Tú y yo…

13 junio, 2011 por Nosoloangel Dejar una respuesta »

Tú y yo,  a veces nos acercamos pero al momento siguiente nos sentimos tan extraños…, malinterpretamos las palabras, pero, escucha,  no tenemos que saberlo todo uno del otro.  Siento que entre los dos podemos hacer cosas  que nadie antes haya hecho…  Escucha esta canción, es exactamente lo que quiero decirte…

Hay personas que aún estando lejos de todo signo de contacto con el plano espiritual subyugan por  la magia que irradian, por la sensación de armonía que desprenden, porque sin parecer son y  ESTÁN en la Luz. Los hay de pelo largo enmarañado, con elegantes trajes, con zapatos de chúpame la punta o con las cejas pintadas de azul… Se les ve plenos, libres, tranquilos…

Sabemos que han llegado a un acuerdo personalizado, a un trato que les ha otorgado el entendimiento último, el que te da la certeza más allá de la creencia… La última infinitesimal vuelta de tuerca.

Sus energías están alineadas, en sintonía con algo superior.  Hay seres que son ese trozo de dividad, que son luz y sin embargo sus apariencias físicas o su marco intelectual proclama distanciamiento con respecto a estas experiencias… a cualquier trascendencia.

Creer no es ESTAR en la Luz. Creer es la antesala que conduce al ESTAR. Cuando se está ya no se cree, se siente la dimensión de la posibilidad, se siente la constatación de lo imposible como natural.

Se puede creer y estar, estar sin creer, se puede no estar y no creer,  se puede creer y no estar.

La experiencia trascendental se materializa  con  la constatación del milagro inmanente al hecho de vivir.  Nuestro reto, nuestra diana, nuestro pico en las alturas es experimentar esa sensación mezcla de tremenda sorpresa  ante la constatación de que la existencia  es un acontecimiento inexplicable, tan incomprensible como la aparición de la vida… en el planeta Tierra. Y, además, podemos añadir  el hecho de vivir unas situaciones  en vez de otras que en última instancia llevan a las personas a experimentar lo que deben experimentar para crecer, si lo desean. Pondré un ejemplo: hace unos días me encontré un conocido después de 10 años disfrazado de vikingo. Lo reconocí por su voz pues era una estatua de piedra en medio de una calle. Su indumentaria era impresionante y la espada que blandía con la punta apoyada en el suelo gigantesca, casi más grande que él. Les contaré que en el pasado su actitud belicosa fue la razón que nos hizo alejarnos de él. Ahora la “crisis” lo había dejado clavado en un lugar y su belicosidad, representada por  la espada,  había quedado paralizada en el tiempo y en el espacio. Hagan sus  cábalas…

Una de las preguntas que surgen en el campo del ESTAR es saber ¿cómo   reconocer “la estancia” a la que nos dirigimos…? En este caso sí hay teta y sopa, es decir, podemos elegir todo o solo una opción para llegar a la estancia del ESTAR.

Creo que la que hace referencia al Amor-Milagro  es la esencia y la que trata de creer o no es la que nos enciende la parabólica de la espiritualidad…, es el interruptor.

Es posible    un fiel ateo, o un creyente sin Dios, un cristiano laico… un creyente del Amor… ¿Por  qué no probar una fórmula personal, una microtrascendencia (de una macroespiritualidad a una microespiritualidad) que se ajuste a nuestra alma? Los dictados nada tienen que ver con la redacción libre…

Cada persona tiene una forma de vivir su espiritualidad,  de estar en el AMOR. Y así poder hacer cosas que nadie hizo jamás entre los dos.

Que la fuerza te acompañe en tu camino hacia ella para que llegues ahora mismo.

Publicidad

11 comentarios

  1. avefenix dice:

    “La experiencia trascendental se materializa con la constatación del milagro inmanente al hecho de vivir” No hay prueba mejor ¿o sí? Gracias

  2. Norah dice:

    Otra entrada que enmarcar y en mi casa ya casi no hay sitio, menos mal que en las ampliaciones progresivas del ESTAR caben todas. Me reconforta el refuerzo que haces sobre la espiriritualidad a medida, personalmente me he diseñado una en la que intuitivamente integro lo que me vale del budismo, del reiki, de lo poco que conozco del saber cabalístico, de la metafisica y de la realidad cotidiana pura y dura. Una vez me preguntaron cual era mi religión y, sin pensarlo dije que era “el amor universal”. No está exenta de pruebas, ni de dudas, como cualquier otra , es un camino a la luz lleno de milagros y, a veces, sucede que cuando lo necesitas hay señales por todos sitios. Gracias Nosoangel por tanta sabiduría aplicada como regalas por escrito y de viva voz. Un abrazo

  3. Rayo dice:

    La multitrascendencia que se propone,
    es muy “democrática”, muy buen rollo, pro atea y todo… pero al final, cabe la duda
    de ¿cómo se pasa el control de calidad de los potajes espirituales que cada persona se fabrique? ¿Todos cocinillas? qué tuto…
    ¿A ver si nos estamos confeccionando prendas a medida y excluisvas que te exponen a pasar frío en invierno y excesivo calor en verano… No se si me explico…

  4. Norah dice:

    Rayo el control de calidad igual lo tiene que establecer cada cual, y su cuestionario de evaluación debería establecerse en torno a parámetros de desarrollo y crecimiento propios y de su entorno…Opino

  5. Contrapunto dice:

    Me ha gustado la versatilidad del post, ese “dar cabida a todas las opciones”

    Rayo pregunta sí realmente lo que nos confeccionamos a medida es un una verdero “credo” o si es una falsa ilusión; es tan fácil engañarse… Imagino ke (como dice Nora) es cuestión de analizar hasta ke punto te sientes pletórico y agusto en tu piel y con lo ke haces, que así, teorícamente dicho se ve la mar de clarito, pero cuando entras en el terreno de las prácticas en vivo y en directo se convierte en una maratón de resistencia…
    La sensación de sentirse bien con uno mismo y con lo ke hace es inconfundible (como una pequeña, certera y ligera epifanía que te acompaña en tu día a día)

  6. Uf dice:

    Opino como Contrapunto. Muchas veces nos hacemos el traje que suponemos nos quedaría mejor en lugar del que realmente cumplirá su función. Para eso está el sastre (Maestro), no? Las costureras cosen, pero el sastre sabe sacar el patrón que se amoldará y resultará más cómodo a la vez que sentará mejor y realzará los encantos.

  7. María Teresa dice:

    Dice el texto: “cada persona tiene una forma de vivir su espiritualidad”.Estoy de acuerdo, porque todos llevamos dentro esa chispa divina que nos hace seres espirituales. Cada uno siente el deseo o la necesidad de espiritualidad en un momento dado o en unas circunstancias y a partir de ahí, cada uno dependiendo de lo que busque, encontrará.
    Espiritualidad a medida, si
    Dios a medida, NO. Dios es Dios, Uno y Unico

  8. olivia dice:

    ozu que nivelazo….

  9. Pitos y Flautas dice:

    En la ACW hay alguien así… cuando Uf me recomendó el blog, la verdad, jamas habría pensado que se interesase por cosas así, pero lo cierto es que se desenvuelve mejor que bien y hace que todo parezca tan natural y tan obvio… hace suyas las cosas, pero también te ayuda a que las hagas tuyas con una facilidad… un abrazo Jefa, eres la mejor

  10. Rosamary dice:

    La medida del amor es amar sin medida. Las personas que mejor saben amar son las que aceptan a los demás con sus creencias, medio-creencias o pseudo creencias.
    Que facil haces que parezca escribiéndolo así. Gracias por tanta delicadeza.

  11. Uf dice:

    Hombre, Pitos y Flautas, que sabes que no me siento yo muy cómoda con estas cosas… Gracias por mirarme con tan buenos ojos

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.