El caos es un orden que no conocemos. By Richii & Poveri.

27 marzo, 2011 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

Antes de entrar en el contenido de esta entrada recordemos que el título de la misma es una  cita del matemático Poincaré.

Entremos:

Cuando nos encontramos en momentos confusos en la vida, muchos tendemos a dudar de la existencia de un sistema y plan Divinos en el mundo. Cuando una parte de la estructura del mundo parece estar fuera de sincronización respecto de cómo entendemos que debería ser, somos rápidos para llegar a conclusiones en cuanto a todo el cosmos. No obstante, los mundos de la física, la química, la astronomía y las demás ciencias naturales, demuestran lo contrario. En ellos, inclusive el átomo más pequeño es percibido como poseedor de su propia estructura órbita y función; cada partícula de la materia está sujeta a leyes específicas y forma parte de una organización definida, un orden cósmico vasto y complejo. Para enfatizar esta lección, imagina encontrarte en un edifi­cio con miles de habitaciones; los muebles en cada una están perfectamente ordenados. Todo ello te transmite una información sobre la naturaleza de ese apartamento y su funcion.No obstante, en una pequeña habitación notas que los muebles parecen extraños, y el sentido de organización tan evidente en el resto de la estructura no es inmediatamente aparente. Quizás sea la cocina que no te encaja con los muebles del salón o de un dormitorio. Dado que en el gigantesco edi­ficio, con sus miles de habitaciones, trasmite un sistema orde­nado, es de suponer que también la pequeña habitación con esos muebles extraños que tú no sabes que se llama “cocina” o “cuarto de baño” forma parte de un plan general que debes traducir. Aunque el observador sin entrenamiento no entienda inicialmente el sen­tido poner una “vitroceramica” o un plato de ducha junto a una cheslongue o un sofá y creas que algo no encaja o las llaves no aparecen o el coche no está donde debiera estar, la reflexión lo llevará a la conclusión de que también esta anomalía debe estar formando parte de un sistema más grande que  “lo visual” y que  transmite alguna información.
Tomado del libro Igrot Kodesh, vol. XIII, pág. 172

Pero, también deberíamos tener en cuenta que esas circunstancias que desbaratan la armonía de unos por largo tiempo, solo  momentáneamente afectará a otros. Esto quiere decir que si hay distintas formas de reaccionar,  nosotros podemos intervenir en nuestra mente para que reaccione cada vez mejor. Nuestro cerebro es plástico.

Vayamos por partes. Puedes creer  que existe una lectura entre líneas del hecho que te ha dejado fuera de lugar e integrarla tras una meditación sosegada en tu entendimiento consiguiendo recuperar la calma,  utilizando como explicación la que nos ha revelado el anterior escrito extraído del libro Igrot Kodesh o las palabras del  matemático Poincaré, pero a lo mejor no lo ves tan claro por la razón que sea…,  en ese caso el neurocientífico Richard Robinson te puede demostrar que lo que has visto ha sido traducido por tu intelecto como algo desastroso para tu vida, pero en realidad era una ilusión condicionada por tus emociones.

Vemos imágenes del cielo.

Según las  propias palabras del creador  Ignasi Aballí, lo que a simple vista parecen  imágenes del cielo, al leerse  a pié de foto donde fueron tomadas: Egipto, Japón… ” entra en juego el subjetivismo de cada espectador” y ya no solo vemos el cielo, vemos injusticias, solidaridad…

Entonces,  tenemos que hay tres posibilidades: una es que nuestra capacidad de recuperar la calma sea inferior a lo normal.  Otra es que estemos atrapados en una ilusión. En ambos casos el desorden de la habitación del hotel o no existió,  pues fue una ilusión , o viste más desorden del que en realidad había. Y la última, ya esgrimida al principio de la entrada,  es que aunque somos seres únicos en nuestro planeta, nuestra inteligencia tan solo ha llegado a ver la sombra de la LUZ.

Hemos empezando esta entrada con un baño de humildad,  detallemos  ahora  lo que  plantea Richard Robinson, persona que lleva toda su vida estudiando el fundamento neurológico de las emociones y las maravillas de nuestro cerebro.

Según R. Robinson “la ilusión” consiste en la distorsión de nuestra percepción del mundo,  provocada por las emociones aflictivas. La ilusión supone una interferencia de los circuitos emocionales en los circuitos neuronales, responsable de la percepción o aprehensión del mundo,  y también en los circuitos implicados en el pensamiento. Sesgamiento  perceptual.

“El estado mental precedente a un hecho puede distorsionar nuestra percepción.”

Tomado del libro: Emociones Destructivas. Cómo entenderlas y superarlas. Editado por  Daniel Goleman.

Del mismo libro extraeremos los apuntes más significativos, a nuestro parecer,  que iluminan el tema de la capacidad de recuperación de la calma entre distintas personas o la “función de recuperación”.

¿Qué condiciona que unas personas se recuperen antes de una situación amenazante?:

-Que ante una amenaza activen la corteza prefrontal izquierda (área ligada al pensamiento positivo) más que la amígdala.

-Que produzcan menos  cortisol ante una situación estresante.

-Que tengan mayores niveles  de Linfocitos T o  soldados de primera para defender el cuerpo de tumores cancerosos o simples resfriados.

Estas diferencias interpersonales confirma la presencia de  plasticidad biológica y los experimentos demuestran que con entrenamiento podemos controlar las tres “condiciones determinantes” de la rápida recuperción de la calma.

Por lo tanto, cambiando nuestros hábitos y pensamientos podemos cambiar nuestra mente para que pueda reaccionar con más tranquilidad ante cualquier situación y la podremos hacer capaz de comprender las posibles limitaciones de nuestro cerebro para ver “la gran realidad en vez de las apariencias”.

En palabras del Dalai Lama:

“La estructura y las funciones del cerebro facilitan el adiestramiento sistemático de la mente, el cultivo de la felicidad y la auténtica transformación interior que acompaña al desarrollo de los estados mentales positivos en detrimento de los negativos. No debemos olvidar que el cableado neuronal de nuestro cerebro no es algo estático e irreversible sino, por el contrario muy maleable”.

Estas fueron las palabras que Richard Robinson utilizó para cerrar una de las conversaciones con el Dalai Lama y que en el libro anteriormente mencionado pueden ser encontradas.

“El cielo no  es” , es un tema de mi recién descubierto y admirado compositor Victor Ramil. La he elegido  porque  el texto se intuye, más que se entiende. ¿Se dió cuenta Victor cuando la grabó de este desfase técnico? Lo que está claro es que con el tiempo lo descubrió, “pero  lo dejó estar porque para él sí  tenía su  sentido”.

Cada día en Facebook y Twitter.

Publicidad

7 comentarios

  1. al-alba dice:

    me gusta. me gusta muchisimo. vaya con R & P. muy interesante (y dificil) el post de hoy. mañana “mas”. ñam, ñam…..

  2. Contrapunto dice:

    Muy interesante el post, me gusta la forma sencilla en que se explican conceptos aveces no tan sencillos.

    Me gusta mucho el trabajo de Daniel Goleman del que ando releyendo “Inteligencia Emocional” (y una vez más mis lecturas se cruzán con el tema del post je je) Es un autor (además de muy interesante) que logra que conceptos complicados estén al alcance de todo el mundo…

    Me quedo con la duda de quien escribe el post ¿Nosolodoctor o Richii & Poveri?
    Yo recuerdo a los cantarines “Richii & Poveri” je je je.

  3. Rayo dice:

    Me subyuga que desde las matématicas y desde la espiritualidad se traten los mismos temas.

    Distintos marcos curriculares para las mismas cuestiones y MISMAS soluciones.
    ¿ quien escribe? o ¿quien se deja canalizar para que el Universo escriba?

  4. María Teresa dice:

    Creo que lo ha escrito Nosolodoctor.
    Ver “la gran realidad en vez de las apariencias”, “la máscara del mundo”..
    Qué alguien invente pronto, que digo pronto, YA, unas gafas para ver la LUZ y no las sombras…!!!!!! Mientras tanto vamos a seguir “modelando” el cerebro, la mente o lo que haga falta, como hacen los niños con la plastilina, unas veces suavemente y otras muchas, con golpecitos, rodillos, tenedores, cuchillitos…

  5. antares dice:

    lo ha escrito nosolodoctor junto con el angel1 y firman Richi and Poveri. La introduccion y el soporte audiovisual es del angel……seguro (creedme)

  6. Contrapunto dice:

    Gracias por la aclaración 😀

  7. MOI dice:

    Una entrada VIP! 🙂 Para masticar…

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.