Temas etiquetados como: ‘dignidad’

Maldita dualidad, bendita relatividad.

27 junio, 2016

Leo estos días un artículo en el diario El Mundo que me transmite perfecta y nítidamente como esta, eso, “El Mundo”. Mi mundo. El Mundo de mis hijos. El mundo de mis pacientes. La Taberna del Buda. El articulo trata en resumidas cuentas de cómo una periodista destapa cómo hay quien gana dinero (y mucho) obligando (y grabando) cómo 30 hombres hacían un bukkake (ahora se llama así…) a una joven de 18 años. Duele pensar que esa chica ha podido hacer 30 felaciones contra su voluntad. Si la dignidad es el elemento que define al género humano, esto es la ley del más fuerte sobre el más débil. La coacción y publicitación de cómo una mujer es simplemente un cuello de botella seria por ponerle un adjetivo… ¿indigno? La Policía ha bautizado el caso como Operación Universal. Je… muy gráfico.

Sábado seis de la tarde, 30 hombres citados por email llegan al piso con sus analíticas de VIH en la mano. Algunos aparecen en traje. Otros, en chándal. Se quitan la ropa y unos pocos se ponen sus accesorios para que no los reconozcan. La máscara de un león, un antifaz, una gorra. Los hay de todas las edades. Altos y bajos, gordos y cachas, calvos con pelos en la espalda… Hasta hay un jubilado de 60 años al que su mujer le ha dado permiso para venir. Ninguno cobra nada por estar aquí. No preguntan ni quién es la chica. Simplemente les gusta y les excita la situación.

De la habitación donde las chicas se desnudan delante de la webcam sale una joven sevillana de 18 años. Es su primer bukkake. Si se traga el semen de todos los hombres, Torbe le paga 400 euros. Si no, 250. Todo en negro, claro. Elige lo primero.

La chica se desnuda y se pone de rodillas… La escena dura 20 minutos. Lo veo con estupor detrás de los dos cámaras y de la asistente de producción. Torbe, el director de ¿cine?  Está al otro lado dirigiendo. Al terminar, la joven se va al baño a limpiarse mientras los hombres se quedan de charla bromeando con la situación.  Deberíamos decir denigrante pero si mueve dinero es que alguien lo paga. Para algunos es…”arte”.

Pero lo más duro de la investigación es el informe de la Brigada Contra la Trata de Seres Humanos. Señala que este tal Torbe perteneciente a nuestro género “humano” tenía un acuerdo con el empresario ucraniano Borys Malynovskyi, apodado el Ruso, para traer de Europa del Este a chicas, algunas menores, y presuntamente obligarlas a grabar vídeos extremos con decenas de hombres. Si no hacían todo lo que les ordenaba, no cobraban. La única de estas chicas que ha denunciado cuenta cómo en muchas ocasiones acababan la escena vomitando por las situaciones salvajes y límites a las que tenían que llegar.

Lo bueno de la dualidad (si es que tiene algo bueno que lo dudo) es que con personajes como este uno se cree ser un Ghandi y tampoco es eso ¿verdad?. Cosas de una Teoría que promulgó y demostró un tal “Albert” y que le valió un premio nobel. La Teoría de la Relatividad. Un premio que ahora veo que fue más que merecido. ¿No creen?

45.Dignidad

21 mayo, 2015

50 sombras de enGREYdos:

El Amor ni se compra, ni se vende, ni se mendiga.

El verdadero amor viene con —y trae consigo— dignidad personal y por dignidad me refiero a ese sentimiento íntimo de nobleza y majestuosidad que te permite conocer tu lugar especial y tu contribución en este mundo.

Por eso, todo amor que desmoraliza y quiebra el espíritu humano no es amor en absoluto.

Aquel que te despoja de la dignidad, te está despojando de tu carácter humano… Asi que tú sabrás lo que haces … y lo que te dejas hacer…

El ejercicio para esta semana consiste en que te mires al espejo y te reconozcas en aquel aspecto, aquella cualidad de tu  forma de Amar , que ha enriquecido tu vida y la de alguien más…

¡Y no te arrepientas nunca!

Querid@ Nosolonavegante, volveré la próxima semana.

Cuestión de principios

22 noviembre, 2012

Recuerdo que una de las primeras entradas del blog, allá por el 2010 (que tuvo su remake el pasado 20 de Julio) hacía referencia también  a la Dignidad.

Este fin de semana me “siguió” el tema que da título a la entrada de forma recurrente. Primero a través de una película :

‘Cuestión de principios’, (2009, protagonizada por los grandes Norma Aleandro (Sarita)y Federico Luppi (Castilla) nos habla de justo lo que indica su título: la cuestión por la que el protagonista y el antagonista “pelean” carece de valor económico e incluso su valor sentimental es falso. Sin embargo, esa revista que el empleado posee, pero ni sabe dónde la guarda, y que el otro desea adquirir como sea para completar su colección, cobrará unas dimensiones y un valor inmensos solo por los principios que repentinamente se asocian a ella. El objeto, de pronto, representa la valentía y la incorruptibilidad de un señor cuya valía nunca se había apreciado y que, casi en su jubilación, decide plantar cara por primera vez a un superior. Así rechaza la oferta con el fin de darle una lección, demostrándole que no todo en la vida tiene un precio. Las tentadoras ofertas de su obsesivo jefe provocarán no  obstante un conflicto entre Castilla y su familia.

Así como he tenido la suerte de conocer a personas de una dignidad impecable, también me crucé con más de un@ que vendería a su madre por lo quieren conseguir en un momento dado.

El “Oponente” suele servirse de momentos “difíciles” para encontrarnos con  la guardia baja… y que así cedamos, a costa de nuestra dignidad… de nuestra Luz.

En  “La carta de la semana”,  publicada en Xl Semanal del pasado Domingo, un señor entró en una tienda de electrodomésticos para llevar a reparar su vieja tostadora, ya que no podía permitirse comprar una nueva. Le dijeron que era “imposible”, ni siquiera comprar otra usada más barata.

Alguien que escuchaba le sigue y le ofrece la suya, pues tenía pensado comprar una nueva en Reyes, y puede adelantar la compra. El Señor sorprendido le mira amablemente, pero declina el ofrecimiento, ni siquiera dando a cambio un valor simbólico.

Termina la carta diciendo : “Podrán habernos convertido en un pueblo triste, pero aún nos queda ese viejo sentimiento de la dignidad que siempre tuvimos. Si ese sentimiento muere, morimos con él”.

¿Testarudez o  integridad?

Como se dice por ahí  : Las cosas importantes de la vida, NO SON COSAS.

Para los que quieran, va de regalo la peli completa.

http://www.youtube.com/watch?v=YcmXOM3KBj8

Contáctanos en : nosolodoctorylac@hotmail.com

La imagen de la dignidad (Segunda Edición)

20 julio, 2012

Esta entrada se publicó por primera vez cuando este blog aún se llamaba Nosólodoctor y Los Ángeles de Charly, el 7 de Mayo de 2010. Posteriormente, la misma imagen que la motivó, inspiró el primer dueto entre Ángel2 y Nosólodoctor que se llamó Pollo a la carta y que firmaron como Richi e Poveri el 19 de Febrero de 2012.

Dentro remake…

Comenzamos este blog sin una idea definida de lo que íbamos  a hacer,  sólo sintiendo que podíamos crear algo nuevo, con  comentarios nuevos,  reflexiones nuevas, ¿expectativas nuevas?. Procuramos fomentar la reflexión y evitamos la contaminación del pensamiento “pret a porter”.

Tampoco nos vamos a quejar porque , en cualquier caso, quejarse no sirve de mucho,  de modo que, por esta razón, hemos escogido esta imagen, que no por conocida, ha perdido en modo alguno la fuerza que la caracterizó desde el mismo momento en que su autora, Dorothea Lange,  la intuyó antes de asomarse al visor.

Nos situamos en una crisis que pasó en  Estados Unidos , y así dice esta famosa fotógrafa sobre su inmortal obra :

“Vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraída por un imán. No recuerdo cómo expliqué mi presencia o mi cámara a ella, pero recuerdo que ella no me hizo preguntas. No le pedí su nombre o su historia. Ella me dijo su edad, que tenía 32 años. Me dijo que habían vivido de vegetales fríos de los alrededores y pájaros que los niños mataban. Acababa de vender las llantas de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada reposando en la tienda con sus niños abrazados a ella y parecía saber que mi fotografía podría ayudarla y entonces me ayudó. Había una cierta equidad en esto”.

Esta foto fué realizada en  el año 1936 y ha pasado a la historia  como  una de las seis fotos  que tomó la autora durante su visita a Nipomo, California, recordemos que estamos sumergidos en las consecuencias del crack del año 29, la “madre” de todas las crisis que se empeoró aun más con  unos años de muy pocas lluvias, malas cosechas y tormentas de arena que asolaron  grandes extensiones en el sur y centro de los Estados Unidos, muchos agricultores perdieron sus tierras y casas, y finalmente tuvieron que emigrar a otras zonas del país en busca de trabajo.

¿Qué es lo que pasa en el mundo, mamá?
la gente vive como si no tuviera familia.
creo que el mundo entero está enganchado al drama.
solamente te sientes atraído por las cosas traumáticas.
fuera de nuestro país, intentamos combatir el terrorismo,
pero los terroristas siguen viviendo aquí
en estados unidos, la gran cia,
los bloods, los cryps y el kkk.
pero si sólo amas a las personas de tu propia raza
entonces sólo dejas lugar a la discriminación.
y la discriminación genera odio.
y cuando odias te invade la indignación,
demuestras maldad.
y así es como funciona este entramado, hermano.
tienes que amar para que todo te salga bien.
toma el control de tu mente y medita.
deja que tu alma descubra el amor.

Gente matando, gente muriendo.
niños heridos a los que escuchas llorar.
¿puedes llevar a la práctica lo que rezas?
¿pondrías la otra mejilla?

Padre, Padre, Padre ayúdanos,
guíanos desde arriba
porque la gente me hace, me hace dudar
¿dónde está el amor? (amor)

No es lo mismo a pesar de no haber cambios.
los nuevos días son extraños.
¿está este mundo loco?
si el amor y la paz son tan fuertes,
¿por qué hay amores que se pierden?
naciones lanzando bombas,
gases químicos llenando
los pulmones de los niños.
con el sufrimiento continuo
de una juventud que muere joven.
así que pregúntate ¿ha desaparecido el amor?
así podré preguntarme qué es lo que va mal
en este mundo en el que vivimos.
la gente sigue rindiéndose.
tomando decisiones equivocadas,
sólo fijándose en los beneficios
sin respetarse los unos a los otros,
negando a tu hermano.
estamos en guerra, pero el motivo está camuflado.
la verdad es un secreto, está oculta.
si no conoces la verdad no conoces el amor.

¿Dónde está el amor, vamos? (no lo sé)

Siento el peso del mundo en mis hombros.
a medida que me hago mayor,
la gente se vuelve más fría
la mayoría de nosotros sólo
nos preocupamos por ganar dinero.
el egoísmo nos hace seguir nuestro propio camino.
los medios siempre muestran la información errónea.
su principal criterio son las imágenes negativas,
contaminando las mentes de los jóvenes
con más rapidez que una bacteria.
los chicos hacen los que ven en el cine..
yo, haya pasado lo que haya pasado con
los valores de la humanidad,
haya pasado lo que haya pasado con
la doctrina de la igualdad
en vez de propagar amor, difundimos rencor,
falta de entendimiento, lo que lejos de unirnos
nos separa más y más.
es la razón por la que me siento bajo de moral.
esa es la razón por la que me siento deprimido.
no hay duda del por qué a veces me siento bajo de moral,
tengo que mantener viva mi esperanza para los que aman.

Ahora reflexionen ustedes… ¿qué ha sido del amor? ¿qué ha sido de la dignidad humana?

El Testamento de María Antonieta. ¿Valió la pena?

19 agosto, 2011

En mis últimas entradas os he hablado de la dignidad de una Princesa de Cuento de Hadas y de la responsabilidad mutua que las personas ejercen, así como la posibilidad de interpretar una misma cuestión de modo positivo o negativo. Esta semana, a modo de… conclusión no sería la palabra exacta, más bien sería algo así como… a modo de sincretismo reflexivo, os hablaré de una reina de las de verdad que vivió en sus propias carnes todo eso que os decía anteriormente.

Biografías de María Antonieta de Austria hay muchas y como se trata de un personaje archiconocidísimo, me ahorraré las presentaciones para ir directa al grano que, por cierto y hablando de cosas… es toda una leyenda urbana eso de que, a la afirmación de que el pueblo estaba hambriento porque escaseaba el grano (de trigo) para hacer pan, contestase “Pues que coman pasteles…”. Lo que no quita que sus excesos le confiriesen la fama de suficientemente frívola como para atribuirle semejante barbaridad. Pero en este caso, la cita no es suya.

Pero eso es sólo una parte de lo que ocurrió…

A su Majestad le ocurrió un poco lo del cuento de Pedro y el lobo, jugó tanto a prevenir sobre la llegada del lobo que, cuando vino de verdad nadie la creyó. El mismo Napoleón definió el caso del collar como detonante de la Revolución Francesa.

Resumiendo muy mucho, su madre se empeñó en que fuese la reina de Francia y para ello la educó. Cuando se vio sola en la corte parisina e ignorada por su marido, se propuso con firmeza llamar su atención alimentando su propio Ego con tal de controlar algo ya que, hasta el momento, no había hecho más que lo que otros esperaban de ella.

Eligió el camino “corto” y durante mucho tiempo sus deseos fueron órdenes para sus súbditos; sus caprichos creaban tendencia y hacían agonizar a un pueblo hambriento que no entendía que su reina tuviese complejo de inferioridad y necesitase aparentar lo contrario, como afirmaba en una carta dirigida a su hermano “Yo sé que, sobre todo en cuestiones políticas, no he tenido ascendiente sobre las ideas o pensamientos del Rey […] Sin hacer ostentación alguna ni mentir, yo dejo creer al pueblo que tengo más crédito del que en realidad tengo, porque si no se me cree, tendré todavía menos crédito“. Pero la “plebe” tenía cosas más apremiantes por resolver.

Y así fue como María Antonieta descubrió que en realidad había escogido el camino largo. No sólo no llegó nunca a tener relevancia en las cuestiones políticas, sino que murió condenada por esa causa. El pueblo necesitaba un chivo expiatorio, una cabeza de turco… y ella representaba todo aquello que los oprimidos querían abolir. Pero antes de ser ejecutada, pasó más de un año encerrada en un calabozo sin luz ni ventilación, vigilada las 24 horas del día por carceleros que la torturaban e incluso presenció como su propio hijo (coaccionado) la acusaba de estupro.

El día de su boda murieron 132 personas asfixiadas en la calle. El día de su muerte también creó una expectación como para reirse del fenómeno fan de los Beatles… Desprovista de todo el lujo al que estuvo acostumbrada y débil tras las penurias de sus últimos días, tropezó al subir al cadalso y tras pisar a su verdugo le dijo “Disculpe, señor, no lo hice a propósito”

En el libro Mi Testamento. María Antonieta publicado por Funambulista en 2007 y traducido por Juan Max Lacruz Bassots, consta la carta que esta Diosa Menor escribió a su cuñada Isabel justo desués de conocer su veredicto:

Este 16 de octubre, a las cuatro y media de la mañana A vos, mi hermana,escribo esta última carta. Me acaban de condenar, no a una muerte honrosa –que sólo lo sería tal para los criminales–, sino a que me reúna con vuestro hermano; al igual que él,soy inocente, y espero poder mostrar la misma firmeza que él en los últimos instantes. Me siento tranquila como cuando la conciencia nada os puede reprochar. Me embarga un profundo pesar por tener que abandonar a mis pobres criaturas. Sabéis que sólo vivía por ellas y por vos, mi querida y tierna hermana,vos,que con vuestra amistad lo habéis sacrificado todo para estar junto a nosotros.¡En qué estado os dejo! Me he enterado durante el proceso de que han apartado a mi hija de vuestro lado.Pobre criatura, ay, no me atrevo a escribirle;no recibiría mi misiva,ni tan sólo sé si esta carta os llegará. […] Debo hablaros de algo penoso: sé cuánta pena os habrá debido causar esta criatura. Perdonádselo,querida hermana, y pensad en la edad quetiene, y en qué fácil es hacerle decir a un niño lo que se quiera,y aun lo que él no comprende. [..]. Muero en la religión católica, apostólica y romana,en la de mis padres, en la que me crié y que siempre he profesado. […] Pido perdón a todos aquellos que conozco y a vos, hermana mía, en particular, por todas las penas que, sin querer, haya podido causar. Perdono a todos mis enemigos el daño que me han hecho. Me despido aquí de mis tías y de todos mis hermanos y hermanas.Tuve amigos: la idea de separarme para siempre de ellos y de sus penas es una de las cosas que más lamento y que me llevo a la tumba; que sepan al menos que, hasta el último instante, he pensado en ellos. […] Adiós,mi querida y tierna hermana; ojalá esta carta pueda llegaros: pensad siempre en mí; os beso con todo mi corazón así como a mis pobres y queridos hijos.Dios mío, ¡qué desgarrador es abandonarlos para siempre !¡Adiós,adiós! Ya sólo me ocuparé de mis deberes espirituales.Dado que no soy libre de mis acciones,tal vez me manden a un sacerdote; pero protesto y aquí afirmo que no le diré ni una palabra y que lo trataré como a un ser por entero extraño
Ahora sería el momento de introducir la canción de Marc AntonyValió la pena“, pero lo que en realidad se me viene a la cabeza es ¿qué motiva a la gente para vivir? ¿qué hace que finalmente merezca la pena?

El Legado de la Cenicienta

5 agosto, 2011

No, no os voy a contar este famosísimo cuento, sino a hablaros de de lo que, para mí, es la enseñanza máter de este blog y es que las personas podemos modelar y mejorar nuestras vidas mediante la toma de decisiones y el ejercicio de nuestra libertad.

Para ello contamos con la dignidad que vendría a representar lo que valemos realmente, el potencial concentrado tan al máximo que se vuelve totalmente independiente de las formas, esencia pura. Se trata de la única posesión humana que nadie, aparte de ti mismo, puede arrebatarte y no sólo por una cuestión semántica (seguro que todos habreis oido  aquello de “no he suspendido yo, me ha suspendido el profesor” porque es lo gramaticalmente correcto). No, la dignidad está tan por encima de cualquier otra cualidad y es tan íntima que sólo uno mismo es capaz de atentar contra la propia, por mucho que los demás se empeñen en hacerlo. Sólo tú puedes entregar esa especie de llave de la ciudadela, no importan los títulos nobiliarios, la cantidad de oro que almacenes, los modales adquiridos, los libros leídos, los conocimientos acumulados, el número de personas que te quieren o la cantidad de enemigos que te odian… sólo tu pie encaja a la perfección en el delicado zapato de cristal que, con su transparencia, evidencia el más mínimo desajuste.

En este sentido, la dignidad me recuerda a esos objetos o muebles que han pasado de generación en generación totalmente desapercibidos o tratados como trastos obsoletos, inservibles o anticuados y un buen día alguien que lo ve te dice:

– ¿Qué es eso?

– ¡Bah! Una chatarra que no hemos tirado ya porque le tenemos cariño, lleva en la familia… ni lo sé cuanto tiempo…

– Pues tiene toda la pinta de ser un mueble que diseñó un interiorista del siglo XIX con motivo de la ruptura con el neoclasicismo. Se trata de una edición limitada de la que sólo se conservan tres ejemplares en todo el mundo, bueno ahora cuatro, por lo que su valor es inclaculable. Además, para su fabricación se utilizaron materiales nobles, única y exclusivamente.

Seguro que, en tal caso, lo llevaríamos corriendo al mejor restaurador para devovlerle su esplendor. “Madre mía _pensaríamos_ durante todo este tiempo he tenido en mi poder algo tan valioso y maravilloso sin saberlo…”. Pero el  Hada Madrina sólo te muestra lo bello que puede ser todo y te “pone hora” como a un adolescente que comienza a descubrir las fiestas nocturnas, para que la miel que rozó tus labios se convierta en un aliciente para ti y para tu destino, para ese príncipe azul que simboliza alcanzar ese sensación de estar haciendo lo que te corresponde, de estar en el lugar al que viniste. Antes pensaba que el tren pasa sólo una vez así sin más, pero no es tan así la cosa, constantemente nuestro sino pasa por delante de nuestras narices, es sólo que no siempre estamos mirando, por eso, tanto el viajero como el tren han de estar preparados para encontrarse. Volviendo al mueble, llegados a ese punto, es fácil caer en la tentación de llevarlo a tasar, de ver cuánto pagarían los demás por tenerlo… Gran error, ahí es cuando pierde todo su valor y pasa de ser algo protegido por el fuerte poder de la intimidad a convertirse en el blanco de los juicios, opiniones y valoraciones ajenas: servimos en bandeja nuestro tesoro, lo ponemos a la vista de codiciosos y rateros. Ahora no es algo atemporal, ahora depende de las modas y de los intereses culturales y sociales del momento. Es el principio del fin, la pérdida de control sobre él y exhibirlo se presenta como una necesidad de que la parafernalia te devuelva ese sentimiento que te hacía apreciarlo incluso cuando ni sabías que era tan exclusivo. Se nos olvida que, si el zapato es para tu pie, no hará falta reclamarlo. Creedme si os digo que alcanzar esta certeza es una muy buena meta.

 

Cuando sólo te interesa la cotización, llegará el día en que no verás más opción que venderlo y si eso ocurre, también es probable que te descubras mirando con añoranza el hueco que ha dejado. Para colmo, al día siguiente descubres que se ha revalorizado, mientras que el cochazo que corriste a comprarte con los beneficios ya ha perdido gran parte de su valor sólo por matricularlo. Y en un esfuerzo titánico por no sentirte la persona más ridícula del planeta, te vuelcas en el cuidado de esa carrocería y de ese tapizado… sacas las uñas si alguien tose sobre el capó o intenta resguardarse de la lluvia con los pies mojados. Pero las proyecciones son sólo engaños consentidos, ilusiones carentes de sustancia, son sólo forma, acción sin intención, perfume de saldo que huele sólo un instante porque carece de esencia.

Sin embargo, no todo está perdido, puedes recuperar tu antigüedad. Seguro que te costará más de lo que te dieron a ti por ella, así que no queda otra que trabajar duro para conseguir pagar su precio.

El día que descubras lo que vale tu dignidad, cuídala, mímala y portégela bien por mucho que te parezca que no sirve para nada. Que no se te olvide que su ausencia es demoledora.

 

La dignidad

6 junio, 2011

En el código deontológico de este blog se recoge, de manera clara y explícita, su carácter apolítico. Pero en la entrada de hoy rozaremos levemente la política, discúlpennos quienes se sientan aludidos.

Desde hace unas semanas un movimiento espontáneo, pacífico, natural y extrañamente variopinto, se ha revelado contra las estructuras político-económicas del sistema, supuestamente del bienestar, que cada vez está perdiendo más su sentido en aras de un ensalzamiento de las desigualdades, del poder de la banca y de los privilegios políticos. Hasta aquí no cuento nada nuevo. Lo que más sorprende de este movimiento es que se haya autodenominado el de “los indignados”. Por primera vez en la historia no tiene ninguna ideología concreta y sus reivindicaciones van en la línea de devolver la dignidad a las personas, frente a las chapuzas de los orgullos de estado.

La dignidad, uno de los pilares de la autoestima, se ha reivindicado a sí misma en las acciones y palabras de miles y miles de personas en nuestro país y en el resto del mundo. Hay quienes agitan la cabeza con cara de condescendencia compadeciéndose de esa “panda de ingenuos” que tratan de cambiar el sistema…pero así se ha escrito la historia, con cambios que a veces saltan con una sola chispa. Por suerte, a diferencia de otras épocas y culturas, en la nuestra el movimiento está plagado de valores basados en la no-violencia. Las acampadas y manifestaciones muestran un ejemplo de respeto y sentido común asombrosos para los tiempos que corren.

Y no creo que haya mejor ejemplo colectivo para definir la autoestima que este movimiento. Reivindican un “Hagan ustedes el favor de darse cuenta de que todos somos seres humanos” parece hasta pueril, pero no lo es ¿hasta donde es necesario llegar para que la dignidad haga acto de presencia? ¿hasta tocar fondo? Pues ya hemos tocado fondo, ya está en la calle la autoestima de la gente de a pie “harticos” de contemplar despilfarros inútiles, fanfarronerías partidistas, exhibiciones de malgusto y recortes de derechos y calidad de vida. Y ahora apliquemoslo cada cual a nuestra vida, hagámonos la misma pregunta ¿hasta donde? Porque sin preguntas…no hay respuestas…y sin respuestas no hay soluciones…y nada cambia.

Y ahora no se trata de que intelectuales, politólogos, sociólogos, etc…analicen, envíen manifiestos de adhesión, y lean en las plazas poemas, eso no sirve para nada. Se trata de que cada cual sea guía de esta revolución callada y silenciosa, empezando por su propia minirevolución. Sólo si cada cual es consciente de en qué está fallando el micro o macro sistema en su vida será capaz de encontrar soluciones. Ahora hay que pasar por tomar la calle, por defender el espacio público de la manipulación banquera y política…y en esa recuperación de la dignidad todos y todas tenemos mucho que decir.

La evolución humana se basa en pequeños/grandes gestos y cada cual sabe hasta donde puede llegar…hasta que llega la siguiente meta y luego la siguiente y luego la siguiente…así, haciendo ampliaciones de nuestra capacidad humana para buscar la felicidad, nos encontramos con que vivimos en un entorno social….y a veces hay que remangarse para que esa felicidad no se quede sólo en el ámbito de lo doméstico, a veces hay que salir a reivindicar la dignidad individual y colectiva…Y no hay mejor oportunidad que la que estamos viviendo en la que los valores que se defienden, precisamente por utópicos, tienen un carácter universal y legítimo.

Gracias a Nosolodoctor por sugerir este vídeo, que no tiene la más mínima intención de tener ningún cariz político.

Plásticos y cartones.

21 mayo, 2011

Hace unos días la prensa nacional se hacía eco de la figura de Joan MacDonald y en una de las exhaustivas entrevistas que cayó en nuestras manos se desglosaba la columna vertebral que define con detalle su mundo  interno y  su propósito vital.

Cada uno de los planteamientos hechos por Joan, una mujer de 70 años, arquitecta en activo  y que trabaja para mejorar las viviendas de los 1000 millones de pobres que viven en los tugurios del mundo, desvelan  consciencia, pura consciencia y  exaltación por el derecho a la dignidad.

Paso a compartir  las ideas que más nos han llamado la atención:

Sobre el concepto de DAR.

– Joan defiende que frente a la concesión de un subsidio de vivienda para los necesitados, es preferible la autoconstrucción para mantener la dignidad humana.

– La selección de los proyectos que aprueba en la Fundación SELAVIP  tiene como requisito imprescindible que la solicitud sea muy concreta: una letrina, un jardín de infancia, o postes, planchas de zinc y plásticos para refugiados…

Paradojas morales.

– Apoyamos  que la gente incluso… invada terrenos. La tierra está tan cara porque los mismos pobres han pagado sus impuestos y con eso se han hecho las infraestructuras y ha aumentado el coste de la tierra. Es muy injusto  que no puedan acceder a ella. No tenemos ningún problema moral en que se produzca la toma de la tierra.

Pobreza y justicia.

– La razón por la que apoya el movimiento ” El fondo de los pobres decentes” es que,  según Joan,  les interesa esta propuesta porque además de la necesidad también se tiene en cuenta  los “meritos” porque a veces la pobreza puede ser provocada por la pereza y no se puede dar un premio adicional por esto. “Ellos querían premiar  a los pobres decentes. A la señora que, a pesar de sus dificultades cuida de sus hijos.”

– En Chile, el sistema de subsidio ha permitido hacer muchas casas. Les ha convenido a los constructores. Pero no le ha hecho bien a la gente. Se ha convertido en un premio a la pobreza.

Propósito vital y coste personal.

– A mi no me interesan las casas. Me interesan las personas.

– Joan afirma que no siente que haya tenido que pagar un coste por hacer lo que hace, aunque afirma que ha pasado momentos difíciles por tener cinco hijos, pero…: “al final cuando se mira atrás uno piensa: bueno, la vida no se la dieron a uno para estar sentado. La vida se la dieron para jugársela, y si uno se la puede jugar para hacer un cambio en el mundo…”

Dicen  que la energía geotérmica es la que viene del interior de la Tierra, de su corazón. Las certezas de Joan MacDonald vienen de un antiguo y lúcido corazón para dar calor y energía limpia  a la humanidad. Su gesta consiste en recordarnos que la acción y la intención transforman la realidad. Su arquitectura traspasa las leyes físicas para construir almas a base de ladrillos de dignidad. Plásticos y cartones para el exterior, pero autoestima y autosuperación en el interior.

Joan MacDonald es un nombre más para la lista de  “Algunos hombres buenos”. Si conoces a alguien  que desees añadir contáctanos en: nosolodoctorylac@gmail.com

Textos extraídos de la entrevista realizada por Anatxu Zabalbeascoa para El País Semanal.

Que la fuerza te acompañe para que tu propósito en la vida sea llevado a cabo con ilusión y entuasiasmo.

Operación Talento

22 abril, 2011

Comos ustedes ya saben la dinámica de nuestro blog es trasmitir reflexiones que nos hagan “despertar” de nuestra somnolencia espiritual; hace unas semanas escribimos un dueto firmado “Richi & Povery”.

Este post, basado en un video que nos ha enviado Graciela Waen para que escribamos sobre él, nos recuerda aquel debut que tuvimos con “El circo de las Mariposas” y que tanta repercusión tuvo y sigue teniendo. El protagonista de aquel video era un chico que nació sin extremidades por culpa de la Talidomida (un medicamento que, tomado durante el embarazo, produce focomelia; que es la ausencia de extremidades y obliga a la persona a caminar como una “foca” de ahí su nombre) Pero ¿qué pasa cuando esto ocurre de mayor; por ejemplo, con 10 años? ¿se puede reeducar, reaprender y triunfar? es más ¿qué es triunfar? El programa chino “Talent” (el alter ego de “Operación Triunfo” español) tiene un nuevo ganador: se llama Liu y recuerda un poco al protagonista de nuestro primer video.

Las palabras del jurado son “elocuentes”; sin lágrimas ni estridencias: se “ve” el respeto hacia la dignidad. ¿quién ha dicho que se come con la boca? Liu dice: “PIENSO QUE EN MI VIDA SOLO TENGO 2 CAMINOS: UNO ME LLEVARIA A MORIR RAPIDAMENTE Y EL OTRO A LLEVAR UNA VIDA MARAVILLOSA”.

Después de ver a Liu creo que callar cuando alguien dice que la humanidad es un desastre es enterrar el esfuerzo titánico de miles de personas que en la historia de la construcción de la humanidad han entregado su tiempo y, muchos, sus vidas de forma ejemplar. ¿Cómo es posible que solo se vea un lado de este mundo dual? ¿Por qué caemos en esa trampa de dejar que la sombra siga tomándonos terreno? Todos tenemos un Liu dentro esperando ser despertado. Alrededor nuestro hay muchos Liu ofreciendo su talento.

En estos momentos todos estamos observando el esfuerzo que desde oriente se está haciendo por volver a tocar la música de la dignidad… Pueblos con los brazos amarrados por dictadores que deciden empezar a vivir su vida en libertad. Como Liu han despertando. Escribir este blog como, diría el filósofo J.A Marina, es una labor fácil gracias a las “plumas prestadas” de personas como Liu. Pero si algún valor podemos añadir podría ser mirar con detalle todos los destellos de su Luz.

Cuando alguien tan ejemplar se planta en un escenario a derrochar tantísimo entusiasmo por la vida, caemos en el vicio de comportarnos como jueces, pero ya no de quien se expone, sino de nosotros mismos. Las actitudes de los miembros del jurado del programa nos dicen mucho acerca de ésto. Pensar que no tenemos derecho a quejarnos de la vida o a sentirnos mal por la sencilla razón de que siempre habrá alguien que esté peor que tú no es la cuestión. La razón de evitar la queja, para mí, es muchísimo más evidente, práctica y menos competitiva: no sirve para nada bueno, sólo te conduce a la autocompasión y eso te aleja de la vida, te convierte en una especie de zombi que necesita engullir otras vidas o arrastrarlas a su propio infierno. El hombre no es capaz de volar con los medios con los que cuenta al nacer, tal y como lo hacen muchos otros seres, sin embargo, creció y aprendió a surcar los cielos.

También, uno de ellos se limita a felicitarlo no por el mérito de hacer lo que poquísimos en este mundo harán, sino por la ejecución en sí, es decir obvia cualquier diferencia y se queda con la esencia: sólo ve a un chico tocando el piano. ¿Con qué? Cada cual que lo toque con lo que quiera o pueda… lo que importa es que lo hace y lo hace bien.

Pero quizás el mensaje más positivo y simbólico de este vídeo, o al menos el que más me ha impactado, es “haré que mi hijo vea tu actuación”, es decir, no se lo voy a contar, dejaré que él mismo vea y saque sus conclusiones desde la convicción de que nada malo puede sacar de tan memorable ejemplo; querer compartir no un espectáculo, no un entretenimiento, no un fenómeno, sino toda una enseñanza: somos lo que nosotros mismos creamos. Una madre le dará a su hijo la herramienta y dejará que él haga lo que tenga que hacer.

Un cuento (no recuerdo su autor): Unos canteros trabajaban en una catedral y alguien que pasaba preguntó al primero…

– ¿Qué hacen?

– Aquí, picando piedra.

A otro preguntó lo mismo pero este contestó:

– Picando piedra para un muro.

Y el tercero respondió entusiasmado:

– ¡Estamos haciendo una catedral!

Podemos elegir:

1-Vivir dormidos y quejándonos por todo, es decir, picar piedras o

2-¡Vivir como Liu! Alcanzar el triunfo siendo conscientes de que construimos la catedral de la humanidad.

Los Tres Tenores

Despliega tus alas por un día, escríbenos a nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.