Temas etiquetados como: ‘la larga noche del alma’

El expreso de media noche.

26 junio, 2011

Antes de nada, expresar mi agradecimiento a nuestro recién ascendido Angel4 por la logística aportada para la realización de esta entrada,  además de ensalzar una vez más su humildad y su empeño en hacer fácil lo difícil.

Existe una película muy conocida, basada en un hecho real, que trata  la historia de un joven que en 1970 fue sorprendido en un aeropuerto de Turquía  al tratar de abandonar el país con hachís adherido a su cuerpo. Para su desgracia, por aquel entonces el Gobierno turco pretendía  dar un castigo ejemplar a los traficantes de drogas. La versión de la película, en comparación con la novela original, nos enseña que nada es lo que parece en nuestra vida; quien  aparece retratado como un ciudadano americano, casi ejemplar condenado injustamente por un país desconsiderado y brutal, en realidad se trata de un consumidor habitual de drogas que cruzó varias veces Europa cargadito de ellas hasta que, de tanto llevar el cántaro a la fuente…,  se rompió donde menos convenía. La cuestión es que por “fas” o “nefás” lo que sí es verdad es que comienza entonces una pesadilla para el joven en cuestión, que deberá adaptarse al ambiente dantesco y de miseria de una prisión turca.

El padre de Billy viaja a Turquía para gestionar su liberación, pero dado que Nixon, presidente estadounidense del momento, había tensado las relaciones con dicho país, poco o nada puede hacer la embajada. Así que decide contratar a un abogado de allí, Yesil,  para enfrentarse a la complicada burocracia legal turca.  En 1974 las apelaciones del letrado fracasan empeorando la situación de Billy que recibe  resolución emitida por la Corte Suprema de Ankara que lo condena a 30 años. Esto le hace enfrentarse a un futuro que se le plantea muy,  pero que muy negro y comienza a caer en un estado de desequilibrio mental que lo lleva a agredir a Rifki, por lo que es trasladado a la sección siquiátrica de la prisión y allí conoce a un inglés, Jimmy Booth,   un preso alienado por el ambiente.

Su novia, Susan,  lo visita en 1975 y consigue entregarle dinero oculto en un álbum de fotos para intentar la fuga. Así que solicita hablar con el jefe Hamidou y le ofrece dinero para que lo lleve al hospital del penal. En lugar de esto, el oficial se lo lleva a una habitación, lo golpea e intenta violarlo.

También aquí se maquillan los hechos cinematográficamente, pues detrás de la supuesta violación, las declaraciones del protagonista real de esta historia nos hablan de la normalidad de este tipo de favores sexuales y,  en general, de lo común de las relaciones homosexuales consentidas…,  sólo que quizás los espectadores norteamericanos de la época no estaban suficientemente preparados para aceptar lo que la apariencia esconde…

La película finaliza con la fuga de Billy cuando éste, en su desesperación, empuja al gendarme que acaba con un colgador de la pared clavado en la espalda y muere, momento que aprovecha el protagonista para vestirse con el uniforme de guardia y salir…

Siempre me he formulado la misma pregunta: ¿por qué se llama El expreso de medianoche? Al parecer la novela especifica que se trata del nombre que los presos daban a la oportunidad de fugarse. Pero antes de conocer este dato, encontré una idea, cabalística ¡cómo no!, que me gusta y que he hecho mía. En un libro del RAMJAL  (acrósticos de Rab Moshe (Moises) Jaim (Jaime) Luzatto, Padua 1707, Tiberias, 1747) se hace alusión al hecho de que algunos “piadosos” se levantan a las 3.00 de la madrugada para “conectar” con el dolor del “mundo”,  sentir su sufrimiento y llorar por él. Doce minutos de “conexión” con el dolor y el llanto, que es lo que se tarda en decir, orar o recitar  el texto del Ramjal,  aproximadamente el mismo tiempo que tarda en pasar un enorme tren “lleno” de las desdichas del mundo. Y aunque para el que sólo es un espectador se pasa rápido, para el  que está dentro, le parece eterno…

Ramjal calculó que la “hora  intermedia” que existe en el intervalo entre las 24.00 de “noche oscura” hasta las 6.00 h de la mañana,  cuando despunta el alba,  coincide con las 3.00 h de la madrugada que se admite como la “medianoche” metafísica y al rezo practicado a esa hora lo denominó la “corrección expresa de medianoche” y en versión laica, simplemente “El expreso de Medianoche”.

A mí, la verdad, el concepto en sí mismo me fascina,  me fascina que la película esté basada en un hecho real,  con la dósis de subjetividad de todo lo aparentemente creíble,  me fascina también porque quien no ha “vivido” o “asistido” al hecho de que a veces por un “error”, pecado , equivocación u omisión,   la persona “vive una pesadilla larga que congela su tiempo” de vida permaneciendo “encarcelado”, secuestrado en la burbuja de su propio tropiezo, entre otras razones, porque el destino le ha seleccionado para ser el chivo expiatorio de una situación ejemplarizante…

A este respecto, El RAMJAL, uno de los cabalistas más grandes de todos los tiempos, dice una cosa sobrecogedora: Aquel que llora de forma expresa a medianoche por el dolor del mundo,  no será  nunca el chivo expiatorio del dolor del mundo“.

Hoy día la película es todo un clásico, los operarios de las salas de cine son los mejores testigos de la calidad con la que está realizada esta película, pues ese último momento de liberación se acompañaba con un suspiro de alivio, toda la sala al unísono exhalaba el aire que había retenido durante todo el film. También la música de esta película es un clásico. Espero que esta triste y complicada reflexión les pueda servir de algo a aquellas personas que alguna “mala vez”  tuvieron que viajar en un expreso de medianoche.

Que la fuerza te acompañe y  envíe su más poderosa  LUZ-guía para acompañarte.

Cada día recibimos en nuestro correo electrónico enlaces a videos, fotos, pps, noticias…, en nosolodoctorylac@gmail.com los usaremos para que tú puedas mejorar el mundo. ¡Reenviánoslos!



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.