Temas etiquetados como: ‘neurosis’

Marcar una diferencia

24 abril, 2012

by Ángel1 y Nosóloyoda

La suposición es una de las actitudes más peligrosas de la humanidad. Esa fe ciega en que una acción concreta lleva aparejada una reacción determinada es causa de la parálisis que estanca a las personas y las impide crecer y, a su vez, de los envalentonamientos más temerarios y que acaban con la cabeza de alguien en el fondo de una piscina vacía. Por eso, cuando un planteamiento es innovador y funcional, sin duda, marca la diferencia.

KAREN HORNEY fue la primera psicoanalista que se animó a afirmar, allá por los años ’40, que “la inferioridad de la mujer , no era biológica, ni estructural ni hereditaria, que era  una cuestión SOCIAL”. Como diría José Mª García, “ojo al dato, señores” porque, sin ninguna imposición inevitable, no tiene razón de ser un sexo débil (y dominado, con todo lo que ello conlleva) ni un sexo fuerte (con las responsabilidades y expectativas asociadas), sino que podríamos mirar y orientarnos hacia un modo de convivencia, cooperación y respeto mutuo que elimine gran parte de las frustraciones individuales que acabamos proyectando hacia el basurero en que se ha (hemos) convertido la sociedad.

Tal vez lo relevante , a mi entender, es que, en aquella época, cuando la inteligencia estaba reñida con el género femenino, esta mujer, con una historia personal no muy diferente a la de muchos de nosotros, supo trascender su dolor y transmutar toda esa energía en algo positivo. Marcó una diferencia.

Investigó sobre las necesidades de afecto y contacto y concluyó que la neurosis es una forma de hacer más llevadero este modo de vida que practicamos , más o menos dijo algo así como que la neurosis equivale a vender el alma al demonio a cambio de gloria… Y explicamos por qué.
La necesidad de afecto y aprobación se vuelve obsesiva y limitante cuando la realizamos desmesuradamente, la reprimimos o no la expresamos convenientemente, basándonos en suposiciones.
La necesidad neurótica de pareja nos hace pensar que el amor de pareja solucinará todos los problemas.
La necesidad de explotar a los demás nos hace creer que mientras seamos los dominantes, nadie nos dominará a nosotros, creando una pseudoindependencia  o necesidad neurótica de no necesitar a nadie que también nos hace sentirnos muy solos y desamparados. Lo que nos lleva directamente a la necesidad neurótica de presitigio social, de resaltar para no pasar por la vida sin pena ni gloria, ignorados.

El Self , que es el centro de nuestro Ser, quienes somos realmente, es el lugar donde se produce la  autorrealización y no en ese personaje o avatar que nos inventamos para hacer frente al entorno, normalmente identificado como hostil a consecuencia de las carencias experimentadas durante los primeros años de vida y que suponemos (nuevamente) que seguirán imperando. El neurótico tiene como dos  (pseudo)selfs: uno de puertas para afuera y otro de puertas para adentro: uno  inflado y gallito que saca pecho ante sus rivales y otro que se siente una miseria, pequeño.

El trabajo terapéutico de la sanación consiste en alinearnos con nuestro verdadero Yo o Ser, y no andar neuróticos perdidos de arriba abajo y de abajo arriba como en una montaña rusa. Podríamos decir que la salud emocional puede definirse como la capacidad de la persona para implicar a todo su ser en sus acciones y comportamientos. Ello supone también la habilidad para contener las acciones en las situaciones adecuadas. Es decir, vencer las suposiciones y con ello tanto el miedo paralizante como la osadía temeraria.

Como dice la canción de los créditos de Mujeres al borde de un ataque de nervios (para mi gusto, la película que mejor muestra esa neurosis colectiva como fruto de la sumatoria o reflejo de las neurosis individuales) “tu drama no es necesario, ya conozco ese teatro”. Una vez que identificamos la propia vulnerabilidad, ya no es necesario ningún paripé, ninguna coraza… y ya nada es tan grave ni necesita de tanta intensidad para ser maravilloso…

Que lo vuestro no sea puro teatro…

Nuestro buzón: nosolodotorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.