Temas etiquetados como: ‘aceptación’

Y tú ¿de quién eres?

18 mayo, 2012

¿Quién vive en una piña en el fondo del mar…? Todos vivimos como en una piña en el fondo del mar y como si fuésemos esponjas… bastante bobas, a veces…

El medio en el que nos desarrollamos pasa a través de nosotros y mientras lo filtramos, millones de partículas se nos quedan adheridas. Al principio no se nota… son pocas… pero el efecto acumulativo las convierte en manchas persistentes, en entes casi autónomos que crecen a nuestra costa y acabamos creyendo que forman parte de nuestra esencia. Pero lo cierto es que las esponjas acaban llenas de la roña que sueltan otros…

Afortunadamente, existen infinidad de productos y métodos higienizantes… quitamanchas de todo tipo, más o menos genéricos, perfectamente especializados, agresivos o altamente delicados… La cuestión es ¿por cuál decantarse?

El jabón lagarto de toda la vida estaba bien para las manchas de toda la vida… pero hoy día todo es tan sofisticado que incluso las manchas parecen diseñadas a posta para adherirse con más tesón. Así que tenemos el oxígeno activo para las manchas oxidables, antigrasas, antical…

En fin, creo que cae por su propio peso, cualquier mancha se puede eliminar si se conoce de qué es. El resto es buscar el producto específico…

Y el que no se haya manchado nunca que tire la primera lavadora…

Ella siempre dice sí

8 diciembre, 2011

(By Nosolodoctor y Angel 2)


Hablamos de decir sí esta vez.
Siempre es útil observarnos para conocernos más y alumbrar algunos pasillos que no transitamos con frecuencia. Estamos tan acostumbrados a no decir “no” como a decir con miedo “si” .
Hay una pelicula de Alec Baldwin y Kim Basinger… que trata de un hombre que antes de casarse conoce a una cantante (no cualquier cantante, Kim Basinger) cuya principal virtud además de las “aparentes” es la de decir siempre “sí”.

Ya hemos analizado las ventajas de un NO bien empleado, más allá de que haya quienes lo reciban como un “límite sorpresivo” y se ofendan, en el mejor de los casos. Pero decir SI no es el paso libre, ni el todo vale sin reglas, ni mucho menos. Requiere un arte: cuando buscamos la respuesta desde nuestro centro, el SI es punto de inflexión para la entrada de la Luz. Creamos vasija accediendo, haciendo espacio para el intercambio.

El SI es proactivo en su esencia, pues no sólo significa tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidiendo en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer.
Cuando negamos un SI a quienes lo merecen, estamos pasando la factura de los platos rotos de otros nones no dichos, a otras caras en otro tiempo y lugar. Suelen ser los más cercanos, los que más nos aman y nos “toleran”a los que les toca sufrirlo.

Jorge Carrizo, un experto consultor en “control de calidad”, suele recomendar a sus alumnos sustituir las expresiones negativas que suelen formar parte del lenguaje cotidiano por otras positivas, ya que nuestro inconsciente ignora lo que significa “no” y, en consecuencia, invierte el significado de los mensajes que lo contienen. Además nuestro intelecto posee un sistema de procesamiento muy simple: cuanto más precisa, clara y concreta sea la expresión verbal de nuestro pensamiento, éste le resultará tanto más comprensible y operativo elaborando clishes mentales con el material que se le entrega: Decir “SI” más que formar un lenguaje afirmativo, es una actitud vital.
Resulta muy difícil expresarse en forma afirmativa si el raciocinio discurre en sentido contrario, porque lenguaje y pensamiento consciente se funden en la práctica. Si éste es positivo, su expresión será naturalmente del mismo signo, pero la inversa es igualmente válida.

El “si” se construye antes de “decirlo” paso a paso en nuestra psique consciente, quien—al estilo de un alfarero—va tallando los surcos neurales de acuerdo al plan que previamente se ha trazado, hasta que logra componer un modelo mental satisfactorio.De ahí el nombre “afirmación”: la acción la convierte en “firme” y estable .

El pensamiento afirmativo no se conforma con resolver dificultades sino que, mientras lo hace, elabora planes para que no vuelvan a repetirse. Por lo tanto, su idioma es la proacción, mucho más que la acción. Cuando se piensa en forma afirmativa, siempre se es parte de la solución y jamás del problema, porque la naturaleza de ese pensamiento predispone a su dueño a avanzar varios pasos por delante de los obstáculos.

Quien dice “SI” como la protagonista de nuestra película, ha logrado alcanzar cierta maestría en la construcción de sí mismo y probablemente sea capaz de conducir eficazmente a otros. Por eso hay quien piensa que el que utiliza “sí” a menudo en su vocabulario se va convirtiendo poco a poco en una especie de Biolíder. Incluso para decir no hay gente que es capaz de utilizar un “sí”… camuflado… por ejemplo él le dice a ella: – ¿Pero es que no me quieres ? ¿ Acaso te has cansado de mi ? y ella contesta, brevemente: – Afirmativo.Cambio y Fuera.

El SI deja la puerta abierta a la alegría. A veces es duro, por ejemplo, reconocer que “sí”… quenecesitamos ayuda, que estamos asustados, que nos sentimos vulnerables, que tenemos ganas de llorar. El SI probablemente sea la “antesala” del cambio… ¿no crees?

(NOSOLOSUERTE NOS REGALA HOY UNA RECETA SOBRE EL OPTIMISMO Y LA ILUSION. ¡VISITENLO EN SU ESPACIO!).

Como dicen Los Panchos en ésta canción sublime :”DECIR QUE SI IMPLICA NO DETENER EL TIEMPO CON INDECISIONES… ¡Venga vídeo !

Si deseas colaborar con nosotros como más te guste hacerlo… háznoslo saber en: nosolodoctorylac@gmail.com

Aceptar es liberador

22 noviembre, 2011

En la última sesión en  mi formación en  Bioenergética, se trató de adentrarse en ciertos niveles de profundidad emocional lo que supuso un reencuentro con aquellas partes de nosotros mismo que rechazamos , con “la sombra” esa zona de la psique humana que intenta retener los impulsos  vitales que fueron negados y/o castigados durante nuestra educación.

Experimentamos un ostracismo mantenido detrás de frágiles diques internos que constantemente requieren de nuestra energía para impedir que nada de lo que allí se halla se filtre al mundo exterior. Aproximarse a todo esto supone en última instancia entrar en contacto con el dolor del que hemos tenido que distanciarnos , del que huimos, y que ha marcado el curso de nuestra construcción como personas.

Es, por tanto, un dolor gestado, encapsulado y mantenido por el desencuentro afectivo y el rechazo de aquello que portamos como seres humanos, un dolor confinado en nuestra entrañas por el aislamiento de una soledad no deseada, que ahora requiere necesariamente para disolver la presencia de otros seres humanos que estén dispuestos a recoger esas partes de nosotros repudiadas.

Estos seres humanos deben perfilarse como personas que nos apoyen hacia el encuentro  de un poder y un contacto real , aquél capaz de despertar la confianza y la libertad que merecemos simplemente por ser quienes somos.

Si bien es cierto que todos los que recorren y recorremos esta senda hacia un estado de mayor consciencia sabemos que este proceso no es fácil, que requiere tiempo, paciencia, osadía y un inquebrantable compromiso con uno mismo, lo más importante es que sí es posible hacer este camino de reunificación.

Durante este camino podremos y sabremos descubrir el don de nuestro vehículo físico, que como un universo en perpetuo movimiento nos mueve y nos guía a la vez. Gozaremos así mismo al permitir que el cuerpo ocupe el lugar que le corresponde por derecho propio como puente sincronizado y perfecto entre lo terreno y lo divino.

Hemos visto la necesidad de situarnos para poder orientarnos, y cómo el cuerpo en este aspecto es un buen referente, pues se encuentra más allá de la confusión y la complejidad social y personal, siempre está ahí y es sincero.

Se trata en definitiva de recobrar esta relación sagrada con el propio cuerpo, trabajar en una dirección coherente para cultivarla, y desde aquí, poder acceder a una especie de reencarnación cotidiana que nos permita vivir la experiencia humana desde un lugar más esencial.

SENTIR a través del filtro de nuestros sentidos que estamos vivos, y que la vida corre, efectivamente , a través nuestro.

FELIZ DÍA!


Hola oscuridad, vieja “amiga”…

6 noviembre, 2011

“Proclamareis la libertad a lo ancho de la tierra a todos sus habitantes”.

(Un consejo previo a la lectura. Pincha el link y lee esta entrada mientras escucha su música).
¿Listo?
http://www.youtube.com/watch?v=0JvdofcvNYg

Muchas veces hemos hechos alusiones a las actitudes “reactivos versus proactivos”. Normalmente son conceptos fáciles de asimiliar en la teoría pero es muy difícil de aplicar cuando el “estímulo” externo viene de alguien realmente “querido”.

Noviembre es regido a nivel zodiacal por Plutón, el ¿planeta? más alejado del Sol, por tanto regido por el dominio “mas frío” y “oscuro” del “trenecito del tiempo”. De hecho fue en Noviembre cuando ocurrió el Diluvio Universal

Muchas veces nos sentimos ofendidos, resentidos, cuando alguien al que queremos o admiramos no nos presta la atención que pretendemos o simplemente nos excluye, (con razón o sin razón) de su círculo.

A veces aparentamos una proactividad que esconde un severo resentimiento que no beneficia al Universo, sólo pone de manifiesto lo vulnerables que somos cuando amamos y no somos correspondidos.

Que le pregunten al discípulo favorito de Jesús (Judas Iscariote) que cuando detectó que Pedro sería el testigo del futuro mensaje de la iglesia,se retrajo, masculló su “resentimiento” y “lo vendió” “por treinta monedas”, (un simbolismo que refleja un “precio de saldo”).
De tal modo que el discípulo enamorado de Jesús pasó a ser el que en un momento de silencio y oscuridad “cortó” de cuajo el desarrollo del plan universal.

Lo digo muchas veces, el problema constante de nuestro mundo es la no correspondencia: Muchas veces nos aman pero no podemos amar y otras veces amamos pero no nos aman….

La ecuación es fácil de responder y muchos de los lectores del blog lo saben ya. “ A mí no me importa que no me ame “tal o cual persona”, mientras que yo sea el que ame a esa persona. Y si esa persona deja de amarme porque yo no le ame, simplemente se trataba de que dicha persona no me amaba realmente sino que “invertía en mí”. Buscaba algo que no ha podido obtener.
Pero eso no quita que yo le deje de Amar porque como ya hemos dicho muchisimas veces “el amor es incondicional y silencio”, hace gestos y actos, no habla, ni tiene verborrea.

La cábala nos dice que la humildad es, con diferencia, la virtud que protege del desamor .

No vale decir, “me siento humillado”, “Me siento utilizado” o “ Ya vendra a mí cuando le haga falta…”
El que da es el que ama y el que ama es el que sufre.

¿Y si es una prueba del Universo a ver como aplicas tanta “sabiduría”? (Acuérdense el fallo de tantos maestros sabios en la entrada titulada Mamy Blue…)

“Dice el Talmud : el principio de la sabiduría es el temor al cielo” Y el temor al cielo se expresa por la humildad y la aceptación de los hechos. En aceptar y ser humilde .La humildad puede expresarse de muchas maneras, pero siempre se la reconoce por su bandera.

La bandera de la Humildad es el silencio: ¿Su prójimo lo ha insultado, o calumniado, y a pesar de que posee los medios para vengarse de él, no toma ningún tipo de represalias ?. ¿ Le llueven los problemas ? La persona humilde los acepta con amor.

¿Quizás su mercancía se ha perdido, sus negocios van de mal en peor, ha sido estafado o tanto él como su familia sufren de enfermedades ? — aun así, no se quejará de lo que le acontece, y asumirá que éstas desgracias le han venido a causa de “algo”.

Los Místicos mantienen que la humildad es con mucho el mayor de los dones del ser humano.

Dice una ley metafísica que lo que hay arriba es lo que hay abajo (esto se representa por la estrella de David: Un triángulo hacia abajo sobre un triángulo hacia arriba o viceversa).
Pues bien, atendiendo a esta ley, en el mundo material de aquí abajo en el que vivimos también hay ejemplos que hablan de la humildad.

Es el caso de la Campana de Pennsylvania de la que ya hablamos el año pasado en un post y hoy estamos reeditando. Efectivamente a primeros del siglo XVIII, la Asamblea de Pennsylvania había ordenado la construcción de una Campana en conmemoración del 50 aniversario de la Carta de Privilegios de William Penn de 1701. En la campana estaba inscrito un versículo de la Biblia: “Proclamaréis la libertad a lo ancho de la tierra a todos sus habitantes”.
Siendo que la campana habría de conmemorar el “jubileo” (el año 50) de la Carta de Pennsylvania, ésta cita bíblica se consideró sumamente apta, ya que el versículo precedente a éste reza: “Y santificareis el quincuagésimo año”.

Uno de los aspectos más conocidos de esta Campana de la Libertad es su rajadura. Cuando se colgó la Campana para ensayar su sonido el 10 de marzo de 1753, se rajó tras un golpe del badajo. La campana fue fundida de nuevo y remoldeada. Y se le agregó unos ochenta gramos de bronce por kilo de peso, para que fuese menos frágil.

El 29 de marzo de 1753 fue colocada la nueva campana en el campanario. A nadie le gustó como sonaba. “Da la impresión de que le agregaron demasiado bronce” decía la gente.

Al poco tiempo esta segunda campana también se rajó, y la rajadura creció más y más hasta que, finalmente, el día del cumpleaños de George Washington, en 1846, la campana ya no se pudo hacer sonar más.

Desde entonces y hasta hoy día, todos los días “ 4 de Julio”, se “toca” en Pensylvania la Campana de la Libertad en forma simbólica. (Es decir, sin que suene).

Moraleja: Si uno se pone a pensar, resulta sorprendente que un símbolo tan famoso como el de la libertad en E.E.U.U. sea algo tan imperfecto como una campana rota. Es más, su propia imperfección es parte de su leyenda.

A veces, cuando contemplamos la vida que vivimos, es fácil estar ( sentirnos) rotos . Nos parece que el reloj avanza cada vez más rápido. En esos momentos de depresión – heridos por la picadura del “escorpion” – esa herida del “niño interior” al sentirnos no correspondidos o injustamente tratados, en ese estado de oscuridad “lo que nos parecía una imperfección mínima ahora nos parece cada vez más un defecto de enorme importancia”.

Tal vez no sea simple coincidencia que una campana rajada “proclame la libertad a lo ancho de la tierra” tal como reza su inscripción.

No somos perfectos. Todos tenemos nuestras “rajaduras”. Y eso es lo que sabe el humilde: Que hasta el más defectuoso de nosotros, incluso aquel cuyos méritos no suenan como la campana, tiene el potencial de proclamar la libertad, la verdadera libertad que lleva inscrita en su corazón donde asienta el alma.

Una simple frase del yo interior es capaz de dejar una huella impresa hasta en el corazón más férreo, es decir, hasta en el impulso más indisciplinado.

Ahora vamos a poner letra a una de las mejores canciones que se han escrito sobre “Los sonidos del silencio”. Y que empieza precisamente asi:
“Hola Oscuridad, vieja amiga….” .

Que la fuerza hable por ti cuando eligas el silencio. Tres, dos , uno, Accion ¡

Enigmática la frase d estos dos juglares del siglo XX cuando dicen (sic)

Y la gente se inclinó y rezó al dios de neón que crearon.
Y el cartel emitio un aviso
que decía que las palabras de los profetas
Se encuentran escritas en las paredes del subterraneo (metro)
Y en las paredes de las casas ………

¿Alguien se atreve a interpretar esta estrofa?

Ya sabéis que en nosolodoctorylac@gmail.com también podéis colaborar mandando cuentos, entrevistas, historias familiares… pps, para que entre todos comentemos.

Raíces y alas

29 septiembre, 2011

Con vuestro permiso dedico el post de hoy a mi hija mayor.

“¡Que veinte años no es nada!” dicen Le Pera y Gardel… y parece que caben hoy en una maleta, pesada una y otra vez para que no exceda el peso permitido (misión imposible).

¡“Nos” han dado una beca Erasmus!

Mientras la miro clasificar todo lo que afirma es “imprescindible” que se lleve, no puedo evitar hacer un “flashback” y reírme :

Esa foto que tenemos en una terraza su primer verano, donde los dos piececitos cabían en mi mano derecha… y la colección de botas ¿39/40? que tengo enfrente y que intenta guardar a presión porque hará mucho frío, y también habrá que ir “un poco conjuntada”…

Sentada en el suelo me tomo un café frío y asisto al despegue.

La verdad es que a ser padres nos enseñan nuestros hijos. Son sin duda nuestros Maestros.

Y si en el pasado hemos alzado el índice proclamando –Yo no cometeré los “errores” de mis padres… seguro que fuimos de cabeza a repetir, alguna que otra vez.

Como decía Serrat en “Esos locos bajitos”, …”les vamos transmitiendo nuestras frustraciones, con la leche templada y en cada canción”.

Pero la miro y no puedo sentir otra cosa que satisfacción. Siento que me ha superado, y esto es sólo el comienzo.

Lo que más me ha gustado es la carta que encontré en al almohada cuando volví a casa, donde me dice que por primera vez que no tiene ganas de irse, que conseguimos estar en armonía… Añado, a fuerza de moldear, pulir,cambiar, aceptar,crecer… juntas.

Y como Mamy Blue que soy, hago la parte que corresponde ahora hacer a una madre: Rezar por ella.

Solamente dos legados duraderos podemos aspirar a dejar a nuestros hijos: uno: raíces, el otro : alas. (Holding Carter)

Ya sabes, si deseas participar en este blog hay muchas maneras de hacerlo… ponte en contacto con nosotros en: nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.