Temas etiquetados como: ‘esencia’

Atado a cabestro corto

8 diciembre, 2012

by Nosoloángel & Nosolodoctor

En un curso de milagros se enseña que el ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limitado y separado del resto de seres…, de todo lo demás. Nacido en un cuerpo condenado a sufrir y a que su vida acabe en la muerte por falta de conexión, por aislamiento.

Es la “voluntad” propia que ve a la Voluntad de Dios como su enemigo, o en  otras palabras, que no capta la voluntad que sobrevuela la vida de todos y de todo, la gran voluntad que nos reune a todos en UNO, que no escucha, que padece sordera, y que adopta una forma en que Esta es negada.

El ego es la “prueba” de que la fuerza es débil, pues no somos fuertes por nosotros mismos , y el amor temible, a pesar de que es el mensajero que trae el password de acceso a la “realidad”. Para el ego la vida en realidad es la muerte y sólo lo que se opone a Dios es verdad.

Si te fijas,  el ego es demente. Lleno de miedo cree alzarse más allá de lo Omnipresente, se cree aparte de la Totalidad y separado de lo Infinito. En su demencia (en su delirio) cree también haber vencido a Dios Mismo. Y desde su terrible autonomía (falta de humildad) “ve” que la Voluntad de Dios ha sido destruída. Sueña con el castigo y tiembla ante las figuras de sus sueños: sus enemigos, que andan tras él queriendo asesinarle antes de que él pueda proteger su seguridad atacándolos primero.

El verdadero Hijo de Dios no tiene ego o al menos lo tiene limitado, “atado a cabestro corto”, como al caballo indomable. ¿Qué puede saber él de la locura o de la muerte de Dios, cuando mora en Él? ¿Que puede saber de penas o de sufrimientos, cuando vive en una dicha eterna? ¿Que puede saber del miedo o del castigo, del pecado o de la culpabilidad, del odio o del ataque, cuando lo único que le rodea es paz eterna, por siempre imperturbable y libre de todo conflicto, en la tranquilidad y silencio más profundos?

Conocer la realidad significa no ver al ego ni a sus pensamientos, sus obras o actos, sus leyes o creencias, sus sueños o esperanzas, así como tampoco los planes que tiene para su propia salvación y el precio que hay que pagar por creer en él. Desde el punto de vista del sufrimiento, el precio que hay que pagar por tener fe en él es tan inmenso que la ofrenda que se hace a diario en su tenebroso santuario es la crucifixión del Hijo de Dios, de nuestra esencia, y la sangre no puede sino correr ante el altar donde sus enfermizos seguidores se preparan para morir en vida, para dejar pasar la vida sin probar ni un solo segundo de ella.

“Realidad” escondida en los pobres  encajes de los trajes de un grupo de humildes puritanos en la película El festín de Babette, haciendo que las vidas del grupo de abnegados seguidores del pastor no sea “realmente” vida, “realidad” que se difumina dramáticamente por las ansia de poder del general…, “realidad” que únicamente es tocada por Babbete, la cocinera, la chef, pues  como ella bien dice: “un artista nunca es pobre”. Entregada a la creación Babbete se siente plena y vive en la justa medida y para hacer felices a los demás… El cabestro corto y su esencia brotando a borbotones…

¡Chín chín por Babette!

Pasen y vean… todo el largo.

Si tienen alguna sigerencia: nosolodoctoryla@gmail.com

Fragancia, Clandestinidad y Fluir

28 noviembre, 2011

Mi mujer dice que soy “constante” como un dolor de muelas…El presente post fue el que “utilicé” para “tirarles los tejos virtuales” a una de las personas de mi entorno con el fin que comenzara a trabajar y colaborar en el blog y … ¡Chasco!, no le gustó nada , pero nada na-da mi alusión a las violetas imperiales… Y ya el colmo cuando el videoclip acompañante fue el de Luis Mariano cantando “Violetas imperiales”… De troglodita para atrás hasta llegar a australopitecus. Pero yo (je, je) antes que desanimarme y sentirme “bohemio fracasado” decidí readaptarla para un año después y aquí está mi “venganza”.

Efectivamente relata un midrash cabalístico que el día que las flores fueron creadas en el primer Martes de la creación, todas ellas se acercaron al creador con el fin de solicitar “matices” únicos que pudieran favorecerlas en una eventual competición entre ellas….y así le permitiera a cada una sobrevivir en ese escaparate tan competitivo que es la vida.
La margarita pidió tener “colorido”, la rosa pidió “belleza”, el clavel solicitó “ser llamativa a la vista”, otra flor pidió un “tallo suave”, otra pidió ” espinas para protegerse”… pero una flor llamada violeta solicitó “frangancia y clandestinidad”.

La violeta tiene fragancia (escencia) y ocultamiento, es decir no destaca en altura sobre el resto de las flores porque en su crecimiento tiende a “doblarse” y por ello hay que buscarla pues está “escondida” en el suelo porque su crecimiento al ser curvo le impide destacar sobre las demás.
Sin embargo para compensar, el universo le otorgó el ser la reina de las flores, al menos en cuanto a “fragancia”.

En este blog existen dos “lemas” implícitos: Uno “fragancia y clandestinidad” y otro “ética y estética al servicio de una idea”.

Respecto al primero y que da título a esta re-entrada, la escencia (el alma, la intuición…), la fragancia (aquella única cosa de nuestro mundo material que nos es imposible representar con una forma , imagen o sonido y la clandestinidad de tod@s l@s que escriben y que much@s de ell@s no se conocen o no son conocid@s. Y más aún que el blog ya se llama “Nosolounblog”.
Ya ni se pueden reconocer los ángeles. Bueno yo si, podria leyendo un escrito de ell@s decir quién es su autor. Sólo por su fragancia…

Esta vez ¡no voy a poner la cancioncita que me valió el oscar a la mejor entrada del pleistoceno! Voy a intentar transmitiros como se siente uno cuando se especializa en fragancia y clandestinidad.

Asómbrense y vean la secuencia completa de esta obra de arte y, por favor, fíjense en los diálogos de los interpretes, toda una revelación….. que podríamos aplicar a la vida misma : “ En el Tango, no hay errores. Si te equivocas, sigue bailando…….fluyendo”.

Porque eso es la vida: “Escencia, clandestinidad y fluir” ( iba a escribir “flujo” pero queda horroroso… je! je!…) venga vídeo.

Seguimos recibiendo vuestras colaboraciones en: nosolodoctorylac@gmail.com

Qué bonito

25 noviembre, 2011

Los Naranjitos (Nosólodoctor y Nosóloyoda)

El otro día, mi joven profesor me hizo “reconocer” (lo sabía pero no me había fijado) que todas las cosas de este  mundo (materiales) tienen un “exterior” y un interior”: las frutas, las canciones, los paisajes… incluso las personas tenemos una “máscara” (nuestra personalidad) que nos protege de un entorno “hostil”; un “filtro” (nuestro carácter)  con el que “nos dejamos” con unos y nos “resistimos” con otros y una “esencia” (nuestro temperamento). En ese contexto, nuestros “ojos” se convierten en las ventanas de nuestro “temperamento”, de la “torre” en la que vivimos mas o menos aislados…

La entrada que Nosóloyoda propone que realicemos a “duo” trata sobre la belleza; de lo que despierta en las personas y de hasta qué punto nos apegamos o guardamos una distancia emocional que nos haga “regular” la válvula hacia una comunión voluntaria de intención y acción o una posición de “cero grados” donde podamos ver los toros desde la barrera y así estar preparados para lo que venga y con ello sufrir menos.

¿Realmente necesitamos “poseer” todo lo que nos entra por el ojo o por cualquiera de los sentidos? Apreciar o admirar la hermosura de algo o alguien pueden conducir al deseo de detentarlo o por contra, inspirar o despertar la nobleza que habita en cada cual.

La creencia de que la apropiación es la solución más eficiente es lo que conduce a la envidia, a los celos, a la insatisfacción y a conclusiones erróneas en forma de sentimientos falaces y confusos que desembocan en decisiones de dudosa fiabilidad; a veces, un envoltorio llamativo, una belleza extrema puede acabar perjudicando porque nos incita a quedamos “ahí” y a no querer progresar, lo que conlleva que su escencia, al no recibir estímulos, se atrofie y muera.

Sin embargo, captar la hermosura y dejar que siga fluyendo sin el yugo restrictivo de nuestro dominio, permitiendo que crezcan nuestro interés y nuestro deseo ampliándose con el conocimiento del contenido interior (esencia), contribuye a que crezca, se desarrolle y llegue hasta nosotros en la forma madura que hará que persista de un modo más estable y provechoso, en incluso sostenible, podríamos decir.

Como en el caso de la famosa campaña de protección de inmaduros “Pezqueñines. No, gracias. Debes dejarlos crecer” ¿La recordáis?

Pues algo así. La inmadurez, lo primero (y lo primero que percibimos suele ser el exterior) aparenta ser muy sabroso y tierno (bonito al paladar) y parecería que la mejor forma de disfrutarlos es consumirlos mientras son así, pero lo cierto es que eso sólo conduce a la extinción de nuestro objeto de deseo. Como en la cancion de Richard Cocciante, la belleza sin alma no es más que una ilusión.

La mejor forma de proceder ante la belleza sea quizás disfrutar de su contemplación y dejar que evolucione, que madure y se complete con la esencia que encierra.

¿Habéis pasado por ese momento en el que dos personas empiezan a conocerse, se gustan y todo se convierte en un “quiero saberlo todo de ti y compartirlo todo contigo” y se lanzan a la piscina dejándose llevar por el deseo inicial y luego… luego ¿qué? Luego la relación se convierte en una disputa territorial por la parcela afectiva que debería unirlos y que ha acabado siendo una negociación de competencias y un eterno enfrentamiento por la ubicación de la linde: los límites son donde termina algo, pero también donde empieza otra cosa; son los que separan, pero también son el lugar donde vienen a confluir las partes. En las relaciones románticas, sobre todo, una cosa es “atraccion” (casi siempre apego desmedido, una visión túnel provocada por el deslumbramiento que provoca la belleza), otra cosa es contemplación y admiración mutuas y otra, el Amor con mayúsculas que deja espacio y tiempo y favorece activamente el desarrollo y la evolución total.

Cuando nos empeñamos en mantener lo que se basó sólo en un arrebato de superficialidad, le estamos dando paso a una insustancialidad que se precipita casi irremediablemente a autoconsumirse, dejando desoladas las partes y la sumatoria de ambas. Porque, si no nos gusta lo que llegamos a conocer y que ya hemos hecho “nuestro” ¿qué hacemos: tratamos de cambiar su esencia o lo tiramos a la cuneta como al perrito que nos regalaron por navidad y que resultó ser algo más que un peluche (tiene necesidades que cubrir) cariñoso?

Si nos esforzamos y ponemos de nuestra parte (y hablamos de paciencia), la belleza no sólo puede satisfacer nuestros sentidos, si buscamos más, si somos un poco más exigentes y comparativos, la belleza puede adquirir un significado más amplio, incluyendo una especie de practicismo que la asocie al todo: a la fachada y al hogar, al envoltorio y al continente, al escaparate y al almacén.

No es una negación del “aquí” y del “ahora” o del “carpe diem“, sino de verlo teniendo en cuenta un punto de vista más amplio, con una perspectiva más enfocada en vencer la insatisfacción en lugar de alimentarla.

Qué bonito sería que compartiéseis con nosotros en nosolodoctorylac@gmail.com

Tienditas de fruta, pescado y pan.

25 junio, 2011

Recuperar el habla es lo que algunas personas van a conseguir  gracias al invento de un lector de movimientos de  boca que la nanotecnología está desarrollando,  merced a un equipo de investigación de las universidades de Sheffield y Hul, Inglaterra. El artilugio funciona mediante miles de  diminutos sensores que leen los movimientos de los labios. La tecnología de lo  ínfimo al servicio de algo superior: el lenguaje humano.

Ya saben que gran parte de  la historia que conocemos  es la de los que dominaron, lideraron, dirigieron o  reinaron en el mundo, aunque… allá por los sesenta empezaron a desempolvarse  las vidas cotidianas de nuestros antepasados, hubo de esperar hasta que  los usuarios de internet escribieran sus diarios en las redes sociales para que  los futuros historiadores puedan  tener una total fidelidad de la vida diaria. En marcha tenemos el legado  de  la historia mejor detallada que se pueda contar  a nuestros nietos… Todos los recuerdos a golpe de click al entrar en un blog de un tío-abuelo que fue creado hace un siglo…, los tweets de la tatarabuela  o los “me gusta” en el  Facebook de alguien que vivió en el Japón de los antiguos terremotos… Así que…,  millones de seres palpitando construyen algo superior: el recuerdo del futuro.

Los Crowdfunding o la creación de plataformas en red que permiten al usuario mediante la aportación de 3 o 4 euros hacer que el proyecto de una persona se materialice (en la lista de blogs recomendados pueden entrar en “La Revolución de los Minimecenas” para saber más del tema). Con esta nueva fórmula miles de personas entregan un pequeña cantidad de dinero para que un proyecto que les gusta vea la luz. Nuevamente minúsculos inversores hacen posible un sueño.

Nanotecnología, Microhistoriadores, Minieconomía… y, por fin,  la vuelta de las tiendecitas de toda la vida a las ciudades. Sí, la tienda de Doña Lola ahora la lleva un simpático señor  argentino, porque preferimos comer fruta, pescado o pan, fresco y de calidad. Los pequeños comercios vuelven a tomar las calles para gloria de nuestra salud pública.

Como ven en la realidad aparente lo invisible  es esencia de algo superior, lo pequeño es  imprescindible para proyectos mayores y  lo  ínfimo vital para panacontecimientos futuros; pero antes de ser pequeño,  los elementos del engranaje infinitesimal fueron idea-palabra-acción. Idea en la mente del investigador, palabra para dar forma a un artículo de un blog y acción para compartir con los demás un nuevo adelanto tecnológico.

Este es exactamente el proceso de la creación en el plano material y de la Creación en el plano espiritual, como ven hay primero un descenso y después un  ascenso.  “Tal como es arriba es abajo”.

Al igual que todos  los microcensores tienen como propósito  el Recuperador del habla, cada uno de nosotros tenemos el nuestro, nuestro propósito,  el cual consiste en: mejorar nuestro micromundo para crear una reacción en cadena, porque una vela puede encender un estadio entero, eso dijo el cabalista…  Sólo así ascenderemos a un orden superior…

En  el plano espiritual, la LUZ que desciende para darnos su esencia  hasta nuestros corazones, debe regresar… o “ascender” mediante la corrección del mundo, mediante el deseo de DAR-COMPARTIR.

Pero el problema cosiste en que solo deseamos RECIBIR, en que todos preferimos que nos DEN, en que es difícil no desear RECIBIR, pero justo ahí es donde podemos ejercer nuestra voluntad y convertirnos en DADORES, esforzarnos para ser unos DONANTES sociales, luchar para superar esa barrera inherente y COMPARTIR  de corazón.

Si practicamos esta acción: la de sustituir DESEAR RECIBIR por la de DAR, estaremos mejorando nuestro mundo, realizando el propósito vital de cada persona y devolviendo la LUZ recibida a su Fuente. Y Recuerda que allí arriba nos esperan “con la llave en la puerta… ” Ya lo decía Tony Ronald.

Que el lado luminoso de la fuerza te ayude a tomar consciencia de tu propósito en la vida.

Todos esos enlances de chistes, fotos, pps, cortos pueden ser la vela que ilumine a muchas personas, envialos a nosolodoctorylc@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.