SONRIE, POR FAVOR

19 septiembre, 2011 por gomaespuma Dejar una respuesta »

by Nosolodoctor y angel5

Una mañana te levantas y mientras preparas el desayuno tu taza favorita  cae al suelo, así que con un esfuerzo para que no te empañe el día, recoges los trozos y sin darte cuenta le das un codazo al frasco del azúcar que se esparce por toda la cocina. A punto de soltar un improperio decides que tampoco es tan grave, pero resbalas y te caes en mitad del estropicio…pueden pasar dos cosas: te enfadas y decides volverte a la cama porque está claro que no es tu día, o te da un ataque de risa y te rebozas en el azúcar como un rosco de la abuela…ya lo recogerás, al fin y al cabo nada es tan grave.

En muchas ocasiones en la vida, cuando parece que ya no se puede con más, aparece ese ataque de risa, real o interior, que devuelve a su sitio las prioridades. Y no, no es frivolidad es supervivencia.

Hay otros momentos en que la cosa es más grave de lo que parece, cabe la opción de indagar en lo ocurrido y empezar a frotar una idea hasta “sacarle brillo”, aunque no luz. Y la otra alternativa es defendernos con una suerte de tranquilidad que ofrece a la situación nuestros mejores pensamientos, nuestra más afortunada de las ingenuidades que consiste en no querer saber más para protegernos así del dolor. Y sigue sin ser frivolidad, es entender que lo sucedido tiene un sentido que en algún momento entederemos. A veces es casi mejor no saber, no investigar, no indagar…sólo dejar estar la marea hasta que pase, es difícil, me consta. Cada cual elige en cada momento como afrontar lo que viene, pero esta última opción permite que el trasiego de los días nos dañe menos el cuerpo y la mente. Las circunstancias son las que son y cómo afrontarlas son lo que elegimos.
Cuentan que en una ocasión estaba Allen Funt, el creador del famoso programa “cámara escondida” en inglés, viajando en avión a Miami, pero a la mitad del vuelo el avión fue secuestrado y anunciaron por el micrófono de la cabina que por orden de los secuestradores, el avión iba a ser desviado e iba a aterrizar en Cuba.  Sin embargo, en vez de haber un ataque de pánico entre los pasajeros como sería de esperarse, la gente vio a Funt en el avión y pensaron que en vez de ser un secuestro real, era únicamente una broma más del programa de cámara escondida. Así que se relajaron, se tranquilizaron, e incluso algunos rieron; hicieron chistes  y aplaudieron. Los secuestradores nunca entendieron la reacción del público, debe ser el único secuestro de avión de la historia en que la gente no sintió miedo, ya que todos estaban seguros que el responsable de todo era Allen Funt ( por cierto el único que estaba realmente  muerto de miedo…. ). Al final las autoridades en Cuba rescataron a los pasajeros del avión y no ocurrió ningún percance; en parte, gracias a la serena reacción de público.

De la misma forma ocurre con nosotros, incluso aunque a veces tengamos en esta vida grandes dificultades y parezca muy terrible la situación, si recordamos que hay alguien que “mueve” los hilos y nos está mandando permanentemente todo tipo de pruebas sólo  para ver nuestra reacción, podremos pasarlas con mayor facilidad, sin temer ni sufrir,sabiendo que simplemente es un episodio más de nuestras vidas.

En España no se como se llamaba este tipo de programas pero todos en cualquier pais y en cualquier formato acaban con el mismo mensaje: “Sonría, en este momento estás siendo observado!


Publicidad

10 comentarios

  1. andaluces de jaen dice:

    simpatiquisima la entrada; me habeis hecho reir de la misma forma que nos hicisteis llorar ayer. bravisimo.

  2. Rayo dice:

    Wow! Que verdad tan útil!
    la tranquilidad es la música que amansa las fieras…

  3. Pitos y Flautas dice:

    Vaya semanita que me he perdido… tranquilamente iré leyendo y tratando de asumir…

  4. avefenix dice:

    Empezar el día con vosotros da gusto. 🙂 Besos a tod@s y buena semana.

  5. Contrapunto dice:

    😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀

    Si es ke cuando el universo cuando se pone jacarandoso es mejor relajarse y reirse

    Me ha encantado la anecdota del avión; es curioso como un sólo factor (que Allen Funt estuviera en el avión) de lugar a una percepción de la realidad diferente del condicionamiento habitual.

    Personalmente creo ke nadie mueve los hilos, los movemos nosotros, pero es cuestión de percepciones muy personales…

  6. Uf dice:

    Ay, los programas de cámara oculta… a mi me ha pasado más de una vez lo que a los del avión, que de tan absurda que se vuelve una situación, pensar que se trataba de una bromita de esas, pero no… sin lugar a dudas la realidad siempre acaba superando a la ficción.
    No tiene desperdicio la canción de Ana Torroja, parece escrita para el blog

  7. María Teresa dice:

    El post de ayer me transmitió “esperanza”. Hoy me quedo con este mensaje: ” A veces, cuando parece que ya no puedes con más dificultades en la vida… cuando no quieres saber más para protegerte del dolor… y te ries… no es frivolidad… es SUPERVIVENCIA.

    Así es, cuando un problema perdura y perdura en el tiempo y no se resuelve porque no puedes o no sabes solucionarlo, o te deprimes y enfermas, o te “peleas” con la vida y también enfermas. Bueno, pues hay otra opción más “sanadora”, te ries… te ries interiormente o como puedas ( porque reirse según que problema sea, tiene su cosa). Así mientras El que mueve los hilos hace Su Trabajo la espera será más agradable. Muchas gracias a los dos.

  8. altavista dice:

    me encanta los emoticones con los que se expresa contrapunto.. efectivamente la cancion de Ana Torroja; viene al pelo. gracias por estar allí. lo haceis requetebien

  9. Rosemary dice:

    Que buena historia esta que habéis contado del secuestro. Es verdad que la realidad es lo que la mente cree, y no todo lo que la mente cree es real.

  10. Ana dice:

    La tranquilidad, ojala se pudiera conservar en todas las circunstancias. La cancion de Ana Torroja pone las pilas por las mañanas. Gracias.

Deja un comentario

 carácteres disponibles



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.