Temas etiquetados como: ‘saber’

Amores extraños

29 marzo, 2012

(By Nosolodocotor y Angel 2)

Ya sabía que no llegaría, esta vez me lo prometeré,
tengo ganas de un amor sincero, ya sin él…

Los argentinos tienen una frase jocosa que utilizan en Navidades: ¿Cómo pasaste las fiestas bien o con la familia? Esto nos da una idea lo crueles que pueden llegar a ser las discusiones entre “seres queridos”, entre ex esposos, entre padres e hijos, con los suegros, cuñados o hermanos etc…
Existe una regla copiada del General Norteamericano Colin Powell respecto a la “Inteligencia Militar” que menciona el Kabalista Yehuda Berg en una de sus afirmaciones o reflexiones semanales y dice lo siguiente: Mantén tres cosas en tu mente separadas y nunca las mezcles:

Lo que crees que sabes.
Lo que sabes que no sabes.
Y tu constatación al respecto.

Nunca se deben mezclar estos tres conceptos porque el Ego nos rodea, nos induce a meterlo todo en el mismo saco y esa es su ganancia… Maldecir, cagarnos en la p…. eso generará cagarse en la p……

La mayoría de nosotros cometemos el error de tomar lo que pensamos y lo convertimos en lo que sabemos sin constatar los hechos.

Pensar no es lo mismo que saber. Pienso luego existo no es igual a: “sé” luego existo”.
A veces es difícil reconocer lo que no sabemos y… suponemos. A nuestro ego no le gusta ser ignorante y por eso “necesita inventar” para rellenar nuestras lagunas de información cuando “algo no nos encaja”.

Se necesita ser una persona muy sabia para re-conocer nuestras debilidades y reconocer cómo lo que pensamos de forma rumiante de manera obsesiva acaba plasmándose tarde o temprano en una “mala acción”, que incluso puede matar a una persona. Como está escrito por los Maestros Cabalistas: Las grandes desgracias de la humanidad se sustentan sobre el “corre-ve-y-dile”. De eso hablaremos en el taller, Enfermedades del Alma, Males del Mundo….

Una de las razones por las que se producen peleas entre seres queridos es que no separamos estas tres cosas. Debemos saber que el Ego y el pasajero oculto forman una pareja extraña, problemática, una especie de matrimonio de conveniencia, frágil, prisioneros uno del otro, cómplices … tan extraños que viven negándose y escondiéndose el uno del otro para su propia supervivencia, como así lo expresa Laura Pausini en su preciosa canción.

Nos vemos en el Taller. “Ciao Ciao”

http://www.youtube.com/watch?v=LhycIdoPAbU

Te escuchamos en nosolodoctorylac@gmail.com

Pensar no es lo mismo que saber.

8 agosto, 2011

Los argentinos tienen una frase jocosa que utilizan en Navidades: ¿Cómo pasaste las fiestas bien o con la familia? Esto nos da una idea lo crueles que pueden llegar a ser las discusiones  entre “seres queridos”,  entre ex esposos,  entre padres e hijos, con los suegros, cuñados o  hermanos, etc…

Existe una  regla copiada del General Norteamericano  Colin Powell respecto a la “Inteligencia Militar” que menciona el Kabalista Yehuda Berg en una de sus afirmaciones o reflexiones semanales y dice lo siguiente: Mantén tres cosas en tu mente separadas y nunca las mezcles.

– Lo que crees que sabes.

– Lo que sabes que no sabes.

– Y tu constatación al respecto.

Nunca se deben mezclar estos tres conceptos porque el Caos que nos rodea nos induce a meterlo todo  en el mismo saco y esa es la ganancia del caos, ya que el caos genera más caos, como el orden genera más orden y/o el silencio genera más silencio o la paz genera más paz.

La mayoría de nosotros cometemos el error de tomar lo que pensamos y lo convertimos en lo que sabemos sin constatar los hechos.

Pensar no es lo mismo que saber.

Pienso luego existo no es igual a:  “se” luego existo”.

La versión del siglo XXI de la famosa frase de “Pienso, luego existo (Ergo Gogito Sum), base de todo el pensamiento filosófico Cartesiano, expresada por Descartes, debería ser en nuestro paradigma existencialista: “conozco”, luego  sufro: “sufro luego “vivo”.

Existir no es “vivir”,  existir es “vegetar” y el que vegeta “no sufre”…, ni crece.  Cuando nos relatan algún comentario  de nuestros “seres queridos” es importante saber separar:

– Lo que sabemos que han dicho

-Lo que no sabemos de cómo lo han dicho o por qué lo han dicho o en el contexto de lo dicho.

-Y lo que pensamos, desde antes y después, de esa persona, después de haberlo “sabido”

A veces es difícil reconocer lo que no sabemos y… suponemos. A nuestro ego no le gusta ser ignorante y por eso “necesita inventar” para rellenar nuestras lagunas de información cuando “algo no nos encaja”.

Se necesita ser una persona muy sabia para conocer nuestras debilidades y reconocer cómo lo que pensamos de forma rumiante  de manera obsesiva acaba plasmándose  tarde o temprano en una “mala acción”, que incluso puede matar a una persona. Como está escrito por los Maestros Cabalistas: Las grandes desgracias de la humanidad se sustentan sobre el “corre-ve-y-dile”.

Una de las razones por las que se producen peleas entre seres queridos es que no separamos estas tres cosas. Creemos “saber “que alguien “nos envidia” y quizás “no sabemos que esa persona nos defendió en el pasado respecto a una acusación y “pensamos que esto arrastra de aquella vez, y desde hace años que no le invitamos al cumpleaños de no sé quien….”. Si a ese “fuego” le sumamos la existencia de algún pirómano “disfrazado de bombero” que aparentemente “apaga el fuego con “un sutil cubito de “gasolina”,  ya tienes el incendio asegurado.

Para vacunarnos de la maledicencia debemos pues  mantener creencias, ideas y “hechos” bien  diferenciadas desde el principio. Entonces seremos padres, maestros, hijos, hermanos, cuñados, primos,  amigos, esposos o consejeros muchos más valiosos.

Está de moda decir que  el siglo XXI es el “siglo de las ideas” pero Yehuda Berg nos lo recuerda: Las ideas no nos hacen expertos, la conciencia sí.

El trabajo puede parecer difícil (la principal dificultad estriba en desenmascarar al pirómano disfrazado de bombero, pero no te puedes imaginar cuántos problemas gravísimos, enfermedades y muertes se podrían resolver cuando las personas consiguen convertir lo que piensan en lo que saben.

Es decir: “constatar” los hechos y evitar suposiciones.

En la canción Cómo Saber del grupo malagueño Caradefuego se trata el tema desde la perspectiva del empezar a saber sobre uno mismo.

Si sabes cosas que deseas compartir puedes hacerlo en: nosolodoctorylac@gmail.com

“La cabra tira al monte”

12 mayo, 2011

Hay momentos de la vida que nos toca ser algo así como “pasajeros en tránsito”. Tenemos un billete , sí, pero o no está claro el destino o hay problemas “técnicos” que nos demoran en tierra.

Son esos momentos en los que toca estarse quieto y ENCOMENDARSE esperando respuestas o  la clara llegada de señales y certezas.

Entonces se despliegan dos mecanismos muy interesantes : El primero, de OBSERVACION (en el  que es deseable  podamos convertirnos en “testigos inafectados”) y el segundo de ABSORCION.

A través de la atención serena y constante podemos observar muchas fluctuaciones mentales y actitudes que podemos corregir y rectificar.

Para eso, debemos saber que antes habremos de vaciarnos de viejos aprendizajes.

El refranero popular es magnífico, pues nos define con precisión gráfica cualquier situación a la que alude. Cuando dice “La cabra tira al monte”, no podría estar mejor expresado una conducta instintiva/aprendida  que se repite de forma casi automática una y otra vez.

Cuentan que un arrogante erudito oyó hablar de un sabio y se presentó ante él, aún  pensando que no tendría nada nuevo que enseñarle. Al verle  se lució con su saber “prestado” durante un buen rato, hata que el sabio le interrumpió un momento para ir a por té. Al regreso comenzó a verter el té en una de las tazas hasta que se derramó sobre la mesa. El erudito se irritó y le recriminó no darse cuenta que allí no cabía ya más té… a lo que el sabio respondió serenamente :  -Usted está tan lleno de opiniones y creencias que no puede aprender ya nada de verdadero valor.

Hasta tal punto a veces  almacenamos en la vida “datos”, pero no armonía, mucho “conocimiento” pero no el saber transformador.

Y encima “vienen y nos dicen” : ¡Hay que ser razonable!

¿Inteligente, razonable, evolutivo?. ¿Y si resulta, que todo nuestro conocimiento no ha venido siendo más que la suma de nuestros ignorantes razonamientos, adobados de “buenas intenciones”, pero con pobres resultados?

¡Momento de revisar!  Antes de  seguir remando…

Aprendemos de golpe o de a poco y cada experiencia es intransferible.

No merece la pena caer en el error de creer que podemos “cambiar”  a nadie. En el mejor de los casos, enseñar a pescar… o dar un bote y un remo, que “poner al otro en la otra orilla”.

Y no bajar la guardia para evitar  caer en las trampas que el  ego y la vanidad  nos tienden,  cuando nos sintamos tentados de convertirnos en  “Quijotes”.

La posibilidad de rectificar existe para todos. “El día de ayer se vuelve a repetir hasta que lo consigamos”. Rema, rema…

Mientras tanto,

“Es mejor poner el corazón en la oración sin encontrar las palabras, que encontrar las palabras sin poner en ellas el corazón”. (Mahatma Ghandi)

Acércate a Nosolodoctorylac@gmail.com para  compartir una experiencia significativa de tu vida.



Licencia de Creative Commons
Nosolounblog by Nosolounblog is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.