Temas etiquetados como: ‘Amor amar’

Interrogantes espirituales. Amor Amar

5 junio, 2011

Amor es el componente que, individualmente, es el más poderoso y necesario en la vida. Amor es el origen y fundamento de todas las interacciones humanas. Es tanto dar como recibir. Nos permite llegar más alto y más allá de nosotros mismos, sentir a otra persona y que esa otra persona nos sienta a nosotros.

Sin embargo,  ya hemos dicho que es quizás la palabra más devaluada en los últimos 100 años. ¿Cuántos errores se hacen en nombre del amor? Los cabalistas tienen claro que  “Amar” es “trascendencia” y  que para ser un catedrático del Amor  es importante analizar 7 cualidades inherentes a esta palabra que es más que un sentimiento. Debemos examinar el aspecto afectivo del amor, la expresión del amor y su grado de intensidad.

Todos tenemos la capacidad de amar en nuestro corazón. La pregunta es y

cómo  lo concretamos y expresamos.

* ¿Cuál es mi capacidad de amar a otra persona?

* ¿Tengo problemas de dar? ¿Soy mezquino o egoísta?

* ¿Me cuesta dejar entrar a otro en mi vida?

* ¿Tengo lugar para otro?

* ¿Permito que haya lugar para alguien más?

* ¿Le temo a mi vulnerabilidad, a abrirme y salir lastimado?

Y a la hora de cómo expreso el amor!:

* ¿Soy capaz de comunicar mis verdaderos sentimientos?

* ¿Me contengo de expresar mis sentimientos por miedo a la reacción del otro?  O, por el contrario,  ¿expreso con frecuencia mucho amor,  demasiado pronto?

* ¿Malinterpretan otros mis intenciones?

Y sobre A quién amo!

*¿Amo solamente a aquellos con quienes me siento vinculado y que se vinculan conmigo?   o

* ¿Tengo la capacidad de amar a un extraño, de tender una mano solidaria a alguien a quien no conozco?  o

*¿Expreso amor solamente cuando “dar” o “amar” es  es cómodo?

El amor sano debe incluir siempre un elemento de disciplina y discernimiento: cierto grado de distancia respeto por el otro, una evaluación de la capacidad del otro para contener tu amor. El amor debe ser templado encaminado apropiadamente.

Pregúntaselo a un padre que, en nombre del amor, ha malcriado a su hijo, o alguien que sofoca a su esposo o esposa con su amor y no le permite al otro un espacio propio para sí mismo.  Es necesario el amor con discreción para evitar la entrega a quienes usarán el amor para perpetuar una conducta negativa.

Por eso es necesario preguntarnos:

*¿Es mi amor suficientemente disciplinado?

*¿Toman otros ventaja de mi naturaleza de dar?

*¿Estoy hiriendo a alguien convirtiéndome en su muleta en nombre del amor?

*¿Estoy hiriendo a mis hijos al imponerles mi sistema de valores porque los amo tanto?   *

*¿Respeto a aquel a quien amo o es un amor egoísta?

*¿Soy sensible a sus necesidades o actitudes?

*¿Veo a mi amad@ como una extensión de mí mismo y mis necesidades?   *¿Tomo en cuenta la capacidad de mi pareja de recibir amor antes de dárselo?

*¿Mi amor está siendo dado apropiadamente?

*¿Es mi amor persistente?

*¿Soporta cambios y reveses?

*¿Doy o retengo el amor dependiendo de mis estados de ánimo, o éste es constante, sin importar los altibajos de la vida?

*¿Tengo voluntad para trabajar sobre mis relaciones y luchar por el amor que poseo?

*¿Con frecuencia suelo  quedar “trabado” en el amor, imposibilitado de perdonar a mi ser querido o ceder en mi postura frente a la del otro?

Debemos también introducir el aspecto de humildad en el amor, la habilidad para elevarte por encima de ti mismo y perdonar o ceder ante quien amas, sólo en virtud del amor, aún si estás convencido de que tienes razón. El amor arrogante no es auténtico amor.

Preguntémonos:

*¿El amor me hace sentir humilde?

* ¿Soy arrogante pese a —o a veces por— tener la capacidad de amar?

*¿Me doy cuenta de que la habilidad de amar proviene de un sitio más grande y elevado, que no es de este mundo?

*¿Amo con total humildad, reconociendo el gran privilegio de poder amar?  *¿Me doy cuenta de que a través del amor recibo más de lo que doy?  *¿Aprecio por ello a aquel a quien amo o estoy siendo una especie de ser caritativo “amando”…?

Mientras reflexionamos sobre los interrogantes, Camilo Sesto nos canta esta canción que viene “al pelo”.

¡Dentro video!



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.