Temas etiquetados como: ‘libertad’

4. Los Engreídos.

25 noviembre, 2018

 

A  esta altura del Árbol de la vida, a tres escalones de liberarse de la dualidad, te habrás dado cuenta de cuan fácilmente construimos nuestra realidad a través de nuestra forma de hablar: si decimos “divina de la muerte”, por ejemplo, estamos diciendo que para nosotros lo divino y lo inerte vienen a ser una cosa,  si decimos: “asco de vida”, estamos creando una realidad desilusionante,  con medias verdades o mentiras “piadosa”, que finalmente nos repugnará y nos hará vomitar “asco”. Y así todo.

Palabras como “buena o mala suerte”, “me merezco o no me merezco”,  “no es justo o es justo”,  “es culpable o no lo es”, etc…, son las palabras que nos hacen crear nuestra realidad a corto y largo plazo. Pero saber no es conocer.  Yo, por ejemplo, sé lo que es un parto y he asistido a muchos pero no “conozco” (vivido)  un parto; sé que duele pero no me ha dolido a mí, sé que merece la pena pero no sé hasta cuanto sí o no merece la pena.

Lo que sembraste ayer es lo que recoges hoy, y casi el 100% de las veces nosotros convocamos de forma inconsciente los acontecimientos futuros. A mejor y  mayor conocimiento,  mejor y más libre elección.  Porque la necesidad está en las antípodas  de la libertad.  “La verdad nos hará libres”. Cierto. Pero nunca tendremos en este plano y en nuestro nivel la verdad absoluta, aunque las personas inmaduras e ignorantes vayan por la vida “en nombre de la verdad”  juzgando y emitiendo edictos sobre tal o cual cosa, que poco tiempo después en función del guión de sus vidas defiendan lo contrario y defiendan la “nueva” verdad.

La verdad, que en hebreo se dice EMET tiene un valor de guematria de 9. El nueve es el último número de la individualidad. A partir de él empieza la pluralidad y la convivencia. Cualquier número multiplicado por 9, suma 9. Es decir, el 9 no cambia, ni multiplicado por 3 (27=2+7=9) ni  multiplicado x 15 (135=1+3+5=9). La verdad no cambia en función de nuestros intereses, ni en función de nuestras necesidades, ni en función de nuestro sistema de creencias al cual pertenezcamos. A la única verdad que podemos aspirar es a “nuestra verdad”, y nuestra verdad consiste en pensar, sentir, decir y hacer lo más alineado posible, aunque casi siempre como observaréis pensamos algo, sentimos otra cosa, decimos una parte y hacemos lo contrario.

La manta número 4, la sombra de los “engreídos”, es esa: ¿Quiénes son los engreídos? Aquellas personas que viven en “la” verdad absoluta y no se interesan para nada en “tu” verdad. Viven para conquistar opiniones y voluntades ajenas que retroalimenten su verdad, porque no debería haber otra. Son una especie de ISIS anímico que corta tu  cabeza, si piensas, sientes, hablas o haces de un modo “que no se lleva”.

Precisamente, para defendernos del pavor que nos da ese ISIS anímico, se va construyendo eso que llamamos “EGO”, que nos vende la moto de que nos protege de la incertidumbre, del rechazo y del desamor. Tampoco es verdad.

Siempre tengo muy en cuenta un consejo de mi Catedrático de Psiquiatría, Don Manuel Ruiz, que allá por el año 1980 me dijo, entre otras muchas cosas…

  • Salama, cuando alguien le diga que es usted lo mejor y que gracias a usted se ha sanado de tal o cual afección…, no le crea. Y cuando alguien le eche en cara o le diga: es usted un pesetero, una mal persona, tal o cual…, igualmente, no le crea. Porque solo usted sabe lo que es, y la proyección que usted da hacia los demás no es usted. Es simplemente una proyección, algo virtual, que depende del observador no del emisor. Así que no se pase la vida alimentando y gastando energías que sostengan esa proyección que a usted le reafirma, o intentando lo contrario, es decir, no se pase la vida intentando revocar la imagen que tienen de usted. Se dará cuenta más tarde que pronto, que la vida se le pasó en intentar, en perseguir al pollito equivocado, y cuando uno se da cuenta, queda poco tiempo y mucha soberbia para reconocer que estábamos equivocados.

Gracias Don Manuel. Verdad de la buena. Je…

Águila o pato, that´s the question.

10 noviembre, 2014

By Nosolodoctor

Dedicado a todos los que se quejan…

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían pasado, y el mar no existía ya más.

Y yo Juan, oí una gran voz del cielo que decía: he aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y será su Dios. Y enjugará, Dios, toda lágrima de los ojos de ellos, y la muerte no será más, y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor porque las primeras cosas pasaron.

(Apocalipsis 21:1-4)

Hoy  te contaré una historia, la de Rodrigo y Willy, que a su vez me contaron hace tiempo y que marcó profundamente  mi visión de la vida: Pato o Águila.  Tú decides…  Esta es la historia…

Rodrigo estaba saliendo  del aeropuerto camino de la parada de Taxis cuando un taxista se le  acercó, lo primero que notó  Rodrigo es que el taxi  estaba limpio y brillante. El taxista iba vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien  planchados, el taxista salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi. Le alcanzó a Rodrigo una tarjetita plastificada y le dijo: yo soy Willy, su chofer, mientras coloco su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi “Misión”.

Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy:

“Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera más rápida, segura y económica posible, brindándoles un ambiente amigable”.

Rodrigo quedó impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio, sin una mancha!!  Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, ¿le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado”.

Rodrigo bromeando le dijo: “No, preferiría un refresco”. Willy sonrió y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola normal y dietética, agua y jugo de naranja”.

Casi  tartamudeando Rodrigo le dijo: “Tomaré la Cola light”.  Pasándole su bebida, Willy le dijo, “si desea usted algo para leer, tengo el Mundo, El ABC, El MARCA y el AS … Expansión… para pasar el viaje hasta su destino, además si mira en la tarjeta que le he dado por detrás verá las cadenas de radio que tengo por wifi y la lista de canciones que tocan, por si quiere escuchar la radio.

Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenía el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual sería la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus  meditaciones…
“Dime Willy, -le preguntó asombrado Rodrigo- ¿siempre has atendido a tus clientes así?”

Willy sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años de taxista los gasté la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas.  Siempre estaba diciendo “la puta m… del …, me cago en…,  que le jodan…. y, claro, me “jodían”.

Un día escuché en la radio acerca del Dr. Dyer, un “Gurú” del desarrollo personal. Él acababa de escribir un libro llamado: “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. El tal Dyer decía que si tú te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. Él decía: “Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Sé un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas, sin embargo, se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llegó aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mí. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Miré alrededor a los otros taxis y sus chóferes…, los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno cada vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios.

“Se nota que los cambios te han pagado”, le dijo algo sarcásticamente, Rodrigo. “Si, seguro que sí”, le dijo Willy. “Durante mi primer año de águila dupliquÉ mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique.  Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reserva a través de mi móvil o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.  Posiblemente haya contado mi historia a más de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.  Willy el taxista, tomó una diferente alternativa:   decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, un  servidor público, “político”, ejecutivo, empleado o profesional liberal por cuenta ajena, un minero o un basurero, modisto, fraile o aparcador de coches…, ¿cómo te  comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?

Recuerda: tienes  libre albedrio para escribir tu propia historia. Águila o Pato. Piensa en ello hoy y toma tu decisión. Te cambiará la vida. Los patos aspiran a cambiar la Tierra pero no pueden; pero las águilas…,  las águilas ¿ustedes saben que el águila es el único ave que transporta a sus crías mientras vuela con ellos “sobre sus alas” (de forma majestuosa,  a diferencia de otras rapaces que lo hacen “bajo sus alas” protegiéndolas…) ?

¿Donde he leído yo esto…? Ah, claro,  en ese librito de cuentos, por cierto, el más vendido en la historia del mundo, llamado la Biblia. Les pongo la cita: im-pre-si-o-nante:

Deuteronomio 32:11

11 Como un águila que aviva a sus polluelos  y revolotea sobre sus crías,
así desplegó sus alas para tomarlo y alzarlo y llevarlo a salvo sobre sus plumas.

“Alas de libertad”

Estaes  la historia de un pequeño pez
que quiso ser aquello que las alas suelen dar.
Soñando el aire que hace pie
sobre el fin del horizonte donde abraza el mar
para ascender…

Y así fue como el pequeño pez
voló a beber…
Del cielo y las estrellas sobre el mar
respiró el aire e hizo pie
Justo ahí, donde los otros nadan sin traspies y sin porqués.
Y al caer, en su muerte el fue
La idea, el ser, sin moraleja sin final.
El voló a ser:

alas de libertad,
alas de fe,
alas de libertad,
alas de fe,
alas de libertad
alas de fe
alas de libertad.

Que van…

Nosolonavegante, nos volveremos a encontrar el 30 de noviembre puntualmente.

Resurrección

8 abril, 2012

TODAS LAS PROMESAS INCUMPLIDAS
TODAS LAS AMENAZAS PROFERIDAS
TODAS LAS MALDICIONES QUE DE MI BOCA SALIERON
TODOS LOS JURAMENTOS FALSOS
TODAS LAS MENTIRAS DE MI EGO Y AQUELLAS MEDIAS VERDADES QUE EXPRESÉ
TODO MI RESENTIMIENTO Y JUICIOS DE VALOR QUE HICE SOBRE CUALQUIER SER HUMANO AMIGO O ENEMIGO, QUERIDO O RECHAZADO, CERCANO O LEJANO A MI
TODO EL CRITIQUEO QUE GUARDE, ALIMENTE, EXCLAME , GRITE O MUSITE
DESDE EL PASADO MES DE ABRIL HASTA HOY…

QUEDAN ESTE NUEVO Y GENEROSO MES DE ABRIL SUPRIMIDAS, ABOLIDAS, ANULADAS Y CANCELADAS
Y PIDO DESDE MI LIBERTAD HUMILDE Y ALEGREMENTE A DIOS; LA INTELIGENCIA Y LA BONDAD DEL UNIVERSO
QUE NINGUN SER HUMANO SEA CASTIGADO O DAÑADO POR MI CAUSA

PORQUE ESTE MES DE ABRIL ME LIBERO DE LA ESCLAVITUD DEL EGO Y ADQUIERO VIDA Y LIBERTAD
Y SOY CONSCIENTE QUE PERDONAR ES RECONOCER QUE NO HAY NADA QUE PERDONAR

PORQUE QUE HOY SOY LO QUE SOY

GRACIAS A ESAS PIEDRAS DEL CAMINO QUE ME PUSIERON Y TUVE QUE RESOLVER
Y GRACIAS A ELLO Y A ELLOS
EN MARCHA ESTOY… DE NUEVO

Dentro vídeo. Atentos por favor a la letra.

Ponte en marcha y comparte, nosolodoctorylac@gmail.com

Héroes “sin peceras”.

1 octubre, 2011

¿Tienen ustedes algún superhéroe de ficción que les atraiga especialmente? Una gran cantidad de personas compartimos esta querencia, compartimos este interés, de hecho las adaptaciones cinematográficas y series que versan sobre el tema lo constatan claramente. Todos tenemos un héroe de ficción favorito o disfrutamos con las historias de estos personajes que “salvan el mundo”.

Hace tiempo lo mencionamos, nos referimos a P. Zimbardo quien está creando una enciclopedia de héroes de ficción y reales, en los que se incluyen desde Superman hasta el niño que trepó al árbol para rescatar a los gorriones que el gato del vecino se iba a merendar… Según el psicólogo,  en la sociedad hay que reactivar la empatía y el altruismo, optando por esta vía de actos ejemplarizantes. Zimbardo está dando a conocer a todos estos salvadores del mundo.

Pero para el líder de opinión y también psicólogo, Barry Schwartz,  la heroicidad cotidiana tiene  un matiz especialmente conflictivo   que solemos pasar por alto.

Veamos cual es.

“Apunta, esencialmente, hacia un principio central de las sociedades occidentales: la libertad de elección. Según la estimación de Schwartz, elegir no nos ha hecho más libres sino más paralizados, no más felices sino más insatisfechos”.

Fuente: La paradoja de elegir.

A colación con el tema,  el filósofo André  Compte Sponville  piensa que tanto  la desesperación, como  la humildad son dos vías directas al valor y, a la postre,  la heroicidad de elegir  la verdadera libertad, añadimos nosotros.

Nos explicamos.

Es  justo en el tránsito al  valor vía ” la  desesperación” que algunas personas pueden llegar a hacer cosas impresionantes por los demás, superando barreras prácticamente infranqueables,  como sobrevivir en situaciones extremas, recuerden el caso del hombre que haciendo espeleología se vio obligado a cortarse  el brazo,  y,  sin embargo, estos héroes de la supervivencia y la desesperación, en bastantes  casos, cuando han vuelto a sus vidas diarias han perdido el norte…, sí efectivamente, la “realidad” los ha superado.

Bastantes  han caído en profundas depresiones y hasta han jugado con sus vidas… tratando de suicidarse. ¿Por qué? ¿Por qué es más difícil ser un héroe en la vida cotidiana que en una situación extrema, paradójicamente?

¿Podría tener algo que ver todo este tema con la “aparente”  libertad de elección   y con el “propósito vital” de cada persona, en última instancia?

Veamos la excepcional exposición de  Barry Schwartz sobre  la libertad de elección.

Aquí verás su exposición.

Si han entendido que el exceso de libertad nos paraliza y que un número limitado de opciones les dan más paz interior, ahora sí comprenderán lo que le ocurrió a nuestro héroe sin brazo cuando volvió a su vida cotidiana…

“O sea,  no tenía pecera…”

¿Creen ustedes que  el exceso de opciones que nos ofrece la vida moderna nos ayudan a ser lrealmente ibres? ¿Cómo hacer un camino de autoconocimiento hasta descubrir nuestras cualidades más excelsas, esas que nos hace únicos e imprescindible para la sociedad, en medio de este “bombardeo libertador de opciones”?

Conclusión: Toda persona que se conoce con profundidad, se da su justo valor (humildad), descubre sus talentos  y los comparte es un héroe. Aunque…, hay otro tipo de personas que van aún mucho más allá,  que un  día deciden poner luz en la vida de los demás “a costa de su libertad personal” y, lo más curioso, es que esas personas transmiten una profunda “paz interior”…  Saltan fuera de la pecera, trascienden el  plano dual, y elevan su espíritu al optar por la translibertad… o conexión con la vida o Dios.

Como colofón,  el grupo inglés “Divine Comedy”, el cual  nos deleitó este  verano  en una de las citas obligatorias  de los festivales  andaluces ” El Territorios” (Sevilla),  comparte sus talentos mediante canciones tan especiales como la que vamos a disfrutar ahora, también relacionada con el tema en cuestión.

Ya saben que pueden colaborar contactando con nosotros en nosolodoctorylac@gmail.com

Liger@ de equipaje

18 agosto, 2011

Llevo años planeando un camino de Peregrinaje, y en cada ocasión que he tenido he preguntado por lo más válido de la experiencia a quienes lo han realizado. La respuesta es unánime : Transitar el camino sólo con lo necesario.

Sabemos de sobra que el secreto de la felicidad no reside en tener cada día más cosas, aunque a veces se nos olvida. Nos han enseñado a acumular, pero luego no podemos movernos por el peso de todo eso que hemos ido juntando : cosas, miedos, estrategias, angustias, y olvidamos el objetivo principal de la vida: “Conquistar una felicidad sencilla”.

Como decía Ryan Bingham (George Clooney) en la película “Up in the air”: Vivir consiste en moverse. Parodiando al propio Bingham en una de sus conferencias : Meta todas sus cosas en una maleta, todo lo que usted considera que tiene valor. Y luego intente arrastrarla, salga a la calle y cargue con ella. Con seguridad, el peso no lo dejará moverse.

¿Es realmente esencial lo que llevamos ahí? O realmente es un reflejo de las inseguridades, los miedos y enajenación?

El mundo material puede convertirse en un monumento equivalente al tamaño de la incapacidad de encontrar la felicidad en lo sencillo. Un monumento forjado en el apego.

El apego es un estado emocional y mental de vinculación compulsiva a una persona, cosa o estado. Es también una ilusión y una fuerza de condicionamiento social, una jugarreta de nuestro ego que nos indica que para ser felices necesitamos poseer, obtener y dominar.

Así cambiamos lo esencial por lo sucedáneo, nos convencemos de que la felicidad está en el mundo de afuera, en la maleta, en el equipaje y nos olvidamos de lo esencial, de la simpleza, de la delicia de viajar liviano.

El verano es propicio para “despojarse” y sentirse ligero. Un paseo allí donde te encuentres, prestando atención al sentir de cada pisada puede convertirse en una meditación.

Para poder cambiar hay que soltar lastre, renunciar al equipaje, dejarlo atrás; para alzar el vuelo necesitamos soltar tanto peso y tantas cosas innecesarias que llevamos acumulando por años y hasta por generaciones, condicionantes que nos hicieron creer que para ser felices teníamos que tener apego, no libertad.

La libertad no es tener, es no necesitar, es no desear lo innecesario.

Dar comienzo al camino del peregrino, que viaja ligero de equipaje con un espíritu solidario, que sigue sus sueños de manera espontánea y vive en el aquí y en el ahora. El que sabe descifrar su camino y sueña sus rumbos y no negocia su libertad, no trafica lo sagrado, recupera el paisaje interno rompiendo la ilusión del apego, retando con su libertad, desapego y autenticidad, las trampas más complejas del mundo material.

Llevando sólo lo esencial, lo básico, lo liviano, lo que no puede ser poseído, entonces no puede ser objeto de apego: el amor.

http://www.youtube.com/watch?v=ZQAvxcv0hvE

Anímate a compartir con todos en nosolodoctorylac@gmail.com

La libertad es una cometa.

23 julio, 2011

Martín Fierro es el eje central del libro de poemas llamado “El  Gaucho Martín Fierro” y “La vuelta de Martín Fierro”, ambos  escritos por José Hernández  en el 1872 y 1879 respectivamente. La historia de Martín  ha sido traducida  a 70 idiomas y  es el libro nacional de los argentinos.

Víctor Ramil no es argentino pero  es un excelente  cantante y compositor, que recientemente ha dedicado algunas de sus composiciones al mencionado personaje de los poemas de José Hernández, cuya historia guarda una gran similitud  con la de  muchos otros hombres y mujeres… de todos los tiempos.

Martín Fierro representa al campesino o gaucho que fue obligado a reclutarse para ir a la guerra de la Independencia y enfrentarse con los “indios”,  y que después, en la frontera,  se vio forzado a matar a un moreno, hecho que le sumió en tal tristeza, que  le hizo refugiarse en el  bando contrario y vivir con el enemigo, los indios.

En una especie de picado histórico, nuestro cantante, Víctor Ramil,  cuenta y canta  la historia del “moreno” que cayó muerto a manos de Martín Fierro: descendiente de esclavos africanos, esclavos que fueron vendidos por los ingleses y holandeses en la plaza del mercado, liberado con el tiempo y bautizado como americano…, y al final,  reclutado en el regimiento número 6…

Escuchemos la  canción   “Milonga de los Morenos”.

Estos versos cantados  nos  introducen en la historia de la esclavitud africana, pero también en todas las esclavitudes pasadas y presentes,  evidentes y soterradas.

Pero,  ¿cómo es posible que pueblos enteros hayan sido tratados como esclavos durante siglos, cómo hemos permitido que  miles, millares de personas no puedan  hacer acopio de fuerzas para cortar la cadena, que no cuerda,  que impide elevar su cometa hacia la  libertad?

Podemos llegar a comprender que alguien, en particular, no pueda ver durante años que está siendo presa de una pareja narcisista o un jefe manipulador por el desconocimiento de los mecanismos  de la naturaleza humana (Recibir antes que DAR)…, pero ¿cómo es posible que miles de personas durante generaciones se hayan doblegado ante otras?

En el siguiente vídeo puede que esté una de las respuestas…

Enfocar un fin común por el bien del grupo. Velar en parte  lo que nos hace diferentes de los otros  y ser uno con los demás (fusión-común unión) puede que sea una de las claves…

José Luis Sampedro dice  sobre la libertad  que  “es una cometa pues si no tiene cuerda no puede volar…” y concreta que la cuerda es la igualdad y la fraternidad.

Quizá cuando habla de  “igualdad” se trate de la que se consigue amainando o reduciendo nuestros talentos personales para marchar a la par del grupo y “fraternidad” la que se consigue haciendo encender la llama del amor en nuestros corazones por los demás,  a pesar de las diferencias…

Reducir nuestra valía ante el grupo y sentirnos hermanos es la receta de José Luís San Pedro.

¿Saben cuál es el manual  de los opresores,  según uno de los pensadores más relevantes  del siglo XX?.  Robar a las personas la capacidad de sufrir, robarles la última gota de vida del corazón, que es: sentir dolor.

Según el sociólogo y psicólogo Erich Fromn, sin capacidad de sufrir en las adversidades, ya no podemos reaccionar. El sufrimiento es el  garante  de que aún queda corazón, humanidad.

“…El sufrimiento provoca la rebelión; la rebelión provoca la emancipación de la esclavitud;  la emancipación de puede conducir eventualmente a la emancipación para una vida nueva sin idolatría. Pero dado que no hay un cambio milagroso en los corazones, cada generación solamente puede dar un paso. Los que han sufrido y desencadenado la revolución no pueden ir más allá de los limites que su pasado les señala. Sólo aquellos que no han nacido en la esclavitud (servidumbre y adoración a los ídolos) pueden arribar a la tierra prometida.” Y seréis como dioses  Edt.: Paidós, 2011.

¿Qué nos quiere decir su autor con estas palabras? ¿Es que sin corazón nunca podremos ser libres? ¿Es que ser libre es tener corazón? ¿Se mide la  humanidad por el tamaño de nuestro corazón o capacidad de amar? ¿Fuimos y somos esclavos porque no somos bastante humanos?¿Siginifica que ser semejantes a Dios es en realidad ser semejantes a un ser humano de verdad?

En “Ay Amor”, Caetano Veloso pide a su amada que si se lleva su alma, que por favor, también se lleve el sufrimiento… y su vida,  ¿puede ser que NO supiera  que cuando alguien se queda sin alma ya no puede sentir   dolor, ya no siente abosolutamente nada, ya no tiene corazón?.

Que la Luz de la fuerza te ayude a hacer crecer tu corazón.

Puedes colaborar en: nosolodoctorylac@gmail.com mandando tus pps, imagenes, pelis interesantes, música favorita…

El águila y el halcón.

11 julio, 2011

Cuenta una leyenda de los indios Sioux que, cierta vez, una pareja de enamorados llamados él Toro Bravo y ella Nube Azul, llegaron tomados de la mano a la tienda del viejo hechicero de la tribu y le pidieron lo siguiente con estas palabras:

-Nosotros nos amamos y vamos a casarnos. Pero nos amamos tanto que queremos un consejo que nos garantice estar para siempre juntos, que nos asegure estar uno al lado del otro hasta la muerte. ¿Hay algo que podamos hacer?.

El viejo, emocionado al verlos tan jóvenes, tan apasionados y tan ansiosos por unas palabras, les dijo, haced lo que pueda ser hecho, aunque sean tareas muy difíciles.

-Tú, Nube Azul, debes escalar el monte al norte de la aldea y, solo con una red, cazar el halcón más fuerte y traerlo aquí con vida. Tendrás hasta el tercer día después de la luna llena. Y tú, Toro Bravo, debes escalar la montaña del Trueno. Allá encima encontrarás a la más brava de todas las águilas. Solamente con una red deberás agarrarla y traerla para mí.

-¡Viva!, -contestaron.

Los jóvenes se abrazaron con ternura y luego partieron para cumplir con la misión.

El día fijado,  frente a la tienda del hechicero, los dos esperaban con las aves.

El viejo las sacó de las bolsas y constató que eran verdaderamente hermosos ejemplares de los animales que él les había pedido.

-¿Y ahora, qué debemos hacer? -los jóvenes le preguntaron.

Tomen las aves y amárrenlas una a otra por las patas con esas cintas de cuero. Cuando estén amarradas, suéltenlas para que vuelen libres. Ellos hicieron lo que les fue ordenado y soltaron los pájaros. El águila y el halcón intentaron volar, pero apenas consiguieron dar pequeños saltos por el terreno. Minutos después, irritadas por la imposibilidad de volar, las aves comenzaron a agredirse una a la otra, picándose hasta lastimarse.

Entonces, el viejo dijo:

-Jamás se olviden lo que están viendo.

Y este es mi consejo:

Ustedes son como el águila y el halcón. Si estuvieran amarrados uno al otro, aunque fuera por amor, no sólo vivirán arrastrándose sino también, mas tarde o más temprano, comenzarán a lastimarse uno al otro.

Si quieren que el amor entre ustedes perdure, vuelen juntos, pero jamás amarrados. Libera a la persona que amas para que ella pueda volar con sus propias alas. Esta es una verdad en el matrimonio y también en las relaciones familiares, amistades y profesionales. Respeta el derecho de las personas de volar rumbo a sus sueños. La lección principal es saber que solamente libres las personas son capaces de fabricar auténticas burbujas de amor.

Dentro vídeo y…

http://www.youtube.com/watch?v=EDEDW9T-QHk

… que la fuerza te acompañe para alegrarte de  la libertad que brilla en los ojos de los que amas.

nosolodoctorylac@gmail.com es el buzón donde puedes reenviar pps, fotos, vídeos, poemas, entrevistas… para  compartir con todos.

Destino y libre albedrío.

22 mayo, 2011

Dicha y éxito. Destino y libre albedrío. Estos son temas de los que me piden escribir. Cada uno, a su estilo, le preocupa el lector que nos suele seguir.

Dicha,  dicen los Maestros,  se refiere a la felicidad del alma, cuyo origen es divino y no se contenta con cualquier cosa  y éxito es la bendición y felicidad de nuestra parte material en la que nos vehiculamos.

En la Biblia Adán y Eva no son creados iguales. Adam es creado de la Tierra y Eva es creada a su vez de Adam,  lo que significa que la Mujer (Eva) es mas “humana” evolutivamente hablando que el Hombre (Adam). Es por eso que está exenta de tantas obligaciones que la hagan “elevarse” pues ya de por sí se encuentra más elevada que el Hombre,  le basta su intuición… y rezar. Al hombre no. Al hombre se le exige “acciones” que le obliguen a “rectificar” su origen “terrenal”. Es por eso que Dios obliga al hombre a casarse (para humanizarse) pero no obliga a la mujer a hacerlo, pues ya está humanizada.

La mujer precisamente por su origen humano,  es la encargada de la transmisión de los valores y  la educación (la semilla de la sociedad, los pilares de la convivencia, el fundamento de todo lo exterior)  como está escrito en los proverbios: hijo mío “no olvides la madre de tu padre,  ni la de tu madre”.

De hecho, en caso de problemas,  basta con los rezos de una mujer para que Dios atienda el pedido. Como ya hemos mencionado anteriormente, está escrito en el Talmud. “Dios tiene en cuenta las lágrimas de las mujeres”. Esto es porque, como también ya hemos visto,  un escalón superior al rezo,  es el clamor (con lágrimas).

Me contaba mi anciano Maestro que nosotros venimos de un “algo divino” que se define por “deseo de dar” (a cambio de nada) y que al encarnarse y hacer “materia siente la influencia del polo extremo que es “necesidad o deseo de recibir“. Incluso la persona más elevada de este mundo solo por el hecho de ser humano,  en el fondo de su ser “espera algo” por mínimo que sea cuando da: quizás reconocimiento,  quizás un premio del Cielo…, por tanto,  ahí tenemos muy pocas posibilidades de haber ejercido nuestro libre albedrío: somos humanos…, pero entonces,  ¿en dónde radica mi libre albedrio? -le pregunté al Maestro.

En el entorno que escogemos cuando tenemos uso de razón. Yo puedo tener un don para escribir,  pero elegí “hacer un blog” y dentro de esta elección “elegí” libremente compañer@s de viaje. Podía haber hecho esta u otra elección; en este sentido fui libre para elegir. No estoy condicionado por nada ni por nadie. Y supuestamente,  si los derroteros del blog se saliesen de mi  objetivo,  perfectamente puedo elegir seguir en él o salirme de él.

La importancia del entorno es  tal que te condiciona tu conducta y tu pensamiento. Dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma opinión,  dos que se apegan: coinciden. Dos mujeres conviviendo durante años en el mismo apartamento acaban teniendo la “regla” casi simultáneamente,  por tanto,  están expuestas a las mismas variables de influencia. En realidad,  solo tenemos albedrío no “en lo que somos”,  sino en “donde estamos”.

Los Salmos son “formatos Standard” cabalísticos recopilados por el rey David que “conectan con Dios para apegarse a Él y “dormir en el mismo colchón”,  valga la expresión,   utilizando una doble vía: el lenguaje en clave cabalístico per se y la música (que curiosamente depende de combinaciones de 7 ,  como los días de la creación, notas musicales).

Mientras la mujer blinda el bunker ideológico de nuestra cultura,   el hombre no sabe realmente cómo comportarse en el “campo”. Dicha y Éxito. Esto es lo que Exclama y canta en clave secreta el Rey David en el Salmo 1. “DICHOSO EL HOMBRE” (hemos escrito que “dicha” es la felicidad de nuestra alma).

1. ¡Dichoso  es el hombre que no anda en el consejo de los malvados, (es decir,  que no se mezcla con ellos) ni en el  camino de los pecadores, (ni va con estos) ni se sienta en la silla de los burlones,  ni escarnecedores (tampoco con estos).

Es decir, según la Cábala hay cinco tipos de personas en nuestra realidad “aparente”: el temeroso de Dios,  el malvado, el pecador (el que se equivoca),  el burlón, y los escarnecedores. Vean un programa de “Salsa rosa” u “Hormigas blancas” o “Sálvame”,  “Enemigos íntimos” u otro tipo de tertulia “del corazón” y los verán a todos en la foto  excepto al primero que nunca se mezcla con el resto.

Nosotros,  mientras reflexionamos sobre esto,  vamos a optar por escuchar una muy buena versión de Pedro Guerra de la canción de Luis Eduardo Aute,  a propósito de elegir o no “pasar por un lugar”. ¡Dentro video!

Si conoces a alguien que tiene una historia, una experiencia especial o ha guardado un recorte de prensa especial… nosotros nos encargaremos de transmitirlo: nosolodoctorylac@gmail.com

Soy el capitán de mi alma.

9 abril, 2011

Todos habeis visto alguna vez las imágenes de los surferos deslizándose sobre el mar. Un espectáculo de control absoluto sobre las fuerzas de la naturaleza cuando las olas son buenas. Un deporte extremo cuando las olas son gigantes…

Así como las olas  formadas de infinitud de   gotas elevan el frágil cuerpo de los surferos, nuestros pensamientos positivos o negativos nos hacen deslizarnos por la vida en una dirección u otra…

A surfear!   (para ver los vídeos clickea sobre las sucesivas imágenes…)

Las olas como las palabras nos elevan o hunden...

Si han visto algo de poesía en tan magistral  ejecución deportiva,  sigamos por esa senda y  recordemos la figura del poeta malagueño Jorge Guillén. Ya verán por qué…

Jorge Guillén es  considerado el poeta del “optimismo y la serenidad”, hecho que le supuso reiteradas críticas …  Piensen que  su obra fué tocada por el “deseo de vivir” inclusive  en los poemas que compuso durante la  guerra civil española. Los existencialistas y poetas sociales fueron sus mayores detractores. Su temeraria actitud positiva aún despierta acritud contra su obra.

¿Por qué Alexandre,  el poeta del pesimismo,  es más reconocido que Guillén? ¿Por qué ser positivo tiene tantos riesgos sociales?

“Escribir solamente sobre las cosas que se aman, escribir para unir, para reunir los fragmentos de la belleza y después recomponer y recosntruir esa belleza. Entonces, los árboles que están en las palabras  se encienden, brillan de nuevo, se lanzan y bailan.”

El texto anterior es de  Jean Marie Gustave Le Clezio,   novelista francés, de quien extraemos estas  palabras  explican qué siginifica para él   el acto de escribir y la motivación personal que anima su trabajo como  escritor…  Es del mismo club que J. Guillén.

La dualidad es un hecho  del que todos tenemos consciencia. El post  del miércoles pasado llamado “La SAL  de la vida” lo explicaba muy bien. Pero a  lo que no todos  estamos despiertos es a tomar partido… La queja, la apatía y la negatividad o la consciencia, la construcción y la positividad.

Ayer,  precisamente, me llevé un rapapolvo por haberme labrado una reputación de optimista (optimista entre comillas, porque tengo recaídas como cualquier hijo de vecino). El plumero se me ve y, aunque en el banquillo,  juego con el Furbo clú de J. Guillén también.

Despertar, tomar consciencia y decidir actuar para corregir la  realidad en la medida de los talentos de cada uno,   son el “3 en 1”  de la vida. La tabla de surf bien encerada que nos llevará a la orilla de la felicidad, de la convivencia armoniosa y de la libertad personal.

Para mi  no vale mirar el ruedo de la dualidad sin más,  y menos cuando voces desde todas los sectores de la sociedad están reclamando una recuperación de los valores éticos en contra de los valores económicos... La levadura está a punto para levantar la masa… Eso se está diciendo en la calle.

“Olas buenas”, es el reclamo que utilizan los amantes del surf para desplazarse por el mundo buscando esas corrientes marinas  que favorezcan su acción de andar deslizándose sobre el mar. “Olas buenas” o proyectos y relaciones con personas que estén en el lado consciente y en positivo.

Y recuerda que: en los mares extremos siempre hay  una tabla de surf de mejor calidad o una mayor pericia para dirigirla o  la conexión con la intuición para descubrir cual es la ola esperada…

Nelson Mandela también la encontró en sus años de prisión… Fué la ola que Willian Ernest Henley,    poeta inglés,   creó de su puño y letra. Una ola o poema, que llamó Invictus (Dueños de nuestro destino, traducción española) y que según Mandela le dió la fortaleza para resistir su encierro.

Fuera de la noche que me cubre,
negra como el abismo de polo a polo,
agradezco a cualquier Dios que pudiera existir
por mi alma inconquistable.
En las feroces garras de las circunstancias
ni me he lamentado,  ni he llorado en voz alta.
Bajo los golpes del azar
mi cabeza sangra, pero no se inclina.
Más allá de este lugar de ira y lágrimas
es inminente el Horror de la sombra,
y sin embargo la amenaza de los años
me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecha sea la puerta,
cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

Pero aún hay más… Algunos lo llamareis azar y otros providencia…, pero es que,  según avanzaba surfeando sobre las olas de este post y  sintiéndome como Estela Plateada… Abajo estoy!

descubro que… el mejor amigo de W.E Henley fue Robert Louis Stevenson, el de “La Isla del Tesoro” , obra que  inspiró su amigo, el  poeta,  cuando fue hospitalizado por la  tuberculosis que padeció.  Del legado de la  incapacidad física (ola)  de Henley nace el famoso personaje de ficción Long Jhon Silver, el pirata Pata de palo.

No será  Ron, ron, ron, la botella de ron la canción que cierre este post, ¡tranquis! .  “Stand by you” de The Pretenders es perfecta para deciros  que este blog es otra de esas “olas buenas” que podeis coger para llegar a la orilla. Escuchen… con el corazón.

Que la fuerza te acompañe en tu camino hacia tu libertad.

En nosolodoctorylac@gmail.com puedes plantear tus reflexiones, tus deseos, tus opiniones…

Transferencias interpersonales.

26 marzo, 2011

La escena que habéis visto pertenece a la película The Road,  adaptación del libro del mismo nombre  de Cormac McCarthy.  Parece ser que el autor escribió el libro al poco tiempo de nacer su hijo a modo de legado.

En esta obra su autor creó un escenario post-apocalíptico para enmarcar el dilema fundamental del bien frente al mal y el ejercicio del libre albedrío frente a la imperiosa necesidad de subsistir como  epítome biológico.

En la peli vemos que si  el planeta fuese   devastado por una catástrofe nos enfrentaríamos con  dos posibilidades: morir de hambre pero dignamente o el canibalismo. Cormac le explicó a su hijo  utilizando la metáfora  “llevar el fuego” cuál sería la postura de su papá (no puedo contarles más para no chafarles el final a los que estén interesados en el libro o la peli)

Ya he hablado de esta película y parece que el tema de la misma  va a ser una de mis tareas recurrentes en esta vida. Digo parece porque me persigue y aunque grito: ¡suéltame humanidad enfrentada a resolver la cuestión de subsistir o vivir humanamente! La idea  ni “casio”.

Pero dejando el humor a un lado y como no estamos aquí para ver qué voy a hacer con mi vida, cosa que  les importa un comino,  a no ser que sea mi madre uno de ustedes, -¡Hola mami!- ,  les contaré qué buenas nuevas les traigo.

Empezaremos con   un escueto pero visionario artículo sobre la oxitocina de Antonio Muñoz Molina y después,  ya profundizando hasta la raíz de la cuestión, nos haremos eco de la ética y elegante teoría sobre la violencia   del psicólogo David P. Barash,  donde  se cuenta  nuestra inclinación natural a transmitir o transferir el dolor recibido a otros y de cómo la humanidad ha resuelto este “perjudicial patrimonio genético”.

Empecemos diciendo que unos experimentos holandeses con la oxitocina demuestran que lo altos índices  de dicha sustancia en las personas aumenta nuestra empatía con los “semejantes”. Pero también aumenta el recelo y la desconfianza con aquellos que son ajenos al grupo familiar, clan, tribu… Por lo tanto,  en un estado de limitadas reservas alimenticias los grupos se formarían para asegurar los recursos y defenderlos a capa y espada… pero…

Sin embargo, y a pesar de lo que dicta la naturaleza,  la humanidad también ha conseguido grandes hazañas vinculadas a la fraternidad e igualdad para su historia. Hazañas que han superado los límites del animal depredador para elevarnos  a seres humanos y dignificarnos: “la educación y la elección consciente” han sido las estratagemas utilizadas exitosamente para tal fin.

Sigamos dignificando la humanidad, porque aunque existen muchos que se agrupan y ven a los demás como enemigos: fanáticos, extremistas, dictadores, etc…, hay muchos hombres buenos.

“La Agresión Desviada” es el gran artículo que en la revista REDES número 10 escribió D.P. Barash. El psicólogo explica con  un experimento con ratones que cuando sufrimos violencia buscamos una víctima para expulsar el dolor…,  haciendo infinita la cadena de sufrimiento.

En dichas  pruebas los ratones  eran asustados con descargas eléctricas,  estaban aislados en jaulas  y sin ningún objeto a mano para “fogá” (como diría mi contrario) Tras una autopsia encontrabas úlceras en su estómago… Pero si había otros animales se agredían unos a otros y si tenían un trocito de madera lo mordisqueaban hasta desintegrarlo. De esta manera liberaban   sus glándulas adrenales y el estómago del estrés: sistemas de contagio del dolor.

Explicado el origen de la transmisión del dolor,  Barash pasa a hablar de cómo la humanidad ha gestionado dicho dolor a lo largo de la historia. Sus peores formas y sus mejores formas.

¿Un ejemplo de mala forma?: después del atentado de las Torres Gemelas Estados Unidos entró en guerra contra Irak.

¿Sus mejores formas?: el perdón.

El perdón nos da seguridad al grupo y rompe la cadena contagiosa del dolor.  Al perdonar absorbemos las agresiones y paramos la fluctuación de la violencia.

Vuelve a indicar Barash, al igual que Muñoz Molina, que nuevamente nos autosuperamos a nosotros mismos al actuar en contra de nuestra naturaleza cuando perdonamos pues el dolor compartido es frenado dentro de nosotros y propone un mandamiento universal que llama Principio del Dolor Minimizado:

Cito textualmente:

“Dado que el mundo está suficientemente lleno de maldad producida por este dolor compartido, antes de decidir llevar a cabo una acción, pregúntate a ti mismo si tu acción aumentará o disminuirá la suma total del dolor, y elige la segunda opción.”

Que la fuerza te acompañe para tomar consciencia de que tú puedes decidir, que tú eres libre y que tu vida no va a pasar sin más pues  vas a vivirla conscientemente .

http://www.youtube.com/watch?v=K2NzcYq1ITw

Twitter: Angel Cuatro o NosolodryLAC. Facebook: Nosolodoctor y Los Anegeles de Charly.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.