Temas etiquetados como: ‘compartir’

Ubuntu

1 Diciembre, 2016

¿Alguna vez han escuchado el término “Ubuntu”?

Por motivos profesionales yo lo conocía como uno de los sistemas que hace que nuestros ordenadores funcionen, eso que llamamos sistema operativo, vaya como Windows, solo que Ubuntu es libre, gratuito y crece gracias a lo que aportan programadores de todo el mundo. Sorprendente en este mundo de ahora, ¿no?

Pero lo que realmente me maravilló fue enterarme hace un par de días  que “Ubuntu” viene de una regla ética sudafricana enfocada a la lealtad de las personas y a las relaciones entre estas.

Cuentan, que en un poblado sudafricano pusieron un gran cesto de frutas e invitaron a los niños a un juego que consistía en que el primero que llegara se quedaba con el cesto y su contenido para él. Los niños se cogieron de la mano y todos juntos llegaron al cesto repartiéndose alborozados las frutas. Así que… ¿quién gano?

Asombrados por lo ocurrido preguntaron a los niños si no les hubiera gustado que uno ganara el premio y disfrutara de toda la fruta. Los pequeños preguntaron entonces cómo podía ninguno de ellos ser feliz viendo a todos los demás tristes.  Así todos estamos contentos, dijeron, así todos hemos ganado.

Este relato me conmovió en lo más profundo, porque en este mundo en el que vivimos, es como si nos gritara para que no perdamos la esperanza en el género humano.

Encontré que puede ser traducido al español como “humanidad hacia otros” o… “si todos ganan, tú ganas”… “soy porque nosotros somos”… “una persona se hace humana a través de las otras personas”… “todo lo que es mío, es para todos”… “yo soy lo que soy en función de lo que todos somos”… humildad… empatía…

Y la que más me gusta es la que define Ubuntu como la creencia en que el compartir es el enlace universal que conecta a toda la humanidad.

“Una persona con Ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos”  Desmond Tutu.

Autora: M. Ángeles Restoy.

Nosolonavegante, aquí estaremos acompañándote dentro de un mes.

Y…

6 Enero, 2012

De una manera muy especial me siento en deuda con el blog y sus integrantes; en un cierto momento de mi vida me ayudaron a que las madrugadas eternas fueran más livianas y que algunos de los días oscuros como boca de lobo que tuve que atravesar me sientiera acompañada. A las personas que aprecio jamás les compro regalos, a ellos prefiero hacérselos yo misma, por tal motivo he querido hacer un relato para todo/as vosotras con las influencias más positivas que el blog me ha ido reportando. Además, es un relato bastante atípico en mi producción ya que no suelo ser tan holística y positiva. No lo he corregido mucho porque me conozco y sabía que si empezaba con las correcciones esto jamás vería la luz, así que os ruego perdoneis los fallos de estilo, gramaticales, estructurales, etc. Ni siquiera le he acabado de poner el título (adrede, no por dejadez); ponédle el que querais ¡Es vuestro y podeis hacer lo que os plazca con él!

Y…
===========
Y todos los Ángeles se levantaron a la misma hora, encendieron el ordenador y cuando abrieron el navegador hilos de luminosa corriente comenzaron a saltar desde la pantalla a la habitación tornasolando con sus colores la luz. Todos los ángeles sabían que aquello era algo excepcional, sorprendente…, y sin embargo una inmensa serenidad parecía haberlos invadido y les permitía disfrutar aquí y ahora del espectáculo, sin que su mente les interrumpiera con la cantinela de “¡Esto no es normal, cuidado!” y se pararon, se detuvieron, miraron, vieron y se dispusieron a sentir.

Los hilos de colores se fueron transformando en figuras desleídas que de repente tomaban formas de personajes de libros, de monumentos, de letras, de amigos perdidos, de amores olvidados, de puestas de sol, de liebres de marzo y de hojas ocres de Otoño… Todas las imágenes bellas que habían ido guardando en la noche estrellada de sus neuronas iban tomando forma, definiéndose con una realidad inefable para luego fundirse y convertirse en más y más imágenes arrebatadoras. Y entre los fundidos comenzó a surgir un leve olor a sal y agua, a tierra, espliego y lavanda, a carbón, metal y humus, a dulce y a amargo, a fresco y podrido, todo entretejido con una intensa sensación de oxígeno – ¡Ahhh, esto es el aire puro! – dijeron todos los ángeles mientras aspiraban, y el aroma se enredaba con el olor de los guisos de la infancia, la naftalina de las sabanas de la abuela, la dulzura de las coronillas de los bebes, y todos los olores que los habían arropado con mimo desde siempre y que acompañaban a las imágenes en sus danza transformadora, llegando uno a uno, o todos de un golpe si así lo deseaban a todos los ángeles. Y el paladar se les lleno del sabor de los olores y las papilas de la lengua se expandía y contraían con el júbilo de aquel festín, y de entre las moléculas más profundas de su garganta un eco rítmico y cadente fue haciéndose sonar, les besó el tímpano con una enredadera de acordes y salió para acoplarse a la danza en una sinfonía magistral, y de las claves de Sol y de Fa, de las notas blancas y negras, de las corcheas y semicorcheas llovieron las primeras caricias fetales, los besos sinceros de la familia, los torpes abrazos de los amigos de la infancia, volvieron a revivir la piel de gallina del primer roce amoroso, las mariposas en el estómago, los cascabeles del deseo…

Y todas las casas de los Ángeles se saturaron de todo lo bueno, lo bello y lo verdadero de sus vidas, y sin saber cómo accedían al cosmos personal de los otros Ángeles y podían recibir y enviar. Todos los Ángeles se sintieron a punto de entrar en éxtasis, de soltarse en aquel rio mágico… Entonces oyeron la voz de todos los NoSóloDoctores, de todos los Maestros, de todos los Hombres Buenos, de los Árboles, de los Ríos, de los Mares, de las Semillas, del Viento y de las Bestias – ¡Abran las ventanas, Todos los Ángeles de todo el mundo, Abran las ventanas! – Y con la sincronía de un reloj atómico, todos los Ángeles de todos los rincones de la tierra se conectaron unos a otros y abrieron a la vez sus ventanas, y se dieron cuenta que no eran las ventanas de sus casas lo que estaban abriendo, si no las de sus cuerpos mentes y almas, y un gran torrente de energía luminosa se filtró bajo su pecho y fue guiando al cosmos milagroso de olores, sabores, imágenes, sonidos y tactos hacía afuera y todos exclamaron a la vez – ¡Ahhhh, todo lo que no das te lo quitas! ¡Gracias Maestros! – Y sus cuerpos se concentraron en la dureza del metal, se expandieron en la infinitud de la luz, se disgregaron como mercurio en agua y se fundieron en ardiente lava, y durante un segundo infinito fueron tierra, agua, aire y fuego, vivieron los milenios de la madera, atisbaron el milagro de las bacterias queriendo ser, surcaron los cielos agarrados al corazón de las aves, y recorrieron las fosas abisales adheridos en las escamas de los peces, y por primera vez pudieron escuchar la conversación del sol, la luna y la estrellas con todos los seres vivos de la tierra, y lloraron, no de pena porque el hombre hacía mucho que se había vuelto sordo al dialogo de los astros, si no de alegría al escuchar de nuevo la voz de la familia del cielo y de la tierra. Y el cielo y la tierra los arrullaron con el canto astral que tanto tiempo habían guardado para sus más bellos hermanos los hombres.
Y el gran torrente de energía que salía de los cuerpos de los Ángeles se entrelazó con los hilos de cobre del sol, dejaron que las estrellas los tatuaran con sus hebras de oro y que la luna les inundara el aura de plata…

Y por todas las calles del planeta, por todos los huertos y pastos de la tierra, por los rincones más inhóspitos y lejanos del mundo, el gran torrente de energía y luz que fluía de los Ángeles fue expandiéndose, y expandiéndose, y expandiéndose… Y a veces la expansión se detenía al tropezar con una dominante neblina tiznada de humo acre y bilis que impedía el paso, pero según los hombres se paraban, se detenían, miraban, veían y se disponía a sentir, la neblina parecía condensarse y quedarse flotando por encima del torrente. Y cuando ya el torrente angelical de energía había invadido cada milímetro de la tierra y el cielo en una perfecta esfera luminosa, todas las frías y amargas neblinas flotantes que chocaban contra el torrente de luminosa energía, se condensaron en una pez negra y densa que impermeabilizó a la esfera de luz y parecía como si el planeta nunca hubiera existido, todo era oscuridad, todo… Y antes de que hubiera siquiera tiempo para la duda, aquella negrura acre explotó en millones de millones de negras serpientes cósmicas, y al intentar atrapar la luz, al querer posarse sobre ella para taparla de nuevo con su oscuridad, fueron pasando a menos negras, menos oscuras, más grises, menos uniformes, más coloridas. Y todas las serpientes cósmicas a la vez comenzaron a mudar la vieja piel del miedo, y la piel se fue concentrando en pequeñas y recias semillas negras y fue cayendo en los cuerpos de los seres vivos, los minerales y los vegetales, y cada uno recogió su semilla y la colocó al lado del corazón, de su ser más íntimo, y allí la dejaron vigilada con firmeza, ternura y benevolencia porque la luz y la oscuridad son semejantes y depende una de la otra…

Y se hizo la luz sobre todo lo orgánico e inorgánico, y el león yació junto al cordero mientras los seres humanos caían de rodillas en un llanto tan doloroso como liberador, lloraban por todos los errores, por la magnitud, por los caminos equivocados, por el dolor infligido a los suyos, por las heridas a la madre tierra y sus criaturas… Y durante otro segundo infinito llovieron todas las amargas sequías de la estirpe del hombre, y todos sintieron el peso de la responsabilidad, y ese peso se volvió un rumor sordo y aplastante que los atenazaba, y cuando ya estaban al borde del quebranto todos susurraron – ¡Lo siento! ¡Perdón, perdón perdón! – Al principio sólo fueron tímidos susurros, hasta que estos se convirtieron en un coro perfectamente armonizado que desde lo más profundo de su ser se arrepentía y suplicaba un perdón sincero. Y el canto de arrepentimiento se fue tornando en un canto coral de millones de voces que daban las gracias por el maravilloso estadio que es la vida, y mientras las voces se alzaban, los hijos de los hombres comenzaron a notar como las raíces de la tierra brotaban dentro de ellos, y el aire les llenaban y hablaba con las moléculas de sus cuerpos, y los mares y los ríos, las montañas, las piedras, los animales y todo cuanto habita en la Madre Gea entraba y salía de ellos. Todo estaba dentro y fuera a la vez, arriba y abajo, y ya no hubo más soledad, mas incomprensión, más dolor, más angustia, las dudas desaparecieron y ya no eran seres perdidos, si no un solo ser que cantaba la canción del universo, que miraba el milagro de las galaxias y la magia de los eones desde un núcleo de millones de sintientes en un solo y maravilloso propósito, en múltiple y único ser de luz. Y todas las miasmas y venenos, todo lo sucio en impuro se metabolizó y volvió a su estado de inocencia original. Y entonces, por primera vez, oyeron el canto de las galaxias llamándolos a que se unieran a sus familias, invitándolos a llegar a ellas, y era grande la tentación de tanta belleza, más lo hijos de los hombres sabían que aún no estaban preparados, y le dijeron – Nos vemos dentro de poco, ahora tenemos que volver a empezar y hacerlo mejor –
Y llegó el descanso, y se fueron a dormir el sueño en el caldo de las bacterias primigenias para que de nuevo hubiera un principio, y antes de disgregarse, antes de caer dormidos, el núcleo de los hijos de los hombre susurro – Esta vez lo haremos mejor… – Y la historia comenzó de nuevo. FIN o NO

Este video intenta representar esa sincronía de grupo de la que hablo en el relato, esa sensación de llevar todos el mismo compás milimétricamente:

Diciembre : “Enciende la luz”

4 Diciembre, 2011

LA CAMISETA DEL “10”

El 10 es un número de perfección. La mujer “10”, las “10 sefirot que crearon el mundo”, un “sobresaliente”.
En fútbol, son famosos los numeros “10” que han “resuelto” un partido “ellos solos”: Messi, Pelé, Maradona…

Para muchos Místicos, la última semana de Noviembre (después de la “oscuridad”) abre una oportunidad latente de “encender” una vela (luz) que si bien no significa una resplandecencia total, supone el fin de la oscuridad y nos permite “ver” aunque sea a “tientas”. De hecho Sagitario viene regido por Júpiter y se relaciona con las letras hebreas Sámej y Guímel. Así el Sefer Yetsira sostiene que la letra Sámej creó el signo de Sagitario.
Sámej viene de la frase Somej noflim (apoyar a los caídos y rezar por ellos) . Ponemos ésta canción “oración” y seguimos .

“Decir una “oración” por alguien que lo necesite, “esa” es la “llama” que justifica al mes de “Diciembre”: el mes que se pone la camiseta del “10” (“deci-embre) para “desatascar” él solo el partido contra la oscuridad.

En el Zóhar, se menciona un artículo llamado “la carta de Rav Hammuna Saba (el Anciano)” que dice que las letras hebreas se presentaron ante el Creador antes del tsim tsum para pedirles que el mundo se iniciara con cada una de ellas. Cuando la letra Sámej se presentó ante el Creador, éste le dijo que volviera a su lugar, que es después de la letra Nun, y que la ayudara a no caer. De ahí proviene la palabra nes (nun-samej) (en español, milagro).

Diciembre es pues el mes de los “milagros” y por milagro nos referimos a que “se pueda ver” para no tropezar, disipar la oscuridad…”hacer “luz” .

La letra Nun fue la que creó el signo de Escorpio, en el cual ocurrió el Diluvio, y de hecho el fin del diluvio que este año coincide con el 24 de Diciembre (si cuentas desde el 14 de noviembre cuarenta días, vemos cuando finaliza este) y justo en ese día Dios puso el arco iris en el cielo como señal “luminosa” (el arco iris representa a todos los colores del espectro) de que nunca volvería a ocurrir ningún otro Diluvio.

De hecho Sagitario en hebreo se llama Keshet, o arco (iris) . Este arco iris en el cielo, es una promesa entre Dios y Noé de que un diluvio nunca volvería a destruir la Tierra por mucha oscuridad que exista en ella.
Keshet está representado por el centauro, la figura mitológica mitad hombre y mitad caballo que caza con arco (iris) y flecha (de fuego o “llama” o “luz”).

Por su parte Júpiter, que domina el mes de Dicembre se encarga de la formación y expansion (distribución) de vasijas metafísicas (el recipiente necesario para “recoger” una bendición ….)
Júpiter representa el deseo de aprender, de saber y de los campos de la ciencia, la biología, la educación, las artes y la música. Son las ciencias las que aportan “luz” al entendimiento…

Sagitario por tanto aún a pesar de la “poca luz” tras el mes de noviembre. Se apaña con la luz de una “vela”…Esto hace que los nacidos en este periodo sean optimistas natos y tengan esa tendencia a resolver todos lo problemas .Es debido a que la primera semana de Diciembre es la Columna Central (elemento aire) de los signos de fuego, se puede deducir que como el aire alimenta el fuego y le permite crecer y expandirse, esta es una razón por la que la primera mitad de Diciembre es propicia a ser un canal que permita cualquier trabajo comunicativo que combine el conocimiento que uno adquiere con la aplicación a la humanidad a la que uno permanece.

A partir de la mitad de Diciembre comienza a regir Saturno (ver en un futuro la entrada: “Saturno”, el señor de los anillos) que nos proporciona a cada uno de nosotros exactamente lo que merecemos. En la segunda mitad de Diciembre “podemos hacer caja y cambiar “saldo” por “liquidez” . Esta es la razón por la cual Saturno tiene una reputación tan mala entre los astrólogos. El Libro Cabalistico “Sefer Yetsira” escrito hace más de 4.000 años, revela que Saturno es responsable de las distracciones, las enfermedades, las cárceles, la pobreza, la desgracia, la vergüenza y muchos otros obstáculos que plagan nuestras vidas.
Cuenta un discípulo cabalista compañero de un servidor, el siguiente cuento a propósito del mes de Diciembre:

Un día de Diciembre después de las plegarias y de la meditacion cotidiana, un mekubal (cabalista) se dirigió a su discípulo, que era dueño de un bar sobrecargado de trabajo, y le dijo:
– “Yo sé qué le pediste al Creador. Anoche le solicitaste que, al principio del año, (se referia a Enero) te proporcionara todo el dinero que necesitarías para sostener a tu familia, de manera que pudieras dejar el bar y trabajar full time en compartir y crecer espiritualmente.
Por la mañana, reconsideraste tu petición al darte cuenta que todo ese dinero por adelantado sería demasiada responsabilidad, corregiste tu ruego y pediste sólo la mitad del adelanto primero, y la otra mitad seis meses después (a partir del verano…). Y por la tarde una vez más, volviste a cambiar de parecer, esta vez pediste que el dinero fuera diferido en cuatro pagos.: Enero-Febrero, de Marzo a Junio, los tres meses de verano y el resto… Octubre, Noviembre y Diciembre…
¿Quieres saber la respuesta del Creador? (siguió mirandole fijamente a los ojos).
El estudiante acostumbrado al las genialidades de su Maestro simplemente se sentó ahí y emocionado aguardó la profecía:
– “El Creador dice que ya tiene miles de ángeles sin preocupación propia alguna, sin libre albedrío y a su entero servicio cuyo único propósito es ser justos y cuidar a otros, cada segundo del día; que (dice) No necesitarte para eso.
Lo que Él sí necesita es que, en medio de tu día desafiante, te tomes cinco minutos y “disipes” la oscuridad de Noviembre, necesita que seas el encargado” de accionar el interruptor de la luz, generes cinco minutos de Luz y los compartas con alguien cuando no quieras hacerlo, o no tengas el tiempo. Es por esto que naciste, para esos precisos momentos de Noviembre a Diciembre donde se necesita sacar a la Luz de la Oscuridad”.

Por este “trabajito” te pagará cada mes tu sustento y tu casa no sabrá lo que es ni la muerte ni la enfermedad… ¿hace?

Moraleja: La mayoría de nosotros percibe al revés los propósitos de la vida. Pensamos que estamos alcanzando nuestro objetivo cuando nuestros días van bien y estamos inspirados. Pero, cuando las cosas no van bien, como que las descartamos, asumiendo que mientras tengamos suficientes días buenos para compartir y de crecimiento, entonces estamos “en forma”, espiritualmente hablando.

En esencia, esta es una visión falsa de la realidad. Como dice el Zóhar, “La Luz es sólo Luz cuando sale de la oscuridad”.
Por eso “Diciembre lleva la camiseta con el “10” a su espalda: porque a partir de él comienza la “perfección”.

Cuando en medio de las dificultades tomamos unos cuantos minutos para compartir y nos salimos de nosotros mismos, estamos revelando la Luz más poderosa y cumpliendo nuestro propósito. “Un poco de luz” durante un mes difícil, tiene más valor que todas las horas de buenas acciones hechas en un mes “perfecto”.

Piensa que lo que haces en un buen día te permite tener claridad en la oscuridad. Pero esa iluminación no es tan brillante como cuando las conexiones y el compartir se hacen en momentos duros: Entonces: se crean “vasijas” y la “luz puede ser “envasada” y “transportada” y su utilidad aumenta. Aquellos dias de invierno que tengas un día difícil (y la verdad sea dicha, hay algo de oscuridad en mayor o menor medida cada dia de Noviembre hasta “Marzo” ) piensen que quizás “Esta sea la razón por la que estas aquí”, y entonces ve a ver qué puedes hacer para tomarte unos minutos y compartir, pensar en otra persona y conectarte a la Luz.
De esto se trata la vida. En eso consiste llevar la camiseta con el “10” a la espalda.
Venga un vídeo del mejor gol de la historia del fútbol.

En nosolodoctorylac@gmail.com seguimos recibiendo tus propuestas, canciones, pelis…

Un canasto para recoger setas

12 Noviembre, 2011

(By Nosoloangel, Angel6, Nosolodoctor)

Tengo un Maestro que suele tener como frase tipo slogan la siguiente:
Lo barato es caro y lo caro, al final es barato
.

La entrada de hoy en la línea de colaboraciones conjuntas que estamos siguiendo, trata de esto precisamente. Para ello tenemos que remitirnos a una pequeña historia que le sucedió a una de las personas que colaboran en el blog.

Parece ser que  viviendo la intensa tarde de calor de hace unos días, su amigo Frasquito, un anciano retirado que hace bastones de olivo y cestos de mimbre,  le vendió uno de sus  canastos, el cual tenía la “particularidad” de que su entramado no era nada tupido…  En principio, lo que le tenía que haber llamado la atención pasó desapercibido, pero al final, la pregunta y la respuesta surgieron casi simultáneamente porque este tipo de canastos tienen una función o propósito muy concreto: ¿para qué “me” sirve un canasto de mimbre cuyo trenzado es muy holgado y su entramado es tan tenue y ligero que permite que al caminar caiga lo que se lleva dentro?

Respuesta: ¡Para recoger setas en el campo! Las personas que buscan setas en el campo las recogen sin limpiarlas, pues  saben que a través del entramado de mimbre seco, la tierra que se va despegando  está cargada de la simiente de más setas, de  esporas, que  volverán  al suelo  para que así el próximo año nazcan nuevamente más setas…

Es decir,  se recoge de la naturaleza lo que nos alimenta, pero se paga con una siembra de futuras cosechas. Un cesto útil, por tanto, que beneficia al recolector y al ecosistema.

¿A qué viene esta reflexión sobre canastos y setas?  Vayamos por partes (dijo el “descuartizador”):  Ya sabemos que el camino espiritual no es fácil, y que en ese camino las personas  construyen sus cestos o vasijas para Dar y/o Compartir, en función de las ventanas de oportunidades que nos surjan y también en función de nuestra conciencia y disposición de actuar como donantes y/o receptores.

Se podría decir que si damos y compartimos al mismo tiempo se va trenzando una cesta invisible (aumenta nuestro corazón) que recogerá cada vez más setas y permitirá al mismo tiempo,  que caigan las esporas que producirán nuevas siembras, con lo que  el círculo continúa.

Pero … ¿Qué ocurre cuando nos rodean personas que aunque afines  a uno mismo están en un “escalón superior” y no necesitan “nada de mí “?, es decir , ¿si lo útil y lo no útil es lo que me enfoca en mi propósito de DAR y RECIBIR, qué pasa cuando uno intuye cierta inutilidad  de dar cuando nos topamos  en un entorno “cerrado” aparentemente y más elevado  que a modo de invernadero,  al estar cerrado al exterior, en realidad, no está permitiendo que salga  la Luz directamente…?

Este tema viene magistralmente planteado en la película “Una extraña entre nosotros”, de la que ya hemos hablado,  en la que Melanie Griffith una bella  e infeliz “policía” “agnóstica” entra en un circulo cerrado donde queda “prendada” de la atmósfera de invernadero que se respira en un mundo aparentemente tan anacrónico y cerrado como es el mundo jasídico.

En esta película, curiosamente, ambas partes – policía guapa, liberal y “algo” insatisfecha con su vida y “Maestro” espiritual “atascado en su evolución personal –  por un “hecho aislado”,  se ven en la tesitura de salir cada uno de su zona de confort.

Tanto  Emily (Melanie)  como la comunidad de Jasídicos, donde se ha cometido cierto delito, salen de su zona de confort. Ella tratando de hacer bien su trabajo y la comunidad aceptando a la investigadora en su casa, como una más, (sin serlo)  buscando conocer “la verdad” de lo que “ocurrió”. Al final,  ella, cambia y mejora, y Ariel, aunque un Maestro “iluminado” también mejora pues se encontraba atascado en su evolución y las dudas planeaban sobre su cabeza…. sintiéndose “atraído” por la guapa, moderna y “liberal” Melanie. Aún así, es capaz de vencer  la tentación superándose a sí mismo; una prueba que le confirma su jerarquía espiritual y lo que se espera a nivel grupal de él.

La dualidad divina se puede entrever observando cómo cambian y evolucionan “ambos” y al hacerlo mejoran cada uno de sus “mundos” o entornos. Es decir: “ambos” ganan.

Cuando nos enfrentamos a algo nuevo, algo diferente, confirmamos nuestra capacidad de vencer al oponente, nos superamos. Afortunadamente, nadie esta exento de pruebas y nadie puede saber realmente su potencial hasta que no se encuentre en una situación “tensa” sexual, económica, política o de cualquier  otra índole que nos haga calmar a “corto plazo” nuestra “sed” material… Todos necesitamos un  Maestro; cualquiera que sea nuestro nivel y ¿Quién no necesita un amig@?

Dice la Mishna del Tratado de Ética de los Padres: “Cómprate un amigo y adquiere un Maestro”; se nos antoja que debería ser al contrario ¿comprarse un amigo? ¿no seria mas lógico comprar un maestro y adquirir (gratis) un amigo? ¿acaso  es ético “comprar” la amistad de alguien?

Responde Maimónides revelándonos un secreto metafísico fascinante: El Maestro se adquiere simplemente respetando las circunstancias vitales que la vida te ha impuesto: una enfermedad, una crisis vital, un problema legal, una equivocación…

Todas esas situaciones nos llevan al Maestro pero la amistad es todo lo contrario: nosotros tendemos a escoger “gratis” los amigos que nos hacen sentir cómodos y que nos reafirman en nuestra zona de confort cuando lo deseable es que paguemos un “precio” por tener una persona al lado que nos diga lo que no queremos escuchar e impida que nos durmamos y “muramos” en “vida”.

En la película que nos ocupa: Melanie Griffith no tenia Maestro y sí tenia “amigo gratis” (su compañero policía)  y así le iba a la pobre,  “anestesiada en vida,  “toreando” a un padre “bebedor”, sintiéndose “guapa” pero no “querida”,  en resumen,  “deseada pero no aceptada”. Mientras que Ariel, el “aspirante” a líder espiritual de su comunidad, era a la inversa: conocía los secretos de la Cabalah, pero no los de la vida “a pie de calle”,  tenía Maestro gratis (su propio padre) pero carecía de “amigo” y ¿qué hizo?  en realidad “compró” la amistad de la guapa … ¿Cuál fue el precio? : El precio fue “no tocarla”, respetarla por lo que era cuando lo fácil hubiese sido “acceder” a ella ejerciendo su “luminosidad”, parece “fácil” pero créannos, no lo es en absoluto…

Total, que ambos intercambiaron sus “excedentes” de cupo y así consiguieron ambos juntos (pero no revueltos) superar su momento critico existencial: ella “accedió a un nivel superior de entendimiento que la “revalorizó” adquiriendo “autoaceptacion” y entendimiento y con ello “paz interior”. Él “conoció” la realidad aparente (1%) que aunque pequeña es la causante de nuestros errores. Y por si hubiese duda sobre si el camino de ambos es el correcto,  la escena final de la película nos muestra una tercera persona que aporta la clave secreta que clarifica todo: “Dios tiene en cuenta las lágrimas de las mujeres”…

Moraleja: los grupos herméticos  no admiten ideas nuevas, ni eventualidades, ni novedades, no soportan salirse del guión porque entienden que la “vida misma” ES el “guión”.

Cada día; Dios “mueve” una ficha que nos obliga “a mover otra a nosotros,  el objetivo es sacarnos de nuestra zona de confort y obligarnos a no ser “nosotros mismos” y “al no ser nosotros mismos” ¿cómo poder mantener mi entorno sin contaminarme y al mismo tiempo seguir respirando el aire de “ahí fuera” y que necesito?

Al cambiar nosotros “también” cambia nuestro entorno y se abren nuevas posibilidades de crecimiento. He ahí el milagro.

Cuando sintamos un extraño entre nosotros o “nosotros mismos seamos un extraño en determinado entorno”,  no pienses que es una jugarreta del destino: al revés,  piensa que es el mismo Universo que “tensa” la cuerda para procurarte eso que dimos en llamar en una entrada anterior “audacia divina”. No debes quejarte de que tu canasto “deje caer” restos de esporas que permiten nuevas siembras para otros que también están en la búsqueda pero que vienen detrás de ti…  y ante la paradoja,  no sigas el camino fácil,  elige el largo y curvilíneo  como nos dice el trovador del siglo XX: venga vídeo:

En nosolodoctorylac@gmail.com esperamos tus propuestas, canciones, pelis…

Hoy por tí …

11 Agosto, 2011

Lo de” Hoy por ti mañana por mí” no guarda ningún significado oculto, ya que expresa claramente lo que quiere decirse. Casa perfectamente con otro refrán popular : “No dar puntada sin hilo”. Es verdad que quien da con la clara intención de recibir algo a cambio se ve a kilómetros.

Este tema de dar es recurrente en nuestro blog. A medida que vamos asimilando y comprobando los parabienes de una actitud altruista sincera.

No se trata de ir a priori calculando que lo que hagas para ayudar a tu “próximo” va a redundar en propio beneficio mañana o algún día… aunque puede ser un comienzo, para que la “actitud” se internalice y sea a posteriori… “natural”.

Hay muchas oportunidades para dar a diario y de muchas maneras. NO es lo mismo ir a pedir trabajo que ofrecer nuestras aptitudes y preparación para aportar algo bueno/útil a una causa.

La caridad es brindar a otr@ la oportunidad de poder aprender a “conectarse”.

Así comenzamos a cambiar nuestra naturaleza, damos y somos creadores, en el acto de DAR INCONDICIONALMENTE.

Cuando damos nos sorprendemos “teniendo o recibiendo más”, siempre que ello nos implique salir de nuestra zona de confort.

Si nos planteamos el propósito de nuestra vida estamos en un momento de gran crecimiento y de rectificación y, por regla, la rectificación precede a todo progreso. No son momentos de ir haciendo méritos para obtener el reconocimiento ajeno, ni de centrarse en los resultados. Al contrario, realizar la tarea por la tarea en sí. Dar sin más.

Cuando nos alineamos emocionalmente dejamos de movernos desde la carencia y lo hacemos desde la abundancia, la que nos inspira a desarrollar nuestra vocación de servicio.

Así el TRABAJO ESPIRITUAL es transformar el deseo innato de recibir en : COMPARTIR.

Comparte con nosotros en : nosolodoctorylac@gmail.com

El domador de soles.

23 Abril, 2011

Jhon Denver dice en esta letra que le gustaría hacer una canción para que otros sintieran como él, que un simple rayo de sol te puede levantar el ánimo… Con este mensaje  nos lleva conmoviendo décadas.  En este post os contamos por qué, pero antes disfruten…

Y hablando de rayos de sol…, Steve Cowley es un científico que sabe hacer soles pequeños, pero cuando los crea no puede meterlos en su jaula. Estamos hablando de la fusión nuclear,  de esa  que  permitirá al hombre abastecerse de energía limpia e inagotable.

“Es joven, pero lleva ya muchos años intentando conectar directamente con la energía que el Sol produce a raudales en su seno. Gratis. O casi. Sin ocupar mucho espacio. Sin que se acabe nunca por mucho que se utilice. Sin lanzar al aire sustancias venenosas o radioactivas. Es perfectamente previsible visualizar un futuro en el que junto a las energías solar, eólica y de fisión nuclear ocupará un lugar preferente la llamada de fusión.”  (Muy Interesante. Eduardo Punset)

Parece ser que Steve ya sabe cómo nuestra estrella dorada fabrica su energía inacabable. Dice que es mediante la fuerza electromagnética, la que hace que  los electrones se repelan al acercarse. Seguro que habrán escuchado hablar de que en realidad andamos flotando sobre nubes de electrones, que nuestros zapatos nunca tocan el suelo. Justo lo contrario de lo que ocurre  en el sol…  Allí los electrones juegan a los coches choque generando una brutal cantidad de energía.

Steve y su equipo saben cómo crear miles de pequeños soles, saben hacer  chocar los electrones en el planeta Tierra, pero no saben cómo contener la energía que producirían… No pueden domar sus pequeños leones o águilas doradas nucleares. En ello están concentrados, en meterlos en sus jaulas.

A mí me parece esto una bella metáfora astrofísica que nos explica muy bien nuestra constante lucha por controlar nuestros instintos básicos de supervivencia, nuestro YO, EGO.

Nuestros EGO es la energía que nos hace  pervivir, la espuela que nos procura alimento, refugio, relaciones empáticas… , y a la vez,  es la que nos vende cubitos de hielo en el polo norte, como diría Nosolodoctor,  para que solo pensemos en nosotros mismos, para que no tengamos en cuenta los daños colaterales que nuestras decisiones y acciones producen.

Steve lleva toda su vida tratando de meter en cintura  una fuente de vida como el sol, o, mejor dicho,  los hijos en la Tierra del sol, sus pequeños leones salvajes,  para que sea posible canalizar sus  bondades (fuente energética) por el bien de la humanidad.

Toda una vida alentado por el deseo de convertir la fusión nuclear en algo provechoso para los hombres. De la misma manera, la toma de consciencia nos ayuda a entender que el EGO se puede reutilizar (la dirección de la flecha no cambia, cambia la INTENCIÓN) en beneficio personal de forma satisfactoria si en nuestros deseos incluímos a los demás… ¿Recuerdan el Post del domingo 17 de abril sobre la “audacia divina”? Era aquel en el que el aguador pedía agua a Dios para pagar la deuda contraída por conseguir  agua para todo su pueblo.

Por lo tanto, al igual que Steve Cowley, todos somos científicos de nuestro sol interior (instintos básicos para sobrevivir) y toda nuestra vida estaremos aprendiendo a hacer provechosa su energía.

En una reciente serie de la afamada HBO, “Treme”,  descubrí un personaje que me viene como anillo al dedo porque había conseguido el objetivo de  sobrevivir emocionalmente a una catástrofe como  la del  Katrina,   haciendo que los demás miembros de Las Águilas Doradas volvieran a recuperar la ilusión por desfilar en los carnavales de New Orleans. Aquí está la impresionante imagen del personaje en sus ensayos…

Treme. HBO

Vía. Treme. HBO

Por eso,  cerramos este post sugiriéndote que la fuerza te acompañe para comprender que: lo que deseas para los demás es lo que recibirás. Fíjate que para Jhon Denver fué animarse con un rayo de sol… Lo consiguió de tal manera que solo su voz es ya un rayo de sol para quien lo escuchaba hace 20 años y en la actualidad.

Recuerda que puedes enviarnos, un texto significativo, proponer un tema, escribir una carta, hacer una pregunta en: Angel por un Día. Nosolodoctorylac@gmail.com

Treinta y seis hombres justos.

3 Abril, 2011

Aunque siempre he tenido Maestros excepcionales,  hay uno de todos ellos del que guardo un recuerdo perenne.

En el grupo de “tres” con los que estudiaba teníamos un “profe” que nos hacía trabajar la llamada “ SUPERACIÓN PERSONAL”.  Para ello recuerdo que debíamos apuntar cada  mes un reto en nuestra libreta personal e intransferible una cualidad, herramienta o sentimiento que deberíamos superar en el próximo mes. Normalmente se trataba de algún defecto o limitación.  A veces para ello debíamos preguntar a nuestro alrededor para que nos dijeran “a la cara” nuestros defectos… (no era fácil,  no crean).

Sucedió un “mal” día que nuestro querido profesor enfermó y próximo a morir  nos reunió y nos pidió que le acercáramos su propia “libreta de superación personal”. Fuimos a su estante y tal cual como estaba,  se la entregamos. A continuación se levantó de la cama,  cogió una palangana,  roció con alcohol su libreta y le prendió fuego.

Estábamos en silencio,  mis dos compañeros de estudios y yo. Adivinando nuestra pregunta nos dijo muy bajito: “no quiero que cuando me vaya penséis que soy lo que no soy”.

Tardé mucho tiempo (meses) en comprender aquella enseñanza. La “autenticidad”,  la “verdad” y la “honestidad”: su libreta de autosuperación personal planteaba objetivos y superaciones de tan alto nivel  que probablemente nosotros,  sus discípulos,  tras su muerte hubiésemos tenido la tendencia a sublimarlo como ser humano cuando viéramos la envergadura de sus retos y logros.

Hasta ese punto puede un Maestro dar una lección: “cuando ya no está físicamente”.

Habitualmente en nuestro crecimiento personal solemos pasar una serie de fases  a saber: el 60% de nosotros somos “básicos” (instintivos),  se puede imaginar viendo la célebre película de Sharon Stone: “Instinto básico”,  o La ley del deseo de Almodóvar o “Jamón Jamón” de Bigas Luna.  En estos casos se retrata la fase en la se está en una especie de cárcel donde el “YO”,  el “mi”,  el “MIO” y todos los pronombres posesivos que se nos ocurran gobiernan haciéndonos “rebeldes con o sin causa:  ¿quien no se ha dejado arrastrar por las hormonas alguna vez?,  ¿ que adolescente (y no tan adolescente) ha tratado de buscar una mujer para dar su primer beso o refregón,  sea ésta quien sea con tal de “hacerlo”?. Esto es el llamado fase de “instinto básico”, donde según los cabalistas,  gobierna el Hígado,  el órgano más grande y más caliente de nuestro organismo,  donde se asienta la ira y el deseo de recibir.

Podemos con suerte “crecer” un peldaño más y llegar no solo a querer “recibir”,  como en la fase anterior,  sino que empezamos a ejercer nuestro libre albedrío para elegir “con quien sí” y “con quien no”: besar, ayudar, amar,  enseñar etc…  Solo un 30 % de nuestro alrededor está en esta fase “media” gobernada por el corazón, un órgano,  mas “centrado” que el hígado,  que además de recibir sangre,  “bombea” a su vez la sangre que recibe.

Un 5% de los que nos rodean tienen además  “encendida” una herramienta cabalística llamada “DAAT” que suele coincidir con nuestra “mente”,  es decir,  el conocimiento, consciencia o clarividencia para darse cuenta de la cosmovisión a la que pertenece,  y donde somos conscientes de el por qué y el cómo de las cosas,  entre recibir y “dar”,  elige una opción aparentemente igual pero que tiene su sutileza: “compartir” sin preguntarse  a “quien sí” y/o “a quien no” y sólo un 5%  trasciende de este nivel y alcanza una “corona” (Keter)  que puede entre comillas coincidir con nuestro séptimo chacra y que la Cabala denomina un “JUSTO” … de su generación.

El Justo se diferencia del estado anterior (el Maestro)  en que él sabe porqué está en el mundo.  Su misión y cuando se va a “ir”,  sabe que los que le rodean no son peores que él,  sino probablemente “mejores” pero que no tienen conciencia de ello.

Hay tres libros de oro para ayudarnos a llegar a ser un JUSTOS. Pero no los voy a decir hoy porque se han quejado nuestros lectores de que mis post son muy largos. Y es verdad.  Así que esperen por favor a la segunda entrega sobre el tema. Solo les voy a adelantar que llegar a ese nivel no es fruto de la suerte,  ni de la casualidad,  es algo trabajado que denota haberse trazado una meta objetiva (recientemente tuvimos una entrada titulada “todos los caminos llevan a Roma”),   que ya la misma metafísica traza como “el nivel” al que hay que llegar. En la entrada mencionada se hablaba mucho del camino o de los caminos a seguir  pero poco del objetivo o meta: ¿la caja o el anillo?

Dice una leyenda esotérica basada en Isaías 30:18 lo siguiente…

“36 justos en cada generación” son el puente que nos enseña la manera apropiada de actuar, y ésta es: con justicia y humildad. Por eso se llaman “justos”: ni mucho ni poco.

Un comentario sobre esto que encontré en un texto de Gershom Scholem (“Messianic Idea in Cabalah” pp.252-3), refiere más o menos que el círculo del firmamento, es decir,  la bóveda celestial, de 360º, está dividido en 36 secciones cada uno de diez días. Cada una de estas 36 secciones está regida por un decano, por un sabio o poderoso (esto es de acuerdo al pensamiento mitológico egipcio, griego y mesopotámico). Como manera de luchar contra la superstición y las falsas creencias, Dios habría adoptado este número, así como la idea de que está relacionado con un personaje poderoso. Y en el pensamiento cabalístico,  recogido en los manuscritos esenios del Mar Muerto,  el “poderoso” ya no es un héroe mitológico o una deidad pagana o una fuerza sobrenatural, sino un humilde y justo ser humano, que con el poder de actuar “de forma justa” influye en el mundo y ayuda a perfeccionarlo, de acuerdo a los designios del Todopoderoso.

La definición cabalística sería más o menos así: “Justo”  (tzadik) es aquel que vive de acuerdo al /tzedek/, que es la justicia, el equilibrio, el camino ordenado por el Eterno. La rectitud, como está escrito,  “camina recto delante de mí”. Dice el Zohar al respecto: “el mundo se mantiene sin desintegrase gracias a que en cada generación hay 36 justos que los sostienen y cuando fallece uno,  nace otro que es lo que el Rey Salomón dice en Eclesiastés: “Generación viene y generación va,  más la Tierra permanece”,  de decir,  vienen 36 justos y sostienen al mundo,  se van estos 36 y vienen otros iguales o mejores (y por eso) la Tierra permanece. Listo el Rey Salomón.

Ya no les aburro más. En la siguiente entrada intentaré explicarles cómo hacen estos 36 justos para mantener el “mundo”. Nadie sabe quiénes son,  quizás uno de ellos sea un lector nuestro,  o un miembro de nuestra ACW,  sin que ni él o ella misma lo  sepa.

Mientras tanto,  valga para mí como penitencia ponerme a mí mismo varias veces esta canción que fue estandarte de mi adolescencia,  me sentía muy identificado con la letra de la canción y muchísimo más con su bella cantante. Eran los tiempos de mi esclavitud hormonal,  de mi “instinto básico”,  de mi “ego”  y aunque no estoy precisamente muy orgulloso de aquella época, a me sirve cuando mi Ego “sube” demasiado para mirar hacia atrás con  mas vergüenza que ira de cómo era ayer.

Así que,  venga ese video con mi amor de juventud, mezcla de dulzura, inocencia y belleza,  demasiado para “mi” hígado (que no mi corazón). ¡Adelante.!

Cada día abrimos las puertas para recibir tu pregunta, el tema que deseas que hablemos, el agradecimiento, la reflexión, el texto de un libro o lo que quieras compartir desde Angel por un día.

Contacta en: nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.