El propósito en la vida: acción-reacción

18 septiembre, 2011 por Nosolodoctor Dejar una respuesta »

A menudo la gente se “ralla” con el tema  de “para qué estoy aquí” si será para tal o será para cual…

Durante mi estancia en el extranjero me sucedieron tres acontecimientos vitales: una la del Sol en Gibón que ya les narré el pasado año,  la que voy a contarles ahora sobre la sincronicidad y el propósito de la vida y la tercera que aún no les puedo decir nada y  que se titulará si Dios quiere “Mamy Blue”.

Les cuento una historia real que escuché de mi amigo Jaime en 1983 cuando me encontraba haciendo un stagge en un Hospital de Holon (Tel aviv) (Israel).

Eithan,  un soldado del ejército israelí apostado en Hebrón (poblado árabe donde, por cierto, reposan los restos de Abraham, padre de los judíos y de los árabes y de Isaac y Rebeca,  Jacob,  Sara y Lea…) resultó herido de gravedad por un árabe. Sucedió de madrugada,  muy temprano,  sobre las 4.40 h de la mañana de un viernes, y no había ningún soldado  cerca y, para más inri, todos estaban dormidos para oírlo.

Eithan se desmayó y sangraba terriblemente. Su vida se escapaba a chorros, pero en esto que otro soldado que estaba emplazado a 800 metros (casi un Kilómetro) y que  se había desvelado,  oyó el tiro y fue a investigar.

Entonces, encontró a su compañero que sangraba mortalmente. Trató de hacer el torniquete y todo lo que se aprende para que no se desangrase una persona y buscó ayuda urgente por el walky talky.  Esperando, siguió aplicando presión sobre la herida sosteniendo la vida de Eithan, “literalmente en sus manos”.

Eithan fue trasladado a aquel hospital donde trabajaba yo en la UCI y donde fue sometido a una cirugía complicada. Los padres de Eithan fueron notificados y se apresuraron al hospital. Cuando llegaron, el doctor les dijo que Eithan había recibido un disparo cerca del  corazón  pero que estaría bien. Sin embargo, si no hubiese sido por la inmediata asistencia de aquel otro soldado, hubiese muerto.

Realmente fue un milagro que el otro muchacho oyera a 800 metros lo que nadie del resto oyó, y además lograra localizar a Eithan tan rápidamente como lo hizo. Los padres quisieron agradecer a ese soldado, pero él había dejado el hospital después de oír que el joven en cuestión al que ayudó sobreviviría.

Mientras Eithan se recuperaba en casa, sus padres llamaron al ejército para averiguar el nombre del otro soldado, para agradecerle personalmente su acción. Desgraciadamente, el nombre del benefactor no fue encontrado y aunque intentaron averiguarlo no pudieron rastrear su identidad. La madre de Eithan sabía que lo más importante era, evidentemente, que su hijo estaba vivo, sin embargo no podía dejar de sentir que mientras no encontrara y le agradeciera en persona al soldado que salvó la vida de Eithan, todo el susto no estaría totalmente superado.

Hablaba mucho con aquella madre y ella me contaba como el no poder agradecerle al soldado le proporcionaba un sentimiento de vacío… Pero de pronto tuvo una idea. La pareja poseía un almacén de comestibles en Ashkelon (por cierto, el lugar donde ocurrió la historia de Sanson y Dalila….). Decidieron poner una nota en la puerta de su tienda de ultramarinos describiendo lo que pasó, asumiendo que Israel al ser un país tan pequeño probablemente tarde o temprano podría pasar el misterioso soldado.

Pasaron 4 meses sin novedades. Finalmente, una mañana de domingo (allí cierran los viernes por la tarde  y sábados y abren los domingos…), al séptimo mes de aquel incidente, una mujer se fijó en la nota que colgaba en aquella puerta de aquel negocio. Ella se acordaba perfectamente “como si fuese ayer” lo feliz que estaba su hijo Amiel aquel Viernes por la noche cuando vino a casa y les contó cómo aquella madrugada oyó un tiro en la lejanía en un asentamiento árabe y pudo salvar,  “casualmente”,  la vida de aquel  otro soldado. Así que entró en la tienda y se lo relató a la propietaria y como vieron que la historia coincidía, ambas madres, decidieron localizar a cada uno de sus hijos a través de sus respectivos móviles para ver si podían quedar aquella tarde y conocerse….

Afortunadamente resultó que los jóvenes y los padres podían asistir a la reunión aquella misma tarde. Ambas familias se congregaron para una emotiva “cita”. Los dos soldados intercambiaron experiencias del ejército y finalmente después de todo ese tiempo, la madre de Eithan se puso de pie para agradecer a Amiel por haber salvado la vida de su hijo y le dijo concretamente: “Salvaste mi mundo”.

Después del emotivo agradecimiento, la madre de Amiel la llevó solicita y clandestinamente a un apartado y le pidió hablar con ella fuera. Las dos mujeres salieron. Y ella le preguntó a la madre de Eithan:

-“Míreme, ¿no me recuerda?”  “No, lo siento. ¿Nos habíamos encontrado  antes?”

-“Sí,” -contestó la madre de Amiel. “Hay una razón puntual por la que pasé frente a su tienda hoy.  De hecho paso muy a menudo por esta puerta desde hace muchos años. Quería retribuirle de alguna manera el favor que me hiciste…”

-“¿De qué me está hablando?”- preguntó la madre de Eithan. La otra mujer contestó.

-“Hace veinte años vivíamos cerca de aquí y yo venía a comprar leche y pan muy seguido  a su tienda. Un día usted notó en mi cara que algo no me iba bien y muy gentilmente preguntándome qué me sucedía se interesó usted por mí  y yo … me “abrí” a usted. Le dije que atravesaba por un momento económicamente muy difícil y como estaba embarazada, barruntaba abortar. En cuanto pronuncié la palabra “aborto” usted cerró la tienda y llamó a su marido y los dos parecieron olvidarse de su propio negocio. Se sentaron pacientemente durante dos horas y me oyeron. Todavía recuerdo claramente sus palabras. Usted me dijo que es verdad que estaba pasando por un momento duro pero,  que a veces las cosas buenas en la vida se presentan a través de la dificultad, que esta, la dificultad es como una “cáscara” que esconde lo bueno  y que las cosas mejores llegan a través de abrir la cáscara y no en tirar la nuez solo por la dificultad aparente…

Recuerdo perfectamente que me habló de la alegría de ser madre y que la palabra más bella que se puede  oír en cualquier idioma era  “mamá” cuando es pronunciada por un hijo. Además me recordó  una frase del Talmud que decía “quien salva una vida,  salva el mundo”.

¡Ustedes dos me hablaron y hablaron hasta que me convencieron de no abortar…!,  al menos que dejara a la naturaleza, al destino “hablar” y como hoy pueden comprobarlo, ¡Dios les devolvió el favor!

-“¿Qué quiere decir?- preguntó a la madre de Eithan,  aunque temblando intuía la respuesta y  estremecida escuchó la voz de aquella mujer:

-“Yo di a luz a un niño hace veinte años que ustedes salvaron diciéndome que lo pensara muy bien antes de abortar”. -Con lágrimas de alegría declaró- “Mi Amiel querido no habría estado vivo si no es por ustedes. ¡Él fue quien creció para salvar la vida de su hijo Eithan!” De hecho,  he verificado este mediodía todos los datos en el ejército antes de hablar con usted y coinciden. Solo que a mi hijo Amiel le apodan “el dormilón” por la dificultad que tiene en despertarse y eso le ha supuesto más de un problema con sus jefes. Justo ese día se “desveló”,  justo ese día, escuchó un tiro en la lejanía…

No lo olvides: “A cada Acción le corresponde su reacción…, aunque pasen veinte años,  veinte años no es nada”. La acción fue escoger la opción difícil. La reacción fue… un milagro “casual” que “sólo” te afecta a ti.

Desde entonces cuando me siento frustrado porque creo que no veo los frutos de algo,  que yo tengo la certeza de haber hecho correctamente,  pienso en Eithan y me voy a “spotify” , que muy gentilmente me regaló “caradefuego” y escucho un tango que habla de que “veinte años no es nada…” Oigan bien la letra,  si no hubiese sido ya escrita, perdónenme la inmodestia, estoy seguro que la hubiese escrito un servidor de ustedes ¿la escuchamos?

Publicidad

21 comentarios

  1. antares dice:

    ya llevo dos cajas de cleanex….. me ha encantado buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah !

  2. María Teresa dice:

    Así es la vida. Muchas gracias por esta inyección de esperanza, de que cuando algo no esté saliendo como esperábamos, aún queda tiempo… “veinte años no son nada…”. Peeeero, sin olvidar que la moneda tiene dos lados, y que una mala acción también puede tener su reacción…”veinte años”…más tarde.

  3. tejemaneje dice:

    pero el viajero que huye tarde o temprano detiene su andar…….. magiustral entrada. A mi tambien se me han saltado las lagrimas. felicitaciones.

  4. andaluces de jaen dice:

    tambien, tambien; Mari Teresa; para mal o para bien; asi “funciona” la vida; solo que nosotros; apenas vemos dos o tres fogramas de toida la enorme pelicula. magistral. Me encantan vuestras historias. Susto me da la que anuncia noslodoctor de Mamy Blue…..

  5. olivia dice:

    lo mismo nos poneis una entrada “risueña” como la del domingo pasado que esta lacrimogena. como sois !. me ha gustado mucho. gracias.

  6. avefenix dice:

    A veces empiezo a leer los post por los comentarios, como hoy. Y me dije :¡ No voy a llorar! Pero no pude. Gracias por compartir esta experiencia y recordarnos que todo lo IMPORTANTE está sucediendo más allá del tiempo.

  7. María Teresa dice:

    …a colación del post y a sabiendas de que hay “Kabaleter@s” en el blog…
    http://www.youtube.com/watch?v=OvbDYI-27bc&feature=youtu.be

  8. Rayo dice:

    Mover los dedos para que el puzzle se vea solo consiste en hacer lo correcto…
    Andaluces, igual toca una risueña…., lo digo por Mammy Blue…

    Sin paabras…

  9. Pimpinela Escarlata dice:

    Qué historia tan esperanzadora, me emociona tanto la idea de que lo mejor está aún por llegar… Muchas gracias

  10. Rosemary dice:

    El lema de mi marido y ya de toda la familia es que lo mejor está aún por llegar. Muchas gracias Nosolodoctor por estar ahí y recordanos cada día que todo importa, que no todo vale y que con nuestro punto de luz en el corazón podemos hacer lo correcto.

  11. Ana dice:

    Confieso que a mi tambien me ha hecho llorar. Me ha encantao Nosolodoctor. Gracias.

  12. altavista dice:

    vaya entradon ! vaya musica ! vaya tango! y vaya letra: ” aqui o se rie o se llora…..

  13. Norah dice:

    Los vellos como escarpias! Gensanta que belleza de entrada, que sentido más lógico de la acción milagrosa en atemporalidad. Gracias, muchas gracias. Muuuuak

  14. Uf dice:

    Preciosa la entrada… y la canción… bueno, mi debilidad por Carlos Gardel es… no me canso de escucharlo y esta canción en concreto es que… uuuffff

  15. PELUQUI dice:

    Maravillosa historia…., la verdad es que la vida te devuelve todo lo que tu haces, el que siembra recoge, por difícil que se ponga la cosa, mas vale hacer el bien, te sentirás mejor y la vida te lo agradecerá con tu felicidad.

  16. nosolodoctor dice:

    Hola peluqi.bienvenida a la acw

  17. AMSI BOMBIN dice:

    Hola a todo@s.Ojalá no se tuviera que esperar tanto aveces.No obstante reconforta saber que todo llega.Gracias a o tod@s

  18. olivia dice:

    caramba dos nuevos comentadores….. bienvenidos

  19. andaluces de jaen dice:

    HOY HEMOS LEIDO ESTA ENTRADA UNAS QUINCE VECES Y HEMOS PUSTO EL TANGO. HA SIDO UN DIA “RARO” PERO LO MAS BONITO DEL DIA HA SIDO ESTA ENTRADA. SON USTEDES MUY BUENOS EN SUS TRABAJOS !

  20. PELUQUI dice:

    GRACIAS POR VUESTRO RECIBIMIENTO, ES TODO UN LUJO QUE ME DEJÉIS ENTRA EN EL BLOG, GRACIAS.

  21. Pimpinela Escarlata dice:

    Yo también he pensado mucho hoy sobre esta preciosa entrada… buenas noches!

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.