El problema y la solución: un corazón de piedra.

15 noviembre, 2020 por Nosoloangel Dejar una respuesta »

El problema surge cuando te encuentras en la calle, en tu casa o en la vida con alguien “sin límites, sin educación y confrontativo” y tú eres “limitado, educado y dialogante”.

¿Qué puede ocurrir bueno de ese encuentro? Sólo que el otro “te esquive” y no quiera saber de ti. Y no deberíamos apenarnos de que el otro no nos quiera o nos respete, porque si estuviésemos en su vida seríamos, en el mejor de los casos, fagocitados y destruidos por él, y en el peor de los casos: seriamos “como él”.

La solución: reflexiona qué mensaje viene a darte esa persona. Quédate con parte del mensaje y desdeña el formato.

Hay muchos como esa persona. Será por algo. Tienen su propio ecosistema, su propio código y su propia identidad de grupo e individualidad. Igual que tú.

Si ves que parte del mensaje es aprovechable: bien. Si ves que son reiteraciones sobre un tema ya manido, simplemente déjalo partir en tu inconsciente.  Tú lo ves como algo amenazante y él te ve como algo “rechazante”.

Acuérdate del cuento de Blanca Nieves. No caigas en la trampa de romper el espejito porque te diga algo que no quieres escuchar. Eso te convertiría en la Reina bruja: en Maléfica. Eso déjaselo a él si ese es su problema.

Recuerda: que todos tenemos una Maléfica dentro de nosotros escondida y que la vida, “casualmente”, intentará sacártela y demostrarte que tú no eres mejor que los demás.

Y siempre hay razones que justifican sacar a Maléfica a pasear: una traición, una humillación, un abandono, etc.

Quizás tengas las mismas razones que están detrás del comportamiento del “ilimitado” con el que te topaste, sólo que él no tiene recursos (ni ganas) para mirarse hacia dentro y ver la raíz (y las consecuencias) de su  comportamiento, de sus sentimientos y de su pensamiento.

Salvo esto todo es igual: tú eres creyente o no (él también). Tú tienes familia (el también). Tú tienes amigos (él también). Tú tienes corazón y él también porque, obviamente, sin corazón es imposible vivir.

Pero aquí está la diferencia: tu corazón es de carne y te duele y él de él es de piedra y no le duele. Y no hay más.

Publicidad

3 comentarios

  1. María Teresa dice:

    Enorme. Muchas gracias 🙏❤️

  2. ioseph dice:

    Gracias…..

  3. Nestares dice:

    Desgraciadamente; todos hemos tenido en nuestro entorno alguien con un corazon de piedra; ellos viven y se nutren del sufrimiento de los que tienen corazon de carne. Son los depredadones, tiburones emocional; los abusadores espirituales. No necesariamente son personas materialistas. Su ideologia y sus necesidades son invasivas; y nunca son tenidas tus necesidades ni ideologia en cuenta y para ellos; el mundo iria mejor sin ti. Lo que ellos no saben que estan en el mundo como referencia de lo que no hay que ser. Su rol y su existencia es pòr tanto: fundamental

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.