Temas etiquetados como: ‘amar’

Oye, abre tus ojos.

2 marzo, 2017

Estas pasadas navidades me he dado cuenta que  las supuestas fiestas, desde hacía mucho tiempo, se habían convertido en una especie de carrera de obstáculos, a la que me había prestado casi sin darme cuenta.

Cuando veía acercarse estas fechas  se me ponían los pelos de punta solo de pensar en las compras, las comidas, organizarlo todo para que nada se olvidara…, para que todo fuera perfecto. La mayoría de las veces llegaba tan agotada a la meta, que me perdía lo verdaderamente importante.

Me di cuenta, que había olvidado el verdadero espíritu, el que está tras cualquier motivo que nos reúna con aquellos a los que queremos. Eso que llamamos en estas fechas el espíritu de la Navidad, esa ilusión que recuerdo de niña, ese olor a pucheros, ese abrir los ojos y saltar de la cama a ver qué cosa maravillosa me iba a regalar el día, y que en este mundo alocado y consumista, se había desvirtuado… al menos para mí.

A ese cambio de enfoque, que sutilmente ha ido sucediendo a medida que cumplía años,  también había contribuido la partida de seres muy  queridos. Mi hermana, mi padrino, mi padre…, y en este último año mi prima. Sus ausencias, habían ido añadiendo una añoranza y una nostalgia plagada de recuerdos,  que en esta época, igual que me sucedía en primavera, ponía en mí un punto triste en algo, que en esencia representa alegría y amor por todo, y por todos.

Odio la Navidad, me escuché decir un día… Entonces llegó a mí esta pregunta: “Elige una persona muy importante para ti y dime: ¿qué le regalarías?, ¿qué harías para hacerla feliz?”

Si quieres puedes jugar conmigo y elegir a esa persona especial.

Yo pensé en mi madre, y en que iba a traerla a casa a mimarla en Navidad, ese era mi regalo. ¿Pensaste en alguien? Bien, pues ahora viene la pregunta del millón…

¿Qué le regalarías a esa persona, si supieras que estas iban a ser sus últimas navidades? Recuerda que solo es un juego para aprender algo muy importante.

Una vez superas el  asombro que pueda causarte la pregunta, y si como yo, crees en que tenemos un tiempo contratado para lo que hayamos venido a hacer en esta travesía, ves que pensar en esa posibilidad no influye en nada. Puede que entonces te suceda como a  mí, y veas como tú regalo…, tú intención, se llena de nuevos matices.

Porque, lo que inicialmente era mucho trabajo para cuidar de una persona con casi 96 años, sutilmente cambió. Y como si de una película se tratara, nos vi buscando un menú sencillo que nos permitiera compartir el tiempo, algo para preparar a medias, algo en lo que estuviéramos juntas disfrutando con ilusión, en lugar de obligación. La ilusión que recuerdo, cuando de niña me despertaba  escuchando el sorteo de la lotería que impregnaba cada rincón de la casa… ¡por fin había llegado la Navidad!!!!

De pronto, pensar en preparar un plato se había llenado de amor y luz, y aunque no sé las navidades que aún podremos disfrutar  juntas, o si tendré la bendición de tener más, estoy segura de que con mi intención, y con la ayuda de Dios, mi mesa, mi comida y la convivencia que hemos tenido, habrán sido las mejores que podría imaginar para todos nosotros.

Ojalá que,  viva los momentos que viva,  consiga hacerlo sintiéndolos  llenos de todo el amor que he imaginado, y saboreándolos como si cada uno de ellos fuera a ser el último. Entonces el tiempo, ese que contraté al venir aquí, y que alguien dijo una vez que valía más que el oro, se convertiría en un constante regalo de Navidad para todos.

Con mis mejores deseos para que encontréis ese regalo especial, para todas y cada una de las personas a las que queréis, os dejo aquí  lo que me hizo pensar en compartir estas palabras. Como dice Nosolodoctor… ¡Dentro vídeo!!!!

Vivir siendo consciente de que este instante es único te ubica en el presente, y no perderte la posibilidad de llenarlo de “amor incondicional”, hace de este momento, de este ahora en el que discurre toda nuestra vida la mayor de las fortunas.

Autora: Nubepink

Me he dado cuenta de que miento

21 julio, 2012

Decía el personaje de House “Todo el mundo miente” y ya hicimos en su día alusión a este tema (entrada En casa del herrero) Pero hoy nos vamos a centrar cada uno en su ombligo, prescindiremos de espejos representados por personajes de ficción para darnos cuenta de cuantísimo mentimos a los demás y a nosotros mismos; de cómo rechazamos todo lo que no nos gusta de nosotros y tratamos que no salga para que no se vea cuando, si lo aireásemos y le “diera la luz”, tal vez no supondría una sombra tan grande… Pero no, tenemos muy grabado eso de “ocultar nuestras vergüenzas”…

Admitir en qué cosas nos mentimos es un gran paso; doloroso pero imprescindible para la autoaceptación. Como se suele decir, reconocer que exise un “problema” nos ubica en el camino adecuado para solucionarlo. Pues en aquello que no queremos ver, está la clave que nos libera del peso de nuestra máscara.

Pero ¿por qué (nos) mentimos? ¿Por qué queremos ocultar(nos) ciertos aspectos? Creo que no nos equivocamos si afirmamos que es una especie de reparo hacia el qué dirán: una vez que tenemos bien configurado el personaje que presentamos ante los demás, es más fácil creérselo y reafirmarlo que hurgar en las rendijas que nos descubrirían y nos dejarían “indefensos” ante un mundo hostil… un mundo con gente que nos quiere, pero también con gente que no nos quiere….

El problema de este planteamiento es que tendemos a centrarnos en el segundo término, en los que no nos quieren y por lo tanto en lo que no tenemos y probablemente nunca tendremos. Y pensamos que si no vamos a tener el tesoro del vecino, él tampoco tendrá el nuestro. Y seremos capaces de contruir una pirámide con tal de proteger lo más valioso que tenemos. El problema es que de tan escondido, ni uno mismo lo disfruta…

Ahora quedaos con  esta cita excepcional del Psiquiatra Chileno  Claudio Naranjo, uno de los padres junto a Gudjeff e  Ichazol del guirigay este de la Psicologia Transpersonal y que me hace entender por qué tantos grandes terapeutas le nombran como su principal “maestro” y reliquia humanitaria.

“… Porque si es cierta esta idea de que es el amor es lo que nos hace felices, lo importante no es que consigamos ser queridos, sino que logremos comprender y superar los obstáculos que nos impiden movilizar nuestro potencial amoroso.”

(Claudio Naranjo, “Cosas que vengo diciendo…”, Ed. Kier)


Me he dado cuenta de que miento.
Siempre he mentido,
siempre he mentido.

He escrito tanta inútil cosa,
sin descubrirme,
sin dar conmigo.

No amar en seco, con tanto dolor,
es quizá la última verdad
que queda en mi interior,
bajo mi corazón.

No sé si fue que malgasté mi fe
en amores sin porvenir,
que no me queda ya
ni un grano de sentir.

Yo sé que a nadie le interesa
lo de otra gente con sus tristezas.

Esta canción es más que una canción,
y un pretexto para sufrir.**
Y más que mi vivir,
y más que mi sentir.

Esta canción es la necesidad
de agarrarme a la tierra al fin,
de que te veas en mí,
de que me vea en ti.

Yo sé que hay gente que me quiere. Yo sé que hay gente que no me quiere

Empieza por ti

24 enero, 2012

(By Nosolodoctor y Angel1)

Vivimos en un mundo lleno de frustración. Damos y esperamos algo a cambio: las gracias, reconocimiento, quizás un premio del “cielo”…algo.
Lo hemos dicho varias veces en los cotidianos post de nuestro blog: el problema de nuestras vidas suele ser la “no-correspondencia”. Solemos amar si nos aman o si nos sentimos o creemos sentirnos correspondidos pero… Si no es así…Se nos va la “pinza”, o se nos cruzan “los cables”, o nos volvemos “oscuros”…

Yehuda Berg en una de sus afirmaciones semanales nos recuerda que la mayoría de nosotros, en algún punto hemos tenido dificultades en temas de amores. Puede ser que nos hayan roto el corazón, o que nos hayamos vuelto dependientes de alguien o “enamoradizos” (enamorados del amor) o simplemente adictos al sexo-amor, o simplemente no hemos sentido nunca “amor.txt” (¿se acuerdadn de aquel post?).
Como dice Berg no importa lo duro que nuestro corazón se vuelva, a veces lo cierto es que necesitamos amor y necesitamos darlo. Así que este año 2012 no permitas que la aparente simplicidad del amor te impida ver su importancia “vital”.

Ama aunque no te amen pero “ama”. De esta forma no sólo incrementarás la cantidad y la calidad del amor que tienes en tu vida, sino también la cantidad de amor que es revelada en el mundo.

Un secreto del amor es que cada uno de nosotros influye en su entorno.cuanto más nos abrimos los canales de amor que nos interconectan con el mundo. Cuando no amamos o cuando reconvertimos nuestro amor para manipular o castigar, estamos disminuyendo el amor que hay en el mundo y el mundo (nuestro habitat) languidece…

Tus acciones importan. Todo está conectado. Así que EMPIEZA POR TI, aprecia y valora tu enorme poder y no te subestimes. Alguien ahí fuera necesita de tu amor aunque no sea capaz de amarte…¿y qué? Ya hemos hablado de cómo los efectos de nuestras acciones en este mundo físico penetran en los mundos espirituales y los revitalizan. A medida que nuestras acciones reverberan por los Mundos Celestiales, su resonancia e vuelve cada vez más fuerte, de forma similar al Efecto Mariposa ¿se acuerdan? El asombroso fenómeno de que el acto más pequeño en un lugar puede tener un efecto enorme en el otro lado del mundo (su ejemplo era el de una mariposa que bate sus alas en Brasil y causa un tornado en Texas).

Los kabbalistas han conocido este fenómeno desde hace más de 4000 años. Pero ellos lo llevan aún más lejos: una acción espiritual aparentemente pequeña, un simple acto de compartir, puede hacer que se revele una cantidad tremenda de Luz en el mundo. Lamentablemente, debido a que nuestros sentidos están limitados a ver sólo en esta dimensión física, subestimamos enormemente el efecto positivo de nuestras acciones y especialmente de las acciones aparentemente pequeñas.

Necesitamos recordarnos constantemente que nuestro poder es mucho mayor de lo que nos permitimos creer y que el efecto positivo de nuestras acciones –sean grandes o pequeñas– es mucho mayor que lo que podemos imaginar.

Lo cierto y evidente es que no se comparte suficiente amor entre las suficientes personas, y todos debemos asumir la responsabilidad y reconocer que participamos en esto. Asi que, repetimos : EMPIEZA POR TI.

Cuando iniciamos hace dos años el blog editamos un post en el que resaltabamos el adagio cabalístico “arriba es abajo como abajo es arriba”, en el sentido que aquellas cosas que generamos en nuestro mundo tienen una repercusión en el mundo “paralelo” de arriba, de lo cual se infiere que las frustaciones y resentimientos que se generan aqui, en nuestro mundo, producen el mismo efecto en otros planos más “sutiles” sobre nuestro otro “YO”, ese “YO” al que llamaremos para entendernos “YO SUPERIOR” en contraposición a nuestro “YO” normal,terrenal o cotidiano .

Así que nuestro ejercicio de autosuperación para este 2012 consistirá en reconocer cómo a menudo nosotros mismos castigamos a muchas personas en el presente por cosas que ocurrieron en el pasado. Y eso no es justo porque provoca “guerras” en los mundos superiores que luego a su vez nos afectan a nosotros creándonos “conflictos” y problemas.

Por eso cuando sintamos que surge en nuestro interior la crueldad o la “frialdad” de hacer pagar a alguien por nuestras frustraciones, reflexionemos un instante no vaya a ser que, aunque la persona que tenemos delante nuestro tal vez esté actuando como un idiota, ésta en verdad, no sea la causa de nuestra desproporcionada reacción y quizás responda a alguna frustración guardada de nuestra pasado.

Tomemos pues, como escribimos hace dos años, responsabilidad por nuestras acciones del aquí y del ahora y no les adjudiquemos la culpa al mundo exterior. Pidamos en nuestras oraciones o en nuestras meditaciones o simplemente en nuestras reflexiones, serenidad y orientación para ver con “claridad” entre nuestras propias sombras.
Así obtendremos paz en nuestro mundo y por extensión ondeará la bandera blanca allá en otros planos superiores. ¿Dentro vídeo? Bandera Blanca……pero no es Battiato……¿Quién?

Empieza por tí y cuéntanoslo en nosolodoctorylac@gmail.com

El árbol de la vida

17 noviembre, 2011

(By Nosolodoctor,Angel 6, Angel 2)

Existe una película realmente buena dirigida por Terrence Malick (Días de cielo, 1978; La delgada línea roja, 1998; El nuevo mundo, 2005) que se ha erigido en una obra maestra que puede ser contemplada desde una cierta sencillez, pero que no puede archivarse como película comercial en sentido estricto.
La película provoca realmente una experiencia estética, invita a adentrase en la vivencia del estado de gracia.
La historia es la siguiente: En los años cincuenta el padre autoritario de una familia de Texas – Brad Pitt- y la madre bondadosa –Jessica Chastain-tienen tres hijos varones de los que seguimos de forma especial a Jack – Hunter McCracken de niño-adolescente y Sean Penn de adulto-, el mediano y especialmente significativo R.L. (Laramie Eppler) y Steve ( Tye Sheridan) que será el pequeño.
Esta historia doméstica se nos presenta en tres planos : un ahora trágico, un pasado complejo y un futuro de promesa. Este nivel es la disculpa para presentarnos una biografía personal donde la gracia que se presenta como una historia de salvación: gracia original, pecado, redención y consumación.

La película tiene un segundo nivel narrativo expresado con imágenes y música muy al estilo de nuestro blog, que dan a la historia un alcance cósmico y universal.

No se trata de una biografía concreta sino de una presentación de la historia del universo y el ser humano ante Dios que le regala su gracia. La complejidad significativa de los más de 30 fragmentos de música clásica y contemporánea nos lleva a recorrer obras de Bach, Mozart, Brahms, Mahler, Smetana, Respighi, Couperin, Holst,……..

Y hay un tercer nivel narrativo con forma de oración pronunciada fundamentalmente ante Dios por los tres personajes principales madre, padre e hijo mayor. En estas oraciones armonizadas con las imágenes y la banda sonora se ofrece el fondo teológico que manifiesta la presencia y la búsqueda de Dios, el encuentro y la ausencia del Misterio, la gracia y la naturaleza, el dolor y el pecado, la conversión y, por fin, la alabanza..

Esta película se convertirá para los cinéfilos que siguen nuestro blog en objeto de de culto y para el cine espiritual en “la” referencia al estilo de la “milla verde” … (¿la han visto?)
Como fondo último hay una llamada a la conversión al misterio de la presencia elocuente, escondida y también dramática, en medio del pecado y de la muerte, de que es “estado de Gracia”….

Por ello termina convirtiéndose en una especie de alabanza hecha pelicula. No importa si no habéis visto la peli, disfrutad:

“Hay dos caminos que puedes seguir en la vida, el de la naturaleza… y el de lo divino… debes elegir cual vas a seguir…”
Penetrar en el misterio, sin saberlo… caminar sin comprender… hasta el momento justo de apertura y fusión…
¿Cuánto de lo que nos rebela acaba revelándonos tanto? Intuyo que más a menudo de lo que somos conscientes.

Si no sabes amar, tu vida pasará como un destello.

¡Amad a todo el mundo!

Todos estamos sedientos de amor, pero ¿queremos amar o ser amados? Dice Erich Fromm que para la mayoría de la gente el problema del amor consiste en ser amados y no en amar o en ser capaces de amar. Para conseguir esto los hombres buscan tener éxito y ser poderosos y las mujeres ser atractivas.

Creemos que amar es sencillo y lo difícil encontrar un objeto apropiado para amar o para ser amado por él.

En realidad sabemos poco del amor por eso tenemos tantas dificultades.

Para aprender a amar, dice Erich Fromm, necesitamos disciplina, concentración y paciencia.
Disciplina: como trabajamos ocho horas por obligación nos creemos “merecedores” de tiempo para estar ociosos y relajarnos. Queremos engañarnos pensando que la disciplina es sólo para aprender algo no una cuestión de vida. Sin disciplina la vida se vuelve caótica y carece de concentración.
¿Cómo se practica la Disciplina? Podemos empezar con levantarnos temprano, dedicar tiempo a leer, andar, meditar…, no permitirnos excesos escapistas como beber y comer en exceso, elegir/cuidar la lectura y las películas…etc. Convertirnos poco a poco, de manera que extrañemos nuestra conducta si dejamos de practicarla, del mismo modo que estamos incómodos cuando no nos lavamos los dientes si ya tenemos el hábito.
Concentración: en nuestra cultura la vida es difusa, hacemos muchas cosas a la vez como ver la tele, oír música, leer, fumar, comer, beber, hablar… Siempre estamos con la boca abierta dispuestos a tragar lo que sea, comida, películas, información… No sabemos quedarnos a solas con nosotros mismos. ¿Cómo concentrarnos?: lo primero es aprender a estar solos con nosotros, escuchar a los demás y vivir en el aquí y ahora. Para concentrarnos necesitamos paciencia.

Paciencia: del mismo modo que nuestro sistema está enfocado a la rapidez, pensamos que perdemos el tiempo si no lo hacemos todo rápido y sin embargo no sabemos que hacer con el tiempo ganado, salvo matarlo. Para entender qué es la paciencia basta con observar a un niño que empieza a andar, se cae y levanta una y otra vez hasta que aprende ¿Qué no seríamos capaces de lograr practicando con la paciencia de un niño pequeño?

Resumiendo al estilo Fromm: el amor depende de la capacidad de superar al ego u oponente y requiere el desarrollo de la humildad, objetivad y razón. La humildad y la objetividad son indivisibles tal como lo es el amor.

Ya sabéis que en nosolodoctorylac@gmail.com también podéis colaborar mandando cuentos, entrevistas, historias familiares… pps, para que entre todos comentemos.

Interrogantes espirituales. Amor Amar

5 junio, 2011

Amor es el componente que, individualmente, es el más poderoso y necesario en la vida. Amor es el origen y fundamento de todas las interacciones humanas. Es tanto dar como recibir. Nos permite llegar más alto y más allá de nosotros mismos, sentir a otra persona y que esa otra persona nos sienta a nosotros.

Sin embargo,  ya hemos dicho que es quizás la palabra más devaluada en los últimos 100 años. ¿Cuántos errores se hacen en nombre del amor? Los cabalistas tienen claro que  “Amar” es “trascendencia” y  que para ser un catedrático del Amor  es importante analizar 7 cualidades inherentes a esta palabra que es más que un sentimiento. Debemos examinar el aspecto afectivo del amor, la expresión del amor y su grado de intensidad.

Todos tenemos la capacidad de amar en nuestro corazón. La pregunta es y

cómo  lo concretamos y expresamos.

* ¿Cuál es mi capacidad de amar a otra persona?

* ¿Tengo problemas de dar? ¿Soy mezquino o egoísta?

* ¿Me cuesta dejar entrar a otro en mi vida?

* ¿Tengo lugar para otro?

* ¿Permito que haya lugar para alguien más?

* ¿Le temo a mi vulnerabilidad, a abrirme y salir lastimado?

Y a la hora de cómo expreso el amor!:

* ¿Soy capaz de comunicar mis verdaderos sentimientos?

* ¿Me contengo de expresar mis sentimientos por miedo a la reacción del otro?  O, por el contrario,  ¿expreso con frecuencia mucho amor,  demasiado pronto?

* ¿Malinterpretan otros mis intenciones?

Y sobre A quién amo!

*¿Amo solamente a aquellos con quienes me siento vinculado y que se vinculan conmigo?   o

* ¿Tengo la capacidad de amar a un extraño, de tender una mano solidaria a alguien a quien no conozco?  o

*¿Expreso amor solamente cuando “dar” o “amar” es  es cómodo?

El amor sano debe incluir siempre un elemento de disciplina y discernimiento: cierto grado de distancia respeto por el otro, una evaluación de la capacidad del otro para contener tu amor. El amor debe ser templado encaminado apropiadamente.

Pregúntaselo a un padre que, en nombre del amor, ha malcriado a su hijo, o alguien que sofoca a su esposo o esposa con su amor y no le permite al otro un espacio propio para sí mismo.  Es necesario el amor con discreción para evitar la entrega a quienes usarán el amor para perpetuar una conducta negativa.

Por eso es necesario preguntarnos:

*¿Es mi amor suficientemente disciplinado?

*¿Toman otros ventaja de mi naturaleza de dar?

*¿Estoy hiriendo a alguien convirtiéndome en su muleta en nombre del amor?

*¿Estoy hiriendo a mis hijos al imponerles mi sistema de valores porque los amo tanto?   *

*¿Respeto a aquel a quien amo o es un amor egoísta?

*¿Soy sensible a sus necesidades o actitudes?

*¿Veo a mi amad@ como una extensión de mí mismo y mis necesidades?   *¿Tomo en cuenta la capacidad de mi pareja de recibir amor antes de dárselo?

*¿Mi amor está siendo dado apropiadamente?

*¿Es mi amor persistente?

*¿Soporta cambios y reveses?

*¿Doy o retengo el amor dependiendo de mis estados de ánimo, o éste es constante, sin importar los altibajos de la vida?

*¿Tengo voluntad para trabajar sobre mis relaciones y luchar por el amor que poseo?

*¿Con frecuencia suelo  quedar “trabado” en el amor, imposibilitado de perdonar a mi ser querido o ceder en mi postura frente a la del otro?

Debemos también introducir el aspecto de humildad en el amor, la habilidad para elevarte por encima de ti mismo y perdonar o ceder ante quien amas, sólo en virtud del amor, aún si estás convencido de que tienes razón. El amor arrogante no es auténtico amor.

Preguntémonos:

*¿El amor me hace sentir humilde?

* ¿Soy arrogante pese a —o a veces por— tener la capacidad de amar?

*¿Me doy cuenta de que la habilidad de amar proviene de un sitio más grande y elevado, que no es de este mundo?

*¿Amo con total humildad, reconociendo el gran privilegio de poder amar?  *¿Me doy cuenta de que a través del amor recibo más de lo que doy?  *¿Aprecio por ello a aquel a quien amo o estoy siendo una especie de ser caritativo “amando”…?

Mientras reflexionamos sobre los interrogantes, Camilo Sesto nos canta esta canción que viene “al pelo”.

¡Dentro video!

Tropezándonos.

16 abril, 2011

Allá por los finales de los años  70 sonaba esta canción en las radios de todo el mundo  y Suzi Cuatro con Chris  Norman se marcaban unos pasos de baile torpes para contarnos que a pesar de que deseaban quererse,  a veces se equivocaban… Tropezaban.

http://www.youtube.com/watch?v=EuUeK3F7fcE

Si nos equivocamos y metemos la pata cuando queremos de verdad…, cuando queremos a personas que nos hacen sentir únicos y amados ¿qué pasará cuando hacemos esfuerzos para querer “al menos” de lejos a alguien?

Ains…, como diría Contrapunto, todos  podemos recordar los destrozos que hemos cometido en algún momento de nuestra vida,  a personas a las que no le encontrábamos ningún punto en común con nosotros… Me imagino que porque nuestro narcisismo nos impedía mirar con atención…(No controles, post día 10-04)

Esas personas, a las que no les encontramos “comunidad” con nosotros, suelen estar en nuestro entorno  llevando un traje de  competidor para nuestros ojos. Les contaré que Lao Tse pensaba que laforma de unirse con el cielo era colaborando con tu competidor (como ven el camino largo es el corto). Creo que el sabio maestro nos propone hacerle un camino de rosas al que  te está jorobando.

Aunque, si lo pensamos detenidamente,  tiene una lógica aplastante: las personas que trabajan en el mismo campo que tú, tienen el mismo fin qué tu…, por lo tanto,  si las ayudamos para  que sean mejores conseguimos la meta deseada igualmente. La unión hace la fuerza.

Imagínense unos corredores de relevo que “pasan” de pasarse el palito  unos a otros porque cada uno de ellos desea ser el primero que llegue a la meta. La carrera no empezaría nunca.

Todos a una.

Colaborar    en pro de la armonía del  el baile social.

“Tal vez” es una canción de arrepentimiento sincero. Una toma de consciencia de los errores o tropezones del pasado…

Que la fuerza te acompañe para trascender la barrera del ego y entrar en la siguiente etapa donde los tropezones será escasos.

http://www.youtube.com/watch?v=ufFwLdVcIqU&playnext=1&list=PL7D295F77453099BD

¿Te has equivocado, te has arrepentido? Si deseas contarlo tienes un espacio en nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.