Temas etiquetados como: ‘realidad’

Atado a cabestro corto

8 diciembre, 2012

by Nosoloángel & Nosolodoctor

En un curso de milagros se enseña que el ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limitado y separado del resto de seres…, de todo lo demás. Nacido en un cuerpo condenado a sufrir y a que su vida acabe en la muerte por falta de conexión, por aislamiento.

Es la “voluntad” propia que ve a la Voluntad de Dios como su enemigo, o en  otras palabras, que no capta la voluntad que sobrevuela la vida de todos y de todo, la gran voluntad que nos reune a todos en UNO, que no escucha, que padece sordera, y que adopta una forma en que Esta es negada.

El ego es la “prueba” de que la fuerza es débil, pues no somos fuertes por nosotros mismos , y el amor temible, a pesar de que es el mensajero que trae el password de acceso a la “realidad”. Para el ego la vida en realidad es la muerte y sólo lo que se opone a Dios es verdad.

Si te fijas,  el ego es demente. Lleno de miedo cree alzarse más allá de lo Omnipresente, se cree aparte de la Totalidad y separado de lo Infinito. En su demencia (en su delirio) cree también haber vencido a Dios Mismo. Y desde su terrible autonomía (falta de humildad) “ve” que la Voluntad de Dios ha sido destruída. Sueña con el castigo y tiembla ante las figuras de sus sueños: sus enemigos, que andan tras él queriendo asesinarle antes de que él pueda proteger su seguridad atacándolos primero.

El verdadero Hijo de Dios no tiene ego o al menos lo tiene limitado, “atado a cabestro corto”, como al caballo indomable. ¿Qué puede saber él de la locura o de la muerte de Dios, cuando mora en Él? ¿Que puede saber de penas o de sufrimientos, cuando vive en una dicha eterna? ¿Que puede saber del miedo o del castigo, del pecado o de la culpabilidad, del odio o del ataque, cuando lo único que le rodea es paz eterna, por siempre imperturbable y libre de todo conflicto, en la tranquilidad y silencio más profundos?

Conocer la realidad significa no ver al ego ni a sus pensamientos, sus obras o actos, sus leyes o creencias, sus sueños o esperanzas, así como tampoco los planes que tiene para su propia salvación y el precio que hay que pagar por creer en él. Desde el punto de vista del sufrimiento, el precio que hay que pagar por tener fe en él es tan inmenso que la ofrenda que se hace a diario en su tenebroso santuario es la crucifixión del Hijo de Dios, de nuestra esencia, y la sangre no puede sino correr ante el altar donde sus enfermizos seguidores se preparan para morir en vida, para dejar pasar la vida sin probar ni un solo segundo de ella.

“Realidad” escondida en los pobres  encajes de los trajes de un grupo de humildes puritanos en la película El festín de Babette, haciendo que las vidas del grupo de abnegados seguidores del pastor no sea “realmente” vida, “realidad” que se difumina dramáticamente por las ansia de poder del general…, “realidad” que únicamente es tocada por Babbete, la cocinera, la chef, pues  como ella bien dice: “un artista nunca es pobre”. Entregada a la creación Babbete se siente plena y vive en la justa medida y para hacer felices a los demás… El cabestro corto y su esencia brotando a borbotones…

¡Chín chín por Babette!

Pasen y vean… todo el largo.

Si tienen alguna sigerencia: nosolodoctoryla@gmail.com

La verdad sea dicha

2 febrero, 2012

(By Nosolodoctor y Angel 2)

En 1968, se estrenó en las televisiones de nuestro país, una serie llamada “Un ladrón sin destino” que tuvo enorme éxito durante una década. Trataba de un tal Al Mundy, un ladrón profesional convicto, que es liberado de la prisión con la condición de que se ponga a los servicios de la CIA para estar al servicio del “bien” utilizando sus dotes “delictivas”.

Una especie de reconducción de un defecto en algo útil para la sociedad.

El tema nos sirve para contestar la petición de un post acerca del aprendizaje erróneo de lo políticamente correcto versus verdadera honestidad en nuestras relaciones humanas y hasta que punto es ético engañar y/o dejarnos engañar o hasta donde la conciencia de nuestro “self” nos debe dejar que la gente mantenga su rol de engañador y no nos atrevamos a “quitarles” sus máscaras.
No crean que es fácil hablar de ello, alguien puede manifestar “su verdad” y quien le escuche o lea puede creer que lo señalado es mentira porque “su verdad” es distinta.

No existe la verdad absoluta y como consecuencia tampoco la mentira total. Por esto, aceptamos que mentir es expresar algo en contra de lo que se sabe, se cree o se piense.
Cuando se miente es porque la persona que lo hace está consciente de ello. Por otra parte, mentir también es omitir la verdad. Los seres humanos mentimos o callamos la verdad por múltiples razones. Algunos terapeutas de parejas, por ejemplo en algunos casos, recomendamos a los amantes infieles, cuando van a consulta, no cometer un “sincericidio” y contarle todo a su cónyuge. Generalmente se trata de casos de un encuentro sexual “casual” con una ex pareja, hecho ocurrido ocasionalmente sin mayores consecuencias (¿o si?) . En estos casos el terapeuta quizás evalúe la situación familiar y llegue a la conclusión de que es preferible que su paciente no diga la verdad a su cónyuge porque puede terminar una feliz relación familiar y ser más perjudicial que beneficioso para él, para su pareja y sus hijos.

En otro área, muchos médicos, por razones del tratamiento, ocultan o no dicen toda la verdad del diagnóstico al paciente por el propio beneficio del enfermo. El médico puede ayudar a sanar usando el efecto placebo en enfermedades psicosomáticas. Para lograrlo, debe mentirle al paciente asegurándole que algún medicamento lo curará a sabiendas que la pastilla es inerte. Igualmente, algunos profesionales de la salud no le informan a un enfermo en terapia intensiva su gravedad, porque piensan que la angustia, las preocupaciones y el pánico que puede generar la información de su estado le provocaría eventualmente un daño mortal.

¿Ustedes que piensan? ¿Verdad, toda la verdad y nada más que la verdad? ¿Estamos preparados para ello? ¿De verdad?

Los adultos les dicen a los niños que no deben mentir mientras disfrutan con ellos los regalos que trajo durante la noche Santa Claus o los Reyes Magos, aunque en este caso podríamos estar hablando de una ficción o leyenda, la cual sin ser una mentira, tampoco es una verdad.

Por último esta la opción de ser asertivos y decir siempre la verdad sin ofender.

Ser asertivos es exponer todo o parte de lo que sabemos, pensamos y sentimos haciendo uso de un lenguaje justo, de expresiones corporales no agresivas, comunicando en positivo y tomando en cuenta los derechos de quien recibe el mensaje.

¿Se apuntan a esta línea?

Durante muchos años hace muchísimo tiempo me jactaba de ser el médico que mejor daba “las malas noticias”, de hecho me buscaban mis compañeros para comunicar los casos “difíciles”. Un día después de decirle a una joven mucha de treinta años que se iba a quedar viuda en breves días debido a la situación irreversible de su marido, tuve un sueño que no les voy a contar para que puedan dormir tranquilos… acerca de la gravedad de mi comportamiento y sus consecuencias.

Aun así no me libré de la “multa espiritual” que duró dos años, pero le aseguro que el tema no da para un chiste. Quizás estemos ante la reflexión más espinosa, dolorosa, ambigua y relativa pero también trascendente de la historia del blog:

Es deseable resaltar virtudes en lugar que proclamar defectos en los demás. Es preferible indicarle a un niño antes de ser inyectado que va a sentir un pinchazo pero solamente durará el tiempo de contar hasta cinco que decirle “no te va a doler”. Lo más probable es que entretenido contando, no sienta el dolor.
Quizás lo más importante sea no hacer daño, no ser mensajero de algo malo… seguro que siempre hay un tonto o un temerario o un loco que se preste a tamaña función; en ese caso,pasen de decir “mentiras arriesgadas…(true lies) que en realidad son “”mentiras verdaderas”… no olviden que hay mucha gente que no es consciente del daño que hace la palabra aunque sea “verdad” lo que está diciendo…

Ya no se trata de debatir si lo que vamos a decir o no es lo políticamente correcto… sino el resultado de lo que vamos a decir va a ser util o no y si va a producir efectos colaterales o no….por no decir del valor de nuestra credibilidad para tiempos futuros…

Vamos más allá aún: En una de las entradas de este blog, la del pasado sábado 28 sobre el Aserejé, se planteaba el hecho de que para un terapeuta su paradigma lo puede todo y “cura” todo.

Planteamos, cuando ésto lo dice el terapeuta ¿Lo cree de verdad? ¿Se engaña a sí mismo? O en el fondo piensa que es un “cliente” y que él tiene que vivir de su profesión y que hará todo lo que pueda aunque sepa que hay pocas posibilidad de éxito?

En cuanto a lo políticamente correcto… si la idea es “encajar” o integrarse en un esquema/lenguaje/accionar que no se superponga o interfiera con los “ya creados y aprendidos”, aún en contra del propio sentir y convencimiento… haría que se estuviera modificando la REALIDAD, alejándola así de la VERDAD, o poniéndola en duda.

A veces exponer la “cruda realidad” nos plantea un panorama tan sombrío que el que lo escucha o lo ve piensa que no hay noticias de Dios . Tremendo diálogo que les ponemos y pedimos contestación ¿sincera? en los comentarios de esta “entrada” del menú que ustedes pidieron…

También tienes un buzón para expresarte aún más sinceramente en nosolodoctorylac@gmail.com

Un paseo por las nubes

10 noviembre, 2011

Mañana estaré literalmente en el aire… aunque confieso que ya hoy, no toco casi el suelo.

Si despegar tiene muchas interpretaciones, hoy encuentro dos que me cuadran :
– Separarse un ave o un aparato de aviación del suelo o del mar para comenzar a volar.
– Comenzar a avanzar o desarrollarse notablemente una cosa, especialmente un proceso.

Subir, alejarse, atravesar, acercarse (aunque sea una ilusión) ayuda a tener otra perspectiva de la “realidad” que nos vamos creando. ¡La tan mentada y pequeña realidad del 1 % que puja por crecer!

Me digo : que no debo tener expectativas, más no resulta fácil cuando movemos emociones. Me digo: que los “paisajes”/relaciones/estilos/indiosincracia no cambian, cambia un@, y nuestra manera de apreciarl@s. Y me digo que mejor paro de decirme y me relajo.

Reconozco que he ido postergando o dilatando algunas situaciones y que será bueno dar un paso al frente, envuelto de conciencia para volver a MIRAR y poder VER… para cerrar círculos o ampliarlos, donde toque.
Si bien llevo en boceto un mapa de ruta,(los miles de kms. a recorrer y una lista de teléfonos importante) procuraré fluir como una “turista”, con las “gafas de ver profundo”.

Os tendré al corriente.
Os deseo que siempre estéis list@s para desplegar las alas y echar a volar. ¡Dentro vídeo!

En nosolodoctorylac@gmail.com seguimos recibiendo tus propuestas, canciones, pelis… ¡escríbenos volando!

El Maestro del día

21 julio, 2011


Días atrás después del desayuno me disponía salir de casa cuando me para Javi, el portero, siempre tan solícito y servicial. Hablamos del calor, de la cantidad de gente, qué tal su familia y la mía y por último me advirtió :
-Ten cuidado en la carretera y “presta atención a las señales”,pues han cambiado sin previo aviso los límites de velocidad y luego hay que “pagarlo”.

En el momento no fui consciente de lo que realmente me estaba diciendo, pero lo largo del día supe que ese mensaje simple traía más.

Enseguida me incorporé a la autovía y vi las nuevas señales de máxima 80, que de no haber sido avisada hubiera ignorado pues hacía el camino rutinario de cada día, sin prestar atención.

Por el carril de la derecha y ajustándome a la nueva regla supe que era de las pocas que lo sabía, pues me adelantaban de buena gana, con mala cara y hasta recibí algún que otro pitido.
Noté todo lo que empezaba a sentir, tampoco estoy acostumbrada a ir “tan lento” y pasé a estar un poco incómoda. Había salido con el tiempo justo y quizás hasta llegase tarde al trabajo. Así y todo tomé la decisión de respetar el límite.

Recordé que la semana pasada en una clase, nos hablaron de la realidad que percibimos, utilizando el símil de las aspas de un ventilador en funcionamiento. No distinguimos las aspas hasta que el movimiento empieza a ralentizarse y entonces… ¡las vemos!
¡No distiguimos la distancia “real” que separa un átomo de otro gracias a la velocidad con que se mueven!
¡Y encima el 1% dichoso que percibimos de la totalidad, tema que me “ocupa” y a veces desespera…!

La verdad que me dio tiempo a todo. A llegar, a girar la cabeza y mirar el mar y el cielo, a respirar en bocanadas el aire que cruzaba suave refrescándome a través de las ventanillas abiertas, a ejercitar la paciencia y “no picarme” cuando otro conductor al adelantarme me enseñó su dedo “corazón” porque claro, su portero no le advirtió de nada. (¡Espero por su bien que no haya metido el dedo en el ventilador! :-))

Otra vez la bendita polaridad. El movimiento es necesario para que no haya bloqueos. Para que haya movimiento tiene que haber contrarios, opuestos.
ESO NO SIGNIFICA QUE POR CORRER LLEGUEMOS ANTES. “El camino largo es…” ya lo hemos repetido aquí bastante. Siempre volvemos a la fuente.

En el trayecto no quisiera perdermede disfrutar tantas cosas de “la trama”.

Cuando regresé a casa me dieron ganas de bajarme del coche y darle dos besos, porque Javi el Portero, debe ser cabalista y no lo sabe.

En mis días más optimistas, confío que llegue el momento en que cada uno podamos reconocer que somos una pieza esencial, ese tornillo único que hace falta, esa nota que enlaza perfectamente con la siguiente para entonar la sinfonía del Universo.

¿Cómo suena tu vida? Cuéntanoslo en : nosolodoctorylac@gmail.com

El cristal con que se mire

7 julio, 2011

A menudo parece que una misma situación cambia cuando las miramos desde una perspectiva diferente, a través de otro cristal.
Si sabemos que de momento estamos ceñidos a percibir el insignificante 1% de LA REALIDAD TAL Y COMO ES , es de recibo que a veces no sepamos para dónde tirar. Todas las decisiones que tomamos están “respaldadas” por ese pequeño porcentaje que percibimos de la estampa completa, la que claro está, no vemos.
Ahí es donde interviene nuestro “inseparable” (¡menudo negocio ha sido contratarlo!), EL EGO. Siempre detrás de la puerta , atento y esperando el tropezón para volver a frotarse las manos con un –¡ YA L@ TENGO!
¡Y vuelta a empezar!

Somos más ó menos proactivos o reactivos, según vayamos abriendo la conciencia en el camino. Lo que sí creo que no tiene discusión (corríjanme por favor si me equivoco), es LA PARCIALIDAD pasmosa a la que nos somete esta “ceguera”.

La pregunta es : ¿Vemos lo que queremos o lo que podemos ver?

Nuestro enfoque siempre es segmentado y personal.

Una leyenda hindú relata la primera vez que tres ciegos se encuentran con un elefante. Cuando se topan con él cada uno se sorprende de lo que “entienden” que tienen enfrente.
Uno toca la trompa y asocia el animal con una serpiente. El segundo encuentra una pata y “decide” que está frente a un árbol. El último palpa la cola y se imagina cogiendo una cuerda.
La visión que tenemos en nuestro interior del momento presente NO ES, afortunadamente, la única que se puede tener.

Nos ha sido dada la oportunidad de CREAR nuestro mundo y mejorarlo. DAR puede ser un buen comienzo.

Que la fuerza te acompañe para “salir en la foto completa” y disfrutarla.

Gracias por vuestras sugerencias, no dejeis de usar nuestro mail nosolodoctorylac@gmail.com

Todo se acaba sabiendo.

15 mayo, 2011

Leo en internet una verdad como un templo: “Mentir en el currículo no es sólo cosa de jóvenes que buscan su primer empleo. Este falseo de las referencias laborales es también un pecado de altos directivos. Y en un entorno laboral como el que vivimos, a la exageración también se suma el desinflar la trayectoria profesional en un desesperado intento por conseguir un trabajo”

The Wall Street Journal  relataba recientemente el caso de George O’Leary, entrenador de fútbol del equipo de Notre Dame, que fue obligado a renunciar a su cargo cinco días después de ser contratado al hacerse pública la verdad sobre sus supuestas habilidades, capacidades y background académico y deportivo, o el de toda una decana de admisiones del MIT, Marilee Jones, que renunció al descubrirse que no era realmente quien decía su currículo. James Minder, presidente del fabricante de armas ‘Smith & Wesson’, ocultó en su currículo una estancia en prisión en la década de 1950, y el CEO de Bausch & Lomb, Ronald Zarrella, provocó un escándalo al descubrirse que nunca había cursado un MBA, a pesar de lo cual la compañía le permitió seguir en su puesto.

No todas las empresas actúan de la misma forma ante este tipo de faltas. En algunos casos, la mentira ha llegado a ser amplificada por las características del propio puesto de trabajo. Es el caso de Robert Irvine, chef estrella del canal de televisión por cable ‘Food Network’, quien perdió su empleo y probablemente su prestigio cuando se descubrió que nunca había cocinado para Ronald Reagan,  ni para George Bush (padre) en la Casa Blanca. Las referencias aportadas por la Familia Real británica terminaron de hundirle: no era Sir, ni repostero de la reina, ni dueño de un castillo regalado por Isabel II… Mi querido profesor (el del Sol de Guibon,  el de “condúcete como un turista”, ver entradas correspondientes) solía decirme que vivimos en el mundo de la mentira y que jamás me fiara de lo que vieran mis ojos,  sino de mi intuición. Hace años existía la frase “hasta que no lo vea no lo creo”,  ahora,  con tanta tecnología, en el siglo XXI “incluso viéndolo,  dudaría”…

En una de las clases que me tocó impartir (“Lectures” en inglés; una especie de “conferencias” magistrales que se hacen en los campus de forma periódica sobre un tema monográfico),  hablamos de como la vida es un continuo trasvase entre los roles “dar y recibir” y cómo esto que parece tan simple no lo es tanto. Por ejemplo,  “dar”, si ¿pero a quién y cómo? y “recibir”,  de acuerdo,  pero ¿de quién y a cambio de qué?

Esta “Lecture” que se impartió en 1987,  hace casi 24 años,  tiene hoy vigencia en el tema de las ONGs. Empecemos por el principio.

Decía yo en aquella “Lecture” que en nuestro mundo, en nuestra vida cotidiana,  en cualquier actividad relativa a nuestra existencia y a la cultura tanto occidental como budista,  hinduista etc…, cualquier asunto que consideremos “serio” está regido por símbolos y ceremonias. Por ejemplo,  vender un inmueble en las  torres “Kio” de Madrid resulta una ceremonia larga y complicada,  repleta de clausulas y recovecos legales tan compleja como la coronación de un Emperador Romano hace 2200 años. El simbolismo  varía de país a país, de cultura a cultura,  de época a época,  pero no existe actividad “oficial” sin un protocolo en el que se juegan “unas reglas del juego” y una simbología que usamos para “sellar” y dar veracidad al acto en sí misma. Pongo un ejemplo,  en una partida de bridge, cuatro personas  “convienen” en darle a unos “naipes” un valor “figurado”. Establecen a continuación un sistema da “ganancias y perdidas”. Tuercen el gesto inesperadamente si les surge un “as” y no disimulan su alegría cuando culminan una buena jugada. Termina la partida y los naipes vuelven a ser lo que eran: pedazos de cartones coloreados  con números y dibujos. En este juego como en el “mus” y probablemente en muchos otros en donde “actue” la inteligencia en equipo,  un jugador puede indicar mediante ciertas señales  las cartas  que tiene a su compañero…, pero solo de acuerdo a lo que estipula el reglamento,  las reglas del juego. Si se le descubre haciendo señas de una manera considerada “incorrecta”,  lo más seguro es que no se le acepte  más en aquella mesa de juego e incluso, a veces, su reputación en la vida real se menoscaba. Igual ocurre con el dinero y su simbología. Incluso más que en el ejemplo anterior donde hablábamos de un simple juego.

Todo el mundo sabe el valor de un cheque al portador por diez mil euros,  todo el mundo sabe su valor y la dificultad de conseguirlos,  es muy sencillo procurarse  uno de estos cheques y copiar la firma de un hombre rico al pie de un cheque. Pero al que le sorprendan  haciendo semejante operación,  se le llama “falsificador”, perderá su reputación y probablemente acabará en la cárcel durante un tiempo.

Es verdad que los financieros se enriquecen manipulando los símbolos, clausulas, letras pequeñas de contratos etc…., para hacerse más ricos,  pero el financiero procurara por todo los medios no salirse del ceremonial establecida por la cultura imperante en el curso de sus manifestaciones simbólicas.

Los símbolos del juego del Bridge están respaldados por la sociedad,  los símbolos y ritos de las finanzas están respaldados por el estado. Hay consenso automático y universal en el papel moneda, los cheques, las acciones, las pólizas de seguros, las escrituras de propiedad  parecen objetos tan reales como los niños,  los coches, los arboles y ciertamente lo son siempre y cuando la autoridad que los creó y el acuerdo tácito existente entre los integrantes de la sociedad que los mantiene en vigor continúen existiendo…

Ahora bien,  el problema surge  cuando uno tiene la duda de si el símbolo representa realmente a su esencia o es solo un “rotulo” puesto a propósito para maquillar unas necesidades de algunos pocos o de algunos muchos para que estas necesidades sean “legitimizadas” adecuadamente y darle una “salida” ética o moral airosa. Y en esto amigos,  llegamos a las “ONGs”: organización no gubernamentales.

El hecho de apellidarse  “no gubernamentales” fue precisamente el reclamo para dar mayor veracidad a determinadas actividades y su gestión,  toda vez que se podría pensar que “el estado”, “los gobiernos” podrían en su corrupción deteriorarlas, degradarla y separarla de su fin…. , pero el siglo XXI,  lo que ha demostrado, ha sido totalmente al revés,  que a veces es mejor una “organización gubernamental”  que una “organización no-gubernamental” libre del control de cualquier sistema,  cultura o  simplemente “reglas del juego”.

En el primer caso: “lo que es,  “ES” (nos guste o no),  mientras que en el segundo caso “lo que parece “NO es””  me confunde y me frustra al darme cuenta que utilizaron mi predisposición a “dar” para un fin con otro propósito (legítimo o no). Imagínense en el supuesto caso de que no existiese,  ni aún siquiera un fin o propósito,  solo un estilo de vida,  placer y un slogan: “solo se vive una vez”.

Hace dos días recibí uno de esos e mails que recibimos todos denunciando una y otra cosa (internet al servicio de la denuncia). Uno de ellos me reafirmó estas ideas que os acabo de exponer,  voy a censurar los nombres  para no hacer daño;   aquí no se denuncia,  sino que se “avisa”.  El título del e- mail ya en si mismo era muy sugerente (“ya lo sabía” o algo así y a continuación “corto y pego”.  Os pido humildemente una opinión. Ahí va:

ASUNTO: TOT S’ACABA SABENT: ESTO ERA SABIDO EN TODOS LOS GRANDES DESPACHOS DE XXXXXXXXXX,  SE HA INTENTADO OCULTAR. LA CARAVANA LLAMADA SOLIDARIA ERA UN GRUPO DE GENTE CON NECESIDAD DE ADRENALINA. CUESTA MAS UNA RUEDA DE UNO DE LOS CAMIONES QUE UTILIZARON PARA LA EXCURSIÓN QUE LA AYUDA QUE LLEVABAN, Y SU RESCATE COSTO 8 MILLONES DE EUROS. EL DIRECTOR DE LA ONG: XXXXXXXX   XXXXXXX OCUPA TRES CARGOS PUBLICOS: 07:32 (27-08-2010)

Uno de los secuestrados es consejero de Gecoinsa, empresa relacionada con el ‘caso Pretoria’. La mujer del alcalde de xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx viajó con la caravana pese a no ser cooperante. La mayor parte de los miembros que acompañaron a la caravana solidaria en la que fueron secuestrados los tres cooperantes españoles son funcionarios o trabajan en empresas participadas por la Generalitat. Es el caso de Albert Xxxxxxxxxx, hijo del ex consejero de Medio Ambiente durante la etapa de Jordi Pujol y ahora colocado como director general de Tabasa, empresa encargada de la explotación y conservación de los túneles y accesos a la Ciudad Condal.  Por su parte, el cooperante Xxxxxxxxx Xxxxxxxxxl, residente en Santa Coloma de Gramanet y del que poco más se ha dicho aparte de que es empresario, ocupa nada menos que el puesto de consejero delegado en la constructora Gecoinsa, empresa centrada en proyectos urbanos en el cinturón rojo de Xxxxxxxxxxxxxxx. La empresa fue favorecida por Greenpark, sociedad implicada en el caso de corrupción Pretoria. Tras la auditoría realizada por  Deloitte se supo que le fue adjudicada la construcción de un garaje por 1,7 millones de euros por un procedimiento negociado que excede lo legalmente previsto. Además, Gecoinsa no paga a sus proveedores desde 2008 y hace poco menos de un mes convocó un concurso de acreedores. El director de la ONG, Fxxxxxxxxx Oxxxxx i Txxxx, también es un hombre de la casa y ostenta los cargos de Asesor para la Diplomacia de las Ciudades de la Diputación de Barcelona, Asesor del Regidor de Participación y Solidaridad del Ayuntamiento de Barcelona y Director de Participación Ciudadana del mismo Ayuntamiento; sus objetivos, el propio lector los puede adivinar. Además, Xxxxxx también revela en su Facebook que sus principales intereses son “viajar, los juegos de aventura y el no hacer nada”; todo un aventurero, aunque ya no se le pueda ver con el pendiente de corsario y los brazos llenos de pulseras que lucía antes de todo lo sucedido. Axxxxxxxxa Gxxxxxxxx, la primera en ser liberada, lleva 20 años como funcionaria en el juzgado de Primera Instancia de _xxxxxxxxxxde _xxxxxxxxxxxxxxxxxxt, otro municipio del extrarradio de la ciudad.  En él se encuentra también la ONG  Asomobe, principal beneficiaria de estas caravanas solidarias. Pero en esta travesía no sólo iban cooperantes, sino también acompañantes como Xxxxxxx Xxxxxxx, mujer del alcalde de Xxxxxxxxxxxxxxx, JH. A pesar de que aparece en fotografías junto a otros voluntarios y de que él lo confirmó el pasado 30 de diciembre, la ONG ha negado a LA GACETA que Xxxxxxx “trabaje” con ellos. Lo que sí es obvio es que disfrutó de un viaje pagado por África Occidental. A ella le acompañó la mujer del delegado de Presidencia de la Generalitat, Xxxxxxxxxx Xxxxxxxxxxx. Se sumaron, también, el coordinador del Área de  Deportes del Ayuntamiento, Xxxxxxx Xxxxxxx; trabajadores de Transportes Metropolitanos de Barcelona y dos bomberos, entre otros. Todo ello fue pagado con dinero público y de grandes empresas, muchas de ellas con intereses en licencias municipales. Uno de los principales patrocinadores de la caravana es Cespa, filial de Ferrovial Servicios, que se dedica a la prestación de servicios medio ambientales y a la gestión y tratamiento de residuos.

Y para terminar,  aquí va la canción de un trovador de nuestro tiempo que aunque su simbología no me guste,  al menos me queda la tranquilidad de que “es” lo que representa, sin demagogias ni engaños,  y muchas frases de sus canciones son realmente pinceladas de verdades manifiestas que no deberían ser verdades pero “lo son”. Como muestra un botón: “para mentira la de la realidad…,  promete todo pero nada te da…,  yo solo te conté media verdad al revés…

P.d.: En el anterior artículo  no consideren  incluídas  las ONGs que desde el respeto y  la prudencia  hacen su trabajo con total honestidad.

Avísanos o agradece o cuéntanos tus pensamientos…, etc. en: nosolodoctorylac@gmail.com



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.