Temas etiquetados como: ‘rectificar’

Un lugar en el tiempo.

18 febrero, 2013

By Nosolomamá

Querido hijo,

si alguna vez sientes que estás viviendo en un momento y en un lugar equivocados, recuerda que: siempre puedes volver a lo de “antes”, ¿por qué no?.

Creo que nos puedes entender perfectamente pues por tus pocos meses de edad, necesitas que papá y mamá te hagan un mapa del tiempo cada día para que te vayas orientando sobre lo próximo que vamos a hacer, es decir,  tú buscas unas señales que nosotros te contamos con gestos sencillos como cantarte una canción determinada para avisarte de que vamos a salir de paseo…, o ponerme el pijama blanco para que sepas que ha llegado la noche y es hora de irse a la cuna.

Tú lees el tiempo y te gustan los loops, las repeticiones,  los ciclos circulares… No percibes el tiempo como una línea recta, si no como un círculo…  Ya me he dado cuenta que cuando te rompemos  tu mapa del día no duermes bien por la noche… Cuando “tu día se rompe” no te gusta nada… y nos pides, a tu manera (despertándote a cada hora), que volvamos al día que conoces. Al día anterior.

No podemos decir que es que  no quieras salir de la zona de confort…, como diría el tito Nosolodoctor, porque en ese día en el que estás instalado…, ¡ una ráfaga de viento te emociona tanto…, porque el movimiento de unas hojas en el suelo te subyugan hasta no poder  parpadear…! Tus sencillos días están plenos de conmociones… Ya nos hemos dado cuenta de que tu vida es muy intensa. .

Hijo, pero los adultos piensan que vivir en un mismo lugar toda tu vida o compartir con una misma persona una vida entera no es emocionante. No hagas caso,  pues cada día eres alguien distinto,  alguien mejor, si cabe, y lo que veas a tu alrededor tendrá infinidad de matices que irán transformándose a medida que tú creces. En este caso: más es más. Más hay dentro, más habrá fuera.

Llegará el día que empieces a relacionarte con muchas más personas , y papá y mamá pasarán a las bambalinas del escenario de tu vida, a un segundo plano, entonces, recuerda la frase del final de Annie Hall ( Woody Allen): ”las relaciones humanas son complejas y a veces absurdas,  pero no podemos vivir sin ellas”.

Por eso te escribimos esta carta…,  para que entiendas, que si alguna vez te equivocas en la elección de las personas que te acompañan en tu camino, o sientes que estás en un lugar que no te gusta, o haciendo algo que no te gusta, o diciendo algo que no te gusta, o siendo alguien que no te gusta, siempre  puedes volver a lo de “antes”…,  aunque la gente siempre diga: “Para atrás ni para coger carrerilla…”

En el tiempo puedes avanzar, quedarte congelado, hacerte un momento eterno y feliz, avanzar sin que el paisaje se mueva cuando buscas una falsa felicidad, retroceder por pura  melancolía,  volver atrás para pedir perdón, instalarte en la comodidad, estancarte en el sufrimiento,  ser apresado por un terrible dolor,  “o”  retomar el camino que habías abandonado por una elección equivocada… “volver a lo de antes”…

En esta sociedad sentirás que alrededor todo  se mueve rápido, rápido, rápido, pero…,  si quieres  no ser desintegrado por esta velocidad (ella puede  borrar tu esencia),   tendrás que pararte, reflexionar sobre lo que haces, pensar hacia dónde vas, quien te acompaña… y ¿por qué no? Volver a lo de antes.

Nos sobran los motivos para que revises el dogma de anti fe “atrás ni para coger impulso”. Te vamos a dar algunas de nuestras razones….

Volver a lo antes es:

una forma de pedir perdón por las equivocaciones realizadas… y

los daños colaterales causados,

es conseguir otra oportunidad para hacerlo mejor,

es contraerse como el universo,

es balancearse hacia atrás como la madre hace al mecer a su hijo,

es  latir como el corazón: sístole-diástoles…

Normalmente buscamos en el futuro lo que puede estar en el pasado…; pero a nadie se le ocurre mirar allí vaya que lo califiquen de  lento… Pero piensa que vuelves con la maleta llena de experiencias (momentos de vida) y eso es saber más. No es ser más inteligente, ni más listo, ni más culto, ni más rico, ni más poderoso; es ser un poco más sabio que antes.

Si de pronto te sientes pleno de vida, útil, productivo, creativo, agradecido… quédate en ese momento luminoso de por vida… Cuando lo encuentres no lo cambies  por más dinero, por más status, por más fama, etc… Cuando lo encuentres, agárralo bien y que no se te escape…

La “canción que hemos elegido para que entiendas la vida” en esta entrega es: Somewhere

Somewhere

Interpreta: Tom Wait

Composición: Leonard Bernstein y Stephen Sondheim

Hay un lugar para nosotros
En alguna parte, un lugar para nosotros
La paz y la tranquilidad y el aire libre
nos esperan
en alguna parte
Hay un tiempo para nosotros
Algún día… un tiempo para nosotros
Tiempo juntos, con tiempo de sobra
Tiempo para aprender …
Tiempo para cuidarnos…
Algún día, en algún lugar
vamos a encontrar una nueva manera de vivir …
Vamos a encontrar una manera de perdonar…
En alguna parte
hay un lugar para nosotros
un tiempo y un lugar para nosotros
Toma mi mano…, estamos a mitad de camino
Toma mi mano
yo te llevaré
De alguna manera…
Algún día… en algún lugar…

Vuelve siempre: nosolodoctorylac@gmail.com

Estilos de vida

14 marzo, 2012

(By Nosolodoctor y Nosoloángel)

Hace unas semanas alguien propuso un tema para tratar en el blog  que ha sido el detonante del que están leyendo hoy. Nos referimos a la “respiración”.

Todas las personas que han aprendido la posibilidad de ampliar su capacidad pulmonar incorporando una respiración diafragmática-intercostal además de la respiración superior pulmonar, con el paso del tiempo,  han observado una gran diferencia en sus “estilos de vida”. Parece algo tonto que la forma de respirar marque un antes y un después en una persona, pero la realidad es esa. Una respiración profunda (completa) en contraposición a una respiración superficial (incompleta) desencadena unos procesos calmantes y de concentración transformadores y trascendentes a nivel humano.

Fue precisamente esta constatación que parte de un hecho tan simple (respirar), la que nos arrastró a observar que también hay algunas persona que tienden a “respirar socialmente de forma parcial” pues se sustentan exclusivamente en una/su ideología política sin más. De la misma forma  que una respiración incompleta nos aprisiona, a menudo nos relacionamos utilizando como soporte exclusivo esquemas ideológicos “limitando” nuestras vidas igualmente.

“En busca de un coro común” es uno de las acciones  o performance musicales que el sorprendente Bobby McFerry ofreció en los escenarios de TED.com Lo tomaremos como ejemplo ilustrativo de cómo los seres humanos disfrutamos interactuando en común. Y…

Para ver vídeo entre aquí.

Y… también para ver que es precisamente esa armonizadora  necesidad de unión y comunidad, además de la esperanza de cambiar el mundo, otra  de las razones que  nos puede hacer decantarnos a ceñir nuestro “estilo de vida”  a la pertenencia a una ideología política u otra.  ¿De los chicos del coro  al coro de la patata hay un paso…?

Ahora bien…, demos una vuelta de tuerca más a las cosas y  lleguemos al fondo de la cuestión,  que no es otra que hacer evolucionar la sociedad y colaborar “conscientemente” en el cambio de cada ser.

Precisamente, uno de los texto de J.Berg perteneciente a su libro “El poder de cambiarlo todo” nos introduce en un análisis exhaustivo y esclarecedor sobre la relación que existe entre “política y espiritualidad” que hemos optado por ofrecerles en  un pequeño resumen de sus ideas principales.

–          Ningún líder,  ni partido político podrá hacerlo todo. El cambio tiene que venir de cada uno de nosotros.

–          A menudo ocasiones lo que no nos gusta de un líder político es lo que a nivel personal debemos cambiar.

–          En la actualidad la política en vez de unir a las personas tiende a separarlas produciéndose un efecto polarizador. Muchas personas sienten que tienen que elegir un bando,  mientras que las soluciones profundas (espirituales) se encuentran a menudo en el camino central.

–          La identidad y la posesión forman parte del dominio del ego. A través del ego nos apegamos a una ideología, a un partido político, a una persona o a nuestras opiniones fragmentadas y apasionadas.

–          A menudo la política nos dispara el juicio, el control, la ira, el orgullo…etc.,  en vez de la tolerancia, la dignidad humana o la preocupación por los demás.

–          Todo lo que se  mueve en la dirección de los absolutos debe ser vigilado pues es el ego el que está en funcionamiento. Las cosas no son blancas o negras, correctas o incorrectas…

–          Queremos que una persona arregle la sociedad para no tener que hacerlo nosotros. Así no asumimos responsabilidades.

–          Culpar a los demás, destacar los errores ajenos nos impide comprender que todos somos vulnerables y perdemos la oportunidad de protegernos a través de la verdad de “ese” reconocimiento. Todos somos imperfectos.

–          Buscando más profundo hallaremos respuestas NO convencionales que nos ayudarán a cambiarnos y por ende cambiar el mundo.

David Byrne, miembro fundador y compositor de Talking Heads, nos regaló allá por los 80 una inspirada canción titulada “Nada más que flores” que con el paso de los años ha sido revisada por otros artistas y por él mismo. Escuchemos una de las últimas versiones realizadas por el propio Byrne. En este caso,  una formación clásica de cuatro instrumentos de cuerda, más un teclista y  secuencias rítmicas programadas con sonidos de la naturaleza  otorgan al tema un equilibrio sorprendente entre clasicismo y tecnología que nos gusta mucho… Lean, escuchen y reflexionen con la letra de la canción sobre su forma de respirar en la sociedad.

“Nada más que flores”

Aquí estamos
como un Adán y Eva.
Cascadas,
el Jardín del Edén.
Dos tontos enamorados
tan bellos y fuertes…
Los pájaros en los árboles
están sonriendo
desde la época de los dinosaurios.
Los coches tienen que funcionar con gasolina
¿Dónde,  dónde han ido?
Ahora, solo quedan   flores.

Había una fábrica
Ahora hay montañas y ríos
Lo conseguiste, lo tienes.

Cogimos una serpiente de cascabel,
ahora tenemos algo para la cena.
Lo tenemos, lo conseguimos.

Había un centro comercial.
Ahora todo está cubierto de flores.
Lo has conseguido, lo tienes.

Si esto es el paraíso
me gustaría tener una cortadora de césped.
Lo tienes, lo tienes.

Hace años,
yo era un joven enojado
Pretendía…
ser una valla publicitaria
de pie  al lado de la carretera.
Me enamoré
de una hermosa autopista.

Esto solía ser un Estado.
Ahora es sólo campos y  árboles
¿Dónde, dónde está la ciudad?
Ahora, solo hay flores.

Las carreteras y los coches
fueron sacrificados por  la agricultura.
Pensé que íbamos a empezar de nuevo
pero supongo que estaba equivocado.

Una vez  había un montón de aparcamientos
Ahora es un oasis de paz…
Ya lo tienes, lo tienes.

Esto fue una pizza Hut
Ahora todo está cubierto de margaritas.
Ya lo tienes, lo tienes.

Echo de menos el Honky Tonks,
Lácteos Reinas y el 7-Eleven
Ya lo tienes, lo tienes.

Y como la cosa se vino abajo
nadie le prestó mucha atención.
Ya lo tienes, lo tienes.

Sueño con pasteles de cereza,
barras de caramelo y galletas de chocolate
Ya lo tienes, lo tienes.

Hemos utilizado  microondas.
Ahora sólo comemos frutos secos y bayas.
Ya lo tienes, lo tienes

Esta fue una tienda de descuento,
ahora se convirtió en un campo de maíz
Ya lo tienes, lo tienes .

No me dejes varado aquí
No puedo acostumbrarme a este estilo de vida.

Para ver video entre aquí.

Si ya respiras a pleno pulmón podrás mandarnos oxígeno a nuestra dirección  nosolodoctorylac@gmail.com para compartirlo con los demás.

Charlas febriles y cogotazos con Goethe

7 marzo, 2012

Como el día que fuiste otorgado a este mundo

el Sol se levantaba entre el saludo de astros

y enseguida y después creciste un día y otro

según la ley conforme a la cual fue tu entrada;

así has de ser, no puedes escapar a ti mismo

Goethe (Verso del poema “Daimon”)

Andaba yo entre fiebre, antigripales, pañuelos y pensamientos erráticos, cuando de repente, en un descuido literario, va Goethe y me suelta esta perla. Volví a leer el verso varias veces y al final acabé diciéndole:

– ¡Acabáramos Sr. Goethe! Siempre le he tenido a usted por una mente preclara, pero últimamente sólo me suelta suelta obviedades…

-Ponte como quieras chulilla mia, pero así ha de ser y por más que lo intentes no podrás escapar a ti misma. – Es lo que tiene charlar con los clásicos; que se te vuelven respondones y lenguaraces en cuanto les dices dos palabras.

– Sr. Goethe, eso es algo que todos sabemos, reconozca que es una obviedad como la copa de un pino.

Entonces va el Sr. Goethe y me da un cogotazo como los que me daba mi abuela cuando intentaba torearla

-¡Oiga usted, no me de cogotazos! – le digo muy ofendida.

– Te daré todos los cogotazos que hagan falta, no estás prestando atención – Empiezo a sospechar que le he concedido demasiadas confianzas a este caballero… – A ver chulilla mia, pon un poquito de humilde atención.

– ¡Deje de llamarme “chulilla suya” caray! – le interrumpo cortante – que no soy nada suyo

– ¡Qué protestona y terca es! – suspira el Sr. Goethe mirando al cielo con resignación como hacía mi abuela.  ¿Cómo que no soy nada tuyo? Has pasado más tiempo conmigo y con la panda de tu biblioteca que con la mayoría de tus familiares y amigos, y a nosotros siempre has venido por tu propio píe… – y se estira todo ufano las mangas de la camisa – Así que deja de marearme y pon un poco de atención o me veré obligado a darte un par de cogotazos.  Verás chulilla mia, una cosa es saber algo como que 2 más 2 son  4, y otra muy diferente es tener la certeza de que 2 más 2 son 4. Y aunque ambas cuestiones están unidas en sus extremos, existe un inmenso abismo entre “saber algo” y “tener la certeza de algo”. Ahora todo el mundo lo sabe todo, todo el mundo tiene las respuestas al minuto, todos son Catedráticos de Sabelotodo, pero andais por la vida como vaca sin cencerro sin una miserable certeza que llevaros al alma.

– ¡Preciosa metáfora Sr. Goethe!; la de la vaca y el cencerro – puntualizo para que no haya equívocos – Es de un lirismo que… espatarra – Entonces va y me da otro cogotazo – ¡Oiga usted! Como me vuelva a dar otro cogotazo le pongo a dormir entre la biografía de Naomi Campbell y el manual de Windows 95 para torpes (no pregunteis porque esos dos libros están en mi biblioteca; todos tenemos un pasado que ocultar)

– Además – continua el Sr. Goethe con paciencia – ¿No eres tú la que dice que “El texto fuera de contexto es sólo un pretexto”? ¿Qué pasa con el resto del verso?

– Pues mire, ahora que lo dice, tengo que reconocer que no me convence mucho el resto del verso ¿Qué es eso de “Como el día que fuiste otorgado a este mundo”? Así dicho suena a boleto de fería, a lotería genética que se endosa al primero que pasa.

– Lo de llevar la contraria al prójimo retorciéndo argumentos… ¿Es una costumbre o lo practicas como deporte? – pregunta el Sr. Goethe con rintintín arrogante – Con lo lista que pareces y resulta que no te enteras ni de la misa  a la media: Todos los dones del hombre le son dados antes de que éste vea la luz

– ¡Si hombre, porque lo diga usted!

-No es una opinión querida, las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y pensamos que el de los demás apesta. Repito por si no lo has oído bien: Todos los dones del hombre le son concedidos antes de que éste vea la luz, y eso es un hecho aureolado por mis más profundas certezas.  Eres capaz de maravillarte ante los más complicados procesos biológicos, te fascina como actuan los neuroreceptores de tu cerebro y las sinapsis de tus neuronas te dejan con la boca abierta, eres capaz de reconocer que la arquitectura de tu cuerpo es algo casi cercano al milagro ¿Crees que un diseño tan magnífico y perfecto iba a venir solo? ¡No!:  Viene ligado a un software de dones igual de maravilloso que el hardware

– Pues perdone usted Sr. Goethe, pero a tenor de cómo nos va a la humanidad tengo que poner en duda “ese maravilloso software” del que habla – y aquí me llovió otro cogotazo – ¡Deme usted los cogotazos que quiera! Pero también es un hecho que por mucho hardware y software maravilloso que nos inserten cada vez vamos a peor.

– ¡Qué bien se te da salirte por la tangente! Te estoy hablando de los dones y talentos con los que todos llegamos, no de lo que hacemos con ellos; que un novelista tenga talento para escribir no quiere decir que sea capaz de hacer una buena novela. En cierto modo, como dice nuestro amigo Ernest* todos somos novelistas “Cada cual es autor de su biografía y el biógrafo de si mismo, de una forma innata es consciente de que le está encomendada esa tarea … El problema está en como le ha salido a la persona singular la exposición de su vida …  en el modo en que administra sus talentos.”

– Bueno… Vale… – le digo con cierta resignación al Sr. Goethe – visto de esa perspectiva lo de “según la ley conforme a la cual fue tu entrada” ¿Ni lo mencionamos, no?

– Es más de lo mismo chulilla mia. Si todos tus dones te han sido concedidos antes de ver la luz, si se te ha concedido tanto y tan bueno ¿No sería una arrogancia pensar que estás aquí por casualidad, por mero azar genético?

-Gggggrrrññññ – este tipo me deja sin palabras…

-Gruñe todo lo que quieras: así has de ser, no puedes escapar a ti misma

– Que sepa Sr. Goethe que esto lo voy a contar en internet

– ¿Queda alguien en ese ágora tecnologico que aún escuche?

– Algunos quedan Sr. Goethe, algunos…, es como lo de las meigas “haberlas, haylas” ¿Le parece que acabemos cantando? – le digo conciliadora – ¿Qué tal una canción sobre los Catedráticos de Sabelotodo?

Goethe y yo a duo: Everybodyyyyyy Knowwwssssssss

*Ernest Jünger (filósofo y pensador alemán del s. XX)

NOTA: Mis disculpas a todos los amantes de la obra Goethe, no trataba en absoluto de ridiculizar a este insigne pensador por el que siento gran respeto, tan sólo ha sido el vehículo para hacer un ejercicio humorístico de autocrítica mientras la gripe arreciaba. No sé si fue la fiebre o “la ley conforme a la cual fue mi entrada”, pero por primera vez en mucho tiempo me di cuenta que en muchas de mis lecturas leía y entendía lo que yo quería y no lo que el autor intentaba trasmitir, y lo cierto es que me sorprendió mucho descubrirme en esa tesitura, así que he intentado ponerle remedio riéndome un poco de mi misma.

Plumero en mano

1 septiembre, 2011


Estrenando mes.  Epoca propicia para revisar y rectificar, según los cabalistas.

A veces me digo : -Tantos años conmigo y siempre encuentro rincones en los que no había mirado a fondo  y dobleces que aún no sabía que podía planchar.

Coger la lupa y acercarla a lo que nos estanca y no está funcionando no debe provocarnos malestar.  Activemos el radar y estemos abiertos a escuchar  lo que tengan que decirnos, desde la humildad .

Por ejemplo, si alguien que me ama desinteresadamente me sugiere que quizás me gustaría cambiar el ser dependiennte y necesitar la aceptación de los demás, no puedo menos que planteármelo.

Un primer paso para la flexibilidad, quitando capas, (klippot) para así llegar al corazón de las cuestiones y hacer la debida limpieza.

Nuestra esencia  es flexible, más  libre y liviana de lo que sospechamos y  abierta a los cambios.  Es Don Ego el que se defiende levantando muros para  mantener las apariencias.

La gravedad es la que nos mantiene “atrapados” aquí con los pies en la Tierra. Según como se mire ¡toda una ventaja! Bien podemos aprovechar para enraizarnos y profundizar en la esencia de la semilla.

Ayer nos decía Nosolodoctor : Algo podemos hacer para invertir esta inercia.

Lo que es arriba es abajo. Nuestro punto de Luz en el Corazón puede crecer.

http://www.youtube.com/watch?v=0ZDhKM9FiXY

Si “caes” en algo que desees compartir: cuentos, pps, fotos, poemas, citas… en nosolodoctorylac@gmail.com podemos convertirlo en una entrada.

Hoy por tí …

11 agosto, 2011

Lo de” Hoy por ti mañana por mí” no guarda ningún significado oculto, ya que expresa claramente lo que quiere decirse. Casa perfectamente con otro refrán popular : “No dar puntada sin hilo”. Es verdad que quien da con la clara intención de recibir algo a cambio se ve a kilómetros.

Este tema de dar es recurrente en nuestro blog. A medida que vamos asimilando y comprobando los parabienes de una actitud altruista sincera.

No se trata de ir a priori calculando que lo que hagas para ayudar a tu “próximo” va a redundar en propio beneficio mañana o algún día… aunque puede ser un comienzo, para que la “actitud” se internalice y sea a posteriori… “natural”.

Hay muchas oportunidades para dar a diario y de muchas maneras. NO es lo mismo ir a pedir trabajo que ofrecer nuestras aptitudes y preparación para aportar algo bueno/útil a una causa.

La caridad es brindar a otr@ la oportunidad de poder aprender a “conectarse”.

Así comenzamos a cambiar nuestra naturaleza, damos y somos creadores, en el acto de DAR INCONDICIONALMENTE.

Cuando damos nos sorprendemos “teniendo o recibiendo más”, siempre que ello nos implique salir de nuestra zona de confort.

Si nos planteamos el propósito de nuestra vida estamos en un momento de gran crecimiento y de rectificación y, por regla, la rectificación precede a todo progreso. No son momentos de ir haciendo méritos para obtener el reconocimiento ajeno, ni de centrarse en los resultados. Al contrario, realizar la tarea por la tarea en sí. Dar sin más.

Cuando nos alineamos emocionalmente dejamos de movernos desde la carencia y lo hacemos desde la abundancia, la que nos inspira a desarrollar nuestra vocación de servicio.

Así el TRABAJO ESPIRITUAL es transformar el deseo innato de recibir en : COMPARTIR.

Comparte con nosotros en : nosolodoctorylac@gmail.com

Génesis 38: Armas de mujer (Gavilanes y palomas)

10 julio, 2011

A veces me siento ridículo “defendiendo” argumentos que no necesitan mi defensa. Es como meterse en cada charco… Me sorprende cómo los “espirituales”, o mejor dicho,  los aspirantes a espirituales,  intentan llegar al “espíritu” por el by pass de la “Luz”, el “conocimiento”… todo con tal de no decir “Dios”. Les da grima. Quizás porque en el fondo creen que lo espiritual es la parte “sutil” de la materia o la esencia de la belleza o lo confunden con el “aire” o con yoqueséque….

Me sorprende que le demos una relevancia total y absoluta a libros como “El libro tibetano de los muertos”, “ Sant Germain”,  “Nostradamus”, “El retorno de los Brujos”,  “Susum Corda”,  los libros de “Madame Blavatsky”,  “Hermes Trimegisto”,  etc…,  todos tienen rango de “libro de la verdad” mientras que la Biblia como que “no”,  como que parece un cuento mitológico para niños,  con sus simbología,  la manzana, Eva…

Así que en esta entrada voy a hacer apología bíblica, a ver que tal se me da.

Les diré  que a mí personalmente me gusta la Biblia,  primeramente porque no esconden las “vergüenzas” de sus “protagonistas”: el pecado de Adam,  la “vulnerabilidad” de Eva,  “la simpleza de Abel…, y los celos de Cain”,   “los errores de Noé”,  “el taimado Laban  (el primer “suegro” que ejerce de tal),  el “personaje de Lot”,  la “estatua de Sal” , “ Esaú,  el hermano genelo de Jacob”, el engaño de Jacob a su hermano inducido por su madre Rebeca,  “el juego de pasarse las contraseñas de una noche de bodas entre Raquel y su hermana Lea”,  la “venta” de José a manos de sus hermanos por envidia cochina…, la “cruel venganza” de Shejem,  de los hermanos de José por la “violación” de DINA la única hija de Jacob…, en fin,  muchas historias que quizás algún día retrate como estereotipos psicológicos de la conducta humana.

Pero de todas estas “escabrosidades” psicológicas,  no hay ninguna que me impactó tanto como la figura de TAMAR,  la nuera de Judá,  que a la muerte de su marido  se hizo pasar por prostituta para embarazarse de su suegro…. y de ahí, de este caso “loco”,  surge ni más ni menos que la semilla del que será muchísimos siglos después el Rey David,  el “jefe” de los místicos.

Una vez más nos encontramos con el concepto que el Akiba Tatz expone en su libro “La máscara del mundo”: lo bueno de lo malo.

La Historia de Tamar no es la única donde se publicita “armas de mujer” con el aval de la Biblia. También la copiaron las hijas de Lot, que se lo hicieron con su padre, Rut con Boaz, Eva que sedujo a su Adán para que probara el árbol del conocimiento, Iael, la esposa de Jever,  que sedujo a Sisra, Ester que llevó a  su lecho al Rey Asuero uniéndose a él y si me apuran casi  al mismisimo  Haman, a quien  supo atraer Judith,  que emborrachó al general Holofermes para después cortarle la cabeza al “pringao” y de este modo salvar a su pueblo de una muerte segura. Mujeres de armas tomar.

Lo que me maravilla de la Biblia es que no solo lo aprueba,  sino el hecho de que casi todas esas mujeres salieron ilesas como premio de sus  aventuras y además tuvieron algún cómplice en sus acciones.  Eva tuvo a la serpiente y no recibió  el castigo de la muerte, que quizás les estaba  destinado. Rut tuvo a Noemí y logró formar  familia y continuar con descendencia de la cual  nacería la dinastía del Rey David. Las hijas de Lot fueron ayudadas por su  padre emborrachado para procrear a Moab, que terminó siendo ancestro del rey David por vía materna (de Rut). Mardoqueo empujó a su sobrina Ester a lograr a través de ella la salvación de su pueblo. De alguna manera fueron empujadas a cometer  un “juego peligroso” en el que para ellas el fin justificó los medios al extremo y  lograron salir,  no solo ilesas,  sino … triunfadoras.

Pero de todos los personajes femeninos bíblicos mi preferida es TAMAR: ella fue la única que no tuvo socios. Una chica “monísima”,  viuda por segunda vez  que “jugó” su juego en la peor de las soledades. Planificó fríamente sus acciones. Con rapidez. Con decisión. En el límite de la vida y la muerte. Después de conseguir acostarse con Judá , vuelve “como si nada” a su vida de siempre. Al silencio.  A ser “la mujer florero” que ni pincha ni corta. ¿A quién le iría a contar que se  vistió como prostituta  para ser poseída  por su suegro? .

Así está escrito en el Genesis 38:14-16: “ Entonces quitó ella de sobre sí los vestidos de  su viudez, y se cubrió con un velo, y se arrebozó, y se puso a la puerta de las aguas que están junto al camino de Timnath,  porque veía que había crecido Shela, y ella no era dada a él   por mujer.   Y la vió Judá, y la tuvo por ramera, porque había ella cubierto su rostro. Y se apartó del camino hacia ella, y le dijo:  Ea, pues, ahora entraré a ti,  porque no sabía que era su nuera,  y ella dijo: ¿Qué me has de  dar, si entrares a mí?  Génesis 38:14-16  (leánlo,  es una historia interesantísima)

(Vamos, con perdón, todo un culebrón  donde la chica guapa, era tan guapísima que sus dos maridos no la querían embarazar para no “estropear su linda figura”,  que harta de ser “mujer objeto” decide jugar su propia partida y va “a por su suegro”…  Suena fuerte ¿eh?

Tamar quedó embarazada de esta relación “a sabiendas” .  Su vida debió continuar como antes.  Os diré para los que no conozcan la historia sagrada que Judá había estado en la zona de  los adulamitas, de donde provenía su primera esposa también extranjera y ya fallecida también. Tamar seguramente  sabía algo de las predilecciones de su suegro (no en vano,  su primer y su segundo marido,  ambos muertos,  eran  hijos de Judá) al elegir ese modelo para presentarse ante él.

Leyendo detalladamente los versículos podremos observar que usan repetidamente el verbo “ver”.  ¿Qué ve Juda?, a una mujer con el rostro cubierto. ¿Qué significa esotéricamente “que se cubrió el rostro y así fue reconocida como ramera”? ¿Acaso no se cubren hoy día las mujeres musulmanas sus rostros como máximo signo de recato? O acaso, ¿ello forma parte del juego femenino de la seducción?

Existen dos palabras en hebreo que suenan igual pero son distintas Kedoshá  (ramera) – kedushá (santidad) y constituyen un peligroso  juego de palabras que pueden marcar conductas límite. Ahí se ve el dialogo materia-antimateria,  “la sitra ajará”,  el lado oscuro.

¿Tamar es kedoshá (prostituta) o kedushá (santa)? ¿Es recatada  o provocadora?. Judá ve un rostro recatado QUE QUIERE  interpretar como el de  una cualquiera. Ve lo que desea. No se molesta  en “pensar”. Olvidó (a diferencia de Tamar) que ciertos pensamientos sobre determinadas acciones provocan  a veces más efecto que la acción en sí misma.

“Ahora bien, como a los tres meses,  aproximadamente, Juda recibió este aviso: Tu nuera Tamar “se ha liado con alguien” y lo que es más, ha quedado embarazada como consecuencia de ello. Y Juda muy en su papel de “jefe” del Clan ordena: “Sacadla y que sea quemada”. Pero cuando ya la sacaban, envió ella un recadito a su suegro:  “Del hombre a quien esto pertenece estoy en cinta”, y añadía: “Examina, por favor, de quién es este sello (anillo), este medallón y este bastón”.

Judah lo reconoció  (como suyo,  se lo había “olvidado”… ejem… ) y dijo: “Ella tiene más razón que yo, porque la verdad es que no le he dado por marido a mi tercer  hijo Shela” (Juda como habia visto que sus dos hijos habían muerto al casarse con ella, se acongojó (el pobre) y se resistía a darle a su tercer y último hijo (¡hay que comprender también al hombre !).

Es como si la primera prueba de paternidad estuviese implícita en la Biblia.   Tamar se salva, en el último instante, de morir  carbonizada en la hoguera. Juda quizás en ese segundo en el  que reconoce su error se comporta como caballero. Hace lo que en nuestros días se pide, y tantas  veces sin éxito se observa, que el “padre” asuma su responsabilidad de tal. Por eso y como premio a esta actitud,  la Biblia le otorga a Juda ser el padre de reyes en Israel de donde viene el Rey David  y de Juda proviene tambien la palabra “judíos”.

Dar un paso adelante aunque tu status caiga por los suelos,  eso es de valientes. Juda también tuvo ya otro “gesto heróico” en su “haber”: él salvó la vida de su hermano José cuando lo tiraron al pozo. Fue entonces cuando Juda les dijo a sus hermanos ciegos por la ira : ¿Qué  provecho tiene el que matemos a nuestro hermano y  encubramos su muerte?  Venid, y vendámosle a los Ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él,  que  nuestro hermano es nuestra carne. Y sus hermanos acordaron con él.   Y como pasaba una caravana  por “ahí”  le  vendieron a los Ismaelitas por veinte piezas de plata. Y se llevaron a José a Egipto.  Génesis  37,  26:28

Judá pues tiene aquí  la grandeza que no tuvieron sus  diez hermanos,   la de salvar a José. Aunque no tiene la fuerza de imponer su liberación. Su hermano era de su propia carne, y (¡ojo al dato !) CON SUS HIJOS PASO LO MISMO.  Tamar se casa con el mayor,  él no la quiere dejar embarazada de lo bonita que era. Muere. Se casa con el segundo hijo,  idem. Juda reprueba esta conducta  de sus hijos pero no se mete porque es la mujer de su hijo. Error. Al final le toca “rectificar” hacer lo que se llama en kabala el TIKUN a él…

Y de Tamar aprendemos  lo que dice el Talmud : “Dijo Rabí Iojanán en nombre de Rabi Simón Yar Yojai,  el autor del Zohar: es mejor que la persona se arroje a un horno encendido antes de avergonzar al prójimo  públicamente porque eso supone matarlo, y ello lo aprendemos de la historia de Tamar” (Tratado de Sotá 10 b).

Tamar pudo, según esta lectura talmúdica haber revelado a Juda su identidad apenas   descubriera el embarazo y no correr el riesgo, conocido por ella, de exponerse a sufrir la muerte en la hoguera o ‘en el horno encendido’ pero, hasta el último momento quiso guardar el  secreto para que una persona como Juda no fuera visto como quien concurre a los servicios  de la prostitución (un detalle) y, lo que es peor,  tiene trato con su propia nuera a la que deja embarazada (otro detallazo)

Estamos asistiendo a un “Escandalo” en donde nada es lo que parece (existen dos realidades… ¿a que les suena ? algo así a como si viésemos a John Travolta bailando una cancion de Raphael,  venga video (pero luego sigo)

Y si ya habíamos hablado de la terrible soledad de Tamar, este comentario del autor del Zohar no hace más que  subrayarla.

Moraleja: no me digan que la Biblia es un libro de “cuentos infantiles”,  si me dicen que en vez de un relato del Génesis esto, que les he contado, es el argumento de una serie de telecinco titulada “Gavilanes y Palomas”…, pues ¿qué quereis que os diga?, que me lo creo.  Dicen que Pablo Arbraira,  encontró en un viaje a Israel,  en las cuevas de Qum Ram donde se descubrieron los manuscritos del Mar Muerto,  “la canción que le compuso Juda a Tamar  una vez que se “aclararon las cosas”

¿Te lo crees?

Venga un “acto de fe! 

graaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacias

La lejanía y la cercanía en la percepción del ahora

2 junio, 2011

(By Angel2 & Angel5)

Coco llenaba la pantalla del televisor del salón y decía con su enorme boca azul: “ahora estoy aquí” y se pegaba a la cámara. Luego emprendía una breve carrera, con sus saltitos alocados, hasta la otra punta del estudio y decía “ehhhhhhhhhh, ahora estoy allí”, pero lo cierto es que realmente estaba todo el rato frente a mí.

La percepción era que Coco no dejaba de estar. Esa es la gran diferencia de la percepción con los demás fenómenos psicológicos como la memoria, el pensamiento y otros, que tiene esa mágica cualidad que nos aporta a los humanos de otorgar sentido al mundo externo e interno.
Según, Eckhart Tolle la mente, no es únicamente el pensamiento. Incluye también las emociones y las pautas de reacción inconscientes, tanto mentales como emocionales. La emoción surge en el punto donde cuerpo y mente se encuentran, (maravilloso punto de conexión que nos tiene en vital alerta ante la respuesta de nuestras emociones y nuestras vísceras). En esencia, es la reacción del cuerpo a la mente o, dicho de otra forma, el reflejo de la mente en el cuerpo.

El caso es que si estamos identificados con la mente estamos atrapados en el tiempo: Entonces vivimos de forma compulsiva, oscilando entre el recuerdo y la anticipación, lo que nos aleja y acerca sin parar, (como hacía Coco) y eso es un sinvivir tremendo que no nos deja ni respirar, ni disfrutar, ni tener calma, ni ná de ná, porque no estamos en lo que tenemos que estar.

En esa trampa mental que hace tan extrañamente valioso el pasado (ya ves tú) y una preocupación interminable por el futuro, amasamos como resultado una falta de disposición a honrar y reconocer el momento presente y permitir que sea.

Dice Tolle que la compulsión surge porque el pasado nos da una identidad y el futuro contiene una promesa de salvación, de una realización de algún tipo, pero ambas son ilusiones. Los tarotistas y quiromantes, falsos y verdaderos, viven de esa necesidad continua del ser humano de creer que el futuro es la panacea “por arte de magia”. Lo que pasa es que, como Coco, el futuro siempre está lejos, detrás de la pantalla y sin remangarse a hacer lo que hoy corresponde por crearle cimientos, y sin cimientos no hay cambios, si acaso reformillas.

¿Cómo traer más consciencia de presente a nuestra vida?
Centrándonos en las situaciones ordinarias, en las más pequeñas, las repetidas rutinas me acercan, (Coco pegado a la pantalla). Desde un simple ahora estoy untando mi tostada, me gusta aquella nube, que preciosa sonrisa me están regalando, que buen rollito tengo ahora mismo, que canción tan bella que me tiene los vellos como escarpias o cuál es la postura de mi columna vertebral mientras estoy leyendo este post.

Todo se puede rectificar, y eso es ya un alivio.

ROMPER CON LAS VIEJAS ESTRUCTURAS de resistencia al momento presente. Se necesita presencia para tomar conciencia de la belleza, del silencio, del tacto de una caricia…

La autoobservación nos permite la entrada automática de más presencia en nuestra vida.
En el momento de darnos cuenta que no estamos presentes, estamos presentes.

Y también creemos en esos milagros, que son los cambios en la percepción, que abren como un golpe de viento la ventana permitiendo más entrada de luz, y claro está, aire puro.

Estamos deseando que nos cuentes, nosolodoctorylac@gmail.com

“La cabra tira al monte”

12 mayo, 2011

Hay momentos de la vida que nos toca ser algo así como “pasajeros en tránsito”. Tenemos un billete , sí, pero o no está claro el destino o hay problemas “técnicos” que nos demoran en tierra.

Son esos momentos en los que toca estarse quieto y ENCOMENDARSE esperando respuestas o  la clara llegada de señales y certezas.

Entonces se despliegan dos mecanismos muy interesantes : El primero, de OBSERVACION (en el  que es deseable  podamos convertirnos en “testigos inafectados”) y el segundo de ABSORCION.

A través de la atención serena y constante podemos observar muchas fluctuaciones mentales y actitudes que podemos corregir y rectificar.

Para eso, debemos saber que antes habremos de vaciarnos de viejos aprendizajes.

El refranero popular es magnífico, pues nos define con precisión gráfica cualquier situación a la que alude. Cuando dice “La cabra tira al monte”, no podría estar mejor expresado una conducta instintiva/aprendida  que se repite de forma casi automática una y otra vez.

Cuentan que un arrogante erudito oyó hablar de un sabio y se presentó ante él, aún  pensando que no tendría nada nuevo que enseñarle. Al verle  se lució con su saber “prestado” durante un buen rato, hata que el sabio le interrumpió un momento para ir a por té. Al regreso comenzó a verter el té en una de las tazas hasta que se derramó sobre la mesa. El erudito se irritó y le recriminó no darse cuenta que allí no cabía ya más té… a lo que el sabio respondió serenamente :  -Usted está tan lleno de opiniones y creencias que no puede aprender ya nada de verdadero valor.

Hasta tal punto a veces  almacenamos en la vida “datos”, pero no armonía, mucho “conocimiento” pero no el saber transformador.

Y encima “vienen y nos dicen” : ¡Hay que ser razonable!

¿Inteligente, razonable, evolutivo?. ¿Y si resulta, que todo nuestro conocimiento no ha venido siendo más que la suma de nuestros ignorantes razonamientos, adobados de “buenas intenciones”, pero con pobres resultados?

¡Momento de revisar!  Antes de  seguir remando…

Aprendemos de golpe o de a poco y cada experiencia es intransferible.

No merece la pena caer en el error de creer que podemos “cambiar”  a nadie. En el mejor de los casos, enseñar a pescar… o dar un bote y un remo, que “poner al otro en la otra orilla”.

Y no bajar la guardia para evitar  caer en las trampas que el  ego y la vanidad  nos tienden,  cuando nos sintamos tentados de convertirnos en  “Quijotes”.

La posibilidad de rectificar existe para todos. “El día de ayer se vuelve a repetir hasta que lo consigamos”. Rema, rema…

Mientras tanto,

“Es mejor poner el corazón en la oración sin encontrar las palabras, que encontrar las palabras sin poner en ellas el corazón”. (Mahatma Ghandi)

Acércate a Nosolodoctorylac@gmail.com para  compartir una experiencia significativa de tu vida.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.