Temas etiquetados como: ‘milagros’

Falacia antropomórfica (Exodo 9:24)

29 abril, 2012

¿Escuchaste alguna vez esa expresión coloquial de “cómo está el patio” refiriéndose a como está la situación donde tú te encuentras? Esto me inspira una reflexión sobre el fenómeno por el cual la naturaleza tiene su modo de hacerse eco en nuestras propias emociones humanas. Este concepto, que se utiliza a menudo como un recurso literario es conocido ( estas cosas seguro que le gustan a Nosoloyoda….) con el nombre de “falacia antropomórfica”, un recurso narrativo (no sólo literario, ya que también se da en cine, en los juegos…) por el que le otorgamos a objetos inanimados o incluso a animales, cualidades humanas. Por ejemplo; las nubes “lloran”, el cielo se “entristece” o el mar “se abre”… y precisamente algo así se encuentra fuertemente expresado en el éxodo; concretamente en el capíttulo que describe siete de las diez plagas que sufrieron los egipcios. Curiosamente nos encontramos con que el número siete en la literatura cabalística representa a la naturaleza. En cierto sentido, se trata aqui una historia en la que Dios pone a la naturaleza “boca abajo” como una señal, no sólo de que sus caminos son sorprendentes, sino también como muestra de potestad divina sobre los actos atroces de los egipcios, quienes fueron más que cómplices del Faraón en el uso y abuso de las fuerzas de la naturaleza en aquella época. Es posible que como dice el Zohar con la expresion “de lo amargo puede venir algo dulce” quizas del núcleo de la destrucción pueda derivarse una experiencia que provea herramientas para un vivir mejor y así mejorar nuestra condición humana.

Consideremos que en el relato del éxodo existen dos figuras antagónicas que están unidas: Faraón y Moisés (quien lo iba a decir) crecieron en la misma casa bajo el mismo “padre” y “cultura” hasta que un acontecimiento fortuito (cómo no) revela la naturaleza intrínseca de cada una: Faraón: corazón duro, paganismo, egocentrismo y sometimiento… versus un Moises de “voluntad férrea” aunque humilde; el primer 007 al servicio de su Majestad; capacidad de liderazgo e instrumento de 10 plagas que impactaron sobre el firme rostro del Faraon que no dobló la rodilla hasta la última plaga. Pero nos paramos a modo de ejemplo en la séptima plaga, la del granizo. El Exodo dice textualmente “ Y hubo granizo y se encendía fuego en medio del…..granizo, muy gravemente, lo cual nunca había habido en toda la tierra de Egipto desde que fue nación.” (Exodo 9:24). Las palabras hebreas “ve’esh mitlakachat betoch habarad”, y se encendía fuego en medio del granizo, describe el comentarista Rashí que es la representación de un milagro dentro de un milagro “de que había fuego y el agua congelada mezclados entre sí” (esto se plasma magnificamente en la pelicula de Spielberg “el principe de Egipto” que les ponemos y seguimos )

De lo que no cabe duda es de que lo que en aquel entonces era granizo es lo que tambien llamos granizo en la actualidad. Y esto representa la sucesión de una mezcla inusual de elementos opuestos en la naturaleza. En youtube se puede observar un vídeo de una tormenta de granizo de gran magnitud, bolas congeladas de hielo caían sobre los automoviles con una ferocidad de fuego. Antónimos atmosféricos, que entonces y ahora, se manejan de alguna manera dentro del clima para coexistir. Y mientras que hay seguramente desesperación en medio de la devastación, aún puede haber en ello una lección moral para atesorar en este pasaje bíblico: el reto de crear en nuestro entorno, en medio de mejores y optimas circunstancias, alianzas poco probables, fomentando así asociaciones que contribuyan para el bien mayor de la humanidad en lugar de sembrar las semillas de la discordia y la aspereza.

Es triste que muchas veces la tragedia sea la única situación que pueda hacer que facciones contrarias estén juntas. Es lamentable que en la sociedad muy a menudo nos ocurra lo que algunos llaman “el síndrome del aceite de oliva.” en el sentido de que muchas veces brillamos mejor cuando se nos “exprime” mediante adversidades complicadas y es entonces cuando luce realmente nuestro interior. Quizás Dios en esta séptima plaga, pretenda exhortarnos, de manera similar, a lograr lo imposible e impensable de conseguir, una fusión de la calma y la preocupación ante la adversidad. De hecho ni el fuego ni el hielo perdieron sus propiedades naturales o sus identidades separadas en el suceso de la plaga del granizo, pero se las arreglaron en ese momento para causar el efecto de fusión mediante sus voluntades. ¿Cómo y cuándo dejar de lado nuestras concepcionesy en ocasiones nuestros intereses por el bien social? sigue siendo un reto formidable, dada la particularidad de personalidades y la intensidad de nuestros intereses individuales. Pero los beneficios para la sociedad cuando las oportunidades para el crecimiento y la elevacion de lo divino y de lo humano cobran tanta importancia en el horizonte, es lo que debe llamarnos a esforzarnos cada vez más y más. Y ser así un pedazo de hielo “estratégico” unido al fuego de nuestro temperamento que cae salpicando y “retumbando” en el patio donde nos encontremos….

De momento en el mundo audiovisual si que algunos consiguen la fusión, venga este vídeo de Abba:

Derrite tus temores y escríbenos a:nosolodoctorylac@gmail.com

Yo no te pido la luna

22 marzo, 2012

(By Nosolodoctor y Angel 2)

DEDICADO A LAURA, A PAQUI Y A TODAS LAS PERSONAS QUE SE “SIENTEN” INVISIBLES…

Tienes derecho a los milagros debido a lo que eres. Recibirás milagros porque el Universo (Dios) no discrimina a nadie y ofrecerás milagros “tú” debido a que el Universo (Dios) está dentro de ti…
Una vez más, ¡cuán simple es vivir ! Es sencillamente una afirmación de tu verdadera Identidad. Y esto es lo que vamos a celebrar “hoy”: Tu derecho al milagrito de hoy, no debe basarse en ningún poder mágico que te hayas adscrito ni de ninguno de los rituales que has ingeniado. Es inherente a la verdad de lo que eres. Está implícito en lo que representas “quien eres” (no “qué eres”).

Recuerda aquella entrada nuestra sobre el estado de gracia y poder… Así que hoy puedes reivindicar. Te pones en pie y miras al Sol y la luna (la luna también se ve durante el día pero debido a la luz solar casi ni la percibimos…por eso llega la noche…
¿ me sigues…?)

http://www.youtube.com/watch?v=TLhIlPlMsSc

Así que hoy, jueves, te vas a conectar a lo visible y obvio (el Sol) y a lo sutil que pasa desapercibido (la luna) y por primera vez no vas a pedir nada, vas a dar… vas a hacerte visible ante el Sol y ante la Luna…
Y te llegará lo que en verdad te pertenece. Ni más, ni menos.

A partir de hoy durante 21 días saludarás al Sol (y a la luna) a la hora que tú fijes (30 segundos) para decirles….”Aqui estoy”: Yo soy el milagro por estar aqui…y espera la contestación.
Recuérdate a tí mismo que los milagros jamás se le quitan a uno para dárselos a otro, y que al reivindicar tus derechos estás haciendo valer los derechos de todo el mundo. Los milagros no obedecen las leyes de este mundo. Proceden simplemente de las leyes de Dios…o si prefieres … del “Universo”.

Espera en silencio la ratificación de que el Universo (Dios) ha “captado” la señal de tu existencia… eres una antena que has emitido una señal. Ahora el Universo (Dios) moverá” ficha… Es imposible que no se te den garantías al respecto. No estás sino pidiendo que se haga la Voluntad de Dios… porque tú “estás vivo” y sólo se puede vivir a golpe de “milagros”¿no crees?

Al hacer esto, no estás realmente pidiendo nada. Estás afirmando un hecho innegable. El Espíritu Santo no puede sino asegurarte que se te ha concedido tu petición. El hecho de que la aceptases lo confirma. Hoy no hay cabida para la duda ni la incertidumbre. Estamos haciendo por fin una petición real. La respuesta es una simple exposición de un simple hecho. Recibirás la ratificación que buscas. Haz la prueba. Pon a Prueba…al “Universo”…

Recuerda también que no te debes conformar con nada que no sea la respuesta perfecta. Si te asaltan pensamientos autosaboteadores que limitan tu petición dite a tí mismo:
No intercambiaré milagros por resentimientos.
Quiero únicamente lo que me pertenece.
Dios ha establecido mi derecho a los milagros.

Tampoco estoy pidiendo la Luna…

Pide un milagro y cuéntanoslo en nosolodoctorylac@gmail.com

Somos grandes.

23 marzo, 2011

Dice Michel Berg que uno de los atributos más poderosos de la espiritualidad verdadera es que es lógica. Todo tiene una razón y una lógica. Por eso a la gente le encanta cuando escucha los argumentos “espirituales”.

En un mundo donde todo es “mentira” o “relativo”,  este tipo de conocimientos  “llegan” y cuando alguien conecta con la “grandeza” se siente “grande” y cuando se diluye con la “relatividad” de lo “aparente” se va “empequeñeciendo”.

También para la metafísica los llamados “milagros” tienen su lógica, sus motivos, y  sus “reglas” a seguir. De hecho una de las reglas más importantes de los milagros es que los milagros no ocurren,  los milagros “se hacen”; si necesitamos un milagro y lo entendemos como algo fuera de lo común -antinatural- entonces sí que será difícil crear uno.

Mi profesor (el del Sol en Guivón…) me contó una vez la historia de un padre cuyo hijo por desgracia enfermó gravemente de leucemia,  este padre archimillonario (vivía en México) donó un millón de dólares al hospital para la investigación sobre la leucemia mientras siguiera ingresado su hijo; cuando después de tres años ya no había nada que hacer por parte de los médicos,  el padre nuevamente donó 10 millones de dólares “sólo” para la planta donde se encontraba ingresado; pasaron dos años más y finalmente los médicos le dijeron que “esta vez” definitivamente “no había nada que hacer”.

El padre donó otros 10 millones de dólares y así consiguió una “prorroga” de seis meses hasta que por fin el director del Hospital le dijo: “Señor, no se gaste más dinero, llévese a su hijo a casa y que fallezca con los suyos,  su dinero “ya” no puede hacer más”.

Y así lo hizo. Uno de los muchos amigos que tenía este hombre selfmade (hecho a sí mismo) le habló que había un Cabalista muy famoso llamado Baba Sale (que falleció en 1984) que hacía innumerables milagros. Aunque el hombre era un poco escéptico,  finalmente acudió a él.

Cuando el Baba Sale le recibió,  antes de que el hombre pudiera transmitirle sus quitas le espetó: no se moleste,  yo no hago milagros,  hace 10 años, hace 8, hace 5,  podría haber hecho algo por su vida,  pero ahora… ¿qué espera usted de mi?  Ya no puedo hacer nada. Podría usted haber acudido “paralelamente” a mí mientras los médicos hacían su parte,  pero ahora que su dinero “ya” no vale… es tarde.

Moraleja: El entendimiento correcto es que no hay milagros, al igual que no existe lo natural ni lo “sobrenatural”.  Solo existe “lo que se ve” y “lo que no se ve”,  tu entendimiento y “el” entendimiento. Solo existe la posibilidad de sentirse “grande” o no.

Considerad esto: ¿por qué el sol sale por la mañana y se pone por la noche? porque nuestra pequeña mente nos dice que así es la naturaleza, que “eso” es lo natural. Si el sol no se ocultara por las noches, eso “sí” sería un milagro, porque contradeciría  lo que hemos aceptado como natural. Pero no es el caso. El Creador hace que el sol salga por la mañana y se oculte por la noche por alguna razón y si hubiera una buena razón para que el sol no se ocultara como ocurrió en la conquista de Jericó (libro de Josué), el Creador y los que trabajan con Él,  simplemente lo detendrían.

Cuando entendamos esto, entonces nos damos cuenta de que no hay ninguna diferencia real entre la puesta y la no puesta del sol, de la misma forma que no hay ninguna diferencia entre lo que se piensa que es natural y lo que se piensa que son los milagros.

Esta es una comprensión fundamental a tener en cuenta para poder ser capaces de crear un milagro y ser “grandes”. Si nos limitamos a pedir un milagro  pensando que algo fuera de lo común tiene que ocurrir, entonces “no nos sentimos grandes” y por tanto será difícil que suceda. Cuando entendemos que lo que estamos pidiendo es simplemente que el  “más grande de los grandes” reordene aquello que ordena cada día de todos modos, entonces,  es mucho más fácil para nosotros crear interminables milagros en nuestra vida y sentirnos grandes.

Para un hijo su papa es “grande” y lo puede “todo” y por eso lo admira y nosotros nos sentimos “grandes” de poder concederles pequeños “milagros” a sus ojos. De esto trata la bonita canción y videoclip de nuestro amigo Eros Ramazotti. ¡Dentro video.!:

Ah! Ya hay dos Angeles por un Día probándose sus  alas. ¿Y tú?:

nosolodoctorylac@gmail.com

Cada día Facebook y Twitter.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.