Temas etiquetados como: ‘generosidad’

10. No seas un Zombie

1 mayo, 2018

De 50 sombras de enGREYdos

En el supuesto de que seas de esa rara avis existencial que constituyen los CREYENTES, estarás conmigo de acuerdo en que Dios no creó el mundo por diversión, ni como un experimento científico, ni tampoco porque se sentía solo.

Los cabalistas explican que Dios creó el mundo porque no existía nada ni nadie fuera de Él, es decir, no tenía la posibilidad de “dar”. Por lo tanto, el propósito principal de la creación es recibir y a su vez reenviar esa  bondad a otros. De este modo, se puede decir que la forma más profunda que existe de emular a Dios seria a través del acto de dar.

Ahora bien tú podrías decirme que, a veces, simplemente no “sientes” deseos de dar. Y es lógico. Aun más; diría que es hasta humano. No siempre uno tiene ganas de hacer algo loable por el prójimo. Por muchas razones…

Nefesh-Ruaj y Neshama son las tres instancias o niveles de nuestra alma  que deben estar activadas para poder trascender de la dualidad y poder “comprender” cómo funciona el Universo. El Nefesh corresponde con el Hígado (Instinto), El Ruaj con el corazón (Altruismo-Solidaridad), y la Neshama con el Intelecto (Conciencia-+Lenguaje de las Ramas).

Así como cualquier bebé solo puede en virtud de su nefesh (su instinto de supervivencia)  pedir teta, y llorar por su necesidades sin tener en cuenta  lo cansada que esté su madre, o que sea de día o de noche,  con los años, y en nuestro proceso de maduración, vamos entrenando nuestro Ruaj o nuestra capacidad de ver al prójimo, Verlo y ponerse en sus zapatos, en sus necesidades, y en sus tribulaciones.

Esto es crucial para nuestra salud espiritual pues de no alcanzar el estado de Ruaj, no podremos nunca “encender” la Neshama. A este respecto el Talmud dice de alguien que no es capaz de darle a los demás  se compara a un “muerto viviente”. Un alma que no da, es un alma desnutrida y marchita. Un zombi.

Y es un error esperar hasta que estemos emocionalmente “inspirados”  para salir de nuestro estado de ZOMBI.  Por el contrario, a veces es mejor robotizarse y dar en modo DONANTE si esperar a estar predispuesto a serlo porque es a través del acto de “dar” como me transformo de RECEPTOR EN DONANTE, y no el sentimiento o emoción que me mueve a ello.

Serán finalmente mis emociones las que seguirán a mis acciones. Y de tanto dar acaba uno queriendo seguir dando pues dar y recibir son en última instancia adictivas.  Y mientras tanto, como quien no quiere la cosa, se habrá hecho mucho bien en nuestro entorno  y el mundo va mejorando pokito a poko. Je…..

 

11. Verdadero Amor

4 abril, 2018

De 50 sombras de enGREYdos

“Hay que ser un poco diferentes para amarse los unos a los otros. De lo contrario solo sería Amor “propio” también llamado “orgullo”.

El cuidador de Almas.

Amor es la cualidad humana más alta, trascendente y el primer requisito que nos conecta con los mundos superiores porque al fin y al cabo el Amor es el origen y fundamento de todas las interacciones humanas.

Es tanto dar como recibir.  A veces es un acto de amor “dejarse recibir”… para poder luego dar.

El Amor nos permite llegar más alto y más allá de nosotros mismos, sentir a otra persona y que esa otra persona nos sienta a nosotros. Pues incluye Empatía y Compasión. Las herramientas por medio de la cual aprendemos a sentir la más excelsa realidad.

El amor sano debe incluir también siempre un elemento de disciplina y discernimiento: cierto grado de distancia respeto por el otro, una evaluación de la capacidad del otro para contener tu amor. Comprensión.

Amor no es sinónimo de invasión ni tampoco de fusión. La fusión ocurre cuando el grado de amor y de cercanía es máximo pero no siempre ocurre así, y tampoco no siempre ha de ser así. Pregúntale a un padre que en nombre del amor, ha malcriado a su hijo, o a alguien que sofoca a su esposo o esposa con su amor y no le permite al otro un espacio propio para sí mismo.

La lluvia es bendición (Amor del Cielo)  solo porque cae en gotas, si cayese a chorro arrasaría con todo. Igual pasa con el Amor, debe tener una cadencia y una disciplina.

Todos querernos dar amor y recibir amor pero necesitamos una mesura, y un ritmo tanto en el  otorgamiento como a la hora  de recibir. Muchas veces querernos darlo todo y en ese proceso de darlo todo desaparecemos como individuo, y otras veces estamos tan sedientos que morimos de amor pues nuestro recipiente  estalla de tanto que recibimos  sin dar a medida que lo tomamos.

Finalmente el Amor debe estar en armonía. El amor armonizado incluye los dos ingredientes anteriormente mencionados de empatía y compasión.

Con frecuencia se da amor con la expectativa de recibir amor a cambio. El amor compasivo es dado desinteresadamente, sin esperar nada a cambio, incluso cuando el otro no merece amor. La sefira de Jesed representa la Bondad que es Amor pero la sefira de Jesed tiene que combinarse con  Guebura (disciplina) y Tifieret  (Armonía o Verdad) a medida que desciende a los mundos inferiores para que sea “Verdadero Amor”.

Tiferet de Jesed es verdadero amor y por verdadero amor se entiende dar también a aquellos que te han herido y no solo a los que te quieren o te han otorgado. El amor no tiene nada que ver con el agradecimiento ni con el cariño ni con el sentido de la justicia sino que es una cualidad trascendente tan, tan elevada y altruista que es lo que realmente te mantiene conectado a la Fuente de todas las Fuentes. El Árbol de la vida verdadera y única fruta que un día no quisimos comer ante la curiosidad de probar los entresijos de un intelecto que nos hace navegar en el conocimiento del Bien y del Mal, de lo que hoy conocemos como “vida”… que no es vida.

¡Dentro video !

 

Bondad, generosidad, amor, amistad

 



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.