Temas etiquetados como: ‘perdón’

47.Transmuta

7 mayo, 2015

(De la serie: 50 sombras de enGREÍdos)


Todo ser vivo que se sobrecarga con el lastre del resentimiento o de la culpa, del rencor o de la pena, o transmuta ese lastre o muere.

Es verdad que es duro  que no te amen, que fue una gran herida aquel rechazo,  aquella entrega no reconocida, aquel amor  no correspondido pero… ¿por qué tendrían que amarte?, ¿no ves “un poco” de Ego ventajista  EN amar y ser correspondido?, ¿en qué te hace esto mejor?, es más, ¿si te dejan de amar, dejarías de corresponder? Uhmmmmm.

El ejercicio para este fin de semana consiste en la realización de un ritual: identifica esa situación que lastra tu corazón y mucho me temo que tu alma, escribe una frase positiva de ofrenda de amor, algo así:

“Sabiendo lo que sé lo volvería a hacer, lo volvería a dar, porque lo que doy me lo “doy” y lo que “no doy” me lo estoy quitando. Si te he entregado mi ______ (pon la palabra adecuada: inocencia, mi tiempo, mi vida, etc…), que sea esta una ofrenda que queme (aligere) el lastre (la manta) que oscurece mi corazón, como en un ayuno o una dieta, se quema grasa y se adelgaza  para estar más ligero y en forma.  Porque solo a partir de la aceptación de lo   es comienza  la transformación del sentimiento, de la emoción, del recuerdo,  o de lo que sea…

Y luego vas y lo quemas, rociándolo de colonia y las cenizas las esparces al aire en un campo….

Nosolonavegante, el día 12 tenemos un artículo especial programado y después seguiremos, como cada jueves, quitando sombras.

Un lugar en el tiempo.

18 febrero, 2013

By Nosolomamá

Querido hijo,

si alguna vez sientes que estás viviendo en un momento y en un lugar equivocados, recuerda que: siempre puedes volver a lo de “antes”, ¿por qué no?.

Creo que nos puedes entender perfectamente pues por tus pocos meses de edad, necesitas que papá y mamá te hagan un mapa del tiempo cada día para que te vayas orientando sobre lo próximo que vamos a hacer, es decir,  tú buscas unas señales que nosotros te contamos con gestos sencillos como cantarte una canción determinada para avisarte de que vamos a salir de paseo…, o ponerme el pijama blanco para que sepas que ha llegado la noche y es hora de irse a la cuna.

Tú lees el tiempo y te gustan los loops, las repeticiones,  los ciclos circulares… No percibes el tiempo como una línea recta, si no como un círculo…  Ya me he dado cuenta que cuando te rompemos  tu mapa del día no duermes bien por la noche… Cuando “tu día se rompe” no te gusta nada… y nos pides, a tu manera (despertándote a cada hora), que volvamos al día que conoces. Al día anterior.

No podemos decir que es que  no quieras salir de la zona de confort…, como diría el tito Nosolodoctor, porque en ese día en el que estás instalado…, ¡ una ráfaga de viento te emociona tanto…, porque el movimiento de unas hojas en el suelo te subyugan hasta no poder  parpadear…! Tus sencillos días están plenos de conmociones… Ya nos hemos dado cuenta de que tu vida es muy intensa. .

Hijo, pero los adultos piensan que vivir en un mismo lugar toda tu vida o compartir con una misma persona una vida entera no es emocionante. No hagas caso,  pues cada día eres alguien distinto,  alguien mejor, si cabe, y lo que veas a tu alrededor tendrá infinidad de matices que irán transformándose a medida que tú creces. En este caso: más es más. Más hay dentro, más habrá fuera.

Llegará el día que empieces a relacionarte con muchas más personas , y papá y mamá pasarán a las bambalinas del escenario de tu vida, a un segundo plano, entonces, recuerda la frase del final de Annie Hall ( Woody Allen): ”las relaciones humanas son complejas y a veces absurdas,  pero no podemos vivir sin ellas”.

Por eso te escribimos esta carta…,  para que entiendas, que si alguna vez te equivocas en la elección de las personas que te acompañan en tu camino, o sientes que estás en un lugar que no te gusta, o haciendo algo que no te gusta, o diciendo algo que no te gusta, o siendo alguien que no te gusta, siempre  puedes volver a lo de “antes”…,  aunque la gente siempre diga: “Para atrás ni para coger carrerilla…”

En el tiempo puedes avanzar, quedarte congelado, hacerte un momento eterno y feliz, avanzar sin que el paisaje se mueva cuando buscas una falsa felicidad, retroceder por pura  melancolía,  volver atrás para pedir perdón, instalarte en la comodidad, estancarte en el sufrimiento,  ser apresado por un terrible dolor,  “o”  retomar el camino que habías abandonado por una elección equivocada… “volver a lo de antes”…

En esta sociedad sentirás que alrededor todo  se mueve rápido, rápido, rápido, pero…,  si quieres  no ser desintegrado por esta velocidad (ella puede  borrar tu esencia),   tendrás que pararte, reflexionar sobre lo que haces, pensar hacia dónde vas, quien te acompaña… y ¿por qué no? Volver a lo de antes.

Nos sobran los motivos para que revises el dogma de anti fe “atrás ni para coger impulso”. Te vamos a dar algunas de nuestras razones….

Volver a lo antes es:

una forma de pedir perdón por las equivocaciones realizadas… y

los daños colaterales causados,

es conseguir otra oportunidad para hacerlo mejor,

es contraerse como el universo,

es balancearse hacia atrás como la madre hace al mecer a su hijo,

es  latir como el corazón: sístole-diástoles…

Normalmente buscamos en el futuro lo que puede estar en el pasado…; pero a nadie se le ocurre mirar allí vaya que lo califiquen de  lento… Pero piensa que vuelves con la maleta llena de experiencias (momentos de vida) y eso es saber más. No es ser más inteligente, ni más listo, ni más culto, ni más rico, ni más poderoso; es ser un poco más sabio que antes.

Si de pronto te sientes pleno de vida, útil, productivo, creativo, agradecido… quédate en ese momento luminoso de por vida… Cuando lo encuentres no lo cambies  por más dinero, por más status, por más fama, etc… Cuando lo encuentres, agárralo bien y que no se te escape…

La “canción que hemos elegido para que entiendas la vida” en esta entrega es: Somewhere

Somewhere

Interpreta: Tom Wait

Composición: Leonard Bernstein y Stephen Sondheim

Hay un lugar para nosotros
En alguna parte, un lugar para nosotros
La paz y la tranquilidad y el aire libre
nos esperan
en alguna parte
Hay un tiempo para nosotros
Algún día… un tiempo para nosotros
Tiempo juntos, con tiempo de sobra
Tiempo para aprender …
Tiempo para cuidarnos…
Algún día, en algún lugar
vamos a encontrar una nueva manera de vivir …
Vamos a encontrar una manera de perdonar…
En alguna parte
hay un lugar para nosotros
un tiempo y un lugar para nosotros
Toma mi mano…, estamos a mitad de camino
Toma mi mano
yo te llevaré
De alguna manera…
Algún día… en algún lugar…

Vuelve siempre: nosolodoctorylac@gmail.com

El hombre que susurra al oído de tu caballo

31 enero, 2012

(By Nosolodoctor y Angel 1)

Dedicado a todas aquellas personas que perdieron una pierna, pero aún les queda : un caballo, o un hijo, o un amante, o un peluche, o un recuerdo, o un padre, o una madre o un hermano que les susurre amor.

http://www.youtube.com/watch?v=V7yb-cc0LlQ

¿Recuerdan ustedes aquel ejemplo que pusimos en los inicios del blog, en el que citando al Arizal deciamos que el ser humano puede asemejarse a una carroza tirada por seis caballos,conducida por un cochero y en el que viajaba un pasajero oculto;en el que la carroza simboliza nuestro organismo, los caballos las emociones, el cochero la mente y el pasajero oculto el alma ?
Bien, hoy vamos a poner el énfasis en los caballos de esta carroza y más concretamente, en uno de esos seis caballos, una emoción que normalmente es contenida pero que muy a menudo se desboca: Nos referimos a la IRA y a su primo hermano el resentimiento.

A veces no es posible olvidar alguna ofensa, algún desplante, alguna tragedia o alguna grave negligencia que implicó a su vez una pérdida que denominamos “absurda” por la forma y por el cómo se produjo…

Queremos pasar página, nos dicen que hay que perdonar pero el problema surge cuando consideramos lo ocurrido como inaceptable, entonces somos incapaces de perdonar.
A veces consideramos inaceptables ciertas situaciones vividas que se dan porque se han traicionado unos acuerdos, unos principios, no se han cumplido nuestras expectativas o no se han respetado ciertos valores. “Alguien o algo no estuvo a la altura de lo esperado y ello trajo graves consecuencias”. No aferramos a esa “inaceptabilidad”, y nos aferrarnos a ella para anclarnos en aquel momento.

Con los caballos desbocados que tiran de nosotros haciéndonos muy difícil el manejo de la carroza, incluso con riesgo de que esta carroza vuelque y que se acabe nuestra historia personal.

En el mundo hay mucho caballo desbocado, que babea rabia en contra de las injusticias y no nos damos cuenta que esa rabia que nos babea no sólo no soluciona las injusticias, sino que crea más dolor e incluso más injusticias, enfermedad y muerte.
El profesor Robert Enright, de la Universidad de Wisconsin, es considerado unos de esos terapeutas capaces de susurrar al oido de ese caballo encabritado, sosegarlo, hacerle entender, hacerle aceptar y volver a coger el paso y ser un “buen”, caballo si no el mejor, y dejar de nutrir el resentimiento con el pensamiento del intelecto y el galope de su corazón…

En la película (peliculón) que les mostramos hoy, nos sirve para parafrasear el título de nuestro post. Robert Redford interpretamdo el papel de un entrenador (podría ser un terapeuta) con un gran talento para adiestrar a caballos (podría ser un alma “herida”) que es contratado para recobrar la normalidad en el caballo (en la emoción) de una adolescente (interpretada por Scarlett Johansson) que sufre junto a su mejor amiga Judith, un grave accidente equino en el cual sus dos caballos resbalan debido al hielo que cubría el pavimento forestal y ello desencadena el fatal desenlace en el cual Judith y su caballo mueren.
Pilgrim (el caballo de Scarett Johansson) recibe heridas casi mortales, y a ella misma le tienen que amputar una pierna. Como consecuencia de las heridas del caballo, la madre de Grace decide llevarlo al “Susurrador de Caballos” Tom Booker (Robert Redford), el cual poco a poco, irá devolviendo un aspecto física y psicológicamente corriente en Pilgrim. Paralelamente , Annie la madre de Scarlett (una mujer exitosa; rígida e intelectualmente perfecta) tendrá un romance con Robert Redford ( Hombreeeeeee! ) del cual sólo se libra cuando le dan el alta al caballo.
Es decir en nuestro paralelismo : cuando la emoción ya puede ser conducida, manejada, adecuadamente .

http://www.youtube.com/watch?v=XiUdK_v9QqE&feature=related

No les vamos a revelar lo que nuestro amigo Robert Redford le decía al oído de Pilgrim en las varias sesiones (bastantes) que estuvo en el rancho terapéutico… pero si les vamos a dar, aprovechando que el Ebro pasa por Zaragoza (je, je) una pequeña guía practica de susurros para superar el encabritamiento de nuestro caballo y que son los siguientes:

http://www.youtube.com/watch?v=LVmAMbV_f-0&feature=related

1. Susúrrale a tu caballo mientras lo acaricias (escuchar música por ejemplo) que busque un momento de serenidad para que pueda tomar conciencia de que existen otras personas que le han ocurrido situaciones similares o aún más graves; que tu dolor no es el único… que busque en su mente alguien a quien la vida le haya tirado del caballo y aún así consiguieron volver a “ensillarlo” y seguir viajando…modélalo, interésate por las herramientas y como las usó para poder levantarse tan dignamente. Susúrrale a tu caballo acerca de cuál sería el consejo que le daría si tu mejor amigo o la persona mas querida tuviese el mismo problema…

http://www.youtube.com/watch?v=0pBP7rx5VyU&feature=related

2. Susúrrale a tu caballo al oído, que se mire al espejo y que vea el efecto de su sufrimiento sobre su rostro. A veces una imagen vale más que mil palabras y más que 10.000 pensamientos circulares que nos “rayan” la mente. Susúrrale a tu caballo que se imagine que es transparente y que todo el mundo está accediendo a las vergüenzas de su amargura; que podría ser grabado por una cámara y días después,meses después, años después, o incluso vidas después, se va a ver en la película y probablemente no estuviese muy orgulloso de su reacción y/o del enfoque que le dio a aquel accidente…Susúrrale al oído del caballo que exprese en voz alta y clara su frustración sin confrontación. No por gritar más fuerte, no por encabritarse va a convencer más o a tener “razón”. “Tienes razón pero estás perdiendo la razón”. Nadie se alegra de tu sufrimiento, todos queremos sufrir contigo pero lo tienes que pasar tú; no sabes por qué pero tampoco sabes qué puerta se abre cuando esta se ha cerrado…

3.Susúrrale al oído de tu caballo que salga de la habitación, que salga de la cueva,la actividad física puede ofrecer una salida a las emociones, especialmente si estamos a punto de estallar. Salir a caminar o a correr, nadar, levantar pesas o simplemente subir y bajar las escaleras varias veces permitirá sacar la adrenalina de la ira sin confrontaciones. Y si vas con compañía mejor, hay mucha gente que te quiere ayudar, eres querido por mucha gente, no estás sol@…

http://www.youtube.com/watch?v=g6ZXiq_xaMk

4. Susúrrale al oído de tu caballo que piense antes de decir cualquier burrada pues de lo contrario, es muy probable que digamos algo de lo que nos arrepentiremos después. La vida y la muerte dependen de la boca . Susúrrale que puede ser muy útil escribir lo que quisieramos decir para ceñirnos al tema o problema central de su sufrimiento; y que en lugar de centrarnos en lo que nos hizo estallar, trabajar a solas con tu YO y aquello que te agredió o te hizo sufrir, lo cual supone que también debes estar dispuesto a escuchar la versión de “los otros” . No se puede llegar a la paz sin antes comprender (no compartir) el argumento de “los otros”…. Además susúrrale que hable en primera persona al describir el problema: que no diga “ me hicieron…” sino “ Sentí como ellos….bla bla…) esto nos ayudará a evitar culpar a otro o al mundo, cosa que podría a su vez hacer que sintiera resentimiento, aumentando la tensión. Hay que evitar que la otra persona se sienta acusada o criticada . Ayúdale a decir “Me siento mal porque he tenido que hacer tod@s esto y aquello mientras tú no estabas…” en vez de “Deberías haber estado aquí para ayudarme ” o “Eres un vago y nunca estás cuando se te necesita “.

5. Susúrrale al oído un chiste o algo cómico, para que pueda reirse.Reírse puede ayudar a disipar la amargura. La risa (no el sarcasmo) probablemente sea la única medicina del alma científicamente demostrada . Si reir te parece imposible, intentar al menos sonreir. Sonrisas y lágrimas se complementan a la perfección.

6. Susúrrale al oído simplemente que lo acepte, que lo acepte humildemente,que perdone al mundo, a Dios, al Universo, a sí mismo y que piense que si aun esta vivo es por algo que escapa a su compresión. No eres tú el que necesitas a Dios, al universo o a la vida…Es al contrario, Dios es quien da y quita la vida. Si sigues vivo es porque “Dios te necesita ….vivo”. Busca el motivo…y cuando haya un silencio…y el caballo te mire incrédulo, le besas, lo ensillas…le haces caminar….trotar; lo montas…y le conviertes en el mejor caballo de tu carroza y mientras corréis al galope susúrrenle esta preciosa canción :

Cuentas con nosotros, escribe a nosolodoctorylac@gmail.com

El problema y la solución de Junio.

22 junio, 2011

Dice Michael Berg que a menudo la gente lastimada lastima a otros y así sucesivamente hasta formar una larga cadena de personas resentidas por un lado y “malvadas” por el otro.

Si uno ha recibido “un bofetón” de la vida  ¿hasta qué punto estamos legitimizados para ser nosotros los que demos mamporros.?  Es decir, el problema de este mes es responder a la pregunta interior ¿qué es preferible  ser “víctima o verdugo?

La solución es fácil de decir aunque difícil de aplicar: la respuesta se basa en que cada vez que “nos meten un gol” nos enfadamos con nosotros mismos y como nos han educado “religiosamente” luchando “ojo por ojo”,  “mano por mano” la sociedad se va polarizando cada vez más en “felices”  instalados en su burbuja  y “desgraciados” que no tienen  (o creen no tener) techo que les proteja.

Lo peor de todo es que los “felices” ganan el partido y “los desgraciados” cada vez corren menos “detrás” de esa “supuesta felicidad” pues piensan que poco se puede hacer… ya.

Me hubiese gustado tener un entrenador o un padre o un Rabino o un hermano mayor que me hubiese enseñado a enfrentar la ira con la solidaridad, el desprecio con la compasión, la crueldad con la amabilidad.  Y resulta que soy “yo” el entrenador, el padre, el rabino y el hermano mayor.

Tú puedes hacer lo mismo ¿por qué no recibir a tus odiadores con una sonrisa?

Sé  que es difícil perdonar y olvidar pero también piensa que gracias a esa insatisfacción que te produce el no ser reconfortado,  amado o protegido,  es por lo que “aún” permaneces en la búsqueda. Lo que te hace estar alerta buscando “la verdad”.

Los “felices” están felices y creen que ya han encontrado aquello que buscaban,  ganan el partido,  si,  pero no juegan mejor que los “desgraciados”. Estos últimos no están solos. La tecnología les ayuda.

En un post  pasado,  sacamos a la luz pública nuestro software “amor. txt”. No era “porque sí”,  sabíamos lo que poníamos. Sabíamos que el amor es el arma del futuro  y que para “empatarle” el partido el secreto no es ser “verdugo”: el secreto es ser “víctima”. Prefiero ser “la vasija” que golpeen,  a ser el  “rayo de luz” que “mata”.

Los héroes son los que rompen la cadena, los que son capaces de cambiar el mundo cambiando ellos su actitud y enfrentando la solidaridad a la ira, dando compasión cuando han recibido desprecio, regalando una palabra amable allí dónde más falta hace. Recuerden el chico árabe hace unos meses que se suicidó a lo bonzo en El Cairo “porque ya no podía mas”. Dos meses después consiguió (sin estar él vivo) derrocar a Mubarak y extender la revolución en el mundo árabe.

Nadie muere en balde,  nadie recibe un bofetón “casual”. Quizás la vida te pone en el papel de “víctima” para que tengas la tentación de ser “verdugo” y ver de qué material estás hecho. Y ahí es donde puedes ejercer tu libre albedrío.

Quizás no ganemos pero podemos empatar el partido como hizo este pobre chico.  La canción de hoy ya la pusimos dando soporte musical a una entrada del pasado año. Esta vez repetimos la canción (preciosa) solo que con distinto video clip:  “Be Happy”. Os queremos mucho. Dentro video:

Cualquier tema que propongais, pregunta personal, consejo, texto que os haya inspirado tendrá su eco en el blog. Puedes enviarlo a: nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.