Dime con quien andas…

30 junio, 2011 por Angel2 Dejar una respuesta »


A menudo nos “asociamos” con el personal por una cuestión de afinidad.
Podemos compartir un hobby, una clase, un grupo de estudio, un café, un piso, un ideal, un espacio en un blog, un propósito en la vida.
Lo cierto es que vamos buscando ¿o encontrando? a aquellos que en cada momento son nuestros compañeros de camino para crecer.
Lo que se nos revela es mínimo , (¡siempre esa aparente realidad!), en comparación con lo que es. Hay encuentros que hemos pactado con antelación y que definen o refuerzan llevar a cabo nuestra “misión”.
Lejos de pertenecer a ninguna tribu, ni urbana ni suburbana, siento y sé que hay unos parámetros, unas coordenadas que me llaman, me atraen, en las que encajo sin forcejeos y son las que me permiten sentirme mejor ser humano, desde el lugar de aprender a hacer lo que correcto sin dejar de ser yo misma y aún moviéndome de la zona de confort.
Si aún sin ser darnos cuenta ya estamos entrelazados, revelar en nuestra consciencia una longitud de onda común, nos une aún más, que digo une ¡ NOS HERMANA!
Dice Wayne Dyer: ” Cuando nos conectamos con nuestra esencia, con la posibilidad de lo que realmente somos, ahí comprendemos que estamos conectados con un campo de energía que lo envuelve todo“.
Markus P. Hart, define “estar en la zona Poyl” ( Purpose of Your Life = Propósito de tu vida), como el inevitable resultado de un proceso; y es que la suma de todas nuestras experiencias, buenas y malas han ocurrido por alguna razón y repentinamente el todo adquirirá significado. Entenderemos con absoluta claridad por qué hemos vivido lo que hemos vivido. Y al llegar a este punto, habremos descubierto el propósito de nuestra vida.
Es un estado mental que, una vez alcanzado, permite:

– Recapitular los eventos significativos de nuestra vida
– Evaluar las razones por las cuales esos eventos ocurrieron y, con la ayuda de la visión retrospectiva, ponderar sus beneficios
– Ensamblar de un modo perfecto en el enorme puzzle de tu vida incluso los acontecimientos “aparentemente aleatorios”.

Lo decíamos en nuestro post Por quién doblan las campanas : Una vez que aumentes tu frecuencia de vibración (estado de conciencia) podrás ver hacia la oscuridad y entender lo que has vivido.

Cuando crece la potencia de la Luz vemos mejor por donde vamos, con quienes y de qué nos rodeamos, cada uno camina o corre marcando estilo.

Ya sabemos, nada es casual. La causa respalda ésto que está sucediendo.

Todo lo que desees compartir: frases, enlaces, citas, un vídeo, una foto… lo puedes hacer en nosolodoctorylac@gmail.com

Publicidad

10 comentarios

  1. tejemaneje dice:

    me ha gustado muchisimo.

  2. Uf dice:

    Uy es verdad que hay un momento en que, si miras atrás, le encuentras sentido a muchas cosas que antes no.

  3. Rayo dice:

    ¿Cual es el propósito en la vida?
    ¿Es uno diferente para cada persona?
    ¿Es uno en común para todos y cada uno pone sus herraminetas?
    Cuando recapitulamos:¿ qué encontramos, las herramientas con las que venimos dotados, los dones, para hacer nuestra parte? o ¿cuando recapitulamos lo hacemos para dar el siguiente paso?

  4. avefenix dice:

    Hay algo que sólo cada uno de nosotros podemos hacer para contribuir a que el mundo sea mejor 🙂

  5. Rosamary dice:

    Estamos imbricados, somos parte de un todo, saberlo ya es empezar a andar. Reunirse en un blog, en una idea, en un piso forma parte del plan infinito. Me viene un delicioso olor a fruta de verano.
    Gracias

  6. Rayo dice:

    Gracias Avefenix!

  7. Norah dice:

    Gran explicación…resulta que el flechazo (no digo sexual) es un encaje de frecuencias para caminar a medias en pos de una misión, ¡cucha que preciosidad! Ay lo que aprendo contigo! Muuuuuuak

  8. María Teresa dice:

    Vamos buscando o ¿encontrando? a compañeros de camino para crecer. Si los busco, estarán en mi misma frecuencia, pero si me los encuentro puede que no sólo no estén en la misma onda, si no que consigan “perturbar” la paz mental de la que hablamos. Estos son compañeros forzosos como algunos familiares o compañeros de trabajo, con los que tienes que convivir sí o sí. La cuestión es ¿ estos también ayudan a crecer? ¿estos que su sola presencia ya ocasiona cortocircuitos?. La teoría del “espejo” no me convence siempre.

  9. Rayo dice:

    Hay una frase en relación con las personas de las que nos rodeamos que cuando la escuché por primera vez me encendió una bombilla…Gracias maestro.
    “Siempre me rodeo de personas que son mejores que yo.”
    Si hacemos esto nos forzamos a salir de nuestra zona de confort, ejercitamos la humildad, crecemos sí o sí…porque hay que estar a la altura!!!, “y” además aprendemos a esperar a otros.

  10. Uf dice:

    Buena frase, también a mí me gusta rodearme de personas que son mejores que yo, o al menos eso intento… algo se me pegará, digo yo…

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.