Temas etiquetados como: ‘desamor’

Para olvidarme de ti

14 agosto, 2012

by Nosólodoctor & Nuberosa (Ángel por un Día)

Dedicada a bekereka y a todos los que aman “demasiado” (aunque nunca es demasiado…)

Para olvidarme de ti, Voy a cultivar la tierra, En ella espero encontrar, Remedio para mi pena.

Aquí plantaré el rosal, De las espinas más gruesas, Tendré lista la corona, Para cuando en mi te mueras.
Si me quiere mucho, poquito o nada, Tranquilo queda mi corazón.
De la flor de la amapola, Seré su mejor amiga, La pondré bajo la almohada, Para dormirme tranquila.
Y si acaso yo me ausento, Antes que tu arrepientas, Heredarás estas flores,
Ven a curarte con ellas.
ha sido muy tarde y nada más, y nada más, apenas nada más.
Qué fría es la cera de un beso de nadie y nada más, y nada más, apenas nada más.
De alguna manera tendré que olvidarte y nada más, y nada más, apenas nada más.

Para mi tristeza violeta azul, Clavelina roja pa’ mi pasión, Y para saber si me corresponde, Deshojo un blanco manzanillón.

Creciendo irá poco a poco, Los alegres pensamientos, Cuando ya estén florecidos, Irán lejos tu recuerdos.

Para mi tristeza…

Cogollo de toronjil, Cuando me aumenten las penas, Las flores de mi jardín, Han de ser mis enfermeras.

Elizabeth Chandler es el seudónimo de Marie Claire Helldorfer. Es una escritora  que vive en Baltimore, Maryland y es la autora de la trilogía de culto Almas gemelas (Planeta, 2011). Bueno. Antes de nada aclarar que ya tenía ganas de escribir sobre este tema, especialmente porque hay mucho “error” conceptual al respecto. Por cierto,  la trilogía en cuestión no es nada del otro mundo (nunca mejor dicho; je…)  incluye tres libros (Besada por un ángel,  El poder del amor y Almas gemelas). Ahora en julio acaba de salir la cuarta parte, visto el éxito que tuvo, continuó la historia. Les cuento. Inicialmente las almas gemelas son almas que como su nombre indica deben separarse en el momento de la encarnación en esta tierra y que pueden y deben “encontrarse” puntualmente en algun momento de sus vidas aunque están condenadas a separarse de nuevo porque de otro modo… ¿para qué, si no, se “separaron”? Las almas gemelas se separan para optimizar su desarrollo y superar la verguenza de la “necesidad” versus “amor”, así que no vale encontrarse en un bar y ver a l@ chic@ de turno y decirle mientras enciende un poco de incienso y cierra el libro  ” Dios vuelve en una Harley”: ” creo que acabo de encontrar a mi alma gemela. Eres tú”. No os lo recomiendo. Eso es empezar “muyyyyyyyyyyy mal”.

Lo que sí es verdad, es que hay amores desequilibrados donde uno quiere más que el otro; donde uno “necesita” al otro pero el otro “le ama” pero no le necesita”… ¿conocen algún caso? ¿conocen ese libro de “Mujeres que aman demasiado”? Hay personas que han invertido tiempo y dinero pero sobre todo “tiempo” (el tiempo es más que el oro; porque con el tiempo puedes comprar oro pero con el oro no se puede compar tiempo y nadie sabe del tiempo que uno dispone…) en  amar y no ser correspondido y eso supone una importante herida de amor en el alma humana. Yo soy un convencido de que todos los problemas del mundo tienen una de estas raíces: o amor-desamor o bien dinero-poder . Y nada más. Oímos esta cancion y seguimos

De alguna manera tendré que olvidarte, por mucho que quiera no es fácil, ya sabes, me faltan las fuerzas,

Las noches te acercan y enredas el aire, mis labios se secan e intento besarte.

Las horas de piedra parecen cansarse y el tiempo se peina con gesto de amante.

Si  me pongo a escarbar en los recuerdos…  me veo, cuando tan sólo llegaba al pomo de las puertas, de puntillas ante el espejo del armario de mi cuarto… delante de aquel espejo que era como tres veces yo,  danzaba dando vueltas y vueltas repitiendo… cuando yo me case… cuando yo me case…

Aquella niña creció y creyó encontrar el amor… creyó encontrar con quien compartir aquellos sueños de niña,  y volcó en el  amor que sentía, todo lo que había ido fraguando desde pequeñita… puso su  corazón en las manos de quien había metido el universo en una cajita… lo había puesto en sus manos y mirándola a los ojos le dijo… quédate conmigo… ¿es que no crees que pueda hacerte feliz?… le creyó y pocas semanas después… un día se levantó para ir a trabajar y  le  beso en la frente… la cara de su amor se volvió enojada, ¿por qué me despiertas?… fueron pasando los meses… y pasaron los años… las estrellas de aquel universo fueron desapareciendo una a una… poquito a poquito… en silencio, sus luces se fueron apagando mientras ella sin perder la esperanza dejaba pasar  el tiempo acurrucada en un rincón… preguntándose qué habría hecho mal… y aquel corazón que se entregó sin reservas, un día con ella salió lanzado contra un armario y se rompió en mil pedazos… sólo entonces, ella miro en el interior de aquella cajita que un día él le dio… miró y vio su fondo… y apretándola contra su pecho se dio cuenta… que siempre había estado vacía

Dicen que el  desamor es un sentimiento de abandono, de odio, de olvido… Cuando entregas tu corazón y te lo rompen… y cuando a pesar de ello vuelves a intentarlo, y en el trascurso de los años de nuevo solo te quedan mentiras y falsos compromisos…

entonces…

puedes encerrarte y matar el amor que forma parte de ti, literalmente muriendo en el intento, porque no es una pesadilla… él no vendrá a despertarte  con un beso en la frente, y te preguntas… ¿qué más puedo hacer?… y la respuesta está en ti… si lo hecho hasta ahora no funciona… habrá que luchar para vivir de una forma diferente.

Empezar un nueva vida en la que estén los que  te quieren de verdad, eso que aquí llamamos amor genuino…  los que te dicen “eres importante para mí”, pero se quedan sin palabras cuando intentan explicártelo,  y realmente sobran las palabras porque… “lo ves” en el día a día…

Una nueva vida en la que el pasado, sea la tormenta que de paso a un arcoíris, cuyos colores  sean como notas musicales con las que crear una bella canción y bailarla con los niños que fuimos… una nueva vida en la que puedan llegar a cumplirse aquellos sueños…

Y un día sientes que los fantasmas del  pasado van desaparecido y tu espacio se ve lleno…  de VIDA…   ese día dices… BIEN!!!!! corcho BIENNNNN y escuchas como un eco… bien… bien… bien… y ese eco sale de los que te quieren tal como eres… a los que sin ningún miedo puedes… inundar de AMOR

Ring…ring

29 febrero, 2012
By Nosoloyoda y Angel5
(LA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA QUE VAN A LEER NUNCA EXISTIÓ, ES FRUTO DE NUESTRA IMAGINACIÓN Y CUALQUIER PARECIDO DE LOS PERSONAJES CON LA REALIDAD ES MERA COINCIDENCIA)
Suena el teléfono y descuelga B
B-Nena ¿qué haces?
A- Pues mira que estaba en la ducha dándole vueltas al monotema y, como no me aguanto ni yo, pues te llamo para que me des una dosis de hiperrealismo de ese tuyo que me pone en mi sitio.
B- ¿Y para qué te sirve marear tanto la perdiz?
A- Nena cuando te pones práctica… desde luego… pues supongo que porque me sigue doliendo o algo, o porque no se me ocurre una solución para darle carpetazo al disco rayado. Claro que ya sé que me vas a decir que no hemos ascendido de liga para volver a los mundanales ruidos internos, pero me ha pillao la navidad a bocajarro y se me ha pasado la anestesia del sentido común.
B- Pero si no se te ocurre ninguna solución, igual hay que recurrir a la que se le ocurre a quienes llamas Maestros. El nivel de la Liga en la que se juega no tiene nada que ver con los objetivos, sino con la destreza para desenvolverse: en todo partido de fútbol hay 10 jugadores de cada equipo que se mueven por el campo, 2 porteros, unos suplentes en el banquillo y un Míster. La diferencia más evidente entre Regional y Primera es que unos están más preparados que otros y tienen mejores estrategias, pero en ambas el objetivo es marcar goles.
A- Lo sé, sé que para eso están los Maestros ¿qué crees que no los tengo al tanto? Lo que pasa es que han sido muchos años dejándome gobernar por la mente…y se niega la “mu joía” a perder el poder ¡la de tonterías que me plantea para hacerme claudicar! Consigo ponerla a raya con frecuencia… pero con el tema del desamor me gana algunas batallas. Uso las estrategias que he aprendido, no te creas, pero aun así siento que no puedo callarla. Lo cierto es que ya sé que por graves que sean sus insidias puedo recuperarme después y volver a mi ser.
B- Oye ¿De verdad sientes desamor? O mejor dicho ¿qué es para ti el desamor? Sé que la falta de amor, pero ¿en qué sentido: que no lo recibes o que no lo das?
A.- Pues verás el desamor, para mí, es la sensación de fracaso por no haber sido capaz de conectarme al amor. Es la conciencia de haber entregado el alma sin tener cuidado de que no me jugaran la mala pasada de rechazarla; es haber perdido la riendas de mi vida para cabalgar a medias con quien no quiso o no supo compartirlas y no encontrar el camino de vuelta a mí misma. No sabría decirte si es la falta de lo que recibo o de lo que doy, o simplemente de no haber entendido las señales de advertencia que me devolvían a la casilla de salida. A lo mejor no debería llamarlo desamor, sino desubicación vital…algo así como no saber por donde empezar a reconstruirme…
B- Vamos bien, al menos ya eres consciente de que se trata de un autojuicio: te sientes fracasada porque no has alcanzado unos objetivos que te propusiste en base ¿a qué? Hablas de perder las riendas de tu vida, de reconstruirte… todo eso implica un cambio, un reseteo, un partir de cero. Igual es hora de cambiar de objetivos y sobre todo, de renunciar a las expectativas que te hacen sentir tan frustrada. Así que, en lugar de cargar con viejos lastres, ¿por qué no pruebas el pasito a pasito? Primero un pie y cuando esté bien asentado, el otro; sin pensar en lo que pudo ser, sin prisas, sin pausa…
A- Te noto graciosilla…pasito a pasito ¡cómo si se pudiera avanzar de otra forma! No te niego que evitar las expectativas es una magnífica fórmula de avance, pero no es fácil encontrar cómo. Seguramente tiene mucho que ver el ego en ese no parar de generar metas que alcanzar, desde luego la mente como guardiana del ego hace todo lo posible por boicotear cualquier intento de confianza en el porvenir si ella no es quien lo controla. La frustración en cuanto al desamor es una prueba de fuego que deja al salto con pértiga en mantillas…¡vamos!. En el libro que estoy leyendo (“Come, reza, ama”) hay un ejemplo estupendo: cuando desembarcaron en EEUU un nutrido grupo de refugiados políticos coreanos que huían de la tortura, la persecución y la muerte a manos del ejército represor, muchos de ellos habían presenciado situaciones terribles como la aniquilación de sus pueblos o la muerte de sus familiares, de modo que se que se les asignó apoyo sicológico por parte de terapeutas especializados. La sorpresa de éstos fue mayúscula cuando las historias que les narraban tenían que ver con cuestiones tipo  “el amor de mi vida se casó con mi prima, pero sé que me ama a mí”, “nos subimos en barcos distintos y no encuentro a mi amor”, “él me dejó y aun no entiendo sus razones”,…Es curioso cómo en el tema de los amores y desamores naufragan muchas de las más positivas actitudes ante la vida…
B- Sí, pero ¿por qué intentas justificar cada aspecto de tu conducta? Es como si quisieses disculparte ¿ante quién? No se trata de buscar un porqué… todo tiene un porqué, así que ¿qué mas da cual sea el porqué?. Empieza por renunciar a éso: cuando identifiques que has hecho algo fruto de un arrebato de tu ego, no lo retroalimentes excusándolo con un motivo, acepta que ha sido así y sin más dale donde más le duele, actúa no desde la razón, sino desde lo que te pide o te rechaza tu ser. Imagina un bombón delante de ti, tiene un aspecto realmente exquisito, ya has comido antes otros y sabes que es un auténtico placer, pero no te apetece… Pues no te lo comas. Es más que probable que eso no concuerde para nada con lo que te dicta tu mente: “Total, por un bombón, no va a pasar nada… Lo inexcusable sería dejarlo ahí, eso no lo entendería nadie…” Tus elecciones te acercan o te alejan a quien quieres ser y si les suponen un problema a alguien, es que ese alguien te subestima y por supuesto, sólo quiere de ti que le reafirmes su propio ego. No más excusas, no más “sí, pero es que…” ¿vale? Lo que pasó, pasó… ahora, “a otra cosa, mariposa”… jeje
A- ¿Sabes qué te digo “enterailla de mi corazón”? Que estoy en ello, que ese es el camino…y que las metas son otra cosa…Seguramente cuando escuchamos eso de “déjate llevar” tiene que ver con la confianza en que “la mariposa se posará donde deba” si no tiene lastres pasados. Por cierto ¿has visto el vídeo de Adele de la canción “Rolling in the deep”?
B- Me alegro de que estés en ello, lo sé, de lo contrario me habrías buscado otra historia… Y sí, me encanta esa canción y ese pedazo de videoclip, una obra de arte en todos los sentidos, así con sus varios niveles de lectura y todas esas cositas que me gustan a mi… ¿lo vemos?



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.