Temas etiquetados como: ‘heridas’

Mirando hacia atrás sin ira

17 enero, 2013

(By Nosololodoctor & Virginia Amena)

En Enero del 2011 escribimos un post titulado el “Bien de Altura” sobre la reflexión que nos surge cuando miramos hacia atrás “sin ira”. Muchos de los traumas que vivimos ayer vistos ahora, parecen “menos” trauma ….fueraparte (como dicen en mi pueblo) de los 5 heridas básicas del niño interior (abandono, rechazo, traición,  humillación e injusticia…)

http://www.youtube.com/watch?v=Tz3tkSVsnWs

¿Qué problemas puede tener un niño?

Pues veréis :  a los dos años me incomodó bastante (y os aseguro que no es un eufemismo) que mi madre rechazara un contrato de la Nestlé para anunciar la papilla “NESTUM 5 Cereales” y desde ahí arrastro cierta insatisfacción existencial. El año pasado fui por indicación de mi terapeuta, a “cerrar” ese tema y me entreviste con el Director General de la Nestle;  a ver que me de una segunda oportunidad anunciando ¿yogur para ancianos?  Ni me contestó. Bueno; me ha dicho que haga la solicitud por escrito.  ¿pongo mi foto? le sugerí…. y me miró con algo de ternura y me dijo como en un susurro mirándome por encima de sus gafotas  : ¿pa qué?

También me ha fastidiado que cada dia de reyes aun a pesar de que siempre quise un scalextric “siempre me regalaba mi madre un lote de libros… año tras año”. Claro,  así he salido tan “intelectual”… Pero lo que no les perdono a ambos es que me hubiesen permitido seguir creyendo hasta los 12 años! en los Reyes Magos. Imaginaos ya mis grandes dotes argumentativas en la clase defendiendo su existencia…… Ahora me siento ridículo. Tanta inocencia…. pero al mismo tiempo la echo de menos…….(a la inocencia me refiero eh?)

A mí me viene a la mente el segundo recuerdo que tengo de ser muuuuy pequeñita. Sentada en el carrito de paseo y mi hermano “conduciendo” bajo la mirada de mi madre. Conforme nos alejamos y da la vuelta a la esquina fuera de su vista… empieza a correr a toda leche y todavía se me ponen las manos en garra de como asía con pánico. Y voy a parar ahí…

Como escribimos aquella vez éstas vivencias me llevan a pensar que cualquier problema sólo lo es en un momento determinado y desde un punto de vista concreto, es como la incapacidad de observarlo en su plenitud, como una panorámica incompleta. Si a los tres años hubiese podido comprender las repercusiones de mi párvulo “vicio”, otro gallo me habría cantado. Es difícil comprender ésto cuando se está en plena vorágine de dolor o afectación, pero es imprescindible para no perder los nervios y el bienestar, para poder ignorar la voz del Ego que te invita a regodearte en la desdicha, a ver férreos enemigos que atentan contra tí merecedores de venganza o un mundo injusto que jamás te da un respiro. Visto así, un problema es una oportunidad de crecer, de subir un nivel más. Supongo que dicho de este modo debe sonar igual de incomprensible que cuando me explicaban que debía dejar el chupete… y es que es exactamente lo mismo.
Pero creedlo, es así : de nada sirve escaparse de uno mismo…

http://www.youtube.com/watch?v=b_GplqWrJ9g

Te escuchamos en : nosolodoctoryla@gmail.com

El principio del cambio

8 noviembre, 2012

Con profunda gratitud dedicado a Nosolodoctor, Marta,  Dhanya y los compañeros de taller del pasado 20 de Octubre.

Te invito a poner la música y continuar leyendo.

Quiero compartirlo. No estoy echando las campanas al vuelo ni cantando ¡Bingo!, pero el inicio del cambio es ya un hecho.

La verdad es que llevo el 90% de mi vida adulta buscando sanar algunas historias. Infinidad de terapias, de búsquedas, alternativas varias.  A punto estuve de alquilar una nave en el polígono para guardar las muñecas que simbolizaban mi niña interior…  Y como siempre “me tocó” ser la más disciplinada (y cabezota) seguí dale que te pego para alcanzar el objetivo.  Pero volvía a caer, “desenterrando  todo lo vivido”…

Por eso esta experiencia nueva merece ser contada.

La voz de Nosolodoctor nos condujo al encuentro con el niño interior  (ya lo he dicho, no era mi primera vez) más con  la confianza que le tengo,  me dejé guiar escaleras abajo y traspasé la puerta.

Las veces anteriores había cogido, acunado y consolado a mi niña pequeña, y estuvo  ciertamente muy bien. Pero esta vez me sorprendió.  Cuando llegué a su encuentro allí estaba ella, radiante.  Se alegró de verme y enseguida me invitó a participar de su juego, sacando del armario grande toooodas las muñecas que dormían sentadas con el atuendo de la última vez.  A veces montaba celebraciones de cumpleaños, otras, festivales… muchas horas de juego sanador.

La sonrisa limpia y entusiasta me mostraba que no habían pasado por ella ni la traición, ni el abandono, ni la humillación, ni el rechazo, ni la injusticia. No necesitaba mi abrazo ni mi consuelo…

Esa fue la diferencia sustancial esta vez. La adulta fue cobijada, revitalizada y reforzada por la pequeña, con la promesa de seguir siempre, TODA LA VIDA A SU LADO.

Me costó dejarla. Creo que me hubiera quedado allí mucho tiempo más… pero hay que crecer de una buena vez.

A punto de cumplir los primeros 21 días de trabajo, voy cautelosa pero firme. No ha sido “en un tris tras”. Llevo muchos desde aquel Sábado que me mantienen atenta en el presente, en el firme deseo de una real transformación.
Ayer lo leía :  “Para tener ese deseo verdadero, el temor a NO cambiar tiene que volverse más grande que el temor a hacerlo.” Y créanme que lo es.

Os dejo un abrazo, sigo teniendo mucho trabajo.

El cartero siempre llama dos veces

12 abril, 2012

(By Nosolodoctor y Angel 2)

Frank, un “vagabundo espiritual” (sí, como el de nuestra entrada del pasado lunes 9 ) hace una parada en su deambular y entra a comer en un local y …se queda a trabajar allí.
El local está regentado por una joven y atractiva mujer (Cora) y su marido de mucha más edad (Nick), un inmigrante griego . Frank y Cora inician una relación clandestina. Cora (una “mujer fatal”, en el sentido de que el sentimiento que esta mujer le despierta al principio, es un atractivo físico casi animal… pero a medida que pasa el tiempo siente que algo más profundo va naciendo en él. La necesidad que siente de ella (“eso no es amooooor”) es lo que le lleva a aceptar eliminar al marido.
Y es que Cora, aún a pesar de estar “requetebuena” esta cansada de su situación,
casada con un hombre al que no quiere y trabajando en un local del que quisiera ser propietaria para poder hacer mejoras. Así que Ella y Frank planean asesinar a Nick para comenzar una nueva vida juntos sin que ella pierda el local.
Su primer intento resulta fallido, pero a la segunda… lo consiguen.
El fiscal del distrito sospecha lo que ha ocurrido, pero no tiene pruebas suficientes para demostrarlo. Por ello decide acusar únicamente a Cora por el crimen del marido y así poder enfrentarla con Frank. Aunque consigue el enfrentamiento, un truco del abogado de Cora evita que su autoconfesión llegue a manos del fiscal. Al fallar la táctica del fiscal Cora es finalmente puesta en libertad.
Pero… “el Cartero siempre llama dos veces ” es decir que existen situaciones que pensamos que habían sido solucionadas y que sin embargo ahora comiezan de nuevo a reaparecer.

En realidad, es una oportunidad para ir a nuestro siguiente nivel si nos hemos arrepentido de verdad; o de “pagar” la deuda si creímos que nos fuimos de “rositas”…

El cartero siempre llama dos veces. El destino siempre te hace una “repesca” para ver si esta vez…”te escapas o pasas el examen..con nota”. ¿Os suena?

Asi que Frank y Cora consiguieron arreglar finalmente su tumultuosa relación y planean un futuro en común. Pero, cuando parece que finalmente van a vivir felices para siempre, Cora fallece en un accidente de tráfico en el que viajaba con Frank ( y “paga” su karma de haber matado a alguien para poder “vivir su “vida”…pues no…) y paradójicamente Frank (las cosas del destino !) acaba siendo condenado por la muerte de ella, que es una manera de
“pagar” por la muerte de Nick …

Así que si hoy ves que alguna herida del pasado se abre, no te alteres ni caigas en la autocompasión, ni saltes al río de la negación. Sólo piensa que mientras más grande sea el desafío, más grande será la recompensa. Y créeme, pasar la prueba merece la pena, para que “el cartero” no llame más a tu puerta…
Les ponemos esta vez un debate para cinefilos : Qué grande es el cine de José Luis Garci,1980. ¡Venga!

Llama a nuestra puerta : nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.