviembre del 2018, por individuos equilibrados, mentalmente sanos y responsables, que piensan más en ser Humanos “derechos”, que en sus “Derechos” Humanos y reivindicaciones.

Ahora, después de unos días de toma de posesión del cargo, tienes que formar tu junta directiva, tus asesores,  y tu equipo en general.  Te tomas unos días para la configuración y darlo a conocer. Mientras tanto, al poner más atención en los vecinos, empiezas a comprender los recursos humanos de los que dispones…. ¿realmente estos eran mis adorables o desconocidos vecinos? .

Entonces te vas dando cuenta de que el Pub no es un Pub sino un local de mala muerte, donde se juntan cada noche… Los de siempre. Y que en algunos locales se escriben además de guiones novelas negras, y en otras se las pasan ideando trucos y maneras de actividades “en la frontera” de lo permisivo.  En muchas casas que vas a visitar para conocer de primera mano los problemas vecinales, cuando te abren la puerta, en unos el Humo del fumatorio de lo que sea parece niebla, en otras el perfume de la propietaria….. Y te enteras que el del tercero es un expresidiario, y el del primero es Notario.  Y que el del supermercado está separado pero que está arrejuntado con una viuda que vive en el ático

En fin, muy muy en sintonía con la letra de la canción de Café Quijano  “La Taberna del Buda” que os pongo, y luego seguimos con el cuento.

Y con esta realidad metafórica nos metemos en faena para debatir, que si bien ya es difícil  mantener la individualidad entre un colectivo difuso y disgregado (crecimiento personal en la línea de este blog hasta el pasado Enero del 2019), mucho más difícil es encontrar tu lugar (tu espacio), en un colectivo del que sabes que tu formas parte, pero que si pones el foco fuera de ti, en las casas de los vecinos, en los locales, si visitas el Pub etc…., no tienen, aparentemente, nada que ver contigo. Y si además durante un periodo de tres o cuatro años te toca a ti regentarla, entonces podemos decir sin ánimo de equivocarnos, que “nos hemos salido de la zona de confort”.

Salomón Michan  habla alegóricamente de “Patos” y “Gansos”. Parecen iguales pero cada uno tienen sus particularidades. Los patos son más anárquicos, más ruidosos, no vuelan aunque aletean (apenas levantan un metro del suelo) mientras que los Gansos aunque parecen más torpes en la tierra ellos si vuelan , además de nadar (los patos también nadan), están más jerarquizados, y cuando vuelan buscando zonas mejores lo hacen en formación  “V”, con el vértice delante porque dicha posición  beneficia al que está detrás en la formación, y porque la bandada consigue aumentar hasta en un 70% su capacidad operativa de vuelo. Los Patos vienen a ser individuales, mal o bien avenidos, mientras que los Gansos representan la colectividad estructurada e integrada.

A mi esto me hace pensar que quizás cuando la colectividad, la sociedad, comparte un destino común y todos saben a dónde ir, la formación ideal es la de una “V” “gansa” (una enorme y gigantesca “V”). Se llega más fácil, descansado y rápido, volando como los gansos. Claro que para “ir” hay que “querer IR”,  y para querer ir haría falta saber   “ Adonde IR”.   Viajar por la vida como los Gansos tiene además  ventajas que deberíamos tener en cuenta: ellos se dan cuenta del cansancio que supone volar venciendo la resistencia del aire, ya que  si volasen solos tendrían que descansar cada dos por tres. Sin embargo, ellos  viajan (vuelan) resguardados por el  compañero que tenemos delante de nosotros… esa estrategia les ayuda a viajar a una velocidad de crucero que es constante sin tantos acelerones y frenadas como suelen ser habitual en otras andaduras.

Le pregunté a un Maestro Lama que visitó nuestra ciudad hace un año acerca de de los requisitos que según él definirían la “cualidad” de Ganso entre nosotros.  Me dijo diez características de los que hoy solo puedo decir siete:

        .. Nunca se enfadan

        .. Nunca hacen juicios Morales

        .. Nunca ven la TV

        .. No tienen Redes Sociales prácticamente

        .. Nunca hacen de nada algo personal

        .. Nunca son intransigentes

        .. Todos distinguen entre intimidad y socialidad

 

En la lógica del ganso, el líder  no es la cabeza del poder sino la Cabeza del Conocimiento, y  por ello se acostumbran al relevo del líder, pero no para perpetuar el poder, sino para dosificarlo y establecer los senderos para que todos sin excepción, afines y no afines, gansos, patos, cisnes y algún que otro ave que pudiera aparecer en ese entorno,  puedan, no solo nutrirse, sino también beneficiarse sin discriminación de estar adscrito o no al club de los Gansos.

En la formación  de los Gansos, cada vez que el líder se cansa pasa al final de la formación, y el segundo ocupa su lugar sin detrimento del prestigio u Honor del que se ha puesto el último, porque a medida que otros líderes van cansándose, también ellos van pasando al final de la formación. En el viaje de la Vida los relevos son necesarios para permitir siempre la misma velocidad de crucero, porque lo realmente prioritario es estar de acuerdo en la dirección que hay que escribir en nuestro GPS psicoespiritual.

 Y tal como escribimos hace un año, los gansos que van detrás  graznan fuerte para estimular al líder y evitar que se duerma o distraiga. El graznido bien pueden ser algunas críticas, si, pero también palabras de aliento que nos pueden reforzar nuestra autoestima. Y cuando un ganso de la formación enferma o cae herido por el disparo de un cazador, dos gansos salen de la formación en “V” y bajan a tierra con el compañero para curarlo, asistirle y quedarse con él hasta que pueda volar o, en el peor de los casos, si fallece, hasta enterrarlo, para inmediatamente después, reincorporarse a los puestos finales de la formación.

Ahora imagina hacia donde evolucionar; que quieres para tu vida diaria, tu vejez, tus hijos, tus nietos y los hijos de tus vecino. ¿Que pasaría si viviéramos  pensando en los demás, ayudando y pensando en lo que pueda necesitar el compañero? No es una utopía hecha para “santones” ni “alternativos”…. Si los gansos, que no son obviamente humanos, lo hacen entonces  ¿Por qué no nosotros?

A veces se nos olvida que el conocimiento es LUZ y nosotros “RECEPTORES” y que como dice Jaim David Zukerwar ; “La luz no cambia, lo que cambia es el receptor en función de como recibe la luz”.  Es decir nuestra Luz, nuestro crecimiento individual,  nuestra  sabiduría, nuestro conocimiento  y discernimiento, toda nuestra capacidad de dar y de restringir, todo nuestro esplendor  ¿Para quién es sino  es para el compañero de viaje?  Si viajar por la vida se hace duro por la razón que sea,  ¿no va a existir otra manera de viajar?

 «Debe haber otra manera de atravesar la dualidad de la Matrix en la que nos encontramos, otro modo de llegar a la verdad, debe haber otro modo de pasar de una orilla a la otra….Debe haber una manera de poder volar que no sea solo en contra de corrientes ideológicas de moda, ya sean de aire frío o de aire caliente,por que al fin ya al cabo, al fin y al cabo, tanto las corrientes de aire frío como las de aire caliente crean torbellinos difíciles de solventar…»  Solo hay que tener el Valor de  seguir adelante….

PROXIMA ENTREGA: LA MATRIX.

Publicidad

3 comentarios

  1. Isabel dice:

    Que alegría ver una entrada nueva. Me encanta! aún no la he podido leer bien. Gracias Joseph

  2. AMSI dice:

    HOLAAAAA …Menuda alegría pensaba que se había olvidado de nosotros. Vamos a ver si vacío m vasija y retomo otra vez la LUZ. Gracias a Tod@s un ABRAZO os quiero

  3. ioseph dice:

    Y yo…

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.