Temas etiquetados como: ‘Estar presente’

21. Matar el tiempo es como suicidarse a plazos…

1 Julio, 2017

De 50 sombras de enGREYdos

¿Has estado alguna vez en una entrevista laboral en la que te preguntan “qué es lo que más odias”? Esa es una pregunta difícil de responder con éxito. Mi respuesta es que odio el desperdicio. El desperdicio de recursos, el desperdicio de esfuerzo y, lo peor de todo, el desperdicio de tiempo.

El tiempo es oro, o más que oro, porque con el tiempo se puede comprar oro, pero con oro no se puede comprar tiempo, y no sabemos nunca el tiempo que nos queda. Y además, sabemos que cualquier tiempo pasado nunca podrá ser recuperado. Una vez que se perdió, se ha ido (llegar a los 50 años hace que esta realidad sea mucho más profunda).

A menudo me digo esto de “matar el tiempo es suicidarse a plazos”. Cuando zapeo, o al clickear sin ton ni son por internet, a la deriva en lo que llamo “desperdicio cibernético”.Ya sabes, haciendo clic aquí y allá, en una interminable cadena de exploración. Ese es el momento para detenerte y pensar: ¿estoy haciendo algo productivo? (Revisar tu historial de navegación es una forma excelente de saber cuánto tiempo desperdicias).

Una vez escuché a mi profesor de cábala explicar que en la mayoría de las joyas, la piedra más valiosa es puesta en el medio y es rodeada por material de menor valor (como por ejemplo, un anillo de diamantes). La excepción a esto es un reloj de pulsera, en el cual, se ocupa un costoso armazón de oro, para albergar unos pocos resortes y unas agujas. Esto es así, porque en realidad, el tiempo es el bien más valioso de todos.

Nacemos como los más ricos del mundo, decía un anuncio de algo que vi hace unos días, y morimos totalmente pobres, porque el tiempo, esa porción con la que llegamos al mundo, se va gastando inexorablemente, sin prisa pero sin pausa, desde que llegamos e iniciamos nuestra andadura desde diferentes cunas, para experimentar, aprender y decidir qué hacer con cada momento.

Vivimos muchas veces metidos en una espiral ajetreada sin pararnos a ver qué estamos haciendo, a qué dedicamos “el tiempo libre”. El ritmo de la vida absorbe cada instante del día a día en mil cosas, que a veces nos hacen decir: “tengo la sensación de que el tiempo no me pertenece, de que hoy no he dedicado un instante para mí, de que he perdido el tiempo dejando escapar momentos que nunca se volverán a presentar”.

Como decía el gran Chaplin, la vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Todos y cada uno de los granitos de nuestro particular reloj son igualmente valiosos. No esperemos a cuando caiga el último grano para decir, espera espera…, me gustaría…

¿Te apetecen deberes?? Porque aquí y ahora podemos decidir qué hacer con este momento, con lo que está sucediendo en él. Sea lo que sea y hagas lo que hagas, ¿por qué no poner la atención y la intención a todo lo que puedas dar, a todo lo que puedas recibir, a lo que puedas aprender o enseñar?.

Decidir si es momento de amar por encima de todo, de no perderte en lo malo que te rodea, sino buscar algo para combatirlo o al menos no alentarlo, si ya llegó el momento de aceptar lo diferente de los demás porque cada cual lleva su propio camino, y ¿quién es nadie para juzgar al otro sin andar dentro de sus zapatos…? Tantas cosas pueden suceder en este momento.

Si paseas no te pierdas nada teniendo la mente ocupada en lo que no forma parte de tu caminar.

38. Corre con la Pelota

30 Julio, 2015

(De 50 sombras de enGREIdos)

No es suficiente escuchar una idea. Tienes que estudiarla, desarrollarla y añadir  nuevas dimensiones posibles. Y luego debes vivir con ella. Sólo entonces la idea que nació, la idea que te aportaron se convertirá en parte de ti.

A  veces  en la excitación de oír una nueva propuesta o idea, damos un inspirado salto y hacemos diversas asociaciones con otras ideas y nos dispersamos… La sombra de esa idea está en creer que por si sola es perfecta. No lo es. Entiéndela y añádele algo.

Cuando escuches una idea, asegúrate de llegar hasta el fondo. No tomes la idea en su valor nominal. Desglósala en sus componentes. Define cada parte para asegurarte que la entiendes completamente. No te avergüences en preguntar. Entiéndela y aporta observaciones.

La idea es la pelota, tú eres quien la recibe. En cualquier juego independientemente de la idiosincrasia de dicho juego, el que tiene la pelota no se la queda ni se la lleva a casa. Debe correr y encestar o hacer gol.

La Escucha Activa  significa absorber la idea en un nivel que te impacte y llevarla a tu corazón. Cuando esa idea alcanza tu corazón, entonces te ves empujado a la acción. Esa es la canasta. Ese es el Gol.  Todo lo que no sea Gol o Canasta con una pelota es “sombra”. La sombra 38.

El ejercicio para esta semana consiste en que no te baste con sólo leer el periódico.  Conviértete en parte del proceso. Saca conclusiones. Deriva nuevas ideas a partir de ellas. Esa es tu creatividad, ese eres tú. De otro modo, sólo serás una sombra de un Yo abrazado a una pelota; una figura pasiva —un peón de las noticias— y no estarás verdaderamente prestando atención. No estarás realmente presente en cuerpo, en Mente… y en Espíritu. Y cuando estás presento el Universo entero aplaude.

Nosolonavegante, nuestra próxima cita será el jueves próximo.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.